Los coles de San Javier descubren el Cabezo Gordo.

Los centros de San Javier planificaron un proyecto completísimo para conocer el Cabezo Gordo.

Aunque ya ha terminado el curso Voz Natura, tenemos varias actividades pendientes de publicar que iremos publicando poquito a poco. La primera de ellas la protagonizan el CAI Pasito a Paso de Santiago de la Ribera y el PAI Mar de Colores de El Mirador de San Javier, que han querido conocer uno de los elementos más representativos de su paisaje: el Cabezo Gordo.

Así es como se ve el Cabezo Gordo.

Se trata de una elevación de 312 metros de altura situada en la depresión litoral del Campo de Cartagena, en la Región de Murcia. Desde arriba se puede ver una panorámica del Mar Menor con sus 5 islas y cadenas montañosas que cierran la llanura.

Está formado con rocas de origen calizo y mármol (Piedra del Cabezo) Desde tiempos inmemoriales se viene explotando el mármol gris veteado del Cabezo Gordo que fue utilizado en la antigüedad en la construcción de una buena parte de los edificios de la ciudad de Cartagena como el Teatro Romano, el puerto, el canal del trasvase Tajo-Segura… En la actualidad una parte del Cabezo Gordo se utiliza como cantera donde se extrae mármol y grava para la construcción

El Cabezo Gordo fue declarado Paisaje Protegido en 1998, de interés biótico, paisajístico, paleontológico y cultural.

En 1991 se descubre el yacimiento paleontológico Sima de las Palomas, donde aparecieron restos de huesos de animales y del hombre Neandertal que vivió en la zona hace aproximadamente 50.000 años. Es una Sima kárstica natural que está a 75 metros por encima del nivel del mar y es el yacimiento del Hombre Neandertal más importante del arco mediterráneo español y el segundo en importancia sobre el Hombre Fósil en la Península Ibérica.

Conociendo la cueva.

En el Cabezo Gordo también podemos encontrar la Cueva del Agua, antigua mina explotada a finales del S.XIX y principios del XX.  Es un lago de agua dulce que está a más de 100 metros de altitud sobre el nivel del mar. En ella habitan 5 especies diferentes de murciélagos, algunas en peligro de extinción.

Como os imaginaréis, aquí hay un montón de trabajo, así que vamos a ir poco a poco mientras repasamos todas las actividades que han realizado los niños y niñas de estos dos coles para conocer la historia de su región, el ecosistema actual del Cabezo Gordo y parte de todo lo que se pudo construir gracias su cantera.

  • Recreando el Cabezo Gordo.

En primer lugar y para despertar el interés de los mayores de los coles, las profes del CAI Pasito a Paso y el PAI Mar de Colores decoraron las entradas de sus centros con un dibujo del Cabezo Gordo en papel continuo.

Posteriormente y con la inestimable ayuda de las educadoras (que se encargaron de los trabajos más complicados) construyeron una representación utilizando materiales como cartones, cajas, papel continuo y papel de seda marrón.

  • ¡Cuidado con el fuego!

Una vez que las profes ya habían explicado que en su momento hubiera población neardental, era necesario hablar de la importancia del fuego en aquella sociedad para calentarse, cocinar, elaborar armas y herramientas más resistentes…

Se pusieron manos a la obra y recrearon una hoguera con trozos y rollos de cartón y pintura de colores cálidos.

  • Collares neardentales.

Como si fueran de hueso.

Hoy sabemos que los neandertales ya llevaban joyas hechas con conchas, huesos, dientes… Así que recrearon estos adornos con macarrones que los peques pintaron con pintura blanca y luego las seños añadieron un hueso hecho con cartulina. Así ya tendrían un collar para la fiesta final del proyecto.

  • Murciélagos.

En la Cueva del Agua, que se encuentra dentro de esta gran montaña, habitan 5 especies diferentes de murciélagos como el murciélago de cueva o el murciélago ratonero patudo. Algunos de ellos están en peligro de extinción.

Llevaron a cabo la representación de estos mamíferos con ayuda de material reciclado como hueveras de cartón. Las seños las recortaron dándoles la forma de murciélagos y los peques les dieron color con ayuda de pintura negra y pincel.

