Un macetero de altura en O Restollal

El resultado de este macetero es espectacular, ya que las botellas se sostienen perfectamente.

El resultado de este macetero es espectacular, ya que las botellas se sostienen perfectamente sin ningún tipo de anclaje.

Los artistas de Cativos O Restollal han vuelto a hacer de las suyas y han fabricado un macetero muy original y «casi mágico». Para ello han necesitado el fondo de 3 botellas de plástico de 2 litros, un palo de 1,5 metros, una base para sujetar el palo, tierra y semillas.

¡Que no se caiga la tierra!

¡Que no se caiga la tierra!

El primer paso ha sido abrir un agujero en la base de las botellas con el diámetro exacto del palo. Esta parte ha sido cosa de los profes, ya que es necesario aplicar calor y usar algún objeto punzante.

Una vez la botellas estuvieron perforadas, han introducido el palo desde la base dejándolas a diferentes alturas, y a continuación las han decorado con pegatinas de colores y las han rellenado de tierra. Como siempre, esta ha sido la parte más divertida.

Y algo se cayó.

Pero es inevitable…

Finalmente han sembrado las semillas y… ¡a regar!

Cómo veis es muy fácil de hacer, original y práctico, ya que no ocupa casi espacio y se pueden añadir más botellas, que misteriosamente, se sostienen perfectamente.

¿Os animáis a experimentar?

Molinillos de viento con formas de animales

Los molinillos de viento de A Guarda dan un toque divertido al huerto escolar.

Los molinillos de viento de A Guarda dan un toque divertido al huerto escolar.

Los niños y niñas de A Guarda han descubierto una forma perfecta de reutilizar sus botellines de agua y los recortes de goma eva sobrantes de los disfraces de carnaval. Con estos materiales, rotulador, silicona y el cúter y las tijeras de las profes han creado unos simpáticos molinillos de viento con caras de animales.

Los tres modelos.

Los tres modelos.

Como el aula tiene tres mesas, nuestros peques se han dividido en tres grupos que han diseñado molinillos con forma de vaca, cerdito y gato respectivamente. Primero cada uno el suyo, y a continuación unos más grandes para el huerto del cole.

El primer paso es marcar las orejas en la botella con el rotulador, y a continuación se cortan y se doblan hacia fuera. Luego se dibujan los ojos, hocicos y bocas en los recortes de goma eva y se pegan en la botella con silicona.

Finalmente, ya con el molinillo construido, solo hay que introducir un palo en la botella y las orejas de los animalillos harán que gire con el viento.

Cabañas de la Sagra bucea en creatividad

Los buzos de Cabañas de la Sagra lograron un gran resultado reutilizando unas botellas de plástico.

Los buzos de Cabañas de la Sagra posan para la foto de grupo con sus botellas.

El carnaval ha llegado a Cabañas de la Sagra y en el Gloria Fuertes se han puesto manos a la obra para diseñar unos ocurrentes disfraces de buceador. Para ello solo han necesitado unas botellas de plástico, papel de periódico, pintura, unas cuerdas y algo de cinta.

Cada uno escogió su color favorito.

Cada uno con su color.

El primer paso es forrar las botellas con papel de periódico. A continuación, cada uno las ha pintado de su color favorito y las ha dejado secar. Por supuesto, al aire libre secan más rápido.

Esto exige maña.

Esto exige maña.

Una vez las botellas están secas es necesario darles un punto que les ayuden a recordar cómo son las botellas de buceo, así que les han pegado un poco de cinta alrededor.

Por último, nuestros buzos noveles cierran las botellas con los tapones con cuerdas que han desarrollado las profes y que les permitirán utilizarlas como mochilas.

Una vez probadas y ajustadas las medidas, ya solo falta añadir unos sencillos complementos para lograr un sencillísimo disfraz.

Muñecos pelones para el huerto de Dolores

Los nuevos maceteros estilo muñeco pelón aportan un toque divertido al huerto de Dolores de Pacheco.

Los nuevos maceteros estilo muñeco pelón aportan un toque divertido al huerto de Dolores de Pacheco.

Los niños y niñas de Dolores de Pacheco disponen de un huerto escolar al que han decidido darle un toque divertido. Para ello han creado unos simpáticos maceteros reutilizando materiales como botellas de plástico y tapones rojos. También han necesitado ojos de plástico para manualidades, turba, perejil, tijeras o cúter, pegamento y un punzón.

Cuidado que corta.

¡Cuidado que corta!

En primer lugar las profes han cortado las botellas un poco más abajo de la mitad para crear los recipientes mientras su alumnado reciclaba los tapones de otros colores y los llevaba al punto de recogida que hay en el cole.

El tacto...

El tacto de la turba…

A continuación, las educadoras han agujereado la base con el punzón dejando los maceteros listos para pasar por las manos de nuestros pequeños artistas, que han pegado las ojos y el tapón rojo como nariz creando una cara muy divertida.

