El CAI Beniel estrena circuito de juegos

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.Los niños y niñas del CAI Beniel continúan el curso Voz Natura con la misma intensidad con la que comenzaron. Si os acordáis, allá por noviembre nos contaban en su primera entrada de este curso en el blog que se lo estaban pasando genial realizando experimentos en el aula, pero es que esta vez han ido un poco más lejos y se han montado un mini parque de atracciones con material reciclado.

Pintando los aros.

Evidentemente, el resultado dista mucho de ser un parque, pero de lo que no hay duda es de su poder de atracción con la variedad de juegos que han diseñado y construido con materiales que todo el mundo tiene por casa.

Esta actividad permite a las educadoras hacer una explicación sencilla y lúdica sobre el reciclaje además de permitir realizar ciertas actividades que suponen una diversión añadida y fomentan actitudes como el trabajo en equipo, respetar turnos y, por supuesto, trabajar diferentes habilidades psicomotrices.

Afinando la puntería.

Los juegos que componen el circuito son: un panel de peces para introducir las bolas, un elefante cuya trompa sirve para meter aros de cartón, porterías de animales y bolos con envases de yogur líquido.

Al final, la Brigada Ecológica Cativos Beniel nos ha demostrado una vez más que con imaginación y voluntad, podemos darle una nueva vida a los materiales que todos tenemos por casa (como cartones, pinturas, tubos, envases de plástico…)  disfrutando enormemente en el proceso y compartiendo un rato que aún será más intenso al terminar.

Un pozo para nuestro huerto

Pozo de Mogán

El huerto de Mogán ya tiene su pozo.

Ya han pasado unos meses desde que empezáramos a contar todo lo que hacen los peques de Cativos en cada uno de sus coles para cuidar el huerto, pero todavía no os habíamos hablado del pozo que han construido en la escuela infantil de Mogán.

La idea de crear el pozo nació de la necesidad de tener una fuente de agua próxima a su plantación, y poco a poco, han podido elaborarlo utilizando diversos materiales reciclados, naturales y fungibles:

  1. Proceso de decoración del pozo.

    Proceso de decoración del pozo.

    Un depósito o bidón de plástico.

  2. Madera.
  3. Cuerdas.
  4. Una rondana y balde de lata reutilizadas.
  5. Arena.
  6. Piedras.
  7. Pintura.
  8. Cola.
  9. Barniz.
  10. Brocha.
  11. Pinceles.
  12. Tornillos.

Una vez tuvieron cerca todo lo necesario, los niños y niñas y sus educadores cortaron el bidón de plástico a una altura a la que pudieran llegar todos y lo recubrieron de arena para, una vez pintado, dotarlo de un efecto de piedra, tal y como se aprecia en la imagen de la derecha.

Encima de su proyecto de pozo tuvieron que colgar la rondana, de la cual se sostendría el balde de lata que permitiría a los párvulos sacar el agua del pozo.

Alumnos de la escuela infantil rellenan de piedras y agua el pozo.

Alumnos de la escuela infantil rellenan de piedras y agua el pozo.

Una vez el pozo estuvo listo, nuestros «cativos» de Mogán lo llenaron de piedras para que la altura del agua fuera de unos 20 cm. aproximadamente, y a partir de ahí, el cuidado de este huerto canario fue mucho más sencillo, ya que los niños sólo tienen que sacar el agua del pozo con el balde y trasvasarlo a las regaderas para alimentar sus plantas.

Después de unos meses de trabajo y cuidados, en su huerto han brotado diversos tipos de hortalizas, cebollas, zanahorias, tomates, berenjenas, coles y calabacines. Todos ellos cultivados en recipientes de plástico reciclados.

A través de este tipo de actividades, el equipo educativo del centro pretende que los más pequeños adquieran, de forma lúdica, una actitud de cuidado y respeto por su entorno, mientras observan el proceso de transformación de las plantas que ellos mismos han cultivado.

La importancia de cuidar un recursos de vital importancia como el agua es otro de los aspectos positivos de esta actividad, así como la cooperación y el trabajo en equipo que han llevado a cabo los niños durante todo el proceso.

