El Mirador comienza el curso Voz Natura a tope

Es de esperar que el huerto del PAI Mar de Colores luzca espectacular en unas semanas.

La Brigada Ecológica Cativos El Mirador siempre ha sido muy dispuesta, pero en este comienzo de curso se han lucido dejándolo todo ya encarrilado. Veamos:

Repasando conceptos.

Una de sus primeras preocupaciones ha sido idear un sistema de reciclaje que les permitiese ser efectivos y eficientes durante todo el curso. Así que para empezar, la seño les ha leído el cuento ¿Por qué debo reciclar? Descubriendo de esta forma cómo entre todos podemos cuidar y mejorar el medio ambiente.

Una vez ya estaba todo el mundo motivado, han tenido la genial idea de elaborar sus propios cubos de reciclaje, decorándolos en función de los materiales que deberían depositar en cada uno y poniéndolos ya en funcionamiento según terminaron la actividad.

De motivación, sobrados.

Pero no contentos con esto, tan solo unos días después ya estaban trabajando en su huerto, para lo que contaron con la ayuda de su amiga María, de Semilleros Mirajauca, que además de las semillas que iban a plantar, les proporcionó conocimientos e instrucciones para su huerto.

Finalmente, después de la clase magistral de María, la Brigada Ecológica Cativos El Mirador se puso manos a la obra para acondicionar su huerto y, posteriormente, procedieron a plantar las semillas que les habían regalado: lechuga,brócoli, cebolla, perejil, apio, eneldo y menta.

Seguramente volvamos a tener noticias de este huerto y su maravillosa brigada.

El multisemillero colgante de O Restollal

La última obra de la clase de Los Mirós ya luce en la barandilla del patio.

La última obra de la clase de Los Mirós ya luce en la barandilla del patio.

La hiper creativa clase de Los Mirós de O Restollal ha decidido completar su huerto urbano con un multisemillero para colgar en la barandilla del patio.

Cojan sus pinceles...

Cojan sus pinceles…

Para ello han necesitado un tablero de casi 1 metro de largo, 10 envases de yogur, 20 alcayatas, alambre grueso forrado y moldeable, un martillo y pinturas de colores.

Como no podía ser de otra forma han empezado por lo que más les gusta: pintar el tablero de colores.

¡A plantar!

¡A plantar!

Una vez seco, su profe hizo dos hileras con las alcayatas separadas 5 cm aproximadamente y a continuación colocó los alambres en forma de círculo uniendo las alcayatas de dos en dos, de manera que puedan sujetar los vasos de yogur.

Finalmente, nuestros artistas disfrutaron de lo lindo preparando los semilleros, llenándolos de tierra y plantando habas, cebollas y judías. Después lo regaron y ¡tachán! El multisemillero ya luce en su barandilla.

Cativos Mediterráneo inaugura 2015 con los rastrillos y las palas en alto

Asamblea ecológica de Cativos Mediterráneo

Asamblea ecológica de Cativos Mediterráneo

Estrenamos año nuevo pero mantenemos nuestras buenas costumbres y objetivos, por eso, tras la vuelta de vacaciones, lo primero que han hecho en Cativos Mediterráneo ha sido realizar una asamblea ecológica para organizar su trabajo en el huerto.

Cativos Mediterráneo

Descubriendo las formas y colores de las hortalizas.

Los educadores del centro han explicado a los niños y niñas las formas, colores o texturas de algunas hortalizas como la zanahoria, la calabaza, el tomate o la lechuga, que plantaron en su día y que a través de siluetas y dibujos ayudarán a que algunas de sus características se fijen más fácilmente en nuestros “cativos”.

Cativos Mediterráneo

Explicación de las herramientas que deben utilizar para la actividad.

Una vez sobre el terreno, los peques han colaborado quitando todas las malas hierbas que habían crecido durante las últimas semanas para ayudar a que sus plantas crezcan sanas. Una práctica con la que los pequeños trabajan la observación y la concentración sin darse cuenta.

Pero esto no es todo porque, a través del contacto y la experimentación con este tipo de alimentos, los niños descubrirán la importancia de tener una alimentación variada y tan saludable como la que aportan estos comestibles. De hecho, hasta se atrevieron a señalar algunos platos en los que les gustaría encontrarse estos frutos 😉

Después de una intensa jornada de trabajo con rastrillos y palas, el huerto de Cativos Mediterráneo ha quedado así de bonito. Y nos ha chivado un pajarillo que los peques están deseando ver el resultado de su trabajo.

Huerto de Cativos Mediterráneo

Huerto de Cativos Mediterráneo