El cole de El Mirador ya tiene su huerto

Los peques esperan pacientemente para poder estrenar sus huertos.

Los peques esperan pacientemente para poder estrenar sus huertos.

A falta del espacio de tierra apropiado para que nuestros las brigadas ecológicas Cativos de El Mirador pudiesen tener su huerto, los servicios municipales de San Javier han diseñado seis jardineras móviles elaboradas con palés reutilizados, en las que los niños y niñas del cole ya han plantado las primeras lechugas baby.

Un poco de ayuda para plantar.

Un poco de ayuda para plantar.

Para crear cada uno de los seis huertos se han utilizado dos palés superpuestos y forrados con tela asfáltica, que se han rellenado con tierra ya lista para plantar. Además, cada jardinera cuenta con cuatro ruedas que permitirán una gran movilidad a la hora de buscar el sol.

A partir de ahora, los niños y niñas de El Mirador podrán trabajar su huerta y ocuparse de sus plantas, así que seguro que realizarán muchas actividades como las que otros coles comparten aquí.

Pero lo mejor de todo es que todo el mundo está muy motivado con la iniciativa. Por supuesto los peques están deseosos de trabajar con la tierra y experimentar muchas sensaciones nuevas y aprender cosas diferentes todos los días; las profes ya están pensando en todo lo que pueden hacer a partir de ahora y hasta las familias ya han llevado plantas y semillas al cole para ayudar a que las cosechas sean siempre de primera.

Así que ahora solo nos queda esperar y ver todo lo que brotará este curso de estos nuevos huertos ecológicos.

Riveira celebra un año más su Día del Árbol

Más de 60 familias participaron en el Día del Árbol de Riveira.

Más de 60 familias participaron en el Día del Árbol de Riveira.

Las brigadas ecológicas Cativos de Riveira se han puesto de acuerdo un año más con el Concello de Riveira para realizar su ya tradicional reforestación con motivo del Día del Árbol.

¡Arre caballito!

¡Arre caballito!

El punto de reunión fue el Parque Periurbano de San Roque, donde a las 11 horas se citaron todas las familias participantes para recibir su identificación, y es que nuestros peques tuvieron la oportunidad de conocer a otra comprometida brigada de otra escuela infantil de la zona.

Según llegaron, todos los niños y niñas repararon en 3 caballos que disfrutaban de la apacible mañana, y que no tuvieron ningún problema en dejarse acariciar y montar por los más pequeños. A continuación, se repartió un pequeño pino por familia y comenzó la reforestación de manera individual, siendo un momento tan bonito como íntimo para las familias.

El broche perfecto para una preciosa mañana.

El broche perfecto para una preciosa mañana.

Una vez finalizada la reforestación, nuestros peques pudieron recuperar fuerzas con un botellín de agua y un bollo que recibieron antes de disfrutar de las historias de un cuenta cuentos a la sombra de los árboles (estos un poco más mayores, lógicamente).

Finalmente debemos agradecer al ayuntamiento su compromiso y participación, personificada en las concejalas Herminia Pouso, Esther Patiño, Fabiola García y Elvira Pereira que asistieron a una actividad aplazada varios fines de semana por el mal tiempo pero que finalmente resultó una experiencia diferente para nuestra brigada y sus familias.

Fresas y camelias crecen en la escuela de Vedra

Parte de la brigada ecológica Cativos de Vedra en acción plantando una camelia.

Parte de la brigada ecológica Cativos de Vedra en acción plantando una camelia en el jardín de su escuela.

A estas alturas de curso los mayores de Vedra ya han trabajado muchos conceptos que con la llegada de la primavera podrán afianzar con divertidas actividades. Por ejemplo, conocer en profundidad una fruta como las fresas les permitirá volver directamente sobre temas como los colores o las texturas, e indirectamente sobre otros conceptos como el cambio de las estaciones o el crecimiento de las plantas.

Examen exhaustivo.

Examen exhaustivo.

Por eso las profes han decidido llevar fresas al cole y trabajar a fondo con ellas, logrando que su alumnado termine no solo identificándolas perfectamente, si no también estableciendo pautas para diferenciar unas frutas de otras en base al tamaño, olor, gusto…

¡A plantar la fresa!

¡A plantar la fresa!

