El macetero-neumático de O Restollal

Neumático-macetero

Algo tan feo como un neumático viejo puede transformarse en algo bello como este macetero.

Los seguidores habituales del blog ya sabéis que los niños y niñas de O Restollal (Santiago de Compostela) son tremendamente creativos, bien, pues su última peripecia ha sido crear un macetero a partir de un neumático usado.

Así quedó el neumático tras los recortes.

Así quedó el neumático tras los recortes.

Para eso, a parte del neumático, han necesitado:

  • Tiza
  • Cúter
  • Pintura plástica
  • Una tabla de madera de 50 cm de diámetro.
  • Puntas
  • Martillo

El primer paso es marcar con tiza el borde del neumático. En este caso han decidido hacerlo con formas de pétalos (ya os podéis imaginar qué han plantado, ¿verdad?). Una vez ya tenemos el diseño hay que cortarlo con un cúter. Estos recortes no se desperdician, de hecho ya nos han avisado de que son muy útiles para, por ejemplo, hacer el marco de un cuadro o un espejo.

Siempre el paso más divertido.

Siempre el paso más divertido.

El siguiente paso es pintarlo, así que en primer lugar se pinta todo de un color para tapar el aburrido color negro del neumático. Una vez se ha secado la primera capa de pintura ya es hora de darle ese toque tan suyo, así que han plasmado sus manos por todo el neumático, más personalizado imposible.

Una vez han tenido la decoración finalizada, los profes han fijado la tabla que servirá de base. Claro, han utilizado las puntas y el martillo.

Finalmente ya solo queda lo más divertido: llenarlo de tierra, plantar unos bulbos de jacintos, regar con mucha agua y ahora ¡a esperar a que crezcan las flores!

El cole de El Mirador ya tiene su huerto

Los peques esperan pacientemente para poder estrenar sus huertos.

Los peques esperan pacientemente para poder estrenar sus huertos.

A falta del espacio de tierra apropiado para que nuestros las brigadas ecológicas Cativos de El Mirador pudiesen tener su huerto, los servicios municipales de San Javier han diseñado seis jardineras móviles elaboradas con palés reutilizados, en las que los niños y niñas del cole ya han plantado las primeras lechugas baby.

Un poco de ayuda para plantar.

Un poco de ayuda para plantar.

Para crear cada uno de los seis huertos se han utilizado dos palés superpuestos y forrados con tela asfáltica, que se han rellenado con tierra ya lista para plantar. Además, cada jardinera cuenta con cuatro ruedas que permitirán una gran movilidad a la hora de buscar el sol.

A partir de ahora, los niños y niñas de El Mirador podrán trabajar su huerta y ocuparse de sus plantas, así que seguro que realizarán muchas actividades como las que otros coles comparten aquí.

Pero lo mejor de todo es que todo el mundo está muy motivado con la iniciativa. Por supuesto los peques están deseosos de trabajar con la tierra y experimentar muchas sensaciones nuevas y aprender cosas diferentes todos los días; las profes ya están pensando en todo lo que pueden hacer a partir de ahora y hasta las familias ya han llevado plantas y semillas al cole para ayudar a que las cosechas sean siempre de primera.

Así que ahora solo nos queda esperar y ver todo lo que brotará este curso de estos nuevos huertos ecológicos.

El cole de Riveira crea un huerto ecológico con palets

El huerto ecológico de Riveira con las parcelas de cada clase.

El huerto ecológico de Riveira con las parcelas de cada clase.

Los alumnos de la escuela infantil municipal de Riveira, conocidos por su maestría en la realización de trabajos con material reciclado, han construido un huerto ecológico para su escuela y en el que ya han plantado lechugas y hierbas aromáticas.

Magnífico trabajo con la tierra.

Magnífico trabajo con la tierra.

Organizada en vistas de la llegada del buen tiempo, más de un centenar de niños participaron en la actividad que les permitirá conocer el proceso de crecimiento de las plantas y los cuidados necesarios para que evolucionen saludablemente.

Plantar siempre es lo mejor.

Plantar siempre es lo mejor.

La base del huerto fue cedida por una empresa de la zona: dos palets que luego se apuntalaron con bolsas de basura para poder echar la tierra sin que se escapase. A continuación, formaron las jardineras mezclando la tierra con humus, momento en el que la ayuda de los más pequeños se hizo imprescindible para echar la tierra y allanarla con sus palas y rastrillos.

Una vez la tierra estuvo en condiciones, cada clase de 2-3 años plantó sus lechugas y hierbas aromáticas, que a su vez son un pretexto perfecto para fomentar una alimentación saludable en nuestros pequeños.

