El Hada Sol se deja ver en La Abejita de Torija

El Hada Sol estuvo una mañana en La Abejita de Torija explicando su trabajo.

El Sol es un astro maravilloso que suscita el interés de todos los niños y niñas del mundo, pues al principio no es sencillo entender qué influencia puede tener desde allí arriba. Por eso en la Escuela Infantil La Abejita de Torija desarrollaron una actividad con la que empezar a comprender al Astro Rey.

¿Qué hielo estaría a la sombra?

La actividad comenzó preguntando a los niños y niñas para qué sirve el Sol. Después de hablar un poco sobre el tema, poco a poco se fueron yendo a la idea de que el Sol es muy importante como fuente de luz y calor para la supervivencia de los seres vivos del planeta.

Una educadora se disfrazó del Hada Sol y se presentó como la mayor de las hadas: “La gran Hada Sol”. Esta gran Hada hace varias cosas, una de ellas es dar luz, porque sin ella estaríamos a oscuras. Y para demostrarlo puso una manta en la ventana y, estando ya a oscuras, la educadora disfrazada fue quitando la manta para hacer magia y permitir que se hiciese la luz.

Otra de las cosas que hace “la gran Hada Sol” es dar calor, y para verlo salieron al patio y pusieron dos cuencos con hielo, uno al sol y el otro a la sombra. Mientras esperaban a que se derritiera cantaron canciones para que el Sol calentase y poco a poco fueron viendo como se derretía el hielo. Al final, compararon los cuencos y vieron que el que estaba al sol se había derretido antes por el calor.

Y así es como en una mañana los niños y niñas de Torija comprendieron un poco mejor la función e importancia que tiene el Sol para todos los seres vivos de este planeta.

Primer Certamen de Rondas del cole de Torija

Los peques de Torija vivieron por primera vez y desde dentro un certamen de Rondas.

Los peques de Torija vivieron por primera vez y desde dentro un certamen de Rondas.

Los niños y niñas de La Abejita de Torija han participado en una celebración de la Alcarria (el certamen de Rondas Tradicionales Navideñas) iniciada hace 27 años y cuyo objetivo era recuperar las tradicionales Rondas y villancicos, olvidados durante años y que corrían el riesgo de desaparecer.

Una fiesta de interés turístico.

Una fiesta de interés turístico.

En esta celebración, cada Ronda procedente de una localidad de la región interpreta sus villancicos en diversos contextos y un ambiente festivo, en el que una gran cantidad de gente acude a Torija para disfrutar de la música y gastronomía. Y es que otro de los alicientes es la posibilidad de degustar, entre otras delicias, de las famosas migas alcarreñas.

El primer paso para llevar a cabo su propio certamen era crear los instrumentos, así que se pusieron manos a la obra para, con materiales reciclados, fabricar aquellos que sonarían en sus respectivas rondas (roja, azul, verde y amarilla).

Los primeros instrumentos y que daban color a cada ronda fueron realizados con botes de yogur y productos como lentejas, arroz, garbanzos… Una vez sellados con parches de colores fueron el distintivo más importante para cada ronda.

Con una caja especial de cartón forrada con papel imitaron la clásica botella de anís. El sonido brotaba al pintarla con ceras hacia arriba y hacia abajo. Mientras que con cajas de zumo también elaboraron sus propias guitarras y bandurrias.

Una vez finalizada la creación de instrumentos y con todos centrados en la actividad a realizar, se crearon los grupos y se identificaron por los colores de sus parches para cantar sus respectivos villancicos.

Finalmente, tal y como marca la tradición, una vez finalizada la interpretación de las rondas, todos pudieron degustar una deliciosa ración de gusanitos al igual que sus mayores hacen con las ya mencionadas migas alcarreñas.