Los abetos poblarán Los Alcázares

Los niños y niñas de Los Alcázares expusieron sus creaciones en la cristalera del Concilia.

El Centro de Conciliación de Los Alcázares se encuentra en un paraje costero y sin montes, pero eso no es impedimento para que se sumen al proyecto Voz Natura de este año, que como sabéis está enfocado en la recuperación del monte.

Algo más de musgo…

Para comenzar esta actividad Voz Natura en un paisaje tan diferente del gallego, que es en el que se diseña la programación, las educadoras del Concilia han dedicado varias jornadas a explicar la importancia de cuidar el monte para prevenir los incendios y la contaminación, así como de la reforestación para reponer los ejemplares quemados, muertos o enfermos, o simplemente lograr que un «organismo» como el bosque pueda seguir creciendo con algo de ayuda.

La primera actividad fue ilustrar un árbol de otoño con las huellas de sus manos. Así que una vez las educadoras diseñaron el árbol desnudo y sus hojas, los niños y niñas de Los Alcázares procedieron a estampar sus manos en las hojas para lograr una composición típica del otoño.

Después de plantar, hay que regar.

Otra de las actividades fue colorear el tronco de un abeto y simular todo su follaje pegando musgo.

Una vez terminadas estas dos actividades, pegaron todo el trabajo en las cristaleras del centro para que todas las familias pudiesen disfrutar de cómo se trabaja en el cole.

Pero sin duda la actividad principal fue otra muchísimo más comprometida:

Aprovechando un cercado que hay al lado de la puerta del Concilia, las Brigadas Ecológicas Cativos Los Alcázares se han puesto manos a la obra y han plantado abetos para donárselos al ayuntamiento una vez estos sean ya grandecitos.

Las profes del cole nos cuentan que les habría encantado hacer una reforestación, pero en su zona no es posible así que han optado por criar unos arbolitos que en un futuro adornaran las plazas y jardines del municipio, por lo que podrán visitarlos siempre que quieran.

Conxo sale a buscar sus tesoros de otoño

 

La recogida de tesoros de otoño fue la primera actividad medioambiental del cole de Conxo

La recogida de tesoros de otoño fue la primera actividad medioambiental de Conxo.

Los mayores del cole de Conxo estrenaron el curso de actividades medioambientales con una fructífera salida al parque para buscar sus tesoros de otoño.

Pinceles peculiares.

Pinceles peculiares.

La idea inicial era buscar elementos típicos de la estación para conocerlos y experimentar con ellos, pero al final los niños y niñas del cole han decidido elaborar varios murales temáticos con ellos. Y es que las hojas, piñas y bellotas recogidas han sido tantas que los mayores las han compartido con sus compis de la clase de 1-2 años.

Pero es que además de utilizar estos materiales para el mural, también se han servido de las hojas para pintar, como si fueran pinceles las han mojado en pintura y han plasmado su arte directamente en el lienzo.

Por otra parte, como los niños y niñas de Conxo son muy atentos, no han dejado pasar la oportunidad de mostrarnos las patatas que han recogido del huerto y que según parece estaban deliciosas. Podéis ver su huerto en otra entrada de este blog hace casi un año.

Últimos momentos de la cosecha de patatas.

Últimos momentos de la cosecha de patatas.

Los deliciosos buñuelos de calabaza de La Xara

Los buñuelos de calabaza son un postre típico de La Xara.

Los buñuelos de calabaza son un postre típico del otoño de La Xara.

El otoño llega a su fin pero en las comunidades del sur de España aún hace poco que se empieza a hacer notar, por eso el cambio de estación con su ropa, comida y hábitos todavía no está del todo instaurado.

Es por eso que en el cole de La Xara han decidido darle un pequeño empujoncito trabajando con los productos típicos de la estación y qué mejor manera de hacerlo que con una receta típica de la zona: buñuelos de calabaza.

Para quién no los conozca, son un postre dulce (¡quién lo diría!) que se ha transmitido generación tras generación y para el que es necesario dedicar bastante tiempo para su elaboración, reposo y preparación.

Los niños y niñas de la escuela Mestra Vicenta Estela han hecho buñuelos para degustar en el cole y otros para llevarse a su casa y compartir con los suyos. La receta es la siguiente:

Ingredientes:

Amasando los buñuelos.

Amasando los buñuelos.

