Los mayores de Dénia visitan Mi Pequeño Rancho

Los mayores de L’Escoleta de Dénia visitaron una granja escuela bastante especial.

L’Escoleta de Dénia se encuentra en un paraje natural increíble que cuenta con un sinfín de posibilidades como Mi Pequeño Rancho, una granja escuela especializada en la equinoterapia y que el alumnado y profes de la escuela ya han visitado en otras ocasiones.

Reponiendo energías.

Esta actividad trataba de visitar este rancho terapéutico donde habitualmente van personas de todas las edades con problemas físicos y emocionales para realizar terapia con los caballos.

Pero antes de conocer a los protagonistas del actividad, los niños y niñas de la EIM de Dénia tuvieron la oportunidad de correr y jugar por unos campos de almendros, aprovechando para recoger algunas almendras, pelarlas y comérselas, completando un buen almuerzo antes de ponerse manos a la obra.

 

¡Máxima curiosidad!

Una vez ya estaba todo el mundo más tranquilo y con el estómago saciado, fue momento de comenzar con la ronda por las casas de los animales. De esta forma pudieron conocer un montón de especies e incluso darles de comer a las gallinas y las tortugas.

Ya con la labores de manutención hechas llegó el momento de ir con los caballos, donde les hablaron acerca de su mundo y costumbres y, además, tuvieron la oportunidad de subirse a ellos y dar un pequeño paseo.

Para terminar pudieron ir a ver a los ponis y caballos enanos, que les encantaron y despertaron su curiosidad a partes iguales, algo lógico cuando llegan de conocer y montar caballos «de verdad».

La fiesta de Moros y Cristianos en Denia

Las filas de moros y cristianos de L’Escoleta ya listas para desfilar.

El municipio de Denia se encuentra en una zona donde las fiestas de Moros y Cristianos adquieren especial relevancia llegado el verano. Por eso en L’Escoleta han acercado esta tradición a los más peques de la casa con su particular celebración.

Filas Cristianas

 

Debemos empezar señalando que estas fiestas conmemoran la acontecimientos como las batallas que se libraron durante la Reconquista, aunque en la zona (especialmente en Denia) hay otros acontecimientos históricos relacionados como puede ser la Expulsión de los moriscos de Felipe III, teniendo el puerto de Denia como uno de los principales embarcaderos.

Filas Moras

Las celebraciones aquí comenzaron en 1980 y tienen como días grandes entre el 13 y 16 de agosto, aunque comienzan el primer fin de semana del mes con el pregón festero y la entrega de las llaves de la ciudad por parte de la autoridades en la Plaza del Consell.

Cada año se van sumando adeptos a la causa y ahora mismo son ya 16 las filas que componen los bandos moros y cristianos, número que ha crecido mucho en los últimos años desde que en 1997 se permitió la participación femenina.

Instrucción morisca.

Y precisamente, fue una mujer la que trajo la fiesta al cole, ya que una de las mamás del centro pertenece a una de las agrupaciones. De esta forma, se aprovechó un taller de manualidades para preparar los atuendos y coronas de cada bando y se organizó un desfile por el cole con el que familiarizar a los niños y niñas de L’Escoleta con los que les espera este verano en su pueblo.

L’Escoleta de Denia visita el Parque de Torrecremada

La Brigada Ecológica Cativos Denia prestó mucha atención a las explicaciones del educador ambiental.

Los niños y niñas de la Brigada Ecológica Cativos Denia son muy profesionales a la hora de realizar sus actuaciones, por eso no es de extrañar que les haya interesado tanto la visita a los preciosos jardines de Torrecremada.

¿Alquien ve las tortugas?

Como no podía ser de otra forma, han ido acompañados de un educador ambiental del ayuntamiento, que les ha explicado todo de maravilla, aunque se ha tenido que desdoblar, ya que al ser tantos fue necesario dividirse en dos grupos para realizar las actividades.

La actividad principal ha sido realizar una pequeña plantación de cilantro en macetas, algo para lo que los niños y niñas del cole (igual que acabamos de ver con los de La Xara) están sobradamente preparados.

Pero además, también pudieron dar de comer a las tortugas que viven en el parque y darse una pequeña vuelta por el huerto urbano que hay dentro de las instalaciones y que cuida un eficiente grupo de jubilados.

Como era de esperar y como estaréis imaginando, todo el mundo se lo pasó en grande en la que sin duda será una de las mejores excursiones del curso en Denia.

La falla de Los Picapiedra triunfa en Denia

Las familias de Denia trabajaron durante meses en la elaboración de la falla de Los Picapiedra.

Las familias de Denia trabajaron durante meses en la elaboración de la falla de Los Picapiedra.

La Brigada Ecológica de Denia ha comenzado este curso con una fecha imprescindible en su calendario, las Fallas. Y ese día llegó ayer.

Denia es una localidad fallera con 70 años de celebraciones a pesar de pertenecer a la provincia de Alicante. Actualmente cuenta con once comisiones falleras y es reconocida en la Comunidad Valenciana no por su cantidad, si no por la calidad de sus monumentos.

Falla quemada.

La fiesta se celebra cada mes de marzo, especialmente los días 17, 18 y 19 en los que las ciudades se inundan de música, pólvora, color y tradición. A estos días les precede la plantá, cuatro días en los que las comisiones trabajan a contrarreloj para poner a punto el trabajo realizado durante todo un año, la falla.

