La espectacular Navidad de la EIM Riveira

Las familias de Riveira siempre se vuelcan con las actividades propuestas, así que con las fiestas…

La Navidad es una época que les encanta a nuestros compis de Riveira, ya que son fechas en las que aprovechan para abrir, aún más si cabe, las puertas del centro a las familias. Así que vamos a aprovechar esta entrada para resumir algunas de las actividades que se llevaron a cabo en la escuela durante esas fechas.

Los renos para casa.

Y vamos a empezar la decoración del cole, porque en realidad es una decoración que corresponde a toda la comunidad del centro educativo, ya que todos los niños y niñas del cole se encargaron de aportar una bola decorada a su gusto reciclando materiales como cartón, arena, plástico, habas… Estas fueron las bolas que se utilizaron para decorar los árboles de Navidad de cada clase.

Como era de esperar teniendo en cuenta que todo el mundo había trabajado para decorar el cole, también se decidió elaborar decoración para casa. Por eso elaboraron unos renos con tubos de cartón con los que decorar los árboles de casa. Cada clase utilizó materiales diferentes para hacer los ojos, los cuernos o la nariz como goma EVA, gomets, pompones, pegatinas… Pero todas las aulas se pusieron de acuerdo para pintar el cartón con témpera y pincel o rodillo.

¡Y las cajas!

Otra de las actividades fue elaborar la caja del Apalpador. En este caso fueron los más peques del cole los que adornaron una caja de zapatos con sus manos para el Apalpador, que para quién no lo sepa, es un personaje mítico de Galicia. Cuenta la leyenda que en Nochebuena y Nochevieja, este viejo y barbudo carbonero que vive en las montañas baja a las aldeas para palpar las barrigas de los niños y niñas del pueblo para ver si las tienen llenas. Si es así, les deja una cajita con un juguete elaborado con material de reciclaje, pero si están vacías les deja un puñadito de castañas para que la llenen.

Y finalmente y como no podía ser de otra forma, el día 20 de diciembre se celebró la fiesta con las familias, en la que cada una debía aportar un dulce típico navideño. Pero como las familias de Riveira son muy generosas y espléndidas sobró bastante comida, así que aprovecharon para compartir esos dulces con Cáritas.

 

¿Adivináis de qué se han disfrazado en Riveira?

La semana de carnaval terminó en la EIM de Riveira con una gran fiesta y dulces típicos.

El carnaval es una fiesta de gran calado en Riveira, de hecho, los niños y niñas del cole se pasan más de una semana celebrándolo. Y evidentemente, ¡este año no iba a ser menos!

 

¿A quién os recuerdan?

Las educadoras organizaron distintas actividades para que cada día tuviera algo que ver con la celebración que tanto gusta en Riveira. Imaginaos cuánto que desde hace ya bastantes años el martes de carnaval es festivo para poder celebrarlo como se merece.

Resumidamente, las actividades carnavalescas consistieron:

  1. El lunes y martes hubo taller de pintacaras donde los niños y niñas del cole pudieron lucir los motivos que les apetecían: piratas, gatos, ratones, indios…).
  2. El miércoles cada clase pintó sus caretas de pollitos y patitos, según correspondiera, y todo el mundo se la llevó a casa.
  3. El jueves fue el día de lucir un complemento carnavalesco (pelucas, gafas, gorros…), cada quién el que prefería.
  4. El viernes fue el día propio de la fiesta en el cole, en el que cada familia asistió con un dulce típico de las celebraciones (orejas, roscas, filloas) y se encontró con la sorpresa de todo el personal del centro (alumnado incluido) alternando vestimenta.

Aquí es más fácil.

Los niños y niñas de 1 a 3 años se disfrazaron de profes, con el mandil típico de las educadoras, con sus colores representativos hechos con bolsas de plástico, lazos y aironfix. Evidentemente, también llevaban sus etiquetas identificativas con nombre y puesto de trabajo.