  • Pinturas rupestres.

El arte primigenio.

El propósito de estas pinturas Rupestres no se sabe exactamente, pero se sospecha que eran actividades ceremoniales de los chamanes. No existen patrones claros utilizados para realizar las pinturas, por ello no se puede crear un seguimiento. Lo que se busca estudiando estas pinturas es conocer la cultura de estas sociedades prehistóricas. Sus costumbres y sus ceremonias son estudiadas todavía hoy en día buscando patrones que se repitan en la sociedad actual.

Con el fin de que los alumnos y alumnas conozcan cómo se comportaban las sociedades antiguas, su pusieron manos a la obra y realizaron sus propias pinturas rupestres para decorar las cuevas que habían creado en los centros.

Las seños mezclaron agua con unas gotas de pintura marrón y naranja en pulverizadores. Los niños pusieron las manos sobre papel continuo y las educadoras pulverizaron sobre ellas, simulando las pinturas que se hacían en aquella época.

  • Peque-arqueología.

El descubrimiento de fósiles ha sido de vital importancia para conocer mejor la historia de la humanidad. Por ello, recrearon unos pequeños fósiles con masa de sal y pequeños animales de juguete, como  dinosaurios, mamut, ciervos, caballos…

En primer lugar mezclaron la harina con la sal y el agua y, entre todos los peques y las profes removieron bien todo hasta conseguir una masa.

A continuación las seños repartieron un trocito de masa a cada niño o niña para que terminaran de amasarlo y darle la forma redondeada para finalmente estampar la huella del animal en la masa.

  • Excursión ficticia al Cabezo Gordo.

La no-excursión a la cueva.

Tras varios días trabajando la historia del Cabezo Gordo y de haber realizado diversas actividades para representar lo que hay en esta montaña, realizaron una salida del aula para visitar las distintas cuevas que habían construido en los coles, así como para ver con detenimiento sus propias creaciones (pinturas rupestres, hogueras, murciélagos…).

Para esta ocasión necesitaban ir con la vestimenta adecuada, así como con algunos complementos como gorra, linterna,… para conseguir que todo fuese lo más real posible. Durante el recorrido, antes de llegar a la Cueva del Agua, se encontraron varios obstáculos como rampas, algún que otro salto, señales que los niños no sabían muy bien para qué eran, pero que con las explicaciones adecuadas entendieron rápidamente. Sin duda alguna, lo que más gustó fue cuando llegaron a la cueva, pues estaba todo muy oscuro y tuvieron que utilizar las linternas para ver  el interior.

  • Conociendo la piedra del Cabezo Gordo.

La clase magistral.

Y ¿quién mejor para explicar la importancia de esta montaña, que personas que trabajaron allí durante muchos años?

Pues en los coles recibieron las visitas de Carmelo Martínez, un ex trabajador del Cabezo cuyo padre también dedicó gran parte de su vida a picar piedra en dicha montaña; y de Miguel Pérez, también ex trabajador, que durante varios años se dedicó a la explotación del Cabezo Gordo, ya que es ingeniero de minas.

Contaron muchas cosas interesantes, sobre todo lo importante que ha sido el mármol del Cabezo Gordo para la construcción de numerosos elementos en la Región, como el Teatro Romano de Cartagena, el trasvase Tajo-Segura, numerosas calles como la Calle Mayor de Cartagena, el puerto…

Para conocer un poquito mejor las características de la piedra que se saca de allí, llevaron varias muestras de ésta, unos trozos más grandes, otros medianos y otros más pequeños, los cuales se muelen hasta obtener la llamada arenilla que se usa para hacer cemento en la construcción.

Los peques se mostraron muy atentos y curiosos ante sus explicaciones.

  • Fiesta neandertal.

¡Y la fiesta!

Después de tantos días de trabajo y conocimiento sobre la historia del Cabezo Gordo, llegó el gran día de la fiesta de clausura del proyecto, una fiesta ambientada en la época neandertal.

El día comenzó con todo el mundo disfrazándose de neandertales con unos trajes que las seños realizaron con bolsas de basura de color amarillo, a las cuales añadieron manchas de color naranja para hacerlo más parecido a la vestimenta de aquella época.

