La falla de Los Picapiedra triunfa en Denia

Las familias de Denia trabajaron durante meses en la elaboración de la falla de Los Picapiedra.

Las familias de Denia trabajaron durante meses en la elaboración de la falla de Los Picapiedra.

La Brigada Ecológica de Denia ha comenzado este curso con una fecha imprescindible en su calendario, las Fallas. Y ese día llegó ayer.

Denia es una localidad fallera con 70 años de celebraciones a pesar de pertenecer a la provincia de Alicante. Actualmente cuenta con once comisiones falleras y es reconocida en la Comunidad Valenciana no por su cantidad, si no por la calidad de sus monumentos.

Falla quemada.

La fiesta se celebra cada mes de marzo, especialmente los días 17, 18 y 19 en los que las ciudades se inundan de música, pólvora, color y tradición. A estos días les precede la plantá, cuatro días en los que las comisiones trabajan a contrarreloj para poner a punto el trabajo realizado durante todo un año, la falla.

Las fallas son obras de arte efímero en las que se plasman críticas satíricas a la sociedad actual y que serán pasto de las llamas en la noche de San José, como símbolo de purificación y finalización de un ejercicio para seguir en el siguiente año con fuerzas e ilusiones renovadas.

La comisión de nuestra brigada comenzó a trabajar hace meses, y es que las familias llevan meses elaborando muñecos falleros con materiales reciclados de acuerdo al tema escogido este año: «Los Picapiedra».

Una vez estuvieron todos los elementos de la falla en el cole (ayer), se plantó para quemarla esa misma tarde con la colaboración de Protección Civil, que controló el fuego perfectamente y nos dio paso a una fantástica merienda de chocolate con buñuelos.

El magosto, como en Vedra, en ningún sitio

Los niños y niñas de Vedra vivieron la semana del Magosto con mucha intensidad

Los niños y niñas de Vedra vivieron la semana del Magosto con mucha intensidad

El mes de noviembre es el mes del Magosto, una fiesta tradicional de origen celta que aún pervive en algunas zonas del norte de España como Galicia, Cantabria, Asturias o León y cuyos elementos comunes son la castaña y el fuego.

Castañera, al rincón

Castañera, al rincón

Por eso en la escuela infantil municipal de Vedra han dedicado una semana a esta celebración pagana, así que vamos a hacernos una idea de todas las actividades desarrolladas hablando de los talleres de manualidades, reciclaje y huerta, además claro está, de la propia celebración.

Empezando por el taller de manualidades, los niños y niñas del cole salieron al jardín de la escuela para recoger erizos, castañas, bellotas, setas… que le sirvieron para montar el rincón del otoño. En otra actividad y con vista a la celebración también elaboraron una castañera y cucuruchos de papel de periódico en los que recoger sus castañas y poder comérselas y llevárselas para casa. Por su puesto no podía faltar el mural y la corona temática que tanto les gusta.

¡Otra reforestación en Vedra!

¡Otra reforestación!

Para el taller de reciclaje recuperaron algunas de las castañas que recogieron en su salida para crear unos caracoles con restos de plastilina a modo de cuerpo. El taller de reciclaje es muy importante para estimular su creatividad, la idea es extraer grandes ideas de aquellos elementos que otros desechan.

Por su parte, para el taller de huerta han decidido plantar castañas, bellotas y nueces en vasos de yogur recuperados de las comidas y meriendas. Después de todo, los terrenos de la escuela son perfectos para estas plantas.

Al final de la semana ya solo faltaba la celebración a la que lógicamente llegaron con unas ganas tremendas. Para que fuese posible, las familias colaboraron una vez más dándoles a los peques un puñado de castañas ya pinchadas para asar en el cole. La verbena se completó con bailes y música típica gallega.