Como vestir a los bebés con bolsas de plástico no era lo más apropiado, les tocó interpretar el papel del personal de servicios (cocina y limpieza) con su color blanco representativo, gorro para cocinar e identificación.

Por supuesto, a las profes les tocó vestirse como sus cativos aunque no pudieron abandonar sus funciones durante la fiesta.

Finalmente, el martes con el entierro de la sardina se puso punto y final a una fiesta que no volverá hasta el año que viene, ¡y menos mal!

San Rosendo celebra «La noche de las Pepitas»

La celebración de San Rosendo fue el mejor prolegómeno posible para "La noche de las Pepitas" .

La celebración de San Rosendo fue el mejor prolegómeno posible para «La noche de las Pepitas» .

La víspera de San José es una fecha muy señalada en Ferrol, ya que durante esta noche sus calles se llenan de laúdes, mandolinas y bandurrias para celebrar «La noche de las Pepitas». Esta fiesta del siglo XIX, declarada Interés Turístico en Galicia, es protagonizada actualmente por treinta rondallas vestidas con capas en las que no faltan cintas y escarapelas y sacan a la calle música de habaneras, valses, danzones, etc.

El kit completo.

El kit completo.

Las mujeres ferrolanas asomadas al balcón reciben los sones de las rondallas desde lo alto, y es que cada rondalla elige una madrina que la acompaña, además de en el pasacalles, en la actuación de la plaza del Marqués de Amboage, una de las más emblemáticas de Ferrol.

Como no podía ser de otra forma, la Brigada Ecológica Cativos San Rosendo no ha querido dejar pasar la oportunidad de sumarse a tan emblemática fiesta y se ha puesto manos a la obra.

Primeramente han comenzado con las capas. Para ello, han utilizado bolsas de basura de color negro en las que han realizado una abertura a cada lado de la misma, de este modo la bolsa es más amplia y se puede utilizar de capa.

Los peques no perdieron detalle de la increíble actuación.

Los peques no perdieron detalle de la actuación.

En las capas reales, los componentes de las rondallas llevan unas escarapelas de las cuales les cuelgan unas cintas. Nuestra brigada ha cortado papel de seda, en forma circular hasta formar varias capas, y a continuación los han grapado en el centro. Para tapar las grapas han colocado un gomet en el centro de la escarapela. Unido a esta escarapela han trozos alargados de papel de charol de varios colores de forma que queden colgados.

Mientras que las rondallas llevan en la parte superior unos “cuellos”, los niños y niñas de San Rosendo han utilizado papel charol de color amarillo, dándole forma de pico. Posteriormente, han cortado dos trozos de igual tamaño y después los han unido con cinta de doble cara, formando un pico. A los extremos han colocado lana para que así puedan ser más fáciles de poner y quitar.

También se pueden encontrar escudos en las capas de los componentes de las rondallas. En este caso, las capas de San Rosendo han lucido cuatro: el de Ferrol, Galicia, España y Cativos. Estos escudos los han coloreado con ceras de colores para finalmente pegarlos en la sus respectivas indumentarias.

Finalmente, cuando todo este proceso había terminado, ya solo faltaba celebrar «La noche de las Pepitas» en el cole, impensable sin la participación de don Manuel Galán Ucha (también conocido como el abuelo de Paula), miembro de la Rondalla Trovadores de Ares. Como estaba previsto, la música de las rondallas, sus vestimentas, bailes y sonrisas inundaron la Escuela Infantil San Rosendo en una jornada diferente para los peques y que será la primera de muchas celebraciones en su ciudad.

Tizas y Pasito a Paso en la romería de San Blas

El cuento con la historia de San Blas atrajo la atención de todos los asistentes.

El cuento con la historia de San Blas atrajo la atención de todos.

