Terri llega a San Rosendo para quedarse

La Escuela Infantil San Rosendo ha sumado este mes un nuevo miembro a su equipo.

Como ya sabéis, Terri es la mascota del programa ambiental de Voz Natura y ya lleva unos años acompañándonos y colaborando con nosotros a la hora de cuidar el planeta. Así que no es de extrañar que en San Rosendo (Ferrol) hayan decidido que debe tener presencia diaria en la Escuela, de ese modo les acompañará en sus actividades y sobre todo les ayudará a cuidar su huerto urbano.

¡Hay mucha agua en Terri!

Si os acordáis, sus compis de A Guarda ya habían llegado a una conclusión similar a principios del curso pasado.

Para poder hacer su Terri, primeramente utilizaron una pelota vieja y la forraron con papel higiénico y cola. A continuación le hicieron dos agujeros en ambos lados para poder colocarle los brazos, para lo que utilizaron un tubo de plástico atravesándolo por la pelota de extremo a extremo y forrándolo también de papel higiénico con cola.

Seguidamente pintaron a Terri con sus colores originales y rellenaron dos guantes de látex con algodón para atarlos a los extremos del tubo y así terminar sus manos.

Para la visera utilizaron un trozo de cartulina verde y terminaron a Terri poniéndole un pantalón viejo y unos zapatos reutilizados.

Si os animáis a realizar un Terri, solamente necesitáis estos materiales:

¡Y Terri encantado con el plan de San Rosendo!

  • Pelota.
  • Guantes de látex.
  • Cartulina de color verde.
  • Algodón.
  • Tubo de plástico.
  • Pantalón.
  • Zapatos.
  • Tijeras.
  • Cuerda.
  • Cinta de doble cara.
  • Pintura.
  • Pinceles.
  • Papel higiénico.
  • Cola.

Ya veréis que es muy fácil, divertido y, sobre todo si lo hacéis ¡no os olvidéis de enviarnos alguna foto!

Aparición en el blog maestro y puesta al día

La idea para el desfile de A Guarda se ganó una publicación en el blog Maestro de Voz Natura.

Aprovechando esta mínima pausa que los carnavales le dan al proyecto Voz Natura, íbamos a aprovechar para recuperar algunos temas que habíamos dejado pendientes, pero la semana pasada nos encontramos algo con lo que no contábamos.

¡Qué buena pinta tenían las lechugas de El Mirador!

Como ya os anunciamos hace unas semanas, los niños y niñas de A Guarda se iban a disfrazar de carballos para el desfile que se hace todos los años por el centro de la localidad. Y la idea que ciertamente está muy relacionada con la temática del actual proyecto Voz Natura, debió gustar mucho a sus responsables, ya que consideraron que era meritoria de una pequeña entrada en el blog Maestro, cosa que agradecemos y nos motiva para seguir a tope con este proyecto que tan buenos momentos e ideas nos está dando.

¡Cómo crecen las flores de Mogán!

Volviendo a la idea inicial de recuperar aquellos temas que nos habían quedado pendientes, vamos a empezar por el PAI Mar de Colores de El Mirador, donde a principio de curso os contamos que volverían a replantar su huerto. Pues bien, según comenzó el año la Brigada Ecológica Cativos El Mirador, en su repaso diario al huerto pudo ver que próximamente habría que cosechar, y finalmente a finales de enero pudieron recoger todo lo que habían plantado para disfrutar de una deliciosa ensalada en el comedor.

El huerto de San Rosendo ya está preparado.

Otro cole que también quiso aprovechar la oportunidad de explotar el huerto escolar fue el de Mogán. Solo que en este caso optaron por centrarse en el cultivo de flores, para lo que se valieron de la aportación de tetrabriks de las familias. Pero claro, teniendo en cuenta el clima de Canarias y la dedicación de la Brigada Ecológica Cativos Mogán, es de suponer que esos tetrabriks pronto se quedarán pequeños. En todo caso, tranquilidad, porque de una forma u otra sabemos que van a encontrar la solución adecuada.

Y terminamos esta actualización con otro huerto escolar, en este caso el de la EI San Rosendo en Ferrol. Quién más tiempo lleve siguiendo el blog quizás se acuerde de la primera publicación de este centro en el blog, en la que nos sorprendieron inventándose un huerto escolar en la fachada del centro. Pues bien, ese huerto sigue operativo y, vista la pinta que tiene, a nadie debería sorprender que próximamente nos traigan alguna genialidad de las suyas…

Las improvisadas mazorcas de San Rosendo

Los mayores de San Rosendo (Ferrol) han demostrado su inagotable talento una vez más.

Quien lleva un tiempo siguiendo este blog sabe perfectamente que la Brigada Ecológica Cativos San Rosendo es una de las más activas y ocurrentes de nuestra red de escuelas infantiles, por eso no se extrañará cuando lea el caso de la mazorcas que elaboraron para adornar el Magosto.

Pintando las habas.

Todo comenzó cuando un día descubrieron un paquete de habas caducadas, ya que se negaban a deshacerse de ellas sin reciclarlas y darles una nueva vida. Y esa nueva vida fue ni más ni menos que participar como parte ornamental en la celebración del Magosto, ¡casi nada!

Para ello decidieron elaborar unas mazorcas para las que necesitaron:

  1. Bolsa pequeña de plástico.
  2. Habas.
  3. Pintura acrílica y de dedos de color amarillo.
  4. Tubos de papel higiénico.
  5. Pinceles.
  6. Cola.
  7. Cartulina de color verde.
  8. Tijeras.
  9. Lápiz.

