Aparición en el blog maestro y puesta al día

La idea para el desfile de A Guarda se ganó una publicación en el blog Maestro de Voz Natura.

Aprovechando esta mínima pausa que los carnavales le dan al proyecto Voz Natura, íbamos a aprovechar para recuperar algunos temas que habíamos dejado pendientes, pero la semana pasada nos encontramos algo con lo que no contábamos.

¡Qué buena pinta tenían las lechugas de El Mirador!

Como ya os anunciamos hace unas semanas, los niños y niñas de A Guarda se iban a disfrazar de carballos para el desfile que se hace todos los años por el centro de la localidad. Y la idea que ciertamente está muy relacionada con la temática del actual proyecto Voz Natura, debió gustar mucho a sus responsables, ya que consideraron que era meritoria de una pequeña entrada en el blog Maestro, cosa que agradecemos y nos motiva para seguir a tope con este proyecto que tan buenos momentos e ideas nos está dando.

¡Cómo crecen las flores de Mogán!

Volviendo a la idea inicial de recuperar aquellos temas que nos habían quedado pendientes, vamos a empezar por el PAI Mar de Colores de El Mirador, donde a principio de curso os contamos que volverían a replantar su huerto. Pues bien, según comenzó el año la Brigada Ecológica Cativos El Mirador, en su repaso diario al huerto pudo ver que próximamente habría que cosechar, y finalmente a finales de enero pudieron recoger todo lo que habían plantado para disfrutar de una deliciosa ensalada en el comedor.

El huerto de San Rosendo ya está preparado.

Otro cole que también quiso aprovechar la oportunidad de explotar el huerto escolar fue el de Mogán. Solo que en este caso optaron por centrarse en el cultivo de flores, para lo que se valieron de la aportación de tetrabriks de las familias. Pero claro, teniendo en cuenta el clima de Canarias y la dedicación de la Brigada Ecológica Cativos Mogán, es de suponer que esos tetrabriks pronto se quedarán pequeños. En todo caso, tranquilidad, porque de una forma u otra sabemos que van a encontrar la solución adecuada.

Y terminamos esta actualización con otro huerto escolar, en este caso el de la EI San Rosendo en Ferrol. Quién más tiempo lleve siguiendo el blog quizás se acuerde de la primera publicación de este centro en el blog, en la que nos sorprendieron inventándose un huerto escolar en la fachada del centro. Pues bien, ese huerto sigue operativo y, vista la pinta que tiene, a nadie debería sorprender que próximamente nos traigan alguna genialidad de las suyas…

Tizas pone en marcha su proyecto de huerto

La Escuela Infantil Tiza va a poner en marcha este curso su propio huerto escolar.

La Escuela Infantil Tizas, de San Javier, se encuentra en una zona privilegiada para la agricultura, como ya pudisteis leer en anteriores entradas. Por eso es lógico que los mayores del cole se hayan decidido a plantar su propio huerto.

¡Gomets por todas partes!

Obviamente el proyecto Voz Natura es el mejor contexto para lanzar la iniciativa, así que en diferentes sesiones de su taller han ido dando poco a poco, sin prisa pero sin pausa, todos los pasos necesarios para acabar teniendo su propio huerto escolar.

En la primera sesión fabricaron sus semilleros. Para eso se valieron de los vasitos de yogur que ya se habían comido, de forma que pudieron reutilizar el envase y darle una nueva vida. Aunque también hay que reconocer que eran un poco sosos, por eso se centraron en decorarlos y personalizarlos, que fue una excusa perfecta para poder darle un poco de vida a todo el talento artístico que atesoran estos niños y niñas.

Con las preciosas macetas ya preparadas llegó la hora de darles el uso para el que se prepararon, por eso la Brigada Ecológica Cativos Tizas se armó con tierra y semillas y se puso manos a la obra. En ese tremendo huerto que están preparando habrá: rabanito redondo rojo, perejil de hoja lisa, hinojo de Florencia, escarola doble de verano, mostaza blanca, tomillo, cilantro, rúcula, espinaca Viroflay, perifollo común, lechuga romana larga, cebollino, eneldo y manzanilla. Es decir, una variedad espectacular que probablemente acabarán degustando en el comedor.

¿Qué plantaré aquí…?