Muchos de los niños y niñas del centro cultivan fresas en sus casas, por eso siendo una fruta tan familiar para ellos, especialmente ahora que también están en el mercado, sus educadoras han decidido plantarlas en la escuela. Para ello, han solicitado colaboración familiar aportando botellas de plástico, ya que de esta forma cada uno podrá ver perfectamente como evoluciona su planta desde la raíz a la flor, haciendo un seguimiento diario de su crecimiento.

Pero además, Vedra es especialmente conocida por su relación con la camelia, que crece en esta zona como en ninguna otra. Y precisamente por este detalle ha sido la planta escogida para que la brigada ecológica Cativos Vedra continúe el proyecto iniciado el curso pasado.

Después de un buen trabajo...

Tras un buen trabajo…

Nuevamente, el consistorio ha vuelto a colaborar donando las plantas y el terreno, programando la actividad y haciendo los agujeros en los que continuar la plantación, a la que nuestros pequeños héroes y heroínas han acudido acompañados de sus familias, por cierto siempre dispuestas, ¡gracias!

Aunque el tiempo no acompañó, la actividad fue todo un éxito, y al finalizar tan agotadora labor, todos pudieron disfrutar de una merecida merienda con el bizcocho elaborado previamente en el taller de cocina, zumos y batidos de chocolate.

Los monstruos del reciclaje de Torre Pacheco

Los niños y niñas de Torre Pacheco contaron con la ayuda de los monstruos del reciclaje.

Los niños y niñas de Torre Pacheco contaron con la ayuda de los monstruos del reciclaje.

La brigada ecológica de la escuela infantil municipal «San Antonio» ha comenzado el curso aprendiendo como llegar a ser verdaderos héroes del medio ambiente. Para conseguirlo es imprescindible conocer las 3R del ecologismo: reducir, reutilizar, reciclar.

En plena faena...

En plena faena…

Para ello comenzaron con una sencilla actividad en la que hicieron unas maracas reutilizando los botes de los batidos que ya se habían tomado. En primer lugar los personalizaron con gomets de colores, y cuando estuvieron satisfechos con el resultado introdujeron arroz o lentejas. Finalmente las educadoras cerraron los botes con un trocito de tela e hilo dejando las maracas listas para los peques.

... y ya terminada.

… y ya terminada.

Tras aplicarse en la reutilización de productos desechables, nuestra brigada ecológica siempre dispuesta se centró en las tareas de reciclaje. Para ello han contado con la ayuda de los monstruos del reciclaje, que les facilitaron asimilar qué material se corresponde con cada tipo de contenedor: el papel en el azul, los orgánicos en el verde y los envases ligeros en el amarillo.

Para desarrollar la actividad las educadoras esparcieron algunos de estos elementos por el patio de la escuela cerca de los monstruos del reciclaje, y entre todos lo resolvieron sin ningún problema. Ahora, la brigada ecológica Cativos de Torre Pacheco ya está preparada para realizar estas labores fuera del cole.

Los monstruos del reciclaje ayudaron a la brigada a diferenciar los materiales que componían los residuos y separarlos.

Los monstruos del reciclaje ayudaron a la brigada a separar los residuos.

La brigada ecológica de Denia conoce y cuida su playa

Un educador medioambiental guió la visita de nuestros peques a la playa de Denia.

Un educador medioambiental guió la visita de nuestros peques a la playa de Denia.

A lo largo de este curso, las brigadas ecológicas Cativos han demostrado con creces su implicación con el medio ambiente: han reforestado bosques, construido huertos y limpiado montes y playas sin dejar de aprender y divertirse como los niños y niñas que son.

Momento del paseo por las dunas

Momento del paseo por las dunas.

En L’Escoleta de Denia han ido un pelín más allá y han contado con la colaboración de un educador ambiental del ayuntamiento, que dos días antes acudió al centro para enseñarle a los peques los animales y plantas que habitan la playa a la que iban a ir.

El almuerzo es imprescindible.

El almuerzo es imprescindible.

La visita comenzó a primera hora de la mañana con un viaje en bus desde el cole a la playa, donde los 58 niños y sus educadoras emprendieron un recorrido por el paseo de madera guiados por el educador ambiental, que ya en las dunas pudo explicar mejor el funcionamiento del ecosistema y qué hay que hacer para mantenerlo limpio y sano.

Después del almuerzo, los peques realizaron una recogida de basura adaptada a sus posibilidades y volvieron a la escuela contentos por la experiencia y por haber aprendido tanto de su playa, que al fin y al cabo eran los objetivos de la excursión.

