San Rosendo llama a la paz para el mundo entero

El Día de la Paz se celebró en San Rosendo con varias actividades entre las que destacó su mundo en paz.

En la Escuela Infantil San Rosendo de Ferrol han aprovechado la celebración del Día de la Paz para elaborar una gran bola del mundo rodeada de palomas que simbolizase lo que cativos y educadoras del cole desean para todos.

Comenzando con el mundo…

Si queréis imitar su idea necesitaréis:

  • Un globo grande.
  • Folios.
  • Papel de periódico.
  • Pinceles.
  • Cola.
  • Agua.
  • Pintura azul y verde.
  • Rotuladores.
  • Lápiz.
  • Tijeras.

¡El toque definitivo!

Una vez tenemos todos los materiales, empezamos inflando el globo hasta alcanzar el tamaño que deseamos. A continuación realizamos la mezcla de cola y agua al 50%, para una vez recortado el periódico en tiras proceder a pegarlo (en esta ocasión han realizado alrededor de 6 capas para un resultado más rígido).

Una vez la bola está bien seca, la pintamos de color azul y en cuanto seque, la pintamos de verde simulando los continentes.

Las palomas fueron en realidad las manos de los niños utilizándolas como plantillas en los folios. Una vez recortamos las plantillas, hay que acordarse de simular el pico y los ojos de la paloma.

Para finalizar, las pegamos en la bola del mundo para expresar nuestro rechazo a la violencia y el deseo de que algún día llegue la PAZ MUNDIAL.

Los juguetes ecológicos de El Mirador

La creatividad se ha desbordado en el PAI Mar de Colores de El Mirador con su cocinita.

El PAI Mar de Colores de El Mirador empezó el curso Voz Natura con mucha decisión y así han continuado hasta hoy. Hace algo más de un mes fabricaban sus propios cubos de reciclaje y ahora se han atrevido a hacer lo propio con sus juguetes.

Así empezó todo.

La idea ha sido ampliar el rincón de cocina en su aula, así que directamente se han lanzado a construir su cocina con horno, microondas… Vamos, de todo.

Para lograrlo han necesitado:

  • 3 cajas de cartón: una grande para la cocinita-horno, otra más pequeña para el microondas y de la 3ª caja solo han utilizado dos solapas para hacer el frontal de la cocinita simulando azulejos.
  • 1 rollo de papel higiénico para el tirador del microondas.

  • 1 rollo de papel de cocina para el tirador del horno.

  • 6 tapones de botellas para simular los botones.

  • 3 CDS y 3 tapas de botes para los fuegos de la cocina.

  • Pintura verde, blanca, gris, naranja y roja.

  • Cúter para hacer la apertura de las puertas.

  • Silicona para manualidades para pegar las solapas de las cajas.

El técnico instalando…

Como ya habréis podido deducir con esta lista, la forma de ensamblarlo todo no ha necesitado más que un buen trabajo en equipo en el que los niños y niñas comenzaron pintando todos los elementos de cartón mientras la profe dibujaba y perfilaba todos los elementos principales como el horno o el microondas. A continuación y entre todos han ido pegando los elementos y finalmente la seño ha dado los últimos retoques para dejar lista una cocina que como veis es un primor.

Al final, una vez más hemos podido comprobar cómo los peques se divierten con cualquier cosa, en este caso caja de cartón convertida en cocinita,  y es que su imaginación es tan amplia que no necesitan nada más para divertirse un montón.

Este es el resultado final de la cocinita.

En todo caso, ya nos han dicho que es posible que esta iniciativa se repita ya no solo por el resultado, si no que al final todos han disfrutado muchísimo con la experiencia.

Primer Certamen de Rondas del cole de Torija

Los peques de Torija vivieron por primera vez y desde dentro un certamen de Rondas.

Los peques de Torija vivieron por primera vez y desde dentro un certamen de Rondas.

Los niños y niñas de La Abejita de Torija han participado en una celebración de la Alcarria (el certamen de Rondas Tradicionales Navideñas) iniciada hace 27 años y cuyo objetivo era recuperar las tradicionales Rondas y villancicos, olvidados durante años y que corrían el riesgo de desaparecer.

Una fiesta de interés turístico.

Una fiesta de interés turístico.

En esta celebración, cada Ronda procedente de una localidad de la región interpreta sus villancicos en diversos contextos y un ambiente festivo, en el que una gran cantidad de gente acude a Torija para disfrutar de la música y gastronomía. Y es que otro de los alicientes es la posibilidad de degustar, entre otras delicias, de las famosas migas alcarreñas.

El primer paso para llevar a cabo su propio certamen era crear los instrumentos, así que se pusieron manos a la obra para, con materiales reciclados, fabricar aquellos que sonarían en sus respectivas rondas (roja, azul, verde y amarilla).

Los primeros instrumentos y que daban color a cada ronda fueron realizados con botes de yogur y productos como lentejas, arroz, garbanzos… Una vez sellados con parches de colores fueron el distintivo más importante para cada ronda.

