3×4 formas de llevar a la práctica la idea de las 3r

El nombre de 3r no es más que una abreviatura de reciclar, reutilizar y reducir. Si conseguimos entre todos que esto se cumpla, ayudaremos a minimizar los daños ambientales, evitar el uno innecesario de nuestros recursos naturales, etc.

Reciclar consiste en devolver los residuos a su ciclo productivo, para que puedan volver a ser utilizados como materia prima. Reutilizar consiste en alargar la vida de lo que podríamos considerar basura. Y finalmente, reducir consiste en realizar cambios en la vida cotidiana para generar una menor cantidad de residuos.

Individualmente, todos podemos ayudar a que esto se cumpla, a cuidar nuestro medioambiente sin tener que hacer un gran esfuerzo para ello, de las siguientes maneras:

Reciclar:

En casa, podemos separar la basura para luego tirar cada materia a su determinado contenedor: al contenedor azul tiraremos los papeles y cartones, las hueveras, etc. Al contenedor verde las botellas de vidrio (no de cristal), los frascos de conservas, etc. Al contenedor amarillo las latas, los aerosoles, los envases de plástico, los bricks, los envoltorios de aluminio o plástico, etc. Mientras que al contenedor de toda la vida los restos orgánicos.

Reutilizar:

Podemos reusar las hojas y cartulinas por los dos lados, los envases de plástico (por ejemplo las botellas de agua o de refrescos), las bolsas de la compra, comprar portaminas en vez de lápices (que aunque son un poco más caros, los podemos reutilizar y reducir al mismo tiempo el número de árboles cortados), los tarros para usarlos como maceteros, las latas de refrescos como lapiceros, etc.

Reducir:

Por ejemplo, si queremos reducir el consumo de agua, deberemos ducharnos en vez de bañarnos, cerrar el grifo mientras nos lavamos la cara o los dientes, etc. Si queremos reducir el número de plásticos desperdiciados podremos usar cestas, carritos o incluso bolsas de papel o tela en vez de las bolsas de plástico de la compra. Si lo que queremos es reducir el consumo de energía (por ejemplo electricidad), intentaremos al salir de una habitación dejar apagados los aparatos electrónicos (incluida la propia luz), no encender la luz de las escaleras si es de día y hay suficiente claridad, etc.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.