Una vez los maceteros estuvieron decorados llegó uno de los momentos en los que más se disfruta, rellenarlos con turba y aprovechando para experimentar y disfrutar de su manipulación antes de plantar las semillas y regarlas.

¡Precioso!

¡Ha quedado precioso!

Ahora los niños y niñas de Dolores de Pacheco dan de beber a sus plantas tres veces por semana con sus regaderas elaboradas a partir de recipientes de detergente y suavizante adecuadamente decoradas y modificadas.

Además, también han preparado unos recolectores de agua de lluvia modificando garrafas y consolidando por otra parte la práctica de rutinas de ahorro, que se verán potenciadas gracias a las colaboración de las familias, que se han implicado en esta actividad facilitando los materiales reutilizados en la actividad y asentando estos procedimientos en casa.

El milagroso huerto urbano de San Rosendo

Los niños y niñas de San Rosendo aprovecharon un pequeño hueco en la fachada para crear un huerto urbano.

El hueco en la fachada de San Rosendo ha sido suficiente para crear un huerto.

La escuela infantil San Rosendo de Ferrol (que se ha unido este curso a la Red Cativos) contaba con un pequeño espacio inutilizado en la fachada que las educadoras han decidido convertir en un huerto urbano vertical y para el que han organizado actividades en dos proyectos complementarios.

Adornando los semilleros.

Adornando los semilleros.

El primero de estos proyectos era la creación del huerto, para el que se sirvieron principalmente de materiales reciclados. El primero de ellos, un fantástico palé que pintaron entre todos y una vez fijado en la pared sirve e base para todo el huerto.

Detalle de la mariposa.

Detalle de la mariposa.

A partir de ahí la creatividad se desbordó y nuestra brigada elaboró múltiples soportes para su cosecha: unos semilleros reutilizando envases de yogur correspondientemente decorados; unas cajas de porexpán, cortesía de una mamá, para plantar especias y hortalizas; y unos maceteros cortando botellas de plástico diagonal y longitudinalmente. Además, las palas utilizadas para rellenarlos también fueron elaboradas cortando diagonalmente botellas pequeñas de agua.

- Otra semilla...

– Otra semilla…

Por otra parte, el segundo de los proyectos buscaba decorar el huerto urbanos con motivos otoñales aprovechando la dinámica de trabajo de los peques. Para lograrlo colorearon el cuerpo de unas mariposas y añadieron las alas con unas hojas secas recogidas en una salida al parque. Además elaboraron unos caracoles con plastilina amarilla para el cuerpo, un caparazón de castaña y una preciosa hoja a modo de alfombra.

Y este es el resultado final del huerto urbano de San Rosendo.

Y este es el resultado final.

Finalmente quedaba el proceso de montaje, para el que nuestra brigada recibió la ayuda de los vecinos, que muy dispuestos se prestaban a colaborar a su paso por delante de la escuela San Rosendo, apuntalando los maceteros verticales y atando con sedal los horizontales y los semilleros.

Ahora, una vez terminado todo el proceso, la brigada ecológica de Cativos San Rosendo deberá cuidar y supervisar sus plantas (cilantro, perejil, manzanilla, habas y zanahoria) mientras decide qué va a cocinar con ellas. ¿Se os ocurre algo?

Unos espectaculares búhos llegan a O Salnés

Los niños y niñas de O Salnés han demostrado su talento una vez más con este precioso búho.

Los niños y niñas de O Salnés han demostrado su talento una vez más con este precioso búho.

Así es como debe quedar la botella.

Así es como debe quedar la botella.

El alumnado de las escuelas infantiles Cativos es sobradamente conocido por su compromiso con el medio ambiente y su creatividad a la hora de reutilizar materiales. Esta vez os traemos una manualidad que han elaborado en la escuela infantil Mafalda de O Salnés con una botella vacía de refresco de cola de 2 litros, proporcionada por las mamás y papás de la escuela.

Perfecto agarre...

Perfecto agarre…

Para empezar nuestro búho hay que limpiar la botella y cortarla desechando la boquilla y la parte central. Nos quedamos con la base, que será la cabeza, y la parte de superior de la botella, que será el cuerpo, y las pegamos.

A continuación cada uno pinta su búho y en una cartulina dibuja los ojos y el pico. Después de pegarlo todo a la botella, pintamos de blanco debajo del pico para simular la barriguita y una vez está seco ya solo falta dar el toque final, con unas pequeñas pintas que simulan los detalles de su precioso plumaje.

¡Y aquí está el búho!

¡Y aquí está el búho!

Como veis, reciclando una botella podemos hacer una obra tan simple como resultona y con la que todos se han quedado encantados.

Reciclando ¡Con mucho arte!