Huerto de la escuela infantil de Mogán.

Huerto de la escuela infantil de Mogán.

 

Reciclando ¡Con mucho arte!

Teníamos claro que todos los peques que pasan por los centros Cativos tienen algo especial, pero estos días, los niños y niñas de la escuela infantil municipal de Riveira nos han demostrado que tienen mucho arte haciendo esculturas con materiales reciclados.

«Con mucho arte» es el nombre que han puesto a esta actividad en la que los alumnos de 2 y 3 añitos se han convertido en auténticos escultores con materiales de reciclaje de todo tipo; desde cartones de leche, botellas de plástico, rollos de papel higiénico… y un largo etcétera de posibilidades con las que han elaborado maravillas como éstas:

 

Blog Cativos Riveira

Las «Tartarugas» han optado por hacer su pequeño homenaje a la madre tierra y diseñar un árbol con cartón recubierto de papel y cola para posteriormente pintarlo al estilo Van Gogh. Como veis, son buenos conocedores de los clásicos 😉 Para finalizar y dar color a su escultura, emplearon la técnica de la estampación con esponjas para el color marrón y pinceladas para los tonos más vivos. En la imagen podéis ver a los peques en acción.

Las «Medusas» aprovecharon los envases de yogur pintados con rodillo, pinceles y esponja para dar color y un aire diferente a una simple caja de cartón.

El cartón también fue la materia prima utilizada por los peques de la clase de las «Estrelas», y con eso y unos tubos de cartón pegados sobre una caja, fueron capaces de crear la colorida escultura que observáis en la imagen.

La clase de las «Baleas» ha bautizado a su escultura como «Baleaxe, o robot da reciclaxe», una figura elaborada con una simple caja de cartón, bricks de leche, tubos de papel higiénico y papel de cocina, una bandeja de poliespan, botellas de plástico, papel de periódico y tapones. Poco a poco, ha ido dando color a cada una de las piezas y han pegado cada uno de los elementos hasta dar forma a su robot.

Pero eso no ha sido todo, tenemos más esculturas que os dejarán asombrados, en esta ocasión elaborados por los «Ratiños» de mañana y tarde:

Esculturas elaboradas por los alumnos de Cativos Riveira

Esculturas elaboradas por los «ratiños» de mañana y de tarde.

Como podéis ver, en estas últimas esculturas predomina la utilización de elementos de plástico, principalmente botellas, que tuvieron que tintar con agua y colorante para conseguir este divertido y colorido efecto. Y por supuesto, el cartón, que no podía faltar – por ejemplo – en la elaboración de la jirafa, una de las propuestas que más llama la atención.

Al finalizar, el centro organizó una exposición para que las cerca de 200 familias del centro pudieran ver las diferentes propuestas realizadas por sus pequeños.

Confirmado, ¡¡¡Son unos artistas!!!

¿No os parece? 😉

 

Semilleros divertidos para combatir el frío invierno de Oroso

EIM A Ulloa de Oroso

Semilleros divertidos de la EIM A Ulloa de Oroso

 

Los fríos y lluviosos días de invierno que viven los peques de la escuela infantil «A Ulloa» de Oroso no han impedido que se pusieran manos a la obra con su huerto, y para dar un poco de color a esas jornadas grises, han optado por elaborar sus semilleros reciclados con unas formas muy simpáticas y sobretodo, con mucho, mucho color.

Para ello, el equipo educativo del centro y los peques han utilizado los siguientes materiales:

  • Tubos de papel de cocina o higiénico. 
  • Vasos de yogur. 
  • Garrafas de detergente. 

    Semilleros con formas divertidas.

    Semilleros con formas divertidas.

  • Gomets. 
  • Cola. 
  • Pintura de colores o témperas. 

Con estos materiales que seguro que tenéis por casa, nuestros niños y niñas han elaborado semilleros con diferentes formas, en algunos casos haciendo alusión a la planta que crecerá dentro, como por ejemplo, de un castaño, o con forma de paloma de la paz, de la que tanto se habla estos días y en el que han sembrado semillas de aceituna para ver si logran que salga algún olivo. 😉

Además, con los vasos que guardan de los flanes, nuestros peques han elaborado unos semilleros con mucha personalidad y, además,…¡¡Muy peludos!!