  • 1kg de calabaza
  • 500g de harina
  • 30g de levadura
  • 1 huevo
  • Canela
  • Ralladura de limón
  • Azúcar

Preparación: 

  • Hervimos la calabaza hasta que forme una pasta fácil de amasar y suave.
  • Deshacemos la levadura en un vaso de agua tibia.
  • Ahora cogemos la pasta de calabaza y le añadimos la harina, un poco de agua y la levadura. Amasamos y la dejamos fermentar 20 minutos.
  • Ahora añadimos la canela, la ralladura de limón y el huevo batido, y volvemos a amasar todo junto.
  • Una vez tenemos la pasta completa, con las manos mojadas para que no se pegue, vamos haciendo los buñuelos (bolas) y luego los freímos en aceite bien caliente.
  • Una vez hecho, los endulzamos con azúcar y ¡a comer!

Ya solo falta que probéis en casa y nos contéis que tal os han salido.

 

Los niños y niñas de Palencia saborean el otoño

Los niños y niñas de Palencia pudieron conocer, manipular y probar muchas frutas y frutos secos propios del otoño.

Los niños y niñas de Palencia conocieron, manipularon y probaron frutas y frutos secos de otoño.

En la escuela infantil municipal de Palencia adoran experimentar con el entorno y las estaciones son una oportunidad perfecta para conocer más sobre él. En este caso, el otoño nos brinda una gran cantidad de conceptos y elementos nuevos que los peques han ido descubriendo poco a poco.

Los más ¡pequeños también!

¡Los más peques también!

Una de estos elementos son las típicas hojas secas con las que todos identificamos esta época del año. Los niños y niñas del cole Casilda Ordóñez las han manipulado y jugado con ellas en una de las actividades más divertidas para ellos.

Expectación con los piñones

Descubriendo los piñones.

Además, el otoño también nos brinda gran cantidad de frutas y frutos secos que conocer, manipular y probar como la granada, el caqui y el membrillo (a mayores de aquellos con los que ya están familiarizados), que reclamaron toda su atención y sirvió de pretexto para que las educadoras insistiesen en la importancia de comer fruta para crecer sanos y fuertes.

¡Gracias familias!

Y esta es la exposición del otoño.

Nuestros peques también conocieron, aunque sin probarlos, algunos frutos secos como las nueces, avellanas y piñones. Sin embargo, las educadoras tuvieron la oportunidad de asar unas castañas y su alumnado pudo llevarse a casa un tradicional cucurucho especialmente preparado para ellos.

Estas actividades quedaron recogidas en una exposición en la que los papás y mamás colaboraron aportando dibujos realizados con los suyos y manualidades con elementos del otoño, además de frutos secos y hojas. Vamos, que les ha quedado una muestra chulísima.

Las brigadas ecológicas de Vedra conocen su ecosistema

Las brigadas ecológicas conocieron el ecosistema que rodea su escuela de la mejor manera posible.

Los mayores de Vedra conocieron el ecosistema que rodea su escuela de la mejor manera posible.

La escuela infantil municipal de Vedra se encuentra en un contexto envidiable para conocer el medio, ya que además de la zona de prado que hay en el propio recinto, éste está rodeado de monte, por lo que la variedad de animales y plantas que se puede encontrar es bastante amplia.

Las brigadas saliendo de expedición.

Saliendo de expedición.

Nuestras brigadas ecológicas Cativos realizaron hace unas semanas una expedición para conocer la flora y fauna propias de la estación: el otoño. La misión era clara, podían jugar y observar el monte libremente y cuando encontrasen un animal o planta que despertase su interés, avisaban a la maestra para que les diera una breve explicación.

La zona por la que se movieron las brigadas ecológicas está poblada por robles y castaños, de ahí que lo que más se encontraran nuestros peques fueran bellotas, erizos y castañas, y por supuesto setas, que en otoño abundan en este tipo de bosque tan típico en Galicia.

Los mayores ya tienen mascotas.

Los mayores ya tienen mascotas.

Además también descubrieron pequeños animalitos, especialmente caracoles, que llamaron increíblemente su atención y precisamente por eso los adoptaron para su clase. Ahora, estos caracoles se encuentran en un terrario en el aula de los mayores, donde los alimentan y cuidan a diario.

Por último, para completar esta exploración otoñal, las educadoras han dispuesto el Rincón del otoño, visible para todas las familias y que poco a poco va cambiando sus elementos y ubicación.

El Rincón del otoño.

El Rincón del otoño.

En definitiva, nuestras brigadas ecológicas de Vedra han descubierto y aprendido sobre el otoño de la mejor manera posible: experimentándolo ellos mismos en compañía de sus amigos.