Con una caja especial de cartón forrada con papel imitaron la clásica botella de anís. El sonido brotaba al pintarla con ceras hacia arriba y hacia abajo. Mientras que con cajas de zumo también elaboraron sus propias guitarras y bandurrias.

Una vez finalizada la creación de instrumentos y con todos centrados en la actividad a realizar, se crearon los grupos y se identificaron por los colores de sus parches para cantar sus respectivos villancicos.

Finalmente, tal y como marca la tradición, una vez finalizada la interpretación de las rondas, todos pudieron degustar una deliciosa ración de gusanitos al igual que sus mayores hacen con las ya mencionadas migas alcarreñas.

El cole de Riveira camina hacia las navidades

Todos el cole de Riveira, familias incluídas, se volcaron en la decoración navideña del centro.

Todos el cole de Riveira, familias incluídas, se volcaron en la decoración navideña.

Los niños y niñas de Riveira y sus educadoras adoran las navidades, por eso cada año, según empieza diciembre, se centran en decorar el centro para recibir las fiestas de la mejor manera. Todos han puesto su granito de arena, especialmente las familias, que como siempre no han dudado en colaborar con las iniciativas del cole con un resultado genial.

Los peques orgullosos de un gran trabajo.

La foto después de un gran trabajo.

Los mayores han optado por crear los árboles de Navidad que a día de hoy dan color a las aulas y pasillos del cole. Para fabricarlos han necesitado tubos de cartón, papel de periódico y envases de natillas, que ellos mismos han pintado con témpera verde. Pero ningún árbol de Navidad está completo sin sus bolas, así que se pidió a las familias que elaborasen las suyas y el resultado fue espectacular, con distintos motivos y materiales como papel albal, algodón, tapones, pompones…

Por su parte, los niños y niñas de 1-2 años dicidieron representar a los Reyes Magos con sus regalos a los pies. En este caso, la labor de las familias fue diseñar estos regalos, para lo que utilizaron distintos tipos de papel, plastilina, pegatinas…

Al final, entre todos volvieron a conseguir que un años más, el cole luzca precioso en Navidad, con adornos y colorido en aulas y pasillos. Ahora, solo falta que los Reyes Magos vean el trabajo y lo premien como nuestros peques merecen.

Pasacalles por Santa Cecilia en Los Montesinos

 

Santa Cecilia es una de las primeras celebraciones del curso y de las más divertidas.

La cantera de músicos de Los Montesinos parece que va a dar mucho que hablar.

Esta semana ha sido Santa Cecilia, una fiesta difícil de dejar pasar en nuestros coles por la cantidad de actividades chulísimas que se pueden llevar a cabo. ¡Y si no preguntad a los niños y niñas de Los Montesinos!

Un trabajo meticuloso

Un trabajo meticuloso.

Y es que no contentos con celebrar un día, han decidido dedicar toda la semana a la temática musical con actividades de todo tipo, aunque esta vez vamos a hablar solo de su pasacalles y los instrumentos que han realizado para el mismo.

Para empezar, los más peques (0-1 año) han decorado sus propios sonajeros, cajitas de cerillas, con pintura de dedos.

¡Objetivo cumplido!

¡Objetivo cumplido!

Los de 1-2 años han elaborado guitarras y palos de lluvia. Para las primeras se han valido de cajas de zapatos y pinzas de madera, mientras que para los palos de lluvia han utilizado tubos de patatas fritas y arroz. Cómo no podía ser de otra forma, todo ha sido personalizado por cada uno de los músicos.

Finalmente los mayores han creado rascadores y tambores con sus baquetas. Para los rascadores han reutilizado botellas de agua y palitos de madera. Por su parte, para los tambores han necesitado botes vacíos de leche en polvo y corcho para las baquetas.

Una vez estuvo todo preparado, a nuestros músicos solo les faltaba realizar su primer pasacalles.

Conozcamos a Pepe, el espantapájaros de Vedra

Pepe el espantapájaros de Vedra tiene una presencia imponente en el huerto, sobre todo cuando no le falta la cabeza.

Pepe tiene una gran presencia en el huerto, sobre todo cuando tiene cabeza.

Los niños y niñas de Vedra mantienen su huerto día a día porque saben que la tierra es fuente de vida y por ello no se debe descuidar. Estos días, para poder protegerlo de los pájaros que se llevan sus semillas y frutos han decidido elaborar un espantapájaros.

Para crearlo han necesitado ropa vieja, dos palos grandes y paja para hacer el cuerpo.

Los inicios de Pepe en Vedra

Los inicios de Pepe.

Con la ayuda de las educadoras los peques han colocado los dos palos sobre los que realizaron el muñeco, uno en horizontal para sujetar el torso y otro en vertical para mantenerlo de pie. Para hacer la parte de arriba, los peques han llenado de paja una camisa formando los brazos y la barriga, sujetando las mangas con un cordel para que no se caiga el relleno. Para las piernas han seguido el mismo procedimiento pero esta vez con un pantalón.

A continuación han creado la cabeza valiéndose de una bolsa de tela llena de paja a la que a continuación han pintado la cara. Además, un sombrero es el perfecto complemento que le ayudará a protegerse del sol.