Semilleros para trabajar las expresiones.

Semilleros para trabajar las expresiones.

En ellos han sembrado césped, y para asegurarnos de que todo son sonrisas en el huerto de «A Ulloa», los peques les han puesto caras con las que han podido trabajar las emociones y las expresiones: la alegría, la tristeza, la sorpresa, … Además, como les crece el pelo, de cuando en cuando, se lo cortan para que estén «guapos, guapos».

Con las garrafas de detergente vacías que os comentábamos al principio, los «cativos» de Oroso han jugado con las texturas y, con la técnica del papel maché, han endurecido estos recipientes para, a continuación, decorarlas con formas abstractas, con caras y motivos primaverales.

Después de todo este trabajo, los peques dejarán que sus semillas germinen en clase para, cuando lasNiños de la EIM A Ulloa en acción condiciones meteorológicas mejoren, sacarlas al exterior y crear un huerto con mucha personalidad.

¡¡Estamos seguros de que os va a encantar!!

Pero esto no es todo amigos, los peques de 2 y 3 añitos del cole estaban tan trabajadores que también quisieron elaborar unas simpáticas mascotas que culminasen la magnífica decoración de sus semilleros.

Estas figuras suelen acompañar los cuentos e historias que les narran las educadoras a los peques a modo de marionetas.

Mascotas con materiales reciclados.

Mascotas con materiales reciclados.

¿Qué os parece? 😉

Hasta el próximo post.

 

 

Reciclando en familia

Taller de reciclaje en familia.

Taller de reciclaje en familia.

Todos conocemos la importancia de los padres en el proceso educativo de sus hijos, por eso, en Cativos Mediterráneo siempre intentan involucrar a las familias en sus actividades. La última, un taller de reciclaje con el que pequeños y mayores han aprendido a separar la basura  y depositarla en los contenedores correspondientes.

¡Ya sabemos reciclar!

¡Ya sabemos reciclar!

Además, con algunos de los materiales que juntaron – revistas viejas, botellines pequeños de agua, trozos de cartulinas viejas, papel de aluminio de los almuerzos, … – los pequeños han podido crear una divertida manualidad, una hucha con forma de cerdito.

¿Queréis ver el proceso y hacerlo en vuestras casas? 😉

Es muy sencillo. Primero deberéis reunir una serie de materiales que todos tenemos por casa:

  1. Revistas viejas.
  2. Restos de cartulina.
  3. Un botellín de agua.
  4. Pintura acrílica o témpera.
  5. Detergente en polvo.
  6. Papel albal, del que  nos sobra después de comernos el bocata.
  7. Ojos móviles.
  8. Cola.
  9. Un pincel.
  10. Un cúter.
  11. Un rotulador.
Materiales necesarios para realizar la manualidad.

Materiales necesarios para realizar la manualidad.

Una vez hemos juntado todos los ingredientes, ya podemos comenzar a elaborar nuestra hucha.

  1. Lo primero que debemos hacer es coger el botellín de agua vacío, acostarlo y hacerle una pequeña ranura en la parte superior con el cúter. Por ahí los peques meterán sus ahorros, por lo que no tiene que ser excesivamente grande.
  2. A continuación, debemos cortar en trocitos la cartulina y las revistas viejas. Podemos hacerlo con la mano, ya que no tienen que quedar perfectos.
  3. Seguidamente, con un poco de cola, vamos pegando los trozos de papel en la parte baja del recipiente para endurecerla.
  4. Lo siguiente es decorar nuestra hucha. Para ello podemos pintarla con pintura. Si vamos a utilizar témpera, para evitar que se vaya el color, podemos mezclar la pintura con un poco de detergente en polvo. El efecto será un pelín granulado, pero evitaremos que se nos vaya el color.
  5. Para finalizar, sólo tendríamos que poner las patitas a nuestro cerdito. En este caso lo hemos hecho con cuatro bolas de papel de aluminio que teníamos guardado del almuerzo, pero también se pueden utilizar tapones.
  6. Si colocamos los ojos móviles y le dibujamos la nariz y la boca con un rotulador negro, el resultado sería….