A los disfraces añadieron los collares y ya estaba todo preparado para disfrutar de la fiesta metiéndose dentro de la cueva, haciendo bailes alrededor del fuego…

Aparición en el blog maestro y puesta al día

La idea para el desfile de A Guarda se ganó una publicación en el blog Maestro de Voz Natura.

Aprovechando esta mínima pausa que los carnavales le dan al proyecto Voz Natura, íbamos a aprovechar para recuperar algunos temas que habíamos dejado pendientes, pero la semana pasada nos encontramos algo con lo que no contábamos.

¡Qué buena pinta tenían las lechugas de El Mirador!

Como ya os anunciamos hace unas semanas, los niños y niñas de A Guarda se iban a disfrazar de carballos para el desfile que se hace todos los años por el centro de la localidad. Y la idea que ciertamente está muy relacionada con la temática del actual proyecto Voz Natura, debió gustar mucho a sus responsables, ya que consideraron que era meritoria de una pequeña entrada en el blog Maestro, cosa que agradecemos y nos motiva para seguir a tope con este proyecto que tan buenos momentos e ideas nos está dando.

¡Cómo crecen las flores de Mogán!

Volviendo a la idea inicial de recuperar aquellos temas que nos habían quedado pendientes, vamos a empezar por el PAI Mar de Colores de El Mirador, donde a principio de curso os contamos que volverían a replantar su huerto. Pues bien, según comenzó el año la Brigada Ecológica Cativos El Mirador, en su repaso diario al huerto pudo ver que próximamente habría que cosechar, y finalmente a finales de enero pudieron recoger todo lo que habían plantado para disfrutar de una deliciosa ensalada en el comedor.

El huerto de San Rosendo ya está preparado.

Otro cole que también quiso aprovechar la oportunidad de explotar el huerto escolar fue el de Mogán. Solo que en este caso optaron por centrarse en el cultivo de flores, para lo que se valieron de la aportación de tetrabriks de las familias. Pero claro, teniendo en cuenta el clima de Canarias y la dedicación de la Brigada Ecológica Cativos Mogán, es de suponer que esos tetrabriks pronto se quedarán pequeños. En todo caso, tranquilidad, porque de una forma u otra sabemos que van a encontrar la solución adecuada.

Y terminamos esta actualización con otro huerto escolar, en este caso el de la EI San Rosendo en Ferrol. Quién más tiempo lleve siguiendo el blog quizás se acuerde de la primera publicación de este centro en el blog, en la que nos sorprendieron inventándose un huerto escolar en la fachada del centro. Pues bien, ese huerto sigue operativo y, vista la pinta que tiene, a nadie debería sorprender que próximamente nos traigan alguna genialidad de las suyas…

El PAI de El Mirador crea su árbol del otoño

A los niños y niñas del PAI Mar de Colores les encantó poder pintar un montón de tubos de cartón.

Ahora que damos por terminado este primer trimestre del curso, vamos a recuperar una de las actividades del PAI Mar de Colores que se nos quedó en el tintero.

Una hojita por aquí…

El caso es que una dio comienzo el otoño era hora de ambientar la clase de acuerdo a la estación, así que a las educadoras del centro se les ocurrió que podían crear un árbol con los rollos de cartón que tenían para reciclar.

Así que el primer punto de la obra fue repartir los tubos a todo el mundo para que los pintaran de marrón y… ¡sorpresa! Se lo pasaron genial pintando los tubos, entre ellos y ellas, las mesas… Menos mal que las profes ya se lo veían venir y por eso siempre se trabaja con baby.

Una vez los rollos estuvieron secos los pegaron en papel continuo formando el tronco y las ramas del árbol, y la seño recortó el papel recreando la silueta del árbol.

¡Y así luce el árbol!

Una vez pegado el árbol en la puerta de clase, los niños y niñas del cole fueron plasmando de uno en uno sus manos con pintura, creando de esta manera las hojas del árbol.

Finalmente para darle un poco más de creatividad, pegaron las hojas secas que los artistas habían traído de sus casas.

Sobra decir que esta actividad fue un exitazo para los peques, ya que les encanta todo lo que tenga que ver con la pintura indiferentemente de si es con las manos o con pinceles, así que seguramente nos encontremos iniciativas similares en lo que queda de curso.

