El CAI Beniel estrena circuito de juegos

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.Los niños y niñas del CAI Beniel continúan el curso Voz Natura con la misma intensidad con la que comenzaron. Si os acordáis, allá por noviembre nos contaban en su primera entrada de este curso en el blog que se lo estaban pasando genial realizando experimentos en el aula, pero es que esta vez han ido un poco más lejos y se han montado un mini parque de atracciones con material reciclado.

Pintando los aros.

Evidentemente, el resultado dista mucho de ser un parque, pero de lo que no hay duda es de su poder de atracción con la variedad de juegos que han diseñado y construido con materiales que todo el mundo tiene por casa.

Esta actividad permite a las educadoras hacer una explicación sencilla y lúdica sobre el reciclaje además de permitir realizar ciertas actividades que suponen una diversión añadida y fomentan actitudes como el trabajo en equipo, respetar turnos y, por supuesto, trabajar diferentes habilidades psicomotrices.

Afinando la puntería.

Los juegos que componen el circuito son: un panel de peces para introducir las bolas, un elefante cuya trompa sirve para meter aros de cartón, porterías de animales y bolos con envases de yogur líquido.

Al final, la Brigada Ecológica Cativos Beniel nos ha demostrado una vez más que con imaginación y voluntad, podemos darle una nueva vida a los materiales que todos tenemos por casa (como cartones, pinturas, tubos, envases de plástico…)  disfrutando enormemente en el proceso y compartiendo un rato que aún será más intenso al terminar.

Beniel se presenta con un cuento de Cati y Tivo

Los niños y niñas del CAI Beniel disfrutaron con el cuento de Cati y Tivo.

Cati y Tivo llegaron a Beniel en el 2010 y desde entonces han tenido tiempo de conocer varias generaciones de Cativos y familiarizarse con un pueblo que los ha acogido maravillosamente.

Esto lo podemos ver en el centro de Beniel.

Ahora, junto a las educadoras del cole, quieren presentar este municipio de la huerta murciana al resto de centros de la Red Cativos, y han pensado que sería una gran idea hacerlo recordando su paso por los sitios más entrañables de Beniel.

Para que lo podáis ir ubicando, Beniel es un municipio murciano de más de 10 000 habitantes y que limita con Orihuela (Alicante) aunque solo está a 30 minutos de Murcia capital.

Beniel ha tenido cierta importancia desde la edad media por la construcción de los famosos Pinochos, que servían para separar los reinos de Castilla y Aragón y, ahora, la Comunidad Valenciana de la Región de Murcia.

Y esto es el río Segura a su paso por Beniel.

Pero además, en el centro del pueblo también se pueden encontrar el ayuntamiento y su iglesia, que datan del siglo XVIII; la estatua-homenaje a la mujer huertana o el Centro de Artes Escénicas, donde cada final de curso los niños y niñas del Centro de Atención a la Infancia celebran su festival de fin de curso.

Por otra parte, o mejor dicho, por todas partes ya que para algo rodea el pueblo, encontraremos el río Segura, que baña toda la comarca y permite que la tierra sea tan fértil, habiendo huertas y árboles frutales por todas partes. Además, visitando el puente de Beniel podremos tener una vista privilegiada del río y además podremos alimentar a los patitos que allí viven y son muy agradecidos.

Photo finish.

Si con esto ya os estáis pensando visitar Beniel, os interesará saber que la fiesta típica es la Candelaria a principios de febrero. En ese momento en el que tradicionalmente se despiden las tinieblas del invierno, todo el que visite Beniel podrá disfrutar de su feria y la pólvora con su famosa traca.

Básicamente, estos son los escenarios por los que transcurre el cuento de Cati y Tivo en Beniel, y como los niños y niñas del cole querían imitar su aventura, decidieron fabricar sus propios Pinochos y organizar una carrera por todo el centro hasta ellos. Sin duda una buena forma de terminar el día.

Echa a andar el huerto escolar del CAI Beniel

Las educadoras del CAI de Beniel han improvisado sus huertos escolares en cajas de fruta.

Beniel forma parte de una comarca conocida como la Huerta Murciana, por lo que es lógico que su Brigada Ecológica trabaje diariamente en su huerto escolar.

El huerto de zanahorias.

Como en el recinto de la escuela no disponen de terreno adaptado para tener su huerto, han improvisado unos en cajas preparadas especialmente con tierra, abono y piedras en el fondo para que los sostengan.

