Macetas peregrinas en Cativos Restollal

Haciendo honor al año Xacobeo y como buenos santiagueses que son, este curso el grupo de los mayores de la EI Cativos Santiago (Cativos Restollal) forman el aula de los “PEREGRINOS”. Su objetivo es cuidar y alegrar el Camino como mejor saben y, como están dispuestísimos/as a concienciarnos en el consumo responsable y ayudar al medio ambiente, se han descalzado para florecer y embellecer las preciosas sendas del Camino con unas estupendas “MACETAS PEREGRINAS”. Mirad lo que han hecho:

– Rescataron CALZADO que ya nousamos (tenis, botas…).

– Lo primero que hicieron fue pulverizar el calzado con ESPRAY BLANCO para que quede el fondo unicolor. Esto solo lo puede hacer un adulto, ¿vale?

– El siguiente paso es armarnos de PINCELES Y PINTURA de diferentes colores para darle nuestro toque especial, así que… adelante! A pintaaaar! Cómo nos gusta!

– Apartamos el calzado para que se vaya secando porque ahora toca ocuparse de la parte interior. Necesitamos VASOS DE YOGUR transparentes que llenaremos de tierra y que, luego, colocaremos dentro de los zapatos. Esto de jugar con la tierra es divertidísimo!!

– A continuación introducimos en la tierra un BULBO DE JACINTO. Estos bulbos son ideales para plantar en esta época del año. Brotan muy pronto y en primavera ya florecen.

– Por último introducimos el vaso en el zapato y… listo!! Hemos convertido unos viejos y feos zapatos usados de tanto peregrinar en unas preciosas MACETAS PEREGRINAS.

Conxo y O Restollal llegan al final del camino

Los mayores de Conxo y O Restollal cerraron el curso Voz Natura con una visita por el casco histórico compostelano.

Los mayores de Conxo y O Restollal pasearon por el casco histórico compostelano.

Junio es tradicionalmente el mes más esperado por los escolares, ya que con él trae el final del curso y el principio del verano. Pero este año en Conxo y O Restollal este significado se ampliaba, y es que después de un sinfín de actividades, muchas incluidas en el proyecto Voz Natura, terminando el invierno se lanzaban a por un reto todavía mayor: trazar su propia ruta del Camino de Santiago.

No podía faltar el Obradoiro...

No podía faltar el Obradoiro…

Pero esta no fue una labor sencilla, pues como cualquier ruta de tránsito con destino Santiago de Compostela, la nueva ruta de Cativos debería contar con una señalización adecuada, obra cómo no, de unas Brigadas Ecológicas Cativos dispuestas a ofrecer una nueva perspectiva de las archiconocidas conchas de vieira.

Como era de esperar, los mayores de Conxo y O Restollal esperaban impacientes esa visita al casco histórico de su ciudad, que si bien seguramente lo conocerán de sobra por sus paseos familiares o actividades de sus centros como los cuenta cuentos de la Editorial Kalandraka en la Galería Sargadelos, nunca se habían prodigado de esta forma con sus compis de aventuras, de los que en unos días se despedirán para afrontar una nueva etapa llena de nuevos retos y para la que les deseamos mucha suerte.

O Restollal señaliza el Camino de Santiago

Gracias a la actuación de la Brigada Ecológica Cativos O Restollal, el Camino gozará de nueva señalización.

Gracias a la Brigada Ecológica Cativos O Restollal, el Camino goza de nueva señalización.

Los mayores de O Restollal han cogido el relevo de sus compis de Conxo y han estado preparando la etapa definitiva del camino que los llevará a la Catedral.

Elaborando piedras.

Elaborando piedras.

Cómo toda España y más de media Europa sabe, hacer el Camino de Santiago sería impensable sin una correcta señalización, y ahí es precisamente dónde los niños y niñas de O Restollal han decidido que debían enfocar sus esfuerzos.

Para ello se han valido de unos tetrabriks que han encolado y forrado con papel de periódico. A continuación los han pintado de gris (simulando piedras) y por supuesto la flecha amarilla o la concha de vieira, aunque esta última también vale pegarla. ¡Y así es como se improvisa un monolito señalizador del camino!

Pero no contentos con eso, también han seguido el mismo proceso con una caja grande de cartón, de esta forma, el que se despiste no podrá decir que el camino de las Brigadas Ecológicas Cativos Conxo y O Restollal no estaba bien señalizado.

Conxo peregrina por el Camino de los frutales

Los niños y niñas de Conxo estaban encantados de volver a ver sus frutales.

Los niños y niñas de Conxo estaban encantados de volver a ver sus frutales.

Santiago de Compostela es la ciudad de las peregrinaciones por excelencia y la Brigada Ecológica Cativos Conxo ha querido dejarlo claro con una nueva ruta que se han sacado de la manga: el Camino de los frutales.

Pintar es lo suyo.

Pintar es lo suyo.

Y cuando decimos que se lo ha sacado de la manga es literal, ya que en esta primera etapa la clase de los Flamencos ha ido a visitar unos árboles que ellos mismos habían plantado tiempo atrás y que cómo se ha visto a lo largo del recorrido, estaban deseosos de volver a ver.

Estos frutales que componen el nuevo camino de peregrinación son un manzano y un ciruelo que en unos años lucirán espectaculares.

La actividad, como no podía ser de otra forma vista la vena artística de los protagonistas, comenzó decorando las macetas. Al fin y al cabo es importante que los árboles se sientan cómodos en su hogar.

Posteriormente, como ya sabéis y cómo nuestra brigada tiene perfectamente asimilado, hubo que rellenar las macetas con tierra, plantar y regar para empezar bien la nueva vida en el Camino de los frutales.

Esta solo es la primera etapa del camino, la segunda será cosa de los compis de O Restollal y el plan es llegar todos juntos a la Catedral de Santiago. Continuaremos informando de cómo transcurre este nuevo itinerario jacobeo.