Después de regar y comprobar que estaba todo bien, las macetas viajaron a su primer destino: la ventana del cole. Ahí pasarán el principio de su vida para que los niños y niñas del centro puedan ver todos los días cómo evolucionan y aprender de su crecimiento, regarlas y ¡contarnos que ya ha salido algún brote! A lo largo del curso intentaremos contaros cómo progresa esta preciosa iniciativa.

 

El PAI de El Mirador replanta su huerto

La Brigada Ecológica Cativos El Mirador ha estado trabajando en un huerto que promete sorpresas.

El curso pasado dedicamos una entrada a explicar por qué El Mirador es conocido como la huerta de Europa, por eso a quién la haya leído no le extrañará el entusiasmo que pone su Brigada Ecológica Cativos, año tras año, en trabajar su huerto escolar.

¡Aquí voy a plantar!

Todo comenzó con una visita al huerto que las educadoras aprovecharon para explicar todo lo que iban a plantar y cómo lo iban a hacer. Obviamente, la brigada estaba muy nerviosa e ilusionada ya que, recordemos, la mayoría de familias del centro trabajan en el sector agrícola y esta sería una nueva generación de grandísimos agricultores.

Llegado el momento de plantar todo el mundo escuchaba atentamente las instrucciones de las seños y esperaban con impaciencia su turno, para plantar pero también para coger la regadera. Era algo nuevo y había mucha emoción.

¿Esta qué lechuga es?

Cuando llegaba su turno se les dejaba jugar con la tierra, pero su misión era cavar un hoyo en el que enterrar la planta, taparla y luego regarla. En este punto tenemos que dar las gracias a una familia del cole que se ha encargado de aportar un montón de lechugas diferentes y brócoli para realizar la plantación.

Como siempre una vez realizada la plantación el impulso inicial es ver cómo crecen las plantas, pero las seños les han explicado que es un proceso lento que requiere de mucho mimo y cuidado para que estas crezcan sanas y fuertes para poder ofrecernos magníficos alimentos.

¡Y a regar!

Los mayores del cole han desarrollado sus primeras habilidades como agricultores y poco a poco, a lo largo del curso irán desarrollando más, pero sobre todo, concienciándose de que lo que tienen en casa es un tesoro que deben cuidar pues les ofrecerá toda su vida una alimentación sana y sostenible para el medio.

Ahora ya solo nos falta esperar a la siguiente actividad, que si todo marcha según lo previsto será crear un espantapájaros que proteja su plantación durante el resto del curso, pero eso ya es materia de otra publicación.

El nuevo huerto aromático de La Xara

La Brigada Ecológica Cativos La Xara supervisando su huerto aromático.

La Brigada Ecológica Cativos de la Escoleta Mestra Vicenta Estela de La Xara llevaban una buena temporada con ganas de poner en marcha su huerto escolar, ¿y qué mejor manera de comenzar que aventurándose con las plantas aromáticas?

Presentado el tema.

En primer lugar y teniendo en cuenta que podía haber miembros del grupo que no estuvieran completamente familiarizados con ellas, se aprovechó una de las asambleas de primera hora de la mañana para hablar sobre ellas y sobre algunos de los elementos necesarios para poner en marcha el huerto.

Una vez que ya se habían puesto en común los conocimientos de cada una de las dos aulas del cole, llegó el momento de preparar los semilleros. Como siempre, aquí todo el mundo pudo dar rienda suelta a su vena artística decorando sus semilleros elaborados con material reciclado.

Acabando los semilleros.

Una vez preparados, los llenaron con tierra, enterraron algunas semillas de orégano, romero y albahaca y regaron. Desde ese momento ya conocían el proceso de plantación, las diferentes semillas que había en los semilleros y cuáles eran aquellos de los que se tenían que hacer responsables.

Mientras los semilleros iban creciendo poco a poco, la Brigada Ecológica Cativos La Xara y sus educadoras aprovecharon para preparar el huerto del que disponen en la escuela. Cogieron sus herramientas y el sustrato para dejar la tierra en unas condiciones perfectas para las plantas.

¡Fresquísimo!

Antes de comenzar la propia plantación, los niños y niñas del cole tuvieron la oportunidad de oler y manipular las plantas una última vez antes de dejarlas en la tierra.

Como veis, en esta actividad han completado el ciclo de las plantas, pero también han conocido varios tipos y han trabajado con ellos, utilizando además las herramientas adecuadas y, en definitiva, convirtiéndose en unos expertos agricultores que seguramente nos sorprenderán en un futuro con sus dotes.