Finalmente ya solo faltaba ponerle un nombre al más reciente ayudante del huerto de la escuela de Vedra, y en esta ocasión han decidido que Pepe era el nombre perfecto.

Oroso publica su cuento de las estaciones

Los niños y niñas de Oroso trabajaron mucho toda la semana para crear su cuento de las estaciones en papel reciclado.

En Oroso han trabajado mucho toda la semana para crear su cuento de las estaciones.

Los seguidores de este blog sabéis perfectamente que en la red de escuelas infantiles Cativos practicamos la filosofía del “hazlo tú mismo”, y en este caso, los niños y niñas de Oroso se han encumbrado. Los artistas de A Ulloa han realizado un cuento sobre las estaciones en el que ellos mismos lo han elaborado todo, empezando por el papel.

Primero se deshace el papel.

Deshacemos el papel…

Para ello han comenzado llevando papeles al cole y desmenuzándolos, para luego ponerlos a remojo y así obtener la pasta de papel, después de batirlos y añadir cola blanca.

... encolamos...

… encolamos…

El siguiente paso es extender el “puré” en los moldes y dejarlo secar hasta que pudieron retirarlo sin que rompiera la hoja. Aún así es necesario dejar que termine de secar sobre tela mientras se elaboran el resto de páginas del cuento.

... ¡y al molde!

… ¡y al molde!

Una vez finalizada la producción de papel, los niños y niñas de Oroso han plasmado paisajes significativos de cada estación utilizando materiales vistosos con los que trabajar también las texturas y los colores.

Finalmente y tras una semana de arduo trabajo, el resultado ha sido espectacular y los creadores se han podido marchar de fin de semana más que contentos.

Una pequeña muestra de la obra de arte de los cracks de Oroso.

Una pequeña muestra de la obra de arte de los cracks de Oroso.

Blancanieves y los enanitos de San Rosendo

La fiesta de Blancanieves y los siete enanitos en San Rosendo fue divertidísima.

La fiesta de Blancanieves y los enanitos en San Rosendo fue divertidísima.

A los niños y niñas de San Rosendo, en Ferrol, les encanta el carnaval y por eso han querido festejarlo por todo lo alto diseñando unos disfraces de enanitos reciclando bolsas de basura de diferentes colores.

Los disfraces quedaron preciosos.

Los disfraces quedaron preciosos.

En primer lugar se dividieron las tareas de confección en cuerpo y cuellos. Por supuesto, nuestros enanitos tienen que llevar cinturón, para los que se usaron bolsas negras y una hebilla recortando goma eva en cuadros con cortes laterales.

Para los gorros reutilizaron sus gorros de Papá Noel y metieron la parte blanca hacia adentro fijándola con cinta de doble cara. Finalmente, cada enanito le dio el toque distintivo a su cuello utilizando gomets de colores.

Pero todo esto no fue suficiente para nuestro diseñadores principiantes de San Rosendo y decidieron confeccionar también el disfraz de Blancanieves con bolsas de basura. Para la falda utilizaron una bolsa amarilla que las profes fruncieron a la altura de la cintura, y en el bajo se añadieron una blonda blanca.

Para la camiseta, creada a partir de una bolsa azul, pegaron en el una tira de washi tape amarillo en el centro y aironfix rojo en las mangas. Y para terminar y dar el toque definitivo, un lazo rojo en el pelo.

Al final, independientemente del genial resultado, lo importante es que los peques se lo pasaron en grande haciendo los disfraces y vistiéndolos en su fiesta de carnaval, en la que realmente estaban todos guapísimos.

Paz y amor en el carnaval hippie de Oroso

Los niños y niñas de Oroso han celebrado una fiesta hippie siguiendo la premisa de "hazlo tú mismo".

El cole de Oroso han celebrado una fiesta hippie siguiendo la premisa de “hazlo tú mismo”.

Los niños y niñas de Oroso aprovecharán estos carnavales para retroceder unas décadas en el tiempo y celebrar una auténtica fiesta hippie al más puro estilo Do It Yourself (hazlo tú mismo). Para ello han divido sus tareas y cada día se han centrado en un aspecto destacable de su interpretación.

Estilismo puro.

Estilismo puro.

Para comenzar la semana, las educadoras pintaron las caras de los peques y a continuación comenzaron a preparar sus pelucas de bolsas de plástico.

El martes fue el turno de decorar sus disfraces sumergiéndolos en el ultracolorido flower power, en lo que todos colaboraron con mucho entusiasmo, como refleja perfectamente el resultado final.

¡Amasar!

¡Amasar!

El miércoles, nuestros jóvenes pacifistas invirtieron su tiempo de clase en realizar sus símbolos de la paz, que vestirían a modo de medallones.

Por supuesto, el taller de cocina del jueves estuvo centrado en los postres típicos de carnaval, aunque como todo el mundo sabe, para estos menudos cocineros, lo realmente importante es jugar con la masa sin importar cual sea la deliciosa finalidad.

Finalmente, el viernes fue el día de la esperada fiesta de disfraces y nuestros hippies pudieron lucir todo el trabajo realizado durante la semana.