Los cultivos más habituales en la zona son verduras y cítricos, especialmente el limón, con los que los niños y niñas del cole están completamente familiarizados.

Así que esta vez se ha decidido que lo que van a plantar serán semillas de  zanahorias y rábanos que cuidarán y regarán diariamente durante las próximas semanas al mismo tiempo que podrán ver cómo evolucionan.

Durante esta primera jornada de trabajo en el huerto han aprendido cómo hay que preparar la tierra, cómo plantar las semillas y qué es necesario para que estas crezcan fuertes y sanas. Y además, han podido experimentar con la tierra y el agua, una actividad que sin duda es de las favoritas de todas las Brigadas Ecológicas Cativos.

El cole de Beniel festeja su propia Candelaria

Cati y Tivo tuvieron su propio puesto en la celebración organizada en el cole de Beniel.

Cati y Tivo tuvieron su propio puesto en la celebración organizada en el cole de Beniel.

El día de La Candelaria era una típica celebración pagana que, como tantas otras, fue adoptada por el catolicismo y ha perdurado hasta nuestros días con cierta relevancia, tal y como ocurre en Beniel.

Actualmente esta celebración es una de las más importantes en esta zona de Murcia, en la que todo el mundo se vuelca con la tradicional procesión y, muy especialmente, en la traca final que da comienzo a la feria que se realiza en la plaza del pueblo.

Estudio de campo para montar una feria.

Estudio de campo para montar una feria.

Las educadoras de Beniel han aprovechado las especiales circunstancias de fiesta para explicar a los niños y niñas del cole la importancia de mantener el entorno limpio para que todo transcurra con normalidad, por eso después de la traca es necesario recoger todos los residuos que se generan y utilizar correctamente todos los recolectores dispuestos para la ocasión.

Por otra parte, y para terminar de ayudarles a comprender lo que iba a pasar esos días en el pueblo, las profes les han explicado a los suyos en qué consistía exactamente la fiesta y han dado paso a la celebración particular de La Candelaria en el cole.

Cómo no podía ser de otra forma, han comenzado realizando murales que inundasen el centro de ese ambiente festivo tan particular, para lo que han requerido la colaboración de las familias y un aporte de imágenes relacionadas con la celebración, con la que los niños y niñas del cole han elaborado diversos murales explicativos de los festejos.

Pero lo que más ha entusiasmado a todos, algo también previsible, ha sido la creación de un puesto de chucherías, regentado por sus amigos Cati y Tivo, del mismo estilo que los que se habían encontrado previamente en la feria cuando fueron a hacer el estudio de campo.

Beniel mantiene su compromiso con Voz Natura

Las mañanas de Beniel comienzan con un pequeño recordatorio de porqué debemos cuidar nuestro medio y cómo debemos hacerlo.

Las mañanas de Beniel comienzan con un recordatorio de qué podemos hacer para cuidar nuestro medio.

Beniel comenzaba fuerte este curso Voz Natura y a estas alturas podemos decir que mantiene una actitud ejemplar con un nivel de implicación admirable.

Así ha quedado el último mural con Terri, Cati y Tivo.

Así ha quedado el último mural.

Para empezar han asentado todos los conceptos trabajados a principio de curso, como la importancia de ahorrar luz y agua, reciclar, cuidar el medio ambiente… Y para ello quien mejor que sus amigos Terri, Cati y Tivo para dar consejos y sobre todo, ejemplo. Algunas de estas sugerencias son cerrar bien el grifo, acordarse de apagar la luz al salir y no encenderla mientras la luz natural sea suficiente. En definitiva, pautas que en un futuro agradecerán haber trabajado desde tan pequeñines y que han sido afianzadas con actividades como elaborar un mural con ellas.

La brigada ecológica de Cativos Beniel manos a la obra.

La brigada ecológica Cativos Beniel trabajando.

Pero lamentablemente todo esto aún no es suficiente, así que las profes y sus peques, acompañados de sus implicadas familias, se acercaron al paraje natural de La Fuentecica, en Zeneta, para realizar una de sus limpiezas de espacios naturales.

¡Te lo mereces!

¡Te lo mereces!

Por supuesto, una vez terminado, cada uno se llevó su diploma acreditativo y finalmente pudieron recuperar fuerzas con un merecidísimo almuerzo en el que todos

Éxito de las brigadas ecológicas Cativos de Beniel

Alberto fue uno de los héroes que adecentaron La Fuentecica.

Alberto fue uno de los héroes que adecentaron La Fuentecica.