El PAI de El Mirador replanta su huerto

La Brigada Ecológica Cativos El Mirador ha estado trabajando en un huerto que promete sorpresas.

El curso pasado dedicamos una entrada a explicar por qué El Mirador es conocido como la huerta de Europa, por eso a quién la haya leído no le extrañará el entusiasmo que pone su Brigada Ecológica Cativos, año tras año, en trabajar su huerto escolar.

¡Aquí voy a plantar!

Todo comenzó con una visita al huerto que las educadoras aprovecharon para explicar todo lo que iban a plantar y cómo lo iban a hacer. Obviamente, la brigada estaba muy nerviosa e ilusionada ya que, recordemos, la mayoría de familias del centro trabajan en el sector agrícola y esta sería una nueva generación de grandísimos agricultores.

Llegado el momento de plantar todo el mundo escuchaba atentamente las instrucciones de las seños y esperaban con impaciencia su turno, para plantar pero también para coger la regadera. Era algo nuevo y había mucha emoción.

¿Esta qué lechuga es?

Cuando llegaba su turno se les dejaba jugar con la tierra, pero su misión era cavar un hoyo en el que enterrar la planta, taparla y luego regarla. En este punto tenemos que dar las gracias a una familia del cole que se ha encargado de aportar un montón de lechugas diferentes y brócoli para realizar la plantación.

Como siempre una vez realizada la plantación el impulso inicial es ver cómo crecen las plantas, pero las seños les han explicado que es un proceso lento que requiere de mucho mimo y cuidado para que estas crezcan sanas y fuertes para poder ofrecernos magníficos alimentos.

¡Y a regar!

Los mayores del cole han desarrollado sus primeras habilidades como agricultores y poco a poco, a lo largo del curso irán desarrollando más, pero sobre todo, concienciándose de que lo que tienen en casa es un tesoro que deben cuidar pues les ofrecerá toda su vida una alimentación sana y sostenible para el medio.

Ahora ya solo nos falta esperar a la siguiente actividad, que si todo marcha según lo previsto será crear un espantapájaros que proteja su plantación durante el resto del curso, pero eso ya es materia de otra publicación.

El CAI y el PAI municipales cuidan San Javier

Los coles de El Mirador y Santiago de la Ribera visitaron juntos el Ecoparque de San Javier.

Las Brigadas Ecológicas Cativos del CAI Pasito a Paso de Santiago de la Ribera y el PAI Mar de Colores de El Mirador, visitan todos los cursos el Ecoparque.

¡Esto está controlado!

En esta salida pudieron ver ellas mismas todo lo que llevan aprendido desde principio de curso sobre el reciclaje. Y es que de la mano de Milagros Villaescusa, Técnico de la Concejalía de Medio Ambiente, pudieron conocer mejor que nadie todos los detalles de este punto limpio de San Javier.

Una vez terminado el recorrido, se sentaron en semicírculo y se dispusieron a escuchar un bonito cuento sobre la temática que los había llevado allí.

Y una vez terminada la historia, todos se organizaron y se dispusieron a completar la tarea que realmento los había llevado allí: reciclar los residuos que se habían generado en sus coles.

Ni una planta sin su agua.

A partir de ese momento, con la satisfacción del deber cumplido, comenzaron con el resto de actividades que tenían planeadas, como cantar y bailar o, coincidiendo con la proximidad de los días del árbol y el agua, decidieron que era un motivo perfecto para realizar una plantación.

Esta vez tocó plantar unas florecillas de las que se tendrá que encargar el encargado del Ecoparque, que se quedó sorprendido con la habilidad de nuestras brigadas para esto de la agricultura. Y es que seguramente, él no sabe que ya venían de recoger la cosecha de sus huertos escolares.

El Mirador, la huerta de Europa

El curso del PAI Mar de Colores fue un verdadero máster en agricultura.

El PAI Mar de Colores de El Mirador, en San Javier, es conocido en todo el continente por exportar algunas de las verduras y hortalizas más ricas que se pueden comprar en los supermercados. Así que es normal que teniendo en cuenta que muchas de las familias del cole se dedican a la agricultura, esta haya englobado un montón de actividades a lo largo del curso.

