Los Montesinos cierra el ciclo de las 3R

lasfljasf

Los mayores de Los Montesinos han entendido perfectamente cómo utilizar los cubos de reciclaje.

Las educadoras y alumnado de Los Montesinos están muy comprometidos con el proyecto Voz Natura y por tanto, con los principios que propone. Uno de ellos es el ciclo de las 3R: reducir, reutilizar, reciclar.

Bandejas para las fichas.

Bandejas para las fichas.

Obviamente, la primera de estas R está al alcance de todos, ya que reducir el consumo para no generar más que los residuos imprescindibles es un paso básico para que las otras dos R funcionen eficazmente. La siguiente es reutilizar, y en este aspecto los niños y niñas de Los Montesinos son unos auténticos maestros. Para darse cuenta, uno no tiene más que fijarse en todos los nuevos materiales para el aula, juguetes, elementos decorativos, etc. que han creado en los últimos cursos.

Escuchando atentamente.

Escuchando atentamente.

Pero esta vez las educadoras han ido un paso más allá y se han propuesto trabajar a fondo la última de las 3R: el reciclaje. Esto ha sido posible después de comprobar la cantidad de papel y envases plásticos que tiraban en las papeleras del aula.

¡Y ya reciclando!

¡Y ya reciclando!

De esta forma, los mayores del cole ya están separando los residuos cada vez que se limpian los mocos, terminan de comer, etc. diferenciando y separando los materiales con ayuda de las profes. Además, con esta sencilla iniciativa también están trabajando los colores, principalmente azul y amarillo que son los que se corresponden con el papel y los envases plásticos.

Por ahora está siendo un éxito y todas las clases implicadas utilizan correctamente los contenedores, y partir de enero se les unirán también las de 1 y 2 años que ya habrán dejado muy atrás el proceso de adaptación y están deseosas de participar en las actividades de los mayores.

Un pozo para nuestro huerto

Pozo de Mogán

El huerto de Mogán ya tiene su pozo.

Ya han pasado unos meses desde que empezáramos a contar todo lo que hacen los peques de Cativos en cada uno de sus coles para cuidar el huerto, pero todavía no os habíamos hablado del pozo que han construido en la escuela infantil de Mogán.

La idea de crear el pozo nació de la necesidad de tener una fuente de agua próxima a su plantación, y poco a poco, han podido elaborarlo utilizando diversos materiales reciclados, naturales y fungibles:

  1. Proceso de decoración del pozo.

    Proceso de decoración del pozo.

    Un depósito o bidón de plástico.

  2. Madera.
  3. Cuerdas.
  4. Una rondana y balde de lata reutilizadas.
  5. Arena.
  6. Piedras.
  7. Pintura.
  8. Cola.
  9. Barniz.
  10. Brocha.
  11. Pinceles.
  12. Tornillos.

Una vez tuvieron cerca todo lo necesario, los niños y niñas y sus educadores cortaron el bidón de plástico a una altura a la que pudieran llegar todos y lo recubrieron de arena para, una vez pintado, dotarlo de un efecto de piedra, tal y como se aprecia en la imagen de la derecha.

Encima de su proyecto de pozo tuvieron que colgar la rondana, de la cual se sostendría el balde de lata que permitiría a los párvulos sacar el agua del pozo.

Alumnos de la escuela infantil rellenan de piedras y agua el pozo.

Alumnos de la escuela infantil rellenan de piedras y agua el pozo.

Una vez el pozo estuvo listo, nuestros «cativos» de Mogán lo llenaron de piedras para que la altura del agua fuera de unos 20 cm. aproximadamente, y a partir de ahí, el cuidado de este huerto canario fue mucho más sencillo, ya que los niños sólo tienen que sacar el agua del pozo con el balde y trasvasarlo a las regaderas para alimentar sus plantas.

Después de unos meses de trabajo y cuidados, en su huerto han brotado diversos tipos de hortalizas, cebollas, zanahorias, tomates, berenjenas, coles y calabacines. Todos ellos cultivados en recipientes de plástico reciclados.

A través de este tipo de actividades, el equipo educativo del centro pretende que los más pequeños adquieran, de forma lúdica, una actitud de cuidado y respeto por su entorno, mientras observan el proceso de transformación de las plantas que ellos mismos han cultivado.

La importancia de cuidar un recursos de vital importancia como el agua es otro de los aspectos positivos de esta actividad, así como la cooperación y el trabajo en equipo que han llevado a cabo los niños durante todo el proceso.

Huerto de la escuela infantil de Mogán.

Huerto de la escuela infantil de Mogán.

 

¡Reciclaje al poder!

Los Alcázares

Los niños y niñas de la escuela infantil de Los Alcázares

 

 

Hoy vamos a contaros cómo han estado interiorizando los peques de Cativos Los Alcázares el significado de reciclar en el sentido más global de la palabra. Para ello, desde el centro, han llevado a cabo dos actividades:

  1. El desarrollo de una granja para trabajar conceptos relacionados con el entorno – como el huerto, los animales, …-.
  2. La elaboración de dos mascotas – un pato y un pollo – que servirán de contenedores para reciclar tapones.

Para la creación de la granja fueron necesarios materiales como:

  • 1 caja de cartón.
  • Ceras de colores.
  • Paja.
  • Cartulina.
  • Fieltro.
  • Rollos de papel higiénico.
  • Pintura.
  • Ojos de plástico.

Voz Natura 2La verdad es que la labor de las profes fue fundamental para el desarrollo de la actividad, pues nuestros niños y niñas no podrían haber recortado el cartón para dotarlo de un espacio hueco en su interior. A continuación, vino la parte del diseño, en que los peque tuvieron que dibujar un pajar y colorearlo con las ceras.

Cuando terminemos de dar esas notas de color a nuestra construcción, sólo faltaría cubrir de paja el tejado y listo, ¡Granja al canto!

En la segunda actividad necesitaríamos materiales como:

  • Garrafas de agua vacía.
  • Gomets de colores.
  • Rotuladores.
  • Pintura.
  • Tijeras.
  • Cartulina.

Voz Natura Los AlcázaresUna vez hemos reunido todo lo que nos hace falta, tenemos que dar forma a la botella de plástico para hacer la boca de nuestras mascotas. Para esto podemos utilizar un cúter.

Luego vendría la parte del diseño, podemos pintar las botellas con un rodillo o pegarles gomets, entre otras posibilidades.

El punto final sería diseñar en cartulina las formas de las manos, el pico y los ojos para posteriormente realizar las expresiones y rasgos propios de cada mascota en rotulador y pegarlo a nuestro original contenedor. Una vez esté todo seco, … ¡Ya podemos empezar a reciclar tapones!

La verdad es que todos los peques de la EIM de Los Alcázares han participado con mucho entusiasmo en esta actividad.

Os invitamos a ponerlo en práctica en vuestras casas. 😉