Jugando con material reciclado en Cativos San Rosendo

En la escuela infantil Cativos de San Rosendo, en Ferrol (A Coruña), realizaron en febrero una actividad muy divertida en la que 20 alumnos pudieron jugar con material reciclado decorado por ellos mismos. 

Para empezar, los pequeños y pequeñas se reunieron en la asamblea donde hablaron de la importancia del reciclaje. La profesora fue haciendo preguntas a los niños y niñas para hacerles partícipes y para motivarlos. Tras explicar la actividad, se dividieron en grupos de cinco y comenzaron a trabajar.

La actividad consistía en pintar platos de plástico de diferentes colores: azul, rojo, amarillo y verde. Al día siguiente, cuando los platos estaban secos, los peques ayudaron a su profesora Eva a preparar los soportes, que consistían en unos tubos de cartón pegados a unos platos.

A continuación… ¡empezaron a jugar! 🙂 El juego consistía en lanzar los platos e introducirlos dentro del tubo de cartón. Los niños y niñas se tenían que concentrar para tener mucha puntería y meterlos dentro. ¡Se lo pasaron genial!

Si os animáis a hacer este juego, solamente necesitáis estos materiales:

  • Platos de plástico
  • Tubo de cartón
  • Pintura de dedos de diferentes colores

La calabaza Ruperta pasa Samaín en San Rosendo






Los vampiros de San Rosendo posan con Ruperta (arriba a la derecha) en Samaín.

Los vampiros de San Rosendo posan con Ruperta (arriba a la derecha) en la fiesta de Samaín.

Aunque fueron los primeros en realizar actividades relacionadas con el proyecto Voz Natura, en San Rosendo no se han puesto realmente manos a la obra hasta Samaín.

Ruperta naciendo.

Ruperta naciendo.

Antes de eso, los mayores ya habían ido de excursión al Parque Reina Sofía de Ferrol a recoger elementos relacionados con el otoño para después trabajarlos en clase como hojas, bellotas o castañas.

Pero han sido los cativos de 1 y 2 años los que han empezado a crear a partir de la reutilización de papel de periódico cortado en tiras.

En primer lugar han hinchado un globo y lo han recubierto con las tiras de papel de periódico que han pegado en varias capas con la clásica mezcla de agua y cola al 50%.

Ruperta en maquillaje.

Ruperta en maquillaje.

A continuación han pegado otras dos capas de papel de cocina proporcionándole a Ruperta la que sería su forma final.

Una vez se había secado, han procedido a pintarla de naranja y verde en el caso del rabito. Para este paso han sido necesarias 2 capas de pintura que, una vez seca, ha quedado perfecta para que la profe la culminara pintando los ojos y la boca de la calabaza, que en adelante todos conocerán como Ruperta y con la que pudieron disfrutar a tope su fiesta de Samaín.

San Rosendo celebra «La noche de las Pepitas»






La celebración de San Rosendo fue el mejor prolegómeno posible para "La noche de las Pepitas" .

La celebración de San Rosendo fue el mejor prolegómeno posible para «La noche de las Pepitas» .

La víspera de San José es una fecha muy señalada en Ferrol, ya que durante esta noche sus calles se llenan de laúdes, mandolinas y bandurrias para celebrar «La noche de las Pepitas». Esta fiesta del siglo XIX, declarada Interés Turístico en Galicia, es protagonizada actualmente por treinta rondallas vestidas con capas en las que no faltan cintas y escarapelas y sacan a la calle música de habaneras, valses, danzones, etc.

El kit completo.

El kit completo.

Las mujeres ferrolanas asomadas al balcón reciben los sones de las rondallas desde lo alto, y es que cada rondalla elige una madrina que la acompaña, además de en el pasacalles, en la actuación de la plaza del Marqués de Amboage, una de las más emblemáticas de Ferrol.

Como no podía ser de otra forma, la Brigada Ecológica Cativos San Rosendo no ha querido dejar pasar la oportunidad de sumarse a tan emblemática fiesta y se ha puesto manos a la obra.

Primeramente han comenzado con las capas. Para ello, han utilizado bolsas de basura de color negro en las que han realizado una abertura a cada lado de la misma, de este modo la bolsa es más amplia y se puede utilizar de capa.

Los peques no perdieron detalle de la increíble actuación.

Los peques no perdieron detalle de la actuación.

En las capas reales, los componentes de las rondallas llevan unas escarapelas de las cuales les cuelgan unas cintas. Nuestra brigada ha cortado papel de seda, en forma circular hasta formar varias capas, y a continuación los han grapado en el centro. Para tapar las grapas han colocado un gomet en el centro de la escarapela. Unido a esta escarapela han trozos alargados de papel de charol de varios colores de forma que queden colgados.

Mientras que las rondallas llevan en la parte superior unos “cuellos”, los niños y niñas de San Rosendo han utilizado papel charol de color amarillo, dándole forma de pico. Posteriormente, han cortado dos trozos de igual tamaño y después los han unido con cinta de doble cara, formando un pico. A los extremos han colocado lana para que así puedan ser más fáciles de poner y quitar.

También se pueden encontrar escudos en las capas de los componentes de las rondallas. En este caso, las capas de San Rosendo han lucido cuatro: el de Ferrol, Galicia, España y Cativos. Estos escudos los han coloreado con ceras de colores para finalmente pegarlos en la sus respectivas indumentarias.

