Los niños y niñas de Palencia saborean el otoño

Los niños y niñas de Palencia pudieron conocer, manipular y probar muchas frutas y frutos secos propios del otoño.

Los niños y niñas de Palencia conocieron, manipularon y probaron frutas y frutos secos de otoño.

En la escuela infantil municipal de Palencia adoran experimentar con el entorno y las estaciones son una oportunidad perfecta para conocer más sobre él. En este caso, el otoño nos brinda una gran cantidad de conceptos y elementos nuevos que los peques han ido descubriendo poco a poco.

Los más ¡pequeños también!

¡Los más peques también!

Una de estos elementos son las típicas hojas secas con las que todos identificamos esta época del año. Los niños y niñas del cole Casilda Ordóñez las han manipulado y jugado con ellas en una de las actividades más divertidas para ellos.

Expectación con los piñones

Descubriendo los piñones.

Además, el otoño también nos brinda gran cantidad de frutas y frutos secos que conocer, manipular y probar como la granada, el caqui y el membrillo (a mayores de aquellos con los que ya están familiarizados), que reclamaron toda su atención y sirvió de pretexto para que las educadoras insistiesen en la importancia de comer fruta para crecer sanos y fuertes.

¡Gracias familias!

Y esta es la exposición del otoño.

Nuestros peques también conocieron, aunque sin probarlos, algunos frutos secos como las nueces, avellanas y piñones. Sin embargo, las educadoras tuvieron la oportunidad de asar unas castañas y su alumnado pudo llevarse a casa un tradicional cucurucho especialmente preparado para ellos.

Estas actividades quedaron recogidas en una exposición en la que los papás y mamás colaboraron aportando dibujos realizados con los suyos y manualidades con elementos del otoño, además de frutos secos y hojas. Vamos, que les ha quedado una muestra chulísima.

Un arco iris de sabores

Un arco iris de sabores

Un arco iris de sabores

Esta semana, los niños y niñas de Cativos A Guarda han podido descubrir un auténtico arco iris de sabores. ¿Nos acompañáis a descubrir el secreto de esta actividad?

Pues…¡Vamos allá!

Blog 1Sobre un mural previamente realizado por los peques en el aula, nuestros «cativos» han recortado imágenes de frutas y verduras de diversos colores de varios folletos de supermercado que aportaron las familias.

El siguiente peldaño de este arco iris de sabores fue clasificar cada uno de los recortes en la franja del color del arco iris que le correspondía por su gama cromática.

Como podéis observar en la imagen inferior, este fenómeno meteorológico y óptico dio a los niños de 2 y 3 años de la escuela infantil municipal de A Guarda, y a su educadores, la excusa perfecta para descubrir que de la huerta podemos sacar un arco iris completo.

Blog 2

De la huerta podemos sacar un arco iris de colores.

Pero a esta sesión con la que los más pequeños pudieron repasar los colores y los nombres de diversas frutas y hortalizas, todavía le quedaba la mejor parte: crear una completa brocheta de frutas para degustar cada uno de los colores del arco iris.

Brocheta multicolor

Brocheta multicolor

¡¡Riquísimas!!  😆