¡Tchán!

Hucha

En este caso, la actividad ha servido también para crear comunidad en la escuela infantil gracias a la participación de las familias, los niños y las educadoras del centro. Ahh, y nuestro querido Terri, que también ha estado presente. 😉

Terry en Cativos MediterráneoEn definitiva, parece que se lo han pasado muy bien porque ya nos han dicho que piensan repetir experiencia próximamente.

La Navidad también tiene conciencia ecológica en La Xara

EIM "Mestra Vicenta Estela" La Xara

Árbol de Navidad de la escuela infantil «Mestra Vicenta Estela» de La Xara.

Aunque sea con unos días de anticipo, todas las escuelas infantiles Cativos respiran ya un ambiente 100% navideño. Y, por supuesto, el árbol de Navidad es un imprescindible a la hora de adornar nuestra casa, el cole o la comunidad de vecinos, en estas fechas especiales.

Los alumnos y educador@s de la escuela infantil «Mestra Vicenta Estela» de La Xara (Alicante) han querido construir uno muy original, a la vez que sencillo y económico, aprovechando diferentes materiales de reciclaje. Una actividad ideal para realizar en grupo y fomentar la colaboración y las relaciones personales con la gente de nuestro entorno, a la vez que se disfruta de un momento agradable y lleno de diversión con los más pequeños.

Pero si os parece, os mostramos cómo ponerlo en práctica y crear un árbol de Navidad tan bonito y original como el que han elaborado nuestros peques.

En primer lugar, tenemos que localizar todos los materiales que necesitamos para crear nuestro árbol:

  • Una lámina de papel o cartulina.
  • Pintura: verde y marrón.
  • Pinceles.
  • Material de reciclaje de todo tipo: tapones, briks, botellas, rollos, papeles de colores, cajas de cartón, papel de periódico o revistas, …
  • Cola

Una vez contamos con la materia prima, sólo falta organizarse y dar forma a nuestra manualidad:

¡Empezamos!

Decoración del árbol de Navidad con tapones.

Decoración del árbol de Navidad con tapones.

  1. Lo primero es dibujar y pintar, en tonos verde y marrón, nuestro árbol de Navidad del tamaño que deseemos sobre una lámina de papel o cartulina. Esta será la base de nuestro trabajo.
  2. Una vez pintado y cuando esté totalmente seco, podemos pasar a decorarlo con los materiales que hayamos reunido.
  3. Para pegarlos utilizaremos cola – no escatiméis en esto, ya que algunas piezas son pesadas y podrían despegarse-.
  4. L@s peques de La Xara han comenzado a decorar la copa de su árbol con tapones de diferentes colores, aunque cada uno puede seguir el criterio que considere oportuno.
  5. Utilizamos los rollos de papel de cocina para el tronco del árbol.
  6. Cuando tengamos todo pegado toca esperar a que se seque bien.
  7. Mientras, podemos aprovechar para pintar y embalar las cajas de cartón que habíamos reunido con papeles de colores o de revistas para hacer los regalos que adornarán la parte inferior de nuestra obra maestra. 😉
  8. Las botellas de plástico o el papel también pueden servirnos para crear guirnaldas u otros elementos con los que decorar el árbol a nuestro gusto.
Alumno del centro colocando los últimos tapones en su árbol.

Alumno del centro colocando los últimos tapones en su árbol.

Este tipo de actividades están muy de moda este año, de hecho, nuestros compañeros de la escuela infantil «Nuestra Señora de la Asunción» de Molina de Segura también se han apuntado a realizar un árbol creativo. Podéis echar un vistazo a su árbol aquí.

Porque la esencia de este tipo de actividades es, simplemente, pasar un buen rato con la gente que queremos, al tiempo que elaboramos una manualidad muy creativa aprovechando materiales que nos permiten seguir trabajando, también en Navidad, por la defensa y el cuidado del medio ambiente.