El CAI Beniel estrena circuito de juegos

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.Los niños y niñas del CAI Beniel continúan el curso Voz Natura con la misma intensidad con la que comenzaron. Si os acordáis, allá por noviembre nos contaban en su primera entrada de este curso en el blog que se lo estaban pasando genial realizando experimentos en el aula, pero es que esta vez han ido un poco más lejos y se han montado un mini parque de atracciones con material reciclado.

Pintando los aros.

Evidentemente, el resultado dista mucho de ser un parque, pero de lo que no hay duda es de su poder de atracción con la variedad de juegos que han diseñado y construido con materiales que todo el mundo tiene por casa.

Esta actividad permite a las educadoras hacer una explicación sencilla y lúdica sobre el reciclaje además de permitir realizar ciertas actividades que suponen una diversión añadida y fomentan actitudes como el trabajo en equipo, respetar turnos y, por supuesto, trabajar diferentes habilidades psicomotrices.

Afinando la puntería.

Los juegos que componen el circuito son: un panel de peces para introducir las bolas, un elefante cuya trompa sirve para meter aros de cartón, porterías de animales y bolos con envases de yogur líquido.

Al final, la Brigada Ecológica Cativos Beniel nos ha demostrado una vez más que con imaginación y voluntad, podemos darle una nueva vida a los materiales que todos tenemos por casa (como cartones, pinturas, tubos, envases de plástico…)  disfrutando enormemente en el proceso y compartiendo un rato que aún será más intenso al terminar.

El CAI Beniel se especializa en experimentos

Los muñecos de Don Pasto van a ser protagonistas durante una temporada en el CAI de Beniel.

La Brigada Ecológica Cativos Beniel es una de las más prolíficas de la Red Cativos, ya que como podréis ver en el blog, han hecho prácticamente de todo y siempre bien.

¡Primer experimento!

Sin embargo por lo que podemos ver en este principio de curso están yendo un paso más allá y nos han sorprendido con dos sencillos pero efectivos experimentos.

El primero de ellos tuvo lugar hace unas semanas y necesitaron algodón, piedras, colorante alimentario y botellas de plástico vacías.

La idea era que los mayores del cole pudieran trabajar los colores disolviendo el colorante en agua y, por otra parte, comprobar cómo con las botellas vacías y según se llenaran con algodón o piedras, siendo materiales diferentes lógicamente tendrían propiedades diferentes, claro está, haciendo hincapié en el sonido que producían.

Fabricando a Don Pasto.

Pero es que una vez terminada esta parte del experimento se encontraron con una circunstancia muy ilustrativa de lo que es la contaminación del agua: una vez se había disuelto el colorante ese agua nunca volvería a ser la misma. Este simple detalle valió una perfecta explicación de por qué es muy importante cuidar nuestro entorno y procurar no mancharlo, ya que nunca lo podremos recuperar completamente.

El otro experimento tuvo lugar durante los últimos días y hay que reconocer que es muy muy divertido. Para llevarlo a cabo necesitaron medias, cuellos de botella, alpiste y serrín.

La idea era crear, cada uno, a su propio Don Pasto. Un muñeco al que le creciera el pelo.

Para ello utilizaron el cuello de botella de embudo, llenando la media en un principio con el alpiste y a continuación con el serrín. A continuación, las educadoras dieron forma a la cabeza de Don Pasto y cada brigada se encargó de dar el toque definitivo pegando los ojos y la boca.

Con los muñecos ya creados llegaba la parte más importante: lograr que le creciera el pelo. Para conseguirlo han estado regando su cabeza diariamente y poniéndola al sol, ya que sin olvidarnos de que son plantas, sabemos que son factores imprescindibles para que crezcan fuertes y sanas.

De esta original manera, las profes del CAI Beniel han explicado el ciclo de las plantas y al mismo tiempo han inculcado la importancia de cuidar el entorno de la forma más lúdica posible.

 

El CAI de Beniel limpia Soto del Río

Los niños y niñas del CAI Beniel y sus familias realizaron un trabajo espléndido en Soto del Rey.

Las Brigadas Ecológicas Cativos Beniel realizan todos los años una limpieza de entornos naturales que este año las ha llevado al pinar de Soto del Rey. Ha sido la primera vez que han ido a limpiar este entorno natural desde el que se pueden disfrutar las vistas al río Segura y la huerta murciana.

El merecido almuerzo.

Como es habitual, nada más llegar se ha organizado a la brigada con pegatinas y un número para el sorteo que se realizaría al terminar la actividad.

Tenemos que hablar de una edición muy concurrida en la que han participado incluso antiguos alumnos del cole, además del personal del cole, alumnado y sus familias. De asistencia, un éxito.

La limpieza comenzó a eso de las 11 horas de la mañana, y en solo una hora ya habían dejado todo como debería permanecer todo el año. Así que era momento de centrarse en el más que merecido almuerzo.

Finalmente, se realizó la entrega de diplomas a todos los participantes y el sorteo, en el que se rifaban un libro y ceras duras.

Desde Cativos queremos agradecer la participación de las familias de los niños y niñas del CAI y por supuesto, las de los antiguos alumnos y alumnas. Y por supuesto, agradecer y felicitar al mismo tiempo a nuestras compañeras del CAI Beniel, que una vez más han organizado una actividad en la que además del objetivo obvio de limpiar un entorno y concienciar al respecto, ha conseguido una vez más reunir a una comunidad muy entregada con la educación de los suyos y que ha podido disfrutar de una agradabilísima mañana en un sitio, desde entonces, aún mejor de lo que era.

Beniel se presenta con un cuento de Cati y Tivo

Los niños y niñas del CAI Beniel disfrutaron con el cuento de Cati y Tivo.

