El CAI Beniel estrena circuito de juegos

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.Los niños y niñas del CAI Beniel continúan el curso Voz Natura con la misma intensidad con la que comenzaron. Si os acordáis, allá por noviembre nos contaban en su primera entrada de este curso en el blog que se lo estaban pasando genial realizando experimentos en el aula, pero es que esta vez han ido un poco más lejos y se han montado un mini parque de atracciones con material reciclado.

Pintando los aros.

Evidentemente, el resultado dista mucho de ser un parque, pero de lo que no hay duda es de su poder de atracción con la variedad de juegos que han diseñado y construido con materiales que todo el mundo tiene por casa.

Esta actividad permite a las educadoras hacer una explicación sencilla y lúdica sobre el reciclaje además de permitir realizar ciertas actividades que suponen una diversión añadida y fomentan actitudes como el trabajo en equipo, respetar turnos y, por supuesto, trabajar diferentes habilidades psicomotrices.

Afinando la puntería.

Los juegos que componen el circuito son: un panel de peces para introducir las bolas, un elefante cuya trompa sirve para meter aros de cartón, porterías de animales y bolos con envases de yogur líquido.

Al final, la Brigada Ecológica Cativos Beniel nos ha demostrado una vez más que con imaginación y voluntad, podemos darle una nueva vida a los materiales que todos tenemos por casa (como cartones, pinturas, tubos, envases de plástico…)  disfrutando enormemente en el proceso y compartiendo un rato que aún será más intenso al terminar.

Los juguetes ecológicos de El Mirador

La creatividad se ha desbordado en el PAI Mar de Colores de El Mirador con su cocinita.

El PAI Mar de Colores de El Mirador empezó el curso Voz Natura con mucha decisión y así han continuado hasta hoy. Hace algo más de un mes fabricaban sus propios cubos de reciclaje y ahora se han atrevido a hacer lo propio con sus juguetes.

Así empezó todo.

La idea ha sido ampliar el rincón de cocina en su aula, así que directamente se han lanzado a construir su cocina con horno, microondas… Vamos, de todo.

Para lograrlo han necesitado:

  • 3 cajas de cartón: una grande para la cocinita-horno, otra más pequeña para el microondas y de la 3ª caja solo han utilizado dos solapas para hacer el frontal de la cocinita simulando azulejos.
  • 1 rollo de papel higiénico para el tirador del microondas.

  • 1 rollo de papel de cocina para el tirador del horno.

  • 6 tapones de botellas para simular los botones.

  • 3 CDS y 3 tapas de botes para los fuegos de la cocina.

  • Pintura verde, blanca, gris, naranja y roja.

  • Cúter para hacer la apertura de las puertas.

  • Silicona para manualidades para pegar las solapas de las cajas.

El técnico instalando…

Como ya habréis podido deducir con esta lista, la forma de ensamblarlo todo no ha necesitado más que un buen trabajo en equipo en el que los niños y niñas comenzaron pintando todos los elementos de cartón mientras la profe dibujaba y perfilaba todos los elementos principales como el horno o el microondas. A continuación y entre todos han ido pegando los elementos y finalmente la seño ha dado los últimos retoques para dejar lista una cocina que como veis es un primor.

Al final, una vez más hemos podido comprobar cómo los peques se divierten con cualquier cosa, en este caso caja de cartón convertida en cocinita,  y es que su imaginación es tan amplia que no necesitan nada más para divertirse un montón.

Este es el resultado final de la cocinita.

En todo caso, ya nos han dicho que es posible que esta iniciativa se repita ya no solo por el resultado, si no que al final todos han disfrutado muchísimo con la experiencia.

Los Montesinos se viste de Navidad

El recibidor del cole luce mucho más navideño con su reno cantando villancicos junto a la chimenea.

La Escuela Infantil Municipal Miguel Hernández de Los Montesinos siempre se engalana para recibir la Navidad y normalmente, parte de esos adornos se realizan con materiales reutilizados. Pero este año la Brigada Ecológica Cativos Los Montesinos se lo ha tomado aún más en serio y prácticamente toda la ornamentación principal ha sido creada con cartón y restos de goma eva.

El árbol en el que participaron todos.