Trabajo en equipo para la peor parte.

En primer lugar cogieron la bolsa pequeña y la rellenaron con la pintura acrílica de color amarillo. A continuación fueron echando las habas y, después de cerrar la bolsa, agitaron todo para que las habas se tiñesen todas de amarillo. Al terminar tuvieron que sacarlas una a una y ponerlas a secar.

Seguidamente cada brigada ha pintado un tubo de papel higiénico con pintura de dedos de color amarillo.

Una vez toda la pintura estaba seca, en las habas y los tubos, han comenzado a pegar las legumbres una a una y con mucho cuidado en el tubo. Para ello han utilizado la clásica mezcla de cola y agua.

Ya solo faltaban las hojas de las mazorcas, que las han hecho dibujando su silueta en la cartulina verde y recortando. Así que cuando las habas estaban ya secas, han finalizado la manualidad pegando las hojas en la parte de atrás y directamente sobre las habas.

San Rosendo cierra el ciclo de presentaciones

La EI San Rosendo es uno de los centros que más se han volcado en el proyecto Voz Natura.

La Escuela Infantil San Rosendo de Ferrol es la última de este curso que ha realizado su vídeo de presentación para el resto de centros de la Red Cativos.

En este vídeo podemos conocer un poco más sobre Ferrol, su historia y sus tradiciones, además del cole y algunas de las actividades que se realizan en él.

Lo podéis ver en nuestro canal de Youtube o directamente pinchando en el siguiente enlace:

Vídeo de presentación de la Escuela Infantil San Rosendo.

Cofradía Cativos en la Semana Santa ferrolana

La cofradía Cativos de San Rosendo también vivió la Semana Santa ferrolana, pero dentro del centro.

A los niños y niñas de la Escuela Infantil San Rosendo les encanta participar en todas las actividades que se les proponen, y obviamente, la Semana Santa ferrolana no iba a ser menos.

Trabajo en equipo.

Debemos recordar que esta fiesta fue declarada de Interés Turístico Internacional en 2014, y en entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección se celebran 24 procesiones organizadas por las 5 cofradías de la ciudad. Los días más importantes son el Miércoles, Jueves y Viernes Santo, cuando miles de personas se posicionan en los barrios de Esteiro y A Magdalena para no perder detalle.

Las educadoras del cole han querido acercar esta fiesta a los más peques y, para que más o menos puedan entender su funcionamiento, han fundado la cofradía Cativos, compuesta por los alumnos y alumnas del cole y fabricando todos los elementos necesarios con materiales reciclados: el capuz y el trono.

Preparando a Cati.

El primer paso elaborar el trono fue conseguir la base, así que consiguieron 4 cajas y las pintaron de color marrón simulando la madera de los originales. Una vez estuvieron secos los fijaron con bridas.

Seguidamente reciclaron unos tubos metálicos de un invernadero para usarlos como el soporte sobre el que cargarían el trono. Estos tubos están fijados a la base con cinta americana.

Con papel continuo de color amarillo forraron los laterales del soporte del trono, y lo adornaron con unas flores de papel que habían hecho los jóvenes artistas de San Rosendo.

Los protagonistas del trono tenían que se Cati y Tivo, así que hicieron una representación en cartón que los mayores de la escuela pintaron con mucho talento y las educadoras pegaron con cola caliente y cinta de doble cara.

Durante la Fiesta de la Primavera recién celebrada en el cole, se pidió a las familias que llevasen al cole una flor. Pues bien, estas flores se han reciclado desmenuzándolas y se han echado pétalos y hojas a la parte superior del trono.

Finalmente, para poder salir en procesión por el cole al ritmo de tambores y trompetas, ya solo faltaba el capuz, que elaboraran con bolsas de plásticos y en el que cada uno lucía una imagen de Cati y Tivo coloreada por él mismo.

Los muñecos de nieve de San Rosendo

En San Rosendo han empezado a trabajar el invierno con una manualidad.

En la Escuela Infantil San Rosendo (Ferrol) han comenzado con las actividades propias de la unidad del invierno, ¿y qué mejor representación de la misma que crear un muñeco de nieve? Para ello, y como es habitual, se han servido de materiales reciclables.

Una joven sombrerera.

Para hacer sus muñecos de nieve han necesitado:

  • Pinceles.
  • Pinturas de color negro y blanco.
  • Hueveras.
  • Papel pinocho.
  • Pegamento.
  • Cola.
  • Cartulinas marrones y naranjas.
  • Rotulador permanente.
  • Tanza.

Empezaron recortando las hueveras en filas de tres y las pintaron de blanco. Cuando esta pintura estaba seca pintaron algunas partes del muñeco de nieve con el rotulador (ojos, boca y botones).

Y este fue el resultado de los muñecos de nieve.

A continuación recortaron las cartulinas para seguir dando forma a sus muñecos: las naranjas en forma de zanahoria para la nariz y la marrones en forma de ramas para los brazos. Evidentemente, las pegaron con cola.

Para hacer la bufanda cortaron pequeños trozos de papel pinocho que anudaron alrededor del cuello, y recortando otro hueco de la huevera ya pintado de negro, hicieron un sombrero que le pegaron a la cabeza con cola.

Finalmente, poniéndoles la tanza ya tienen por dónde colgar sus muñecos y lucirlos en el cole mientras empiezan, ahora sí, con las actividades propias de la unidad del invierno.