Cativos Conxo ya tiene su árbol de Navidad

 

Los niños y niñas de Cativos Conxo tuvieron una idea genial para su árbol.

La Brigada Ecológica Cativos Conxo siempre tiene muy presente la idea de reutilizar los residuos que se generan diariamente en el cole. Por eso esta vez, aprovechando la proximidad de la Navidad, se han decantado por elaborar un árbol muy original con el que recibir a todos aquellos que entren al cole.

Es un reto pintarlas bien.

En realidad, es un árbol muy fácil y divertido de hacer, donde posiblemente lo que más mérito merece es la idea original.

La materia prima han sido las hueveras que se han ido reuniendo en el cole durante el curso y que han pintado de verde excepto una, que pintada de marrón sería el tronco. De todas formas, la profe tuvo que recortar algunas para que al final puediesen tener la forma tan característica de los árboles de Navidad.

Una vez ya se había secado la pintura, y como si fuera un puzzle, le dieron forma a su árbol y la pegaron sobre papel continuo negro.

Así lucía el árbol en la entrada.

Finalmente, ya solo faltaba decorarlo, para lo que hicieron unas bolas con papel de periódico que pintaron de color rojo y que luego pegaron en las ramas. Debemos destacar el toque de genio final con los brochazos amarillos sobre el papel continuo representando estrellas.

Y así es como los niños y niñas de Conxo hicieron su árbol de Navidad reutilizando algunos de los residuos que generan en el cole.

Satur, el espantapájaros de El Mirador

Los niños y niñas de El Mirador preparados para ir al huerto con Satur.

Los niños y niñas de El Mirador preparados para ir al huerto con Satur.

El clima de El Mirador de San Javier es muy agradecido, por eso su huerto marcha de maravilla a pesar del interés que ha despertado en los pajaritos de la zona. Para solucionarlo, nuestras brigadas ecológicas han decidido crear un espantapájaros que los intimide un poco y vigile todo lo que allí han plantado.

Un trabajador nato.

Un trabajador nato.

El primer paso es unir un rulo de cartón reciclado a una pica con silicona caliente y un precinto. A continuación, los peques han escogido un disfraz reciclado de su baúl para vestirlo.

A continuación y utilizando el contorno de las manos de la educadora, han hecho las del espantapájaros con estropajo y las han pegado al tubo de cartón también con silicona caliente.

Justo después, la seño ha hinchado un globo y entre todos han pegado

con cola varias capas de papel de periódico en pedazos y lo han dejado secar al aire libre hasta el día siguiente, cuando ya se le pudieron dar dos capas de pintura.

Una vez esta estuvo seca han utilizado tapones de botellas para representar los ojos, nariz y boca. Finalmente han recuperado los restos de las bolsas de basura utilizadas en carnaval para pegarlas con silicona caliente simulando el pelo.

Ya con el espantapájaros terminado han decidido que Satur era un buen nombre y lo han ido a clavar al huerto para que empezara a trabajar inmediatamente, y ya de paso, nuestros jóvenes agricultores han aprovechado para plantar unos ajos y regar el huerto.

Reciclando ¡Con mucho arte!

Teníamos claro que todos los peques que pasan por los centros Cativos tienen algo especial, pero estos días, los niños y niñas de la escuela infantil municipal de Riveira nos han demostrado que tienen mucho arte haciendo esculturas con materiales reciclados.

«Con mucho arte» es el nombre que han puesto a esta actividad en la que los alumnos de 2 y 3 añitos se han convertido en auténticos escultores con materiales de reciclaje de todo tipo; desde cartones de leche, botellas de plástico, rollos de papel higiénico… y un largo etcétera de posibilidades con las que han elaborado maravillas como éstas:

 

Blog Cativos Riveira

Las «Tartarugas» han optado por hacer su pequeño homenaje a la madre tierra y diseñar un árbol con cartón recubierto de papel y cola para posteriormente pintarlo al estilo Van Gogh. Como veis, son buenos conocedores de los clásicos 😉 Para finalizar y dar color a su escultura, emplearon la técnica de la estampación con esponjas para el color marrón y pinceladas para los tonos más vivos. En la imagen podéis ver a los peques en acción.

Las «Medusas» aprovecharon los envases de yogur pintados con rodillo, pinceles y esponja para dar color y un aire diferente a una simple caja de cartón.

El cartón también fue la materia prima utilizada por los peques de la clase de las «Estrelas», y con eso y unos tubos de cartón pegados sobre una caja, fueron capaces de crear la colorida escultura que observáis en la imagen.

La clase de las «Baleas» ha bautizado a su escultura como «Baleaxe, o robot da reciclaxe», una figura elaborada con una simple caja de cartón, bricks de leche, tubos de papel higiénico y papel de cocina, una bandeja de poliespan, botellas de plástico, papel de periódico y tapones. Poco a poco, ha ido dando color a cada una de las piezas y han pegado cada uno de los elementos hasta dar forma a su robot.

Pero eso no ha sido todo, tenemos más esculturas que os dejarán asombrados, en esta ocasión elaborados por los «Ratiños» de mañana y tarde:

Esculturas elaboradas por los alumnos de Cativos Riveira

Esculturas elaboradas por los «ratiños» de mañana y de tarde.

Como podéis ver, en estas últimas esculturas predomina la utilización de elementos de plástico, principalmente botellas, que tuvieron que tintar con agua y colorante para conseguir este divertido y colorido efecto. Y por supuesto, el cartón, que no podía faltar – por ejemplo – en la elaboración de la jirafa, una de las propuestas que más llama la atención.

Al finalizar, el centro organizó una exposición para que las cerca de 200 familias del centro pudieran ver las diferentes propuestas realizadas por sus pequeños.

Confirmado, ¡¡¡Son unos artistas!!!

¿No os parece? 😉