Finalmente, cuando todo este proceso había terminado, ya solo faltaba celebrar «La noche de las Pepitas» en el cole, impensable sin la participación de don Manuel Galán Ucha (también conocido como el abuelo de Paula), miembro de la Rondalla Trovadores de Ares. Como estaba previsto, la música de las rondallas, sus vestimentas, bailes y sonrisas inundaron la Escuela Infantil San Rosendo en una jornada diferente para los peques y que será la primera de muchas celebraciones en su ciudad.

La paloma de la paz ya vuela en San Rosendo






Todos los niños y niñas de San Rosendo colaboraron en la paloma gigante.

Todos los niños y niñas de San Rosendo colaboraron en la paloma gigante.

Esta semana celebramos el Día de la Paz y en el cole de San Rosendo, en Ferrol, consideraron que no había mejor forma que creando una paloma gigante para tal ocasión.

Poco a poco...

Poco a poco…

Para tan ambicioso proyecto necesitaron:

  • Globos
  • Cinta adhesiva
  • Papel de periódico
  • Cola
  • Pincel
  • Agua
  • Pinturas blanca y negra
  • Cartón
  • 2 tapones de plástico
  • Una cartulina naranja

El primer paso consistió en hinchar un globo grande y otro pequeño y pegarlos con cinta adhesiva para formar el cuerpo de la paloma, y es que serían la estructura sobre la que posteriormente pegarían varias capas de papel de periódico con cola. Pasados dos días, con todas las capas perfectamente secas llegó el momento de pintar toda la paloma de blanco, dándole varias capas para asegurar un acabado impecable.

... han conseguido crear a Pombiña.

… han conseguido crear a Pombiña.

Por otra parte fueron confeccionando las alas y la cola en una caja de cartón. El proceso comenzó dibujando la silueta y tras recortarla, procedieron a pintarla y pegarla usando la misma técnica que con el propio cuerpo.

Finalmente ya solamente faltaban los detalles, ojos y pico. Los primeros los realizaron pintando de negro los tapones de plástico, mientas que para el pico hicieron un cono con la cartulina naranja.

Todos los niños y niñas del cole participaron en la creación de la super paloma de la paz de San Rosendo, que fue bautizada como Pombiña (palomita en gallego).

¡Que comience la música en San Rosendo!






La orquesta de Cativos San Rosendo, a falta de que comiencen los ensayos, apunta muy alto.

La orquesta de Cativos San Rosendo, a falta de que comiencen los ensayos, apunta muy alto.

Los niños y niñas del San Rosendo, en Ferrol, se han propuesto montar una orquesta dentro del aula, pero su orquesta no es una banda cualquiera, ya que todos sus instrumentos están fabricados con materiales reciclados.

Han decidido que van a empezar con tres instrumentos: maracas, tambores y guitarras.

Decorando los tambores...

Decorando los tambores…

Para la confección de las primeras se han servido de los envases de sus yogures líquidos. Por supuesto cada uno ha decorado sus maracas antes de añadir un puñadito de lentejas y cerrarlas con un globo.

Los tambores, por su parte, han sido fabricados con los botes metálicos de leche en polvo. En primer lugar las profes los han revestido con aironfix, y a continuación los músicos los han decorado nuevamente a su gusto utilizando gomets. Finalmente han tensado la membrana de globo para conseguir un sonido único.

... y la guitarra.

… y la guitarra.

Y para terminar, el instrumento más carismático (la guitarra) ha sido creado a partir de una caja de pañuelos, que nuestros músicos han decidido pintar de azul. A continuación se añadió un tubo de papel de cocina a modo de mástil y, una vez secó la pintura, las educadoras pusieron las cuerdas a la guitarra utilizando gomas.

Ahora que nuestros músicos ya tienen sus instrumentos ya solo falta lo más importante: ¡ensayar!

Blancanieves y los enanitos de San Rosendo






La fiesta de Blancanieves y los siete enanitos en San Rosendo fue divertidísima.

La fiesta de Blancanieves y los enanitos en San Rosendo fue divertidísima.

A los niños y niñas de San Rosendo, en Ferrol, les encanta el carnaval y por eso han querido festejarlo por todo lo alto diseñando unos disfraces de enanitos reciclando bolsas de basura de diferentes colores.

Los disfraces quedaron preciosos.

Los disfraces quedaron preciosos.

En primer lugar se dividieron las tareas de confección en cuerpo y cuellos. Por supuesto, nuestros enanitos tienen que llevar cinturón, para los que se usaron bolsas negras y una hebilla recortando goma eva en cuadros con cortes laterales.

Para los gorros reutilizaron sus gorros de Papá Noel y metieron la parte blanca hacia adentro fijándola con cinta de doble cara. Finalmente, cada enanito le dio el toque distintivo a su cuello utilizando gomets de colores.

Pero todo esto no fue suficiente para nuestro diseñadores principiantes de San Rosendo y decidieron confeccionar también el disfraz de Blancanieves con bolsas de basura. Para la falda utilizaron una bolsa amarilla que las profes fruncieron a la altura de la cintura, y en el bajo se añadieron una blonda blanca.

Para la camiseta, creada a partir de una bolsa azul, pegaron en el una tira de washi tape amarillo en el centro y aironfix rojo en las mangas. Y para terminar y dar el toque definitivo, un lazo rojo en el pelo.

Al final, independientemente del genial resultado, lo importante es que los peques se lo pasaron en grande haciendo los disfraces y vistiéndolos en su fiesta de carnaval, en la que realmente estaban todos guapísimos.