Cati y Tivo llegaron a Beniel en el 2010 y desde entonces han tenido tiempo de conocer varias generaciones de Cativos y familiarizarse con un pueblo que los ha acogido maravillosamente.

Esto lo podemos ver en el centro de Beniel.

Ahora, junto a las educadoras del cole, quieren presentar este municipio de la huerta murciana al resto de centros de la Red Cativos, y han pensado que sería una gran idea hacerlo recordando su paso por los sitios más entrañables de Beniel.

Para que lo podáis ir ubicando, Beniel es un municipio murciano de más de 10 000 habitantes y que limita con Orihuela (Alicante) aunque solo está a 30 minutos de Murcia capital.

Beniel ha tenido cierta importancia desde la edad media por la construcción de los famosos Pinochos, que servían para separar los reinos de Castilla y Aragón y, ahora, la Comunidad Valenciana de la Región de Murcia.

Y esto es el río Segura a su paso por Beniel.

Pero además, en el centro del pueblo también se pueden encontrar el ayuntamiento y su iglesia, que datan del siglo XVIII; la estatua-homenaje a la mujer huertana o el Centro de Artes Escénicas, donde cada final de curso los niños y niñas del Centro de Atención a la Infancia celebran su festival de fin de curso.

Por otra parte, o mejor dicho, por todas partes ya que para algo rodea el pueblo, encontraremos el río Segura, que baña toda la comarca y permite que la tierra sea tan fértil, habiendo huertas y árboles frutales por todas partes. Además, visitando el puente de Beniel podremos tener una vista privilegiada del río y además podremos alimentar a los patitos que allí viven y son muy agradecidos.

Photo finish.

Si con esto ya os estáis pensando visitar Beniel, os interesará saber que la fiesta típica es la Candelaria a principios de febrero. En ese momento en el que tradicionalmente se despiden las tinieblas del invierno, todo el que visite Beniel podrá disfrutar de su feria y la pólvora con su famosa traca.

Básicamente, estos son los escenarios por los que transcurre el cuento de Cati y Tivo en Beniel, y como los niños y niñas del cole querían imitar su aventura, decidieron fabricar sus propios Pinochos y organizar una carrera por todo el centro hasta ellos. Sin duda una buena forma de terminar el día.

Beniel planta lentejas en lindos semilleros

Los autores y autoras de la plantación de lentejas posan para la foto frente a su obra.

Los autores y autoras de la plantación de lentejas posan para la foto frente a su obra.

Beniel es un municipio perteneciente a la comarca de la Huerta Murciana, y cómo tal, la agricultura tiene un peso incontestable en la tradición de la zona.

Decoración con gomets.

Decorando con gomets.

Por eso las educadoras del Centro de Atención a la Infancia de Beniel han querido repasar una vez más el ciclo de vida de las plantas con los mayores una vez más antes de que abandonen definitivamente el cole.

Así que han decidido que esta vez iban a sembrar lentejas que los niños y niñas de la clase de 2-3 años tendrían que cuidar y supervisar durante su crecimiento.

Pero como un buen trabajo no exime en ningún momento los detalles artísticos y el recurso creativo, la actividad ha empezando con la decoración de los semilleros. Al fin y al cabo, se dice que una planta feliz será una plana más fuerte y sana, y seguro que lo bonita que sea su primera maceta juega un papel fundamental.

Una vez finalizado esta primera toma de contacto, llegó la hora de poner la semilla en el que de ahí en adelante sería su hogar, y que continuarán cuidando y analizando en clase durante las próximas semanas hasta que sean los suficientemente mayores y fuertes para llevárselas a casa.

El curso Voz Natura empieza fuerte en Beniel

Los mayores del cole han conocido a Terri y sus consejos.

Los mayores del cole han conocido a Terri y han decidido echarle una mano para cuidar el medio ambiente.

Las brigadas ecológicas de Beniel son de las más activas de la red Cativos, por eso no es de extrañar que hayan comenzado el curso con una motivación y desempeño extraordinarios. La primera toma de contacto de los mayores con Voz Natura fue en una de las asambleas que se realizan todos los días en los centros Cativos. En ella, la profe les ha presentado a los ya conocidos Cati y Tivo, a algunos compis de su pandilla como Catón o Friol, y por supuesto a Terri, su amigo de Voz Natura.

Terri les ha enseñado este gesto...

Uno gesto de Terri.

Los niños y niñas de Beniel han descubierto que Terri les va a ayudar a cuidar su entorno, a saber como respetar el medio ambiente, reciclar y ahorrar luz y agua. En definitiva, sus educadoras y Terri les han mostrado como ahorrar con pequeños gestos como cerrar el grifo cuando no están usando el agua o apagar la luz cuando no la están usando o aún hay suficiente luz solar.

Finalmente, para asentar todos estos nuevos conceptos y asimilar la importancia de seguir los consejos de su nuevo amigo, la brigada ha elaborado un gran mural para decorar el cole con una clara su intención: «Yo echo una mano a Terri».

Explicación

Una breve explicación…

Por otra parte, completando las actividades Voz Natura propias del comienzo de curso, nuestra brigada ecológica de Cativos Beniel ha preparado su huerto escolar.

... ¡y a trabajar!

… ¡y a trabajar!

En primer lugar, los peques han recibido una explicación de lo que iban a hacer para después proceder a preparar la tierra con el rastrillo. A continuación han plantado las semillas de las plantas que cuidarán y observarán durante las próximas semanas: zanahorias y rábanos. Para terminar, han regado la tierra y han vuelto a clase con la promesa de que saldrán a regar cada día y de paso supervisar la evolución de su huerto.

Como veis, este comienzo de curso en Beniel ha sido muy completo, así que esperamos grandes avances de nuestra brigada junto a su nuevo amigo Terri.