Teníamos claro que todos los peques que pasan por los centros Cativos tienen algo especial, pero estos días, los niños y niñas de la escuela infantil municipal de Riveira nos han demostrado que tienen mucho arte haciendo esculturas con materiales reciclados.

«Con mucho arte» es el nombre que han puesto a esta actividad en la que los alumnos de 2 y 3 añitos se han convertido en auténticos escultores con materiales de reciclaje de todo tipo; desde cartones de leche, botellas de plástico, rollos de papel higiénico… y un largo etcétera de posibilidades con las que han elaborado maravillas como éstas:

 

Blog Cativos Riveira

Las «Tartarugas» han optado por hacer su pequeño homenaje a la madre tierra y diseñar un árbol con cartón recubierto de papel y cola para posteriormente pintarlo al estilo Van Gogh. Como veis, son buenos conocedores de los clásicos 😉 Para finalizar y dar color a su escultura, emplearon la técnica de la estampación con esponjas para el color marrón y pinceladas para los tonos más vivos. En la imagen podéis ver a los peques en acción.

Las «Medusas» aprovecharon los envases de yogur pintados con rodillo, pinceles y esponja para dar color y un aire diferente a una simple caja de cartón.

El cartón también fue la materia prima utilizada por los peques de la clase de las «Estrelas», y con eso y unos tubos de cartón pegados sobre una caja, fueron capaces de crear la colorida escultura que observáis en la imagen.

La clase de las «Baleas» ha bautizado a su escultura como «Baleaxe, o robot da reciclaxe», una figura elaborada con una simple caja de cartón, bricks de leche, tubos de papel higiénico y papel de cocina, una bandeja de poliespan, botellas de plástico, papel de periódico y tapones. Poco a poco, ha ido dando color a cada una de las piezas y han pegado cada uno de los elementos hasta dar forma a su robot.

Pero eso no ha sido todo, tenemos más esculturas que os dejarán asombrados, en esta ocasión elaborados por los «Ratiños» de mañana y tarde:

Esculturas elaboradas por los alumnos de Cativos Riveira

Esculturas elaboradas por los «ratiños» de mañana y de tarde.

Como podéis ver, en estas últimas esculturas predomina la utilización de elementos de plástico, principalmente botellas, que tuvieron que tintar con agua y colorante para conseguir este divertido y colorido efecto. Y por supuesto, el cartón, que no podía faltar – por ejemplo – en la elaboración de la jirafa, una de las propuestas que más llama la atención.

Al finalizar, el centro organizó una exposición para que las cerca de 200 familias del centro pudieran ver las diferentes propuestas realizadas por sus pequeños.

Confirmado, ¡¡¡Son unos artistas!!!

¿No os parece? 😉

 

Un huerto a todo color

Blog Cativos

Alumno de la escuela infantil de la Base Aérea de Gando durante la actividad.

 

Nuestros «cativos» siempre se preocupan por el cuidado de sus semilleros y su huerto, pero en esta ocasión, además, desde la escuela infantil de la Base Aérea de Gando  no han querido descuidar la parte más estética de esta actividad.

Haciendo gala de su colorido carnaval, también han querido poner ese toque de color canario a su huerto y, con la llegada del invierno les ha faltado tiempo para realizar unas regaderas multicolor que les serán muy útiles en verano, cuando el agua escasea en la isla y se hace imprescindible preservar este recursos tan importante.

Blog Cativos - Base Aérea de GandoPara llevar a cabo la actividad, el equipo educativo de la escuela infantil ha conseguido unos recipientes grandes cedidos por el departamento de medio ambiente de la Base Aérea de Gando, que han colocado en las zonas del patio donde más agua cae cuando llueve.

Por otro lado, para la elaboración de las regaderas, nuestros peques necesitaron:

  • Unas botellas pequeñas de plástico.
  • Cartulinas onduladas de colores.
  • Pintura de dedos o témpera.
  • Unas tijeras.
  • Pegamento.

Una vez reunidos todos los materiales, los niños y niñas de la Base confeccionaron estas originales y coloridas regaderas.

Blog 2 Cativos

Regaderas de la escuela infantil de la Base Aérea de Gando

 

Blog 5 Cativos Base Aérea de GandoAdemás, gracias a la colaboración de un papá del centro, quién ha facilitado a los peques unos maceteros, tierra fértil y semillas, los alumnos de la escuela infantil de Gando han podido crear un huerto lleno de plantas, como perejil, cilantro, flor de la mariposa, tomates, tomillo, lavanda….

Como veis, todas las familias aportan su granito de arena para que este tipo de actividades sean todo un éxito.

Seguro que en primavera veremos su huerto precioso con ayuda del sol y el buen trabajo de los niños y niñas de la Base, quienes han participado con mucha ilusión en este proyecto.