1. Los semilleros.

Pero como siempre y para que os podáis hacer una idea, vamos a hablar un poco de la historia de El Mirador y su economía.

En primer lugar hay que decir que ya era conocido por su nombre en el siglo XVII, pero que no fue hasta el XVIII cuando se construyó el pueblo alrededor de la ermita de la Virgen del Rosario. Hasta ese momento su territorio estaba dedicado al pastoreo trashumante y el cultivo de secano.

Hoy El Mirador se encuentra al norte del municipio costero de San Javier y se localiza en la extensión árida del Campo de Cartagena. Es también una de las localidades murcianas con más actividad agrícola y sus cultivos bajo plástico de hortalizas y flor de corte han generado una importante producción, siendo varias las empresas y cooperativas dedicadas a la manufactura de los productos cultivados.

2. La cajita misteriosa.

Dicho esto, es lógico que a través del huerto escolar se haya enfocado el curso a conocer las tradiciones referentes a este modo de vida y en general, acercarse a la cultura agrícola de la que viven la mayoría de las familias del centro. De esta forma, los niños y niñas del cole han podido aprender a identificar los diferentes productos que pueden encontrar en el campo y su importancia para la salud, además de las herramientas que se utilizan o los ciclos de los cultivos.

Para llevar acabo estos objetivos se programaron actividades durante todo el curso, y como es lógico, la primera de ellas fue la siembra, para lo que se contó con la colaboración, una vez más, de Semilleros Mirajauca, que aportó un montón de semillas para empezar a trabajar el huerto y que la Brigada Ecológica Cativos El Mirador se estrenase en el mundo de la agricultura.

3. Papá trabaja el campo.

A la siguiente actividad la llamaron “La cajita misteriosa”. A través de ella se mostraron las herramientas necesarias para trabajar el huerto y se apostó por la posibilidad de crear cada uno las suyas propias con materiales reciclados. Una vez terminado este proceso de fabricación, en la caja se podían encontrar herramientas como: pala, rastrillo, regadera…

Un tiempo después recibieron la visita de un padre agricultor que llegó al cole con su tractor. Todo el mundo se quedó alucinado y pudo ver su funcionamiento y algunas características como sus enormes ruedas. Ya que estaba allí aprovecharon para hacerle algunas preguntas sobre su oficio, y muy amablemente contó que llevaba 28 años dedicado a la agricultura, empezando de crío y terminando por heredar el negocio familiar, que era muy complejo porque hay factores como el clima que no se pueden controlar. También dijo que normalmente planta pimientos, calabacín o brócoli y los vende al mercado nacional e internacional.

4. El Dulze

Después de recibir a un profesional del sector en el cole, el siguiente paso para ir un poco más allá era visitar las instalaciones como las de El Dulze, donde pudieron ver sus invernaderos y aplicar sus ya extensos conocimientos en la materia con actividades como sembrar en macetas.

Finalmente, para resumir y visualizar todo lo que habían aprendido sobre la agricultura de su municipio se pusieron manos a la obra y plasmaron todo en un mural de grandes dimensiones titulado El Mirador. La huerta de Europa.

Como es costumbre en las Brigadas Ecológicas Cativos, se sirvieron principalmente de materiales reciclados para representar una infraestructura tan típica en la zona como es el invernadero. Además, no podían faltar algunos de los productos más cultivados, como son los pimentos, lechugas, tomates… Y todo esto, en la entrada de la escuela junto a un rincón temático en el que volver a ver y manipular con algunos de esos productos que, recordemos, nos ayudarán a mantener una dieta saludable.

5. ¡Visita con premio!

Y como todo este esfuerzo no podía quedar sin premio, el proyecto del PAI Mar de Colores llegó a oídos del ayuntamiento y tanto el Alcalde de San Javier José Miguel Luengo como el Concejal de Agricultura Sergio Martínez, se personaron en el centro para felicitar a todo el mundo por su inmensa labor. Además, llevaron material para realizar una nueva plantación en el huerto escolar y un carnet que acreditaba a la brigada como “Grandes agricultores de la huerta de Europa”. Sin duda, un reconocimiento más que merecido.

 

Los juguetes ecológicos de El Mirador

La creatividad se ha desbordado en el PAI Mar de Colores de El Mirador con su cocinita.