Santiago de la Ribera ya planta en su huerto

Los mayores del CAI Pasito a Paso ya han preparado su huerto escolar.

La Brigada Ecológica Cativos de Santiago de la Ribera no ha faltado este año a su cita con el huerto escolar. Y es que como cada año, los mayores del cole ya se han puesto a trabajar para recoger una deliciosa cosecha de verduras típicas de su tierra para luego llevárselas al comedor.

¡Semilleros listos!

Esta vez han plantado tomates, cebollas tiernas, lechuga rizada, lechuga de hoja de roble y brócoli entre otras.

Como siempre, el primer paso de la siembra es preparar los maceteros con arena fértil y utilizando los utensilios adecuados: palas, semilleros y regaderas; además de los contenedores de agua que ya realizaron en talleres anteriores.

Pero antes de empezar, la brigada escuchó atentamente las explicaciones y demostraciones de las educadoras para luego poder poner en práctica lo que les habían dicho.

¡Manos a la tierra!

La tarea era sencilla, pero había bastantes plantas. Había que hacer un agujerito en la tierra en el que introducir los semilleros y después tapar con tierra y regar.

Fue un trabajo rápido y más o menos limpio, y ahora ya solo faltan las labores de seguimiento y cuidado del huerto para asegurarse de que todo transcurre adecuadamente y sin sobresaltos, observando su evolución y contando los días hasta la recogida.

Echa a andar el huerto escolar del CAI Beniel

Las educadoras del CAI de Beniel han improvisado sus huertos escolares en cajas de fruta.

Beniel forma parte de una comarca conocida como la Huerta Murciana, por lo que es lógico que su Brigada Ecológica trabaje diariamente en su huerto escolar.

El huerto de zanahorias.

Como en el recinto de la escuela no disponen de terreno adaptado para tener su huerto, han improvisado unos en cajas preparadas especialmente con tierra, abono y piedras en el fondo para que los sostengan.

Los cultivos más habituales en la zona son verduras y cítricos, especialmente el limón, con los que los niños y niñas del cole están completamente familiarizados.

Así que esta vez se ha decidido que lo que van a plantar serán semillas de  zanahorias y rábanos que cuidarán y regarán diariamente durante las próximas semanas al mismo tiempo que podrán ver cómo evolucionan.

Durante esta primera jornada de trabajo en el huerto han aprendido cómo hay que preparar la tierra, cómo plantar las semillas y qué es necesario para que estas crezcan fuertes y sanas. Y además, han podido experimentar con la tierra y el agua, una actividad que sin duda es de las favoritas de todas las Brigadas Ecológicas Cativos.

El CAI Pasito a Paso recoge su primera cosecha

Todos los participantes coincidieron en que la primera cosecha ha sido un éxito.

Todos los participantes coincidieron en que la primera cosecha ha sido un éxito.

La Brigada Ecológica Cativos Santiago de la Ribera se ponía manos a la obra junto a sus familias el pasado mes de enero para realizar una interesante plantación en su huerto escolar.

Algunos momentos estelares...

Algunos momentos estelares…

Cuatro meses después, los participantes de aquella actividad volvieron a unir fuerzas para realizar la recolección de la cosecha.

Durante todo este tiempo, los mayores del CAI Pasito a Paso se encargaron de cuidar los vegetales y seguir permanentemente la evolución de su huerto.

Sin embargo, la gran mayoría de sus familiares no tuvieron la misma suerte y no han podido comprobar la evolución de su trabajo, así que ya os podréis imaginar su sorpresa cuándo descubrieron el resultado de aquella plantación.

Una vez realizada la recogida de la cosecha, tocó el reparto para que todo el mundo se pudiese llevar a casa y catar el producto de los esfuerzos de los niños y niñas del cole, que se mostraron muy ilusionados por poder compartir con sus familias una actividad en la que han trabajado tanto durante los últimos meses. Y a nosotros solo nos quedan palabras de agradecimiento por su permanente predisposición a colaborar con el cole.

Nueva edición de los cultivos de Conxo: patatas

A pesar de la polilla guatemalteca, en Conxo se espera una espectacular cosecha de patatas.

A pesar de la polilla guatemalteca, Conxo espera una espectacular cosecha de patatas.

