Aparición en el blog maestro y puesta al día

La idea para el desfile de A Guarda se ganó una publicación en el blog Maestro de Voz Natura.

Aprovechando esta mínima pausa que los carnavales le dan al proyecto Voz Natura, íbamos a aprovechar para recuperar algunos temas que habíamos dejado pendientes, pero la semana pasada nos encontramos algo con lo que no contábamos.

¡Qué buena pinta tenían las lechugas de El Mirador!

Como ya os anunciamos hace unas semanas, los niños y niñas de A Guarda se iban a disfrazar de carballos para el desfile que se hace todos los años por el centro de la localidad. Y la idea que ciertamente está muy relacionada con la temática del actual proyecto Voz Natura, debió gustar mucho a sus responsables, ya que consideraron que era meritoria de una pequeña entrada en el blog Maestro, cosa que agradecemos y nos motiva para seguir a tope con este proyecto que tan buenos momentos e ideas nos está dando.

¡Cómo crecen las flores de Mogán!

Volviendo a la idea inicial de recuperar aquellos temas que nos habían quedado pendientes, vamos a empezar por el PAI Mar de Colores de El Mirador, donde a principio de curso os contamos que volverían a replantar su huerto. Pues bien, según comenzó el año la Brigada Ecológica Cativos El Mirador, en su repaso diario al huerto pudo ver que próximamente habría que cosechar, y finalmente a finales de enero pudieron recoger todo lo que habían plantado para disfrutar de una deliciosa ensalada en el comedor.

El huerto de San Rosendo ya está preparado.

Otro cole que también quiso aprovechar la oportunidad de explotar el huerto escolar fue el de Mogán. Solo que en este caso optaron por centrarse en el cultivo de flores, para lo que se valieron de la aportación de tetrabriks de las familias. Pero claro, teniendo en cuenta el clima de Canarias y la dedicación de la Brigada Ecológica Cativos Mogán, es de suponer que esos tetrabriks pronto se quedarán pequeños. En todo caso, tranquilidad, porque de una forma u otra sabemos que van a encontrar la solución adecuada.

Y terminamos esta actualización con otro huerto escolar, en este caso el de la EI San Rosendo en Ferrol. Quién más tiempo lleve siguiendo el blog quizás se acuerde de la primera publicación de este centro en el blog, en la que nos sorprendieron inventándose un huerto escolar en la fachada del centro. Pues bien, ese huerto sigue operativo y, vista la pinta que tiene, a nadie debería sorprender que próximamente nos traigan alguna genialidad de las suyas…

¿Adivináis de qué se han disfrazado en Riveira?

La semana de carnaval terminó en la EIM de Riveira con una gran fiesta y dulces típicos.

El carnaval es una fiesta de gran calado en Riveira, de hecho, los niños y niñas del cole se pasan más de una semana celebrándolo. Y evidentemente, ¡este año no iba a ser menos!

 

¿A quién os recuerdan?

Las educadoras organizaron distintas actividades para que cada día tuviera algo que ver con la celebración que tanto gusta en Riveira. Imaginaos cuánto que desde hace ya bastantes años el martes de carnaval es festivo para poder celebrarlo como se merece.

Resumidamente, las actividades carnavalescas consistieron:

  1. El lunes y martes hubo taller de pintacaras donde los niños y niñas del cole pudieron lucir los motivos que les apetecían: piratas, gatos, ratones, indios…).
  2. El miércoles cada clase pintó sus caretas de pollitos y patitos, según correspondiera, y todo el mundo se la llevó a casa.
  3. El jueves fue el día de lucir un complemento carnavalesco (pelucas, gafas, gorros…), cada quién el que prefería.
  4. El viernes fue el día propio de la fiesta en el cole, en el que cada familia asistió con un dulce típico de las celebraciones (orejas, roscas, filloas) y se encontró con la sorpresa de todo el personal del centro (alumnado incluido) alternando vestimenta.

Aquí es más fácil.

Los niños y niñas de 1 a 3 años se disfrazaron de profes, con el mandil típico de las educadoras, con sus colores representativos hechos con bolsas de plástico, lazos y aironfix. Evidentemente, también llevaban sus etiquetas identificativas con nombre y puesto de trabajo.

Como vestir a los bebés con bolsas de plástico no era lo más apropiado, les tocó interpretar el papel del personal de servicios (cocina y limpieza) con su color blanco representativo, gorro para cocinar e identificación.

Por supuesto, a las profes les tocó vestirse como sus cativos aunque no pudieron abandonar sus funciones durante la fiesta.

Finalmente, el martes con el entierro de la sardina se puso punto y final a una fiesta que no volverá hasta el año que viene, ¡y menos mal!