El PAI Mar de Colores de El Mirador empezó el curso Voz Natura con mucha decisión y así han continuado hasta hoy. Hace algo más de un mes fabricaban sus propios cubos de reciclaje y ahora se han atrevido a hacer lo propio con sus juguetes.

Así empezó todo.

La idea ha sido ampliar el rincón de cocina en su aula, así que directamente se han lanzado a construir su cocina con horno, microondas… Vamos, de todo.

Para lograrlo han necesitado:

  • 3 cajas de cartón: una grande para la cocinita-horno, otra más pequeña para el microondas y de la 3ª caja solo han utilizado dos solapas para hacer el frontal de la cocinita simulando azulejos.
  • 1 rollo de papel higiénico para el tirador del microondas.

  • 1 rollo de papel de cocina para el tirador del horno.

  • 6 tapones de botellas para simular los botones.

  • 3 CDS y 3 tapas de botes para los fuegos de la cocina.

  • Pintura verde, blanca, gris, naranja y roja.

  • Cúter para hacer la apertura de las puertas.

  • Silicona para manualidades para pegar las solapas de las cajas.

El técnico instalando…

Como ya habréis podido deducir con esta lista, la forma de ensamblarlo todo no ha necesitado más que un buen trabajo en equipo en el que los niños y niñas comenzaron pintando todos los elementos de cartón mientras la profe dibujaba y perfilaba todos los elementos principales como el horno o el microondas. A continuación y entre todos han ido pegando los elementos y finalmente la seño ha dado los últimos retoques para dejar lista una cocina que como veis es un primor.

Al final, una vez más hemos podido comprobar cómo los peques se divierten con cualquier cosa, en este caso caja de cartón convertida en cocinita,  y es que su imaginación es tan amplia que no necesitan nada más para divertirse un montón.

Este es el resultado final de la cocinita.

En todo caso, ya nos han dicho que es posible que esta iniciativa se repita ya no solo por el resultado, si no que al final todos han disfrutado muchísimo con la experiencia.

El Mirador comienza el curso Voz Natura a tope

Es de esperar que el huerto del PAI Mar de Colores luzca espectacular en unas semanas.

La Brigada Ecológica Cativos El Mirador siempre ha sido muy dispuesta, pero en este comienzo de curso se han lucido dejándolo todo ya encarrilado. Veamos:

Repasando conceptos.

Una de sus primeras preocupaciones ha sido idear un sistema de reciclaje que les permitiese ser efectivos y eficientes durante todo el curso. Así que para empezar, la seño les ha leído el cuento ¿Por qué debo reciclar? Descubriendo de esta forma cómo entre todos podemos cuidar y mejorar el medio ambiente.

Una vez ya estaba todo el mundo motivado, han tenido la genial idea de elaborar sus propios cubos de reciclaje, decorándolos en función de los materiales que deberían depositar en cada uno y poniéndolos ya en funcionamiento según terminaron la actividad.

De motivación, sobrados.

Pero no contentos con esto, tan solo unos días después ya estaban trabajando en su huerto, para lo que contaron con la ayuda de su amiga María, de Semilleros Mirajauca, que además de las semillas que iban a plantar, les proporcionó conocimientos e instrucciones para su huerto.

Finalmente, después de la clase magistral de María, la Brigada Ecológica Cativos El Mirador se puso manos a la obra para acondicionar su huerto y, posteriormente, procedieron a plantar las semillas que les habían regalado: lechuga,brócoli, cebolla, perejil, apio, eneldo y menta.

Seguramente volvamos a tener noticias de este huerto y su maravillosa brigada.

El Mirador de las Fiestas de la Primavera

La Batalla de las Flores fue una de las celebraciones más divertidas en El Mirador.

La Batalla de las Flores fue una de las celebraciones más divertidas en El Mirador.

Una vez finalizada la Semana Santa, la Región de Murcia se prepara para disfrutar de sus maravillosas Fiestas de la Primavera. Durante esta semana, se celebran las fiestas por excelencia de la Región: el Bando de la Huerta, la Batalla de las Flores y el Entierro de la Sardina.

El cuento de la fiesta.

El cuento de la fiesta.