Y al final, volvieron al cole todos contentos.

Y al final, volvieron al cole todos contentos.

¡Esta playa ya está preparada!

Las brigadas ecológicas Cativos de la Academia General del Aire de Santiago de la Ribera.

Las brigadas ecológicas Cativos de la Academia General del Aire de Santiago de la Ribera.

Las brigadas ecológicas Cativos son especialistas en la limpieza de parajes naturales. Aunque habitualmente las veamos desempeñarse a fondo en parques y montes, también están especializadas en realizar estas labores en otro tipo de localizaciones como pueden ser las playas, donde las condiciones cambian significativamente para nuestros pequeñines.

Un momento de las maniobras.

Un momento de las maniobras.

Casi siempre es buen momento para jugar.

Casi siempre es buen momento para jugar.

En este caso, han sido los alumnos de la escuela infantil de la Academia General del Aire los que han acudido a la playa de Barnuevo, en Santiago de la Ribera, para realizar un trabajo admirable acompañados de las educadoras del centro y una amplia representación familiar.

La actividad, programada en horario de tarde, no se limitó a la limpieza del entorno, ya que una vez dejaron el entorno en unas condiciones envidiables, a nadie se le ocurrió un lugar mejor en el que jugar y divertirse con los compañeros de clase.

Como no podría ser de otra forma, la actividad terminó con la correspondiente entrega de diplomas y una más que mercida merienda.

Al final de la actividad, es imprescindible una merienda para recuperar energías.

Al final de la actividad, es imprescindible una merienda para recuperar energías.

Semilleros reciclados mientras no llega el buen tiempo

Las brigadas ecológicas de Palencia realizaron un fantástico trabajo con sus semilleros.

Las brigadas ecológicas de Palencia realizaron un fantástico trabajo con sus semilleros.

Las brigadas ecológicas Cativos de la EIM Casilda Ordóñez, han participado sin excepción en el taller de limpieza de espacios naturales. Allí aprendieron a distinguir los diferentes tipos de residuos e identificar que contenedor les corresponde.

Así se hicieron maestros del reciclaje.

Así se hicieron maestros del reciclaje.

Una vez adquirieron las nociones básicas del reciclaje, las educadoras decidieron que era hora de pasar al siguiente nivel, que consiste en aprovechar sus nuevas aptitudes para el taller de huerto.

Todos preparados...

Todos preparados…

Como las condiciones climatológicas aún no son las más adecuadas para realizar esta tipo de actividad al aire libre, las profes decidieron crear un semillero. Así, además de participar en el proceso de creación y su cuidado, los peques podrán ver de primera mano el proceso de crecimiento de las plantas.

El primer paso, rentabilizando al máximo sus conocimientos en reciclaje, consistió en separar los briks de leche para poder utilizarlos como recipiente para depositar las semillas.

... y por fin la acción!

… y por fin la acción!

A partir de este punto tiene lugar la que para muchos es la parte más entretida del proceso: plantar la semilla y experimentar con la tierra. La semilla en sí misma tampoco les dice gran cosa, por eso las maestras, siempre tan atentas a estos detalles, contaban con unas plantas ya crecidas para que pudiesen asimilar lo que les iba a pasar a sus semillas si las cuidaban bien.

Ahora hay que seguir cuidándolas para luego transplantarlas.

Ahora hay que continuar el mantenimiento para luego transplantarlas.

Hasta entonces, nuestras brigadas ecológicas continúan cuidando de sus semillas a la espera de que crezcan y el buen tiempo se quede con nosotros para poder transplantarlas al huerto. Pero mientras tanto, los niños y niñas del cole de Palencia continúan disfrutando del proceso como si fuese el primer día.

Las brigadas ecológicas Cativos Pozo Estrecho entran en acción

Las brigadas ecológicas Cativos preparándose para la limpieza.

Las brigadas ecológicas Cativos preparándose para la limpieza.

Las brigadas ecológicas Cativos vuelven a las andadas. Nuestros comprometidos especialistas de Pozo Estrecho han salido a un parque cercano a la escuela infantil para hacer de él un lugar mucho mejor.

El "viaje en tren" hasta el parque

El «viaje en tren» hasta el parque.

