El CAI Beniel se especializa en experimentos

Los muñecos de Don Pasto van a ser protagonistas durante una temporada en el CAI de Beniel.

La Brigada Ecológica Cativos Beniel es una de las más prolíficas de la Red Cativos, ya que como podréis ver en el blog, han hecho prácticamente de todo y siempre bien.

¡Primer experimento!

Sin embargo por lo que podemos ver en este principio de curso están yendo un paso más allá y nos han sorprendido con dos sencillos pero efectivos experimentos.

El primero de ellos tuvo lugar hace unas semanas y necesitaron algodón, piedras, colorante alimentario y botellas de plástico vacías.

La idea era que los mayores del cole pudieran trabajar los colores disolviendo el colorante en agua y, por otra parte, comprobar cómo con las botellas vacías y según se llenaran con algodón o piedras, siendo materiales diferentes lógicamente tendrían propiedades diferentes, claro está, haciendo hincapié en el sonido que producían.

Fabricando a Don Pasto.

Pero es que una vez terminada esta parte del experimento se encontraron con una circunstancia muy ilustrativa de lo que es la contaminación del agua: una vez se había disuelto el colorante ese agua nunca volvería a ser la misma. Este simple detalle valió una perfecta explicación de por qué es muy importante cuidar nuestro entorno y procurar no mancharlo, ya que nunca lo podremos recuperar completamente.

El otro experimento tuvo lugar durante los últimos días y hay que reconocer que es muy muy divertido. Para llevarlo a cabo necesitaron medias, cuellos de botella, alpiste y serrín.

La idea era crear, cada uno, a su propio Don Pasto. Un muñeco al que le creciera el pelo.

Para ello utilizaron el cuello de botella de embudo, llenando la media en un principio con el alpiste y a continuación con el serrín. A continuación, las educadoras dieron forma a la cabeza de Don Pasto y cada brigada se encargó de dar el toque definitivo pegando los ojos y la boca.

Con los muñecos ya creados llegaba la parte más importante: lograr que le creciera el pelo. Para conseguirlo han estado regando su cabeza diariamente y poniéndola al sol, ya que sin olvidarnos de que son plantas, sabemos que son factores imprescindibles para que crezcan fuertes y sanas.

De esta original manera, las profes del CAI Beniel han explicado el ciclo de las plantas y al mismo tiempo han inculcado la importancia de cuidar el entorno de la forma más lúdica posible.

 

Las semilla mágicas de El Llano de Molina

Los niños y niñas de El Llano observan sus hueveras para no perderse ni un segundo del proceso

Los niños y niñas de El Llano observan sus hueveras para no perderse ni un segundo.

Los peques de la Escuela Municipal El Llano han puesto en práctica las indicaciones que la mascota Terri les ha dado durante el curso y han elaborado unos semilleros con material reciclado.

Mejor que riegue la seño...

Mejor que riegue la seño…

Para hacer los vuestros necesitaréis: hueveras, serrín y semillitas, pueden ser de zanahorias, tomates o calabacines, éstas son las que han plantado los niños de El Llano, ¡son sus favoritas!

Para su elaboración colocaremos un poco de serrín en las hueveras y  en el medio de este, pondremos unas semillitas.

Finalmente, tendremos que regar nuestros semilleros para que las plantas crezcan sanas y fuertes.

Los niños y niñas están ansiosos por probar los frutos que han sembrado y todos los días se acercan  a sus semilleros para ver si han salido ya y si les hace falta algo, regándolos si es necesario con ayuda de sus educadoras.