Para explicarles el origen de estas fiestas, las educadoras del PAI Mar de Colores han decidido comenzar con un cuento: “Don Carnal y Doña Cuaresma”

Empezamos el repaso por estas celebraciones con el Bando de la Huerta, uno de los días grandes y que en 2012 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional. Esta fiesta se celebra el martes de Pascua y es una exaltación de las tradiciones huertanas dónde la inmensa mayoría de murcianos se echan a la calle durante todo el día ataviados con el traje típico local.

Para el Bando de la Huerta, las educadoras realizaron un photocall en cartón con la silueta de un niño y una niña con los trajes típicos, para que los artistas del cole los terminaran pintándolos con su toque más personal. Además, también han observado, manipulado y probado verduras y frutas típicas de la huerta murciana, recordando de paso la importancia que tienen estos alimentos para nuestra salud.

Todo el mundo huertano.

Todo el mundo huertano.

La Batalla de las Flores (hoy conocida como Murcia en Primavera) es un desfile en el que los murcianos ataviados con los trajes típicos de Murcia lanzan más de 200.000 flores y obsequios a los asistentes. Se celebra el jueves de Pascua y en él participan carrozas alegóricas a los festejos tradicionales. Las carrozas están decoradas con flores naturales y muestran la belleza de los huertos y jardines murcianos.

Para la recreación de la Batalla de las Flores ha sido imprescindible la colaboración de las familias, que han participado aportando distintas flores. Tras observarlas, manipularlas y olerlas, realizaron un pequeño desfile en el hall del cole en el que los peques han disfrutado lanzado las flores a sus educadoras, a Cati, Tivo y sus compis.

Los sardineros.

Y los sardineros.

Finalmente, para el Entierro de la Sardina (que ya celebraron sus compis de Torre Pacheco) recrearon el desfile, cómo no, con una sardina gigante que los peques pintaron de color plateado.

Por otro lado, para representar la quema harían falta llamas de fuego, así que usaron también cartón, pintura de color amarillo y rojo, y papel celofán de color amarillo para hacerlo aún más real. Este fuego hecho con cartón serviría de base para colocar a Doña Sardina encima.

Como buenos sardineros, los peques y las seños también necesitaron unos trajes, los cuales elaboraron con bolsas de basura de color negro y en los que pegaron unas bonitas sardinas hechas con cartulina que los jóvenes sardineros decoraron con papel de aluminio, simulando la piel del pez.

En definitiva, podemos asegurar que las Fiestas de la Primavera en El Mirador han sido de las mejores y más completas que se han escrito en este blog.

Los coles de San Javier visitan el Ecoparque

Los coles de San Javier se reunieron en el Ecoparque para trabajar conjuntamente.

Los niños de Santiago de la Ribera y El Mirador pudieron trabajar conjuntamente.

Los niños y niñas de los coles de Santiago de la Ribera y El Mirador han visitado hace unos días el Ecoparque de San Javier invitados por el propio ayuntamiento. El objetivo de la visita era reforzar, de un modo lúdico, todos aquellos conceptos sobre el reciclaje ya aprendidos en la escuela.

¡A reciclar!

¡A reciclar!

El concejal de Medio Ambiente, Antonio Luengo y la concejala de Servicios Sociales, Estíbaliz Masegosa recibieron a algunos de los ciudadanos más jóvenes de su municipio en lo que prometía ser una jornada tremendamente productiva. Y es que por si los nuestros llegaban poco estimulados ante un día de clase en unas instalaciones diferentes a las de sus coles y junto a sus compis de otro cole, sus anfitriones les animaron a prestar atención a todo lo que allí iban a hacer y, sobre todo, pasárselo bien.

Además de visitar las instalaciones del Ecoparque, los niños y niñas del CAI Pasito a Paso y el PAI Mar de Colores pudieron realizar juntos tareas de reciclaje, disfrutar de un cuento didáctico, cantar, colorear e incluso vieron un capítulo de la archiconocida serie Peppa Pig. Como es normal, todas estas actividades estaban directamente relacionadas con el tema que les ocupaba esa mañana. Al final, cada uno de los asistentes volvió a su respectivo centro con la satisfacción del trabajo bien hecho.