Pero no os creáis que nuestros comprometidos alumnos simplemente salieron del cole un buen día para limpiar el parque. Antes de eso, entrenaron sus habilidades durante varios días en el aula, y gracias al trabajo de las profes, se concienciaron de lo importante que es mantener la limpios los lugares por los que pasan. Por eso, el magnífico resultado no es una sorpresa para los 24 valientes que participaron en la actividad.

Su implicación es ejemplar.

Su implicación es ejemplar.

El día de la verdad, tras los ensayos en la escuela, comenzó a las 10.30 horas en un parque cercano a la escuela infantil. Las cinco educadoras que dirigían la actividad equiparon a los niños y niñas con sus respectivos guantes y bolsas y acto seguido comenzó la recogida de basura. Al terminar, y contando con la ayuda de las profes, depositaron los residuos en su contenedor correspondiente, dando ejemplo al resto de la ciudadanía.

Finalmente, los peques disfrutaron de la satisfacción del trabajo bien hecho con un almuerzo al aire libre y la correspondiente entrega de diplomas que certificaba su grandiosa labor.

Sin duda, fue un gran trabajo en equipo.

Sin duda, fue un gran trabajo en equipo.

Más pinos para el parque de Los Montesinos

Los 25 alumnos pasaron una fantástica mañana en el parque de Los Montesinos.

Los 25 alumnos pasaron una fantástica mañana en el parque de Los Montesinos.

La primavera es la época del año que se asocia siempre al renacer de la vida y el despertar de los sentidos, y las brigadas ecológicas Cativos dan buena cuenta de ello. En las últimas semanas, nuestros especialistas no han desaprovechado ni una ocasión para hacerse notar y demostrar su compromiso con el medioambiente.

Tren de ida al parque.

Tren de ida al parque.

En esta ocasión, han sido los alumnos de 2 y 3 años de la Escuela Infantil Municipal Miguel Hernández los que han escuchado la llamada de la naturaleza y han ido al parque de Los Montesinos, el pueblo donde se encuentra el cole, a plantar unos pinos que en unos años les devolverán una magnífica sombra.

Regar después de plantar.

Regar después de plantar.

Los veinticinco niños que participaron en la actividad salieron de la escuela escoltados por dos agentes de la Policía Local, que dirigieron el recorrido hasta el parque donde ya estaban esperando los compañeros del taller de jardinería.

Una vez allí, los cativos se dividieron en grupos de 5 para plantar su arbolito con ayuda de los jardineros del taller, que muy amablemente ya habían dejado todo dispuesto para el perfecto desarrollo de la actividad, y de la concejala de educación y cultura Rosa Belén Morán.

Como es lógico después de semejante esfuerzo, al terminar la plantación los peques disfrutaron de un merecidísimo almuerzo, antes de volver al cole con la satisfacción del trabajo bien hecho y por supuesto, una magnífica mañana en el parque.

Foto de familia de la actividad.

Foto de familia de la actividad en el parque de Los Montesinos.

La EIM Riveira participa en el Día del Árbol en familia

El Día del Árbol organizado por el concello fue un éxito.

El Día del Árbol organizado por el concello fue un éxito.

Los niños de la escuela infantil municipal de Riveira celebraron el pasado fin de semana el Día del Árbol en familia, una iniciativa promovida por el Concello, en la que participaron junto a niños de otras escuelas de la zona.

El principio del agujero.

El principio del agujero.

Como es habitual en esta época, las brigadas ecológicas Cativos no faltaron a su cita y a las 11 horas de la mañana ya estaban, con sus pequeños pinos, dispuestos para la reforestación en el Parque Periurbano de San Roque.

Y el final

Y el final.

Una vez que todos habían plantado sus arbolitos, los niños y niñas que participaron en la actividad recibieron un bollo y una botella de agua, y se fueron a sentar a la sombra de los árboles, desde donde disfrutaron de las historias de un cuenta cuentos.

A las 13 horas se dio por terminada la actividad que todos valoraron muy positivamente. La gran participación de las familias, el buen ambiente de los niños disfrutando de un día distinto con la gente con la que más se relacionan y por supuesto el buen tiempo posibilitaron que la mañana del sábado fuera estupenda para los alumnos de la EIM de Riveira.

Y por si fuera poco, los compis de La Voz de Barbanza fueron a cubrir el evento, así que los cativos de Riveira pudieron ver su meritoria labor publicada en prensa.