Quién sigue a este blog desde hace unos cursos sabe de la dedicación de los niños y niñas de Conxo con su huerto escolar. Si en la última entrada de su huerto con encanto plantaban unas deliciosas lechugas, esta vez se han decidido por unas imprescindibles patatas. Ese alimento que gusta a todo el mundo, combina bien con cualquier comida y es muy fácil de plantar.

¡A oxigenar!

¡A oxigenar!

En primer lugar han decidido cambiar la tierra, y por tanto, se hacía necesario oxigenarla, así que nuestra Brigada Ecológica de Conxo se ha esmerado en removerla con palas y rastrillos. Al fin y al cabo, ¡es súper divertido!

A continuación han cavado unos agujeros no muy profundos con una separación de unos 15 cm entre unos y otros para asegurarse de cada planta tiene su espacio.

Seguidamente han metido una patata cortada en cada hoyo con el ojo hacia arriba, y lo han cubierto de tierra.

Finalmente ya solo quedaba regarlas con abundante agua, sin ninguna duda, uno de los pasos preferidos de nuestros jóvenes agricultores.

Desde esta misma semana ya han estado controlando cómo brotan las patatas y en unos meses podrán ver el resultado de la cosecha, mientras tanto, nuestros socios y socias de Conxo prometen mantenernos informados.

Mogán enfoca sus actividades hasta junio

Las clases de Mogán idearon actividades en las que trabajarán hasta final de curso.

Las clases de Mogán idearon actividades en las que trabajarán hasta final de curso.

Las clases de 2-3 años de Mogán han realizado en las últimas semanas unas actividades medioambientales que se prolongarán durante el resto del curso.

Amarillo = envases ligeros

Al amarillo los envases ligeros

La primera de ellas fue la elaboración de unos semilleros valiéndose de los recursos que ofrece el entorno y apostando, como siempre, por la reutilización de materiales.

Para elaborarlos, las educadoras han cortado botellas de plástico que los peques han rellenado con tierra y sustrato, para después plantar la semilla y regar esperando que salgan adelante. A partir de ahora cada uno tendrá que supervisar y cuidar su semillero hasta fin de curso, adquiriendo una actitud de cuidado y respeto por las plantas, además de asimilar perfectamente los diferentes procesos por los que pasa planta durante su evolución.

Por otra parte, el otro aula optó por crear un rincón del reciclaje. Para ello, su educadora preparó tres árboles con sus contenedores creados con cartón reutilizado y que posteriormente sus alumnos se encargaron de pintar de los colores azul, verde y amarillo según el tipo de material a reciclar.

Esta actividad pretende fomentar el cuidado y el respeto del medio ambiente, ya que a partir de ahora ahora comenzarán el proceso de aprendizaje de relacionar los colores de los contenedores con los residuos a reciclar. Gracias a esta iniciativa estamos seguros de que terminarán el curso dominando esta cuestión tan importante para su entorno.

Pasito a Paso, ya podemos presumir de huerto

Como siempre, las familias de Santiago de la Ribera no dudaron en colaborar con el cole.

Como siempre, las familias de Santiago de la Ribera no dudaron en colaborar con el cole.

Pero según se acercaba febrero la situación se ha ido normalizando y la semana pasada por fin han podido realizar la primera plantación del año aplicando además las mejoras elaboradas en el taller de reciclaje: han reconstruido los espantapájaros Pepa y Berto y han creado cati-regaderas y contenedores para el agua.

Pepa y Berto en la revisión.

Revisión de Pepa y Berto.

En definitiva, para un momento tan significativo como la primera plantación de la temporada, las educadoras quisieron contar con la colaboración de las familias, y tras explicarles las actividades que se habían realizado previamente para acondicionar el huerto, procedieron a repartir los vegetales que se iban a plantar, todos ellos típicos en las huertas de la zona: brócoli, perejil y lechugas de los tipos iceberg, baby, roja y rizada.

Una vez finalizada la plantación y con la satisfacción del trabajo bien hecho tras una jornada tan diferente como divertida, solo queda realizar el seguimiento y mantenimiento del huerto para que los niños y niñas del cole se puedan llevar a casa los vegetales que han plantado y cuidado con tanta ilusión.

Aquí se puede apreciar claramente el trabajo de los nuestros y sus familias.

Aquí se puede apreciar claramente el trabajo de los nuestros y sus familias.