Vamos a desgranar la decoración navideña del cole:

Para el recibidor han optado por construir una chimenea con un reno cantando un villancico y, sobre la chimenea, un Belén realizado con rollos de papel de higiénico.

El gran árbol de la entrada del cole es de cartón, adornado con círculos de diferentes tamaños y colores aprovechando los restos de goma eva de otras actividades.

Pero además, las familias también han colaborado trayendo adornos y bolas elaboradas en casa para adornar los árboles de sus respectivas clases.

Finalmente, hay que destacar que los mayores del cole están creando un Belén con rollos pequeños de papel en el que ellos mismos son los protagonistas.

Halloween sostenible en el CAI de la UM

Pies fantasma

Las familias de la Universidad de Murcia disfrutaron de un fantástico taller de Halloween.

El proyecto Voz Natura que desarrollará la Red de Escuelas Infantiles Cativos durante este curso se centrará en las festividades, eminentemente locales, que se trabajarán en nuestros centros. Al fin y al cabo, uno de los mejores caminos para perpetuar las celebraciones que más nos gustan y esperamos con más anhelo pasa por lograr que estas sean sostenibles.

En esta primera entrada del curso vamos a hablar del taller de Halloween realizado en el CAI la Universidad de Murcia, y es que a pesar de ser una de las celebraciones más recientes, hay que reconocer que ha entrado con fuerza y cada vez goza de un seguimiento mayor.

Fijos de Halloween.

Con ustedes, unos fijos de Halloween.

Por una parte, los mayores de dos años crearon un murciélago, un fantasma y una momia; todos ellos con un resultado tan simpático como sencillo de lograr. Vayamos de uno en uno:

¡Otro fijo!

¡Otro fijo!

  • Para realizar el murciélago se necesitó: un tubo de papel higiénico, pintura negra, goma eva negra,blanca y roja, ojos y pegamento. La «dificultad» de esta manualidad reside en el pliegue en los extremos del tubo de cartón que recordarán la característica forma del murciélago. A partir de ahí solo hay que pintar, recortar y pegar las alas, boca, ojos y colmillos.
  • El fantasma es aún más fácil si cabe. Solo hace falta una bola de porexpán, gasas, cola blanca, hilo y un rotulador negro. Una vez cubierta la bola con la gasa, la fijamos con cola y solo falta pintar los ojos y colgarlo del hilo. Evidentemente, tanta sencillez se presta a jugar con diferentes tamaños.
  • Finalmente, para realizar la momia volveremos a utilizar algunos de los
    Aún no, pero casi...

    Aún no, pero casi…

    elementos que ya hemos necesitado hasta ahora: tubo de papel higiénico, gasas, pegamento, ojos y pintura negra. En este caso la única duda surge a la hora de saber qué hacer con la pintura negra, pero si os dais cuenta, ¡queda muy bien alrededor de los ojos!

Por su parte, los más peques del centro realizaron un fantasma y un calabaza en imprimación:

  • El fantasma puede hacerse indiferentemente con las manos o los pies, ya que solo hay que pintarlos con pintura de dedos blanca y plasmarlos en una cartulina negra. Luego podemos añadir los ojos o pintarlos con un rotulador negro.

    Parece una mano...

    Parece una mano…

  • La calabaza, sin embargo exige un pelín más, ya que la imprimación se realiza con media manzana pintada de naranja sobre una cartulina blanca. Finalmente solo queda añadir los detalles en verde y negro.

Ya os podéis imaginar cómo se lo pasaron todos en el CAI de la Universidad de Murcia, así que ahora somos nosotros los que os invitamos a que hagáis lo propio en vuestras casas y nos contéis qué tal la experiencia.

¡Una pandilla de manzanas disfrazadas!

¡Una pandilla de manzanas disfrazadas!

Reciclando ¡Con mucho arte!

Teníamos claro que todos los peques que pasan por los centros Cativos tienen algo especial, pero estos días, los niños y niñas de la escuela infantil municipal de Riveira nos han demostrado que tienen mucho arte haciendo esculturas con materiales reciclados.