Las brigadas ecológicas Cativos realizaron este fin de semana una de sus Limpiezas de Espacios Naturales.

Las brigadas en plena faena.

Las brigadas ecológicas Cativos en plena faena.

Esta vez fueron los especialistas del CAI de Beniel los que se acercaron al paraje natural de La Fuentecica, donde además de disfrutar y aprender a valorar y respetar el medioambiente, los más pequeños pueden trabajar sus habilidades sociales y disfrutar de una apacible jornada con sus compañeros de cole.

La ganadora del sorteo con su juego de cartas de animales.

La ganadora del sorteo con su juego de cartas.

A las 10.30 horas se reunieron las cuatro profes con 19 alumnos y sus familias, además de otros 4 antiguos “cativos”. Las tareas comenzaron tan solo 20 minutos después, una vez se repartieron las pegatinas que identificaban a los niños y niñas como limpiadores, y las papeletas para el sorteo del final de la actividad.

La limpieza transcurrió sin problemas y al terminar tuvo lugar la entrega de diplomas y el sorteo de un juego educativo de cartas de animales. Como es lógico, después de semejante esfuerzo y para celebrar el éxito de la actividad, a las 12 horas comenzó un revitalizante almuerzo en el que profes, familiares y alumnos coincidieron en que habían realizado una gran actividad en la que todos colaboran activamente con el centro.

Nada mejor para terminar que un merecidísimo almuerzo.

Nada mejor para terminar que un merecidísimo almuerzo.

Cativos Beniel ejercita su amor animal

Voz Natura 3 Cativos Beniel

La Navidad es compartir y pasar tiempo con quienes más quieres, la excusa perfecta para que los más peques de la casa también nos revelen el amor que sienten por sus mascotas, y esta bonita idea la han puesto en práctica en el Centro de Atención a la Infancia de Beniel (Murcia).

CAI Beniel  CativosDurante toda una jornada, los alumnos del centro han presentado y acercado a sus compañeros y educadoras las mascotas que día a día cuidan, desde pajaritos, una ninfa, un periquito, tortugas de tierra, hámsters o conejos, entre otros.

El objetivo perseguido por el equipo educativo era lograr que los niños y niñas estuvieran en contacto con las mascotas más comunes en los hogares de la zona y que pudieran interactuar con otros menos frecuentes. Sin duda, una actividad que ha despertado una gran curiosidad y emoción entre los más de cincuenta alumnos del centro.

Cativos BenielPero eso no es todo, a través de este tipo de experiencias los niños aprenderán a valorar y cuidar a los animales, así como a iniciar relaciones afectivas con los mismos.

Y vosotros, ¿Tenéis mascotas?

Hoy queremos que nos contéis qué os aporta y qué sentimientos tenéis hacia ellas.

Estamos ansiosos por leer vuestros comentarios 😉

 

El CAI Cativos de Beniel inaugura su huerto escolar

Explicación de la sesión en el CAI Cativos de Beniel

Explicación de la sesión en el CAI Cativos de Beniel

El CAI Cativos de Beniel ya ha iniciado su experiencia con el huerto escolar en una primera sesión que ha permitido a nuestros peques, de dos añitos, vivir la experiencia de ver, tocar, plantar y regar diferentes tipos de semillas, en este caso rábanos y zanahorias.

IMG-20141030-WA0009

Alumno plantando las semillas

Con el objetivo de motivar e incentivar a los alumnos en el respeto y el cuidado de la naturaleza y de nuestro entorno, los niños han preparado todo el materia. Desde las cajas, las piedras, la tierra, el agua o las semillas para acondicionar el huerto y luego poder plantar. Un proceso que ha llevado varios días, ya que las educadoras del centro han trabajado la actividad también durante las clases.

Tras acondicionar la zona, los alumnos han plantado las semillas que a partir de ahora deberán cuidar y observar para ver su evolución hasta el momento de recoger sus frutos.

Las semillas de las zanahorias.

Tras la plantación, toca regar.

Además, nuestro centro de Beniel ha pensado en todo, y para evitar posibles problemas con la plantación han decidido colocar un espantapájaros.

Pero este no ha sido el único elemento decorativo, a la vez que funcional, que nuestros alumnos han instalado en su huerto, ya que para garantizar el bienestar de los pajarillos de la zona, también han colocado un bebedero en el patio del centro que cada día rellenarán de agua.

Como podéis observar, un bebedero creado con materiales reciclados 😉

El bebedero de pájaros

Bebedero para pájaros

Hasta el próximo post 🙂