Las fallas son obras de arte efímero en las que se plasman críticas satíricas a la sociedad actual y que serán pasto de las llamas en la noche de San José, como símbolo de purificación y finalización de un ejercicio para seguir en el siguiente año con fuerzas e ilusiones renovadas.

La comisión de nuestra brigada comenzó a trabajar hace meses, y es que las familias llevan meses elaborando muñecos falleros con materiales reciclados de acuerdo al tema escogido este año: «Los Picapiedra».

Una vez estuvieron todos los elementos de la falla en el cole (ayer), se plantó para quemarla esa misma tarde con la colaboración de Protección Civil, que controló el fuego perfectamente y nos dio paso a una fantástica merienda de chocolate con buñuelos.

La brigada ecológica de Denia conoce y cuida su playa

Un educador medioambiental guió la visita de nuestros peques a la playa de Denia.

Un educador medioambiental guió la visita de nuestros peques a la playa de Denia.

A lo largo de este curso, las brigadas ecológicas Cativos han demostrado con creces su implicación con el medio ambiente: han reforestado bosques, construido huertos y limpiado montes y playas sin dejar de aprender y divertirse como los niños y niñas que son.

Momento del paseo por las dunas

Momento del paseo por las dunas.

En L’Escoleta de Denia han ido un pelín más allá y han contado con la colaboración de un educador ambiental del ayuntamiento, que dos días antes acudió al centro para enseñarle a los peques los animales y plantas que habitan la playa a la que iban a ir.

El almuerzo es imprescindible.

El almuerzo es imprescindible.

La visita comenzó a primera hora de la mañana con un viaje en bus desde el cole a la playa, donde los 58 niños y sus educadoras emprendieron un recorrido por el paseo de madera guiados por el educador ambiental, que ya en las dunas pudo explicar mejor el funcionamiento del ecosistema y qué hay que hacer para mantenerlo limpio y sano.

Después del almuerzo, los peques realizaron una recogida de basura adaptada a sus posibilidades y volvieron a la escuela contentos por la experiencia y por haber aprendido tanto de su playa, que al fin y al cabo eran los objetivos de la excursión.

Y al final, volvieron al cole todos contentos.

Y al final, volvieron al cole todos contentos.

Lecciones de vida a través del cuidado a los animales

L´Escoleta Cativos de Denia trabaja el amor y respeto por los animales.

L´Escoleta Cativos de Denia trabaja el amor y respeto por los animales.

Esta semana, en la escuela infantil L´Escoleta de Denia se han propuesto manos a la obra para trabajar valores como:

  • El respeto a los animales.
  • La responsabilidad.
  • La sensibilidad.
Alumna de L´Escoleta descubre la morfología de su mascota.

Alumna de L´Escoleta descubre la morfología de su mascota.

El objetivo estaba claro, aprender con la escuela de la vida cuestiones tan importantes como la importancia de la alimentación, la higiene, el crecimiento, el envejecimiento, la salud, la enfermedad, la muerte, la reproducción, etcétera, a través de sus mascotas.

Actualmente, dos peces – Dorado y Mandarina – y dos tortugas – Iris y Airis – son las mascotas oficiales de las aulas de dos y tres años, una experiencia única con la que l@s niñ@s se muestra realmente emocionados.

Cada día, uno de l@s pequeñ@s es el encargado de darles de comer y limpiar los acuarios, alcanzándose una relación sorprendente y profundamente afectiva que, además, les brinda la oportunidad de observar de forma directa a los animales y adquirir un grado de responsabilidad para con ellos de gran envergadura.

Alumnos de L´Escoleta Cativos de Denia alimentan a sus mascotas

Alumnos de L´Escoleta Cativos de Denia alimentan a sus mascotas

 

 

Aprendemos a reciclar con L´Escoleta Cativos de Denia

IMG-20141106-WA0017

En nuestro post de hoy queremos mostraros una forma diferente para aprender a reciclar a los más pequeños, y todo esto, de la mano de la escuela infantil L´Escoleta Cativos de Denia, que un año más participa en el programa Voz Natura.

En primer lugar, los peques de 2 y 3 años y sus educadoras han elaborado los cuatro tipos de contenedores existentes según el material a reciclar: papel y cartón (azul), vidrio (verde), plástico, latas y bricks (amarillo) y residuos orgánicos (gris). En este proceso, las familias han tenido un papel protagonista, ya que han aportado buena parte del material reciclado utilizado en la actividad.

El segundo paso en este juego educativo ha sido que los pequeños, sentados alrededor de los contenedores, pegaran

Alumna Cativos durante la actividad.

Alumna Cativos durante la actividad.

los materiales que habían traído de sus casas en el contenedor correspondiente; como por ejemplo: un periódico viejo, una botella de cristal, un cartón de leche o las raspas de pescado, entre muchos otros.

A través de esta actividad pretendemos que los pequeños se conciencien, casi desde la cuna, de la importancia que tiene el reciclaje para ayudar al planeta Tierra y evitar que se siga contaminando. Una enseñanza que también se trasmite a las familias para garantizar que los alumnos sigan poniendo en práctica sus conocimientos en casa.

¿Os animáis a reciclar?

IMG-20141106-WA0015

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más actividades de nuestros «cativos» en el próximo post. 😉