«Con mucho arte» es el nombre que han puesto a esta actividad en la que los alumnos de 2 y 3 añitos se han convertido en auténticos escultores con materiales de reciclaje de todo tipo; desde cartones de leche, botellas de plástico, rollos de papel higiénico… y un largo etcétera de posibilidades con las que han elaborado maravillas como éstas:

 

Blog Cativos Riveira

Las «Tartarugas» han optado por hacer su pequeño homenaje a la madre tierra y diseñar un árbol con cartón recubierto de papel y cola para posteriormente pintarlo al estilo Van Gogh. Como veis, son buenos conocedores de los clásicos 😉 Para finalizar y dar color a su escultura, emplearon la técnica de la estampación con esponjas para el color marrón y pinceladas para los tonos más vivos. En la imagen podéis ver a los peques en acción.

Las «Medusas» aprovecharon los envases de yogur pintados con rodillo, pinceles y esponja para dar color y un aire diferente a una simple caja de cartón.

El cartón también fue la materia prima utilizada por los peques de la clase de las «Estrelas», y con eso y unos tubos de cartón pegados sobre una caja, fueron capaces de crear la colorida escultura que observáis en la imagen.

La clase de las «Baleas» ha bautizado a su escultura como «Baleaxe, o robot da reciclaxe», una figura elaborada con una simple caja de cartón, bricks de leche, tubos de papel higiénico y papel de cocina, una bandeja de poliespan, botellas de plástico, papel de periódico y tapones. Poco a poco, ha ido dando color a cada una de las piezas y han pegado cada uno de los elementos hasta dar forma a su robot.

Pero eso no ha sido todo, tenemos más esculturas que os dejarán asombrados, en esta ocasión elaborados por los «Ratiños» de mañana y tarde:

Esculturas elaboradas por los alumnos de Cativos Riveira

Esculturas elaboradas por los «ratiños» de mañana y de tarde.

Como podéis ver, en estas últimas esculturas predomina la utilización de elementos de plástico, principalmente botellas, que tuvieron que tintar con agua y colorante para conseguir este divertido y colorido efecto. Y por supuesto, el cartón, que no podía faltar – por ejemplo – en la elaboración de la jirafa, una de las propuestas que más llama la atención.

Al finalizar, el centro organizó una exposición para que las cerca de 200 familias del centro pudieran ver las diferentes propuestas realizadas por sus pequeños.

Confirmado, ¡¡¡Son unos artistas!!!

¿No os parece? 😉

 

Simulacro de recogida de residuos en Cativos Balsicas

Balsicas

Así de sucio amaneció esta semana el jardín de la escuela infantil municipal de Balsicas, y nuestros niños y niñas han visto la oportunidad perfecta para ayudar a preservar su entorno y prepararse al 100% para ayudar a su planeta cuando éste les necesite.

Alumnos de la escuela infantil Cativos de Balsicas realizan un simulacro de recogida de residuos.

Alumnos del centro clasifican los residuos. 

Ha sido…. ¡¡Toda una experiencia!! 😉  Una actividad preparada por l@s educador@s del centro a modo de simulacro de recogida de residuos en la que tenían muy claros los objetivos: lograr  que los más peques reconocieran el tipo de basura que se iban encontrando a su paso por el jardín y los depositaran en el contenedor correspondiente:

  • El contenedoramarillo, para el plástico. 
  • El contenedor azul, para el cartón y el papel. 

Además, este juego simbólico estaba planteado de forma lúdica, ya que cada un@ de nuestr@s «cativos» contaba con una diadema que le indicaba que tipo de residuos debía localizar en el patio.

De todos modos, para lograr que tod@s nos concienciemos de la importancia de reciclar, esta iniciativa tiene que tener una proyección en el tiempo, y por eso se dejarán los contenedores en las aulas para que los más peques (y también quienes acudan a la escuela infantil), puedan seguir reciclando y clasificando la basura en su día a día.

Juego simbólico para aprender a reciclar.

Juego simbólico para aprender a reciclar.

Pero esto no es todo, porque queremos que este tipo de tareas sean parte de la vida de l@s niñ@s, y por eso se ha pedido y animado a las familias a que continúen con esta práctica en sus casas. Porque con el reciclaje, ganamos tod@s. 🙂

Hasta el próximo post.

Cativos Balsicas

¿Reciclamos?