Una vez terminado todo el proceso, según el día de la semana, los peques acuden en turnos a supervisar el crecimiento de su huerto y a regar, porque ya saben que el agua, igual que el sol, es fundamental para su crecimiento.

Ahora hay que estar pendientes de la evolución y no olvidarse de regar.

Ideas para crear un huerto escolar en la ciudad

IMG-20141118-WA0000

Parte del huerto escolar de Cativos Restollal

La falta de espacio o vivir en una ciudad ya no es excusa para no tener un huerto escolar y hoy, desde la escuela infantil Cativos de Restollal – en Santiago de Compostela – quieren darnos algunos trucos para crear uno muy original.

En este centro Cativos tienen que aprovechar al máximo el espacio exterior, por ello, han pensado que este año tenían que hacer algo diferente, y lo primero por lo que optaron fueron unos curiosos semilleros colgantes.

¡¡Atent@s al proceso!! 🙂

DSC_0008

Diseño de la tabla.

  1. Primero, nuestros peques pintaron una tabla con mucho colorido. Llevan el arte en las venas 😉
  2. Un profe se encargó de colocar una hilera de alcayatas con una separación aproximada de 3 cm entre unas y otras.
  3. En cada par de alcayatas colocamos unos aros hechos con cable rígido y con el diámetro de un vaso de yogur.
  4. El siguiente paso era buscar una ubicación atractiva y que no molestara mucho. La barandilla del patio era el sitio ideal y un soporte para maceteros nos permitió incorporar la tabla.

    DSC_0050

    Alumnos de Cativos Restollal plantando en sus semilleros.

  5. Pero lo más divertido estaba todavía por llegar. Era hora de que los peques se embadurnaran de tierra rellenando vasos de yogur, y por supuesto, plantando los puerros y los cebollinos.

¿Queréis ver el resultado?

Tchán….

IMG-20141118-WA0001

Semilleros colgantes

 

Su siguiente aportación creativa para disponer de un huerto en el patio de su escuela infantil fue preparar un sistema de riego ecológico. Os contamos cómo lo hicieron.

  1. Lo primero, aprovechar unas botellas de plástico y hacerle un montón de agujeros por todas partes. ¡¡Reciclaje al poder!!
  2. A continuación utilizaron unas cajas de poliespán y las convirtieron en maceteros. Eso si, previa decoración.

    DSC_0061

    Toca regar las plantas.

  3. Una vez colocadas las botellas en medio del macetero, sólo era cuestión de llenarlo de tierra y plantar las lechugas. Ummm… a ver que ensalada más rica va a salir de ahí.
  4. Y por último, llenar las botellas de agua para que, poco a poco, la tierra se vaya humedeciendo y las lechugas de Cativos Restollal no pasen sed.

¿Qué os parece el sistema?

¿Lo pondríais en práctica en vuestros pisos o casas?

Maceteros con sistema de riego ecológico incorporado

Maceteros con sistema de riego ecológico incorporado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esperamos leer todos vuestros comentarios 😉

¡Hasta el próximo post!

 

El CAI Cativos de Beniel inaugura su huerto escolar

Explicación de la sesión en el CAI Cativos de Beniel

Explicación de la sesión en el CAI Cativos de Beniel

El CAI Cativos de Beniel ya ha iniciado su experiencia con el huerto escolar en una primera sesión que ha permitido a nuestros peques, de dos añitos, vivir la experiencia de ver, tocar, plantar y regar diferentes tipos de semillas, en este caso rábanos y zanahorias.

IMG-20141030-WA0009

Alumno plantando las semillas

Con el objetivo de motivar e incentivar a los alumnos en el respeto y el cuidado de la naturaleza y de nuestro entorno, los niños han preparado todo el materia. Desde las cajas, las piedras, la tierra, el agua o las semillas para acondicionar el huerto y luego poder plantar. Un proceso que ha llevado varios días, ya que las educadoras del centro han trabajado la actividad también durante las clases.

Tras acondicionar la zona, los alumnos han plantado las semillas que a partir de ahora deberán cuidar y observar para ver su evolución hasta el momento de recoger sus frutos.

Las semillas de las zanahorias.

Tras la plantación, toca regar.

Además, nuestro centro de Beniel ha pensado en todo, y para evitar posibles problemas con la plantación han decidido colocar un espantapájaros.

Pero este no ha sido el único elemento decorativo, a la vez que funcional, que nuestros alumnos han instalado en su huerto, ya que para garantizar el bienestar de los pajarillos de la zona, también han colocado un bebedero en el patio del centro que cada día rellenarán de agua.

Como podéis observar, un bebedero creado con materiales reciclados 😉

El bebedero de pájaros

Bebedero para pájaros

Hasta el próximo post 🙂