El ayuntamiento de San Javier celebra cada 3 de febrero la festividad de San Blas, que este año contó con la participación de la Escuela Infantil Tizas y el CAI Pasito a Paso, de Santiago de la Ribera. Esta festividad fue declarada en 2004 de Interés Turístico Regional.

San Blas fue un médico y obispo turco patrón de los enfermos de garganta y los otorrinolaringólogos.Es característico un colgante con su imagen que cuida y protege la garganta de quién se lo cuelga.

¡Esparcimiento!

¡Esparcimiento!

La celebración comienza a las 10 de la mañana, cuando el santo parte en romería hacia su ermita y sus seguidores y vecinos lo acompañan, en muchos casos, vestidos de huertanos.

Fue en este punto donde los niños y niñas de nuestra escuelas infantiles se sumaron a la romería, que tiene lugar en una arboleda idónea para practicar con los peques muchos conceptos trabajados en clase.

La primera parada fue la propia ermita, dónde a los pies de San Blas, la tutora les contó, a modo de cuento la historia que lo había llevado hasta allí y su tradición.

A continuación aprovecharon para dar un paseo por la arboleda, destacando lo limpio que estaba todo y la importancia de mantenerlo limpio y cuidado para poder disfrutar de la zona. Y por supuesto, ¿qué mejor forma de gozar con el entorno que con un almuerzo al aire libre tal y como marca la tradición?

Una vez todos estuvieron satisfechos pudieron aprovechar para jugar en el parque infantil y esparcirse por el entorno, buscando flores, plantas y caracoles, unos de sus animales favoritos y que no tardaron en aparecer.

Recoger antes de marchar.

Y antes de marchar…

Para terminar y repasando todo lo trabajado en el primer paseo por la arboleda, nuestros peques desarrollaron una actividad de reciclaje, en la que dejaron el entorno tal cual se lo habían encontrado y separaron los residuos en función de su tipo, tal y como hacen en clase.

Y así es como los niños y niñas de los coles de Tizas y Pasito a Paso conocen sus tradiciones y asimilan el mejor modo de mantenerlas y disfrutarlas.

El cole de Beniel festeja su propia Candelaria

Cati y Tivo tuvieron su propio puesto en la celebración organizada en el cole de Beniel.

Cati y Tivo tuvieron su propio puesto en la celebración organizada en el cole de Beniel.

El día de La Candelaria era una típica celebración pagana que, como tantas otras, fue adoptada por el catolicismo y ha perdurado hasta nuestros días con cierta relevancia, tal y como ocurre en Beniel.

Actualmente esta celebración es una de las más importantes en esta zona de Murcia, en la que todo el mundo se vuelca con la tradicional procesión y, muy especialmente, en la traca final que da comienzo a la feria que se realiza en la plaza del pueblo.

Estudio de campo para montar una feria.

Estudio de campo para montar una feria.

Las educadoras de Beniel han aprovechado las especiales circunstancias de fiesta para explicar a los niños y niñas del cole la importancia de mantener el entorno limpio para que todo transcurra con normalidad, por eso después de la traca es necesario recoger todos los residuos que se generan y utilizar correctamente todos los recolectores dispuestos para la ocasión.

Por otra parte, y para terminar de ayudarles a comprender lo que iba a pasar esos días en el pueblo, las profes les han explicado a los suyos en qué consistía exactamente la fiesta y han dado paso a la celebración particular de La Candelaria en el cole.

Cómo no podía ser de otra forma, han comenzado realizando murales que inundasen el centro de ese ambiente festivo tan particular, para lo que han requerido la colaboración de las familias y un aporte de imágenes relacionadas con la celebración, con la que los niños y niñas del cole han elaborado diversos murales explicativos de los festejos.

Pero lo que más ha entusiasmado a todos, algo también previsible, ha sido la creación de un puesto de chucherías, regentado por sus amigos Cati y Tivo, del mismo estilo que los que se habían encontrado previamente en la feria cuando fueron a hacer el estudio de campo.