La primera Mascletà de la Papallona

Los niños y niñas de la EIM Papallona de Xeraco tuvieron la oportunidad de vivir su primera Mascletà.

Hace unas semanas que pasamos las fallas y, como bien saben nuestros seguidores en redes sociales, los centros Cativos de la Comunidad Valenciana se han vuelto a volcar, un año más, en una de las fiestas más reconocibles a nivel nacional.

Hoy vamos a hablar de la Mascletà celebrada en la EIM de Xeraco gracias a la participación de todos los niños y niñas del centro, y por supuesto, inconcebible una vez más sin la participación de las familias.

La idea era representar el punto álgido de las celebraciones sin necesidad de utilizar pólvora, así que el equipo docente de La Papallona tuvo la genial idea de imitar esa sucesión de “explosiones” rítmicas con maracas fabricadas con botellas vacías y unos granos de arroz dentro.

Esta parte de la construcción se delegó en las familias, que ofrecieron una respuesta sensacional fabricándolas incluso a pares. Una vez en el cole, cada peque tenía la oportunidad de decorar su instrumento al gusto.

Pero evidentemente, un festejo de este calibre no se puede llevar a cabo sin preparación, así que durante algunos días los niños y niñas del cole estuvieron practicando las diferentes secuencias rítmicas para el gran día.

Y finalmente, cuando el gran día llegó, pues tuvieron un desempeño fantástico, pero como no hay nada tan claro como aquello que se pueda ver, os dejamos el enlace al vídeo y esperamos que nos contéis qué os ha parecido.

Cabañas descubre las maracas de Don Caracol

Los niños y niñas de la EIM Gloria Fuertes descubrieron una sencilla forma de hacer música.

Los niños y niñas de la EIM Gloria Fuertes de Cabañas de la Sagra son conocidos en la Red Cativos por su increíble gusto por los cuentos y la música.

Primero conocieron a Don Caracol.

Por eso a nadie le extraña que cuando en el Día del Libro la profe Mónica les leyó el cuento Don Caracol y la clave de sol, se metieran tanto en el papel que no tuvieran otra cosa en mente que crear su propia música.

Por eso, sus educadoras, siempre resolutivas, pidieron ayuda a las familias para fabricar unas maracas.

Cuando todo el mundo tuvo su envase de yogur líquido organizaron un taller en el que cada artista debía decorar su instrumento. Al fin y al cabo, es la forma más inmediata de expersar el estilo de cada uno…

Cuando la orquesta se dio por satisfecha con sus instrumentos, procedieron a la parte meramente de lutier:

Y luego se pusieron manos a la obra.

  1. En primer lugar introdujeron unos granos de arroz dentro del envase para que este tuviera una sonoridad óptima.
  2. Finalmente cerraron sus maracas con un globo y con la ayuda de las profes lo ataron fuerte con una goma.

A partir de este momento, la orquesta de maracas Cativos Cabañas de la Sagra ya estaba capacitada para acompañar como es debido a Don Caracol, que como ya hemos dicho, siempre toca en clave de sol.

¡Que comience la música en San Rosendo!

La orquesta de Cativos San Rosendo, a falta de que comiencen los ensayos, apunta muy alto.

La orquesta de Cativos San Rosendo, a falta de que comiencen los ensayos, apunta muy alto.

Los niños y niñas del San Rosendo, en Ferrol, se han propuesto montar una orquesta dentro del aula, pero su orquesta no es una banda cualquiera, ya que todos sus instrumentos están fabricados con materiales reciclados.

Han decidido que van a empezar con tres instrumentos: maracas, tambores y guitarras.

Decorando los tambores...

Decorando los tambores…

Para la confección de las primeras se han servido de los envases de sus yogures líquidos. Por supuesto cada uno ha decorado sus maracas antes de añadir un puñadito de lentejas y cerrarlas con un globo.

Los tambores, por su parte, han sido fabricados con los botes metálicos de leche en polvo. En primer lugar las profes los han revestido con aironfix, y a continuación los músicos los han decorado nuevamente a su gusto utilizando gomets. Finalmente han tensado la membrana de globo para conseguir un sonido único.

... y la guitarra.

… y la guitarra.

Y para terminar, el instrumento más carismático (la guitarra) ha sido creado a partir de una caja de pañuelos, que nuestros músicos han decidido pintar de azul. A continuación se añadió un tubo de papel de cocina a modo de mástil y, una vez secó la pintura, las educadoras pusieron las cuerdas a la guitarra utilizando gomas.

Ahora que nuestros músicos ya tienen sus instrumentos ya solo falta lo más importante: ¡ensayar!

Los monstruos del reciclaje de Torre Pacheco

Los niños y niñas de Torre Pacheco contaron con la ayuda de los monstruos del reciclaje.

Los niños y niñas de Torre Pacheco contaron con la ayuda de los monstruos del reciclaje.

La brigada ecológica de la escuela infantil municipal “San Antonio” ha comenzado el curso aprendiendo como llegar a ser verdaderos héroes del medio ambiente. Para conseguirlo es imprescindible conocer las 3R del ecologismo: reducir, reutilizar, reciclar.

En plena faena...

En plena faena…

Para ello comenzaron con una sencilla actividad en la que hicieron unas maracas reutilizando los botes de los batidos que ya se habían tomado. En primer lugar los personalizaron con gomets de colores, y cuando estuvieron satisfechos con el resultado introdujeron arroz o lentejas. Finalmente las educadoras cerraron los botes con un trocito de tela e hilo dejando las maracas listas para los peques.

... y ya terminada.

… y ya terminada.

Tras aplicarse en la reutilización de productos desechables, nuestra brigada ecológica siempre dispuesta se centró en las tareas de reciclaje. Para ello han contado con la ayuda de los monstruos del reciclaje, que les facilitaron asimilar qué material se corresponde con cada tipo de contenedor: el papel en el azul, los orgánicos en el verde y los envases ligeros en el amarillo.

Para desarrollar la actividad las educadoras esparcieron algunos de estos elementos por el patio de la escuela cerca de los monstruos del reciclaje, y entre todos lo resolvieron sin ningún problema. Ahora, la brigada ecológica Cativos de Torre Pacheco ya está preparada para realizar estas labores fuera del cole.

Los monstruos del reciclaje ayudaron a la brigada a diferenciar los materiales que componían los residuos y separarlos.

Los monstruos del reciclaje ayudaron a la brigada a separar los residuos.