En el centro de conciliación Los Alcázares aprendieron cómo ahorrar agua y luz

El centro de conciliación Los Alcázares, en Murcia, puso en marcha en el mes de enero una campaña de concienciación para el ahorro de luz y de agua, en la que se implicaron tanto los alumnos y alumnas del centro del Grupo CATIVOS como sus familias. En esta actividad participaron niños y niñas del aula de 2 y 3 años, su educadora y la auxiliar.

Así, en el centro empezaron a trabajar para concienciar a los pequeños y pequeñas de que hay que apagar la luz cuando no estemos en algún lugar; o cerrar el grifo del agua cuando nos estemos enjabonando las manos, nos estemos cepillando los dientes o nos enjabonemos mientras nos duchamos. Las docentes dieron a sus alumnos y alumnas pegatinas para llevar a casa y pegar cerca de interruptores de luz y grifos de agua, con los mensajes: ‘¡No te dejes la luz encendida!‘ y ‘¡Acuérdate de cerrar el grifo!‘.

Como veis en estas imágenes, también utilizaron estas mismas pegatinas en las puertas y grifos del propio centro.

Gota a gota, el agua de Torija se agota

La profe contó con Catón y Friol para explicar más fácilmente el ciclo del agua y sus transformaciones.

La profe contó con Catón y Friol para explicar más fácilmente el ciclo del agua y sus transformaciones.

El agua es un bien cada vez más escaso y conscientes de ello, en el cole de Torija han trabajado durante estos primeros meses de curso conceptos relacionados con su ahorro y mantenimiento. De esta forma, las educadoras fomentan rutinas y actividades cotidianas necesarias para en un futuro desarrollar eficazmente actuaciones que protejan el ecosistema. Algunas de ellas han sido:

  • El ahorro del agua, insistiendo en hábitos diarios como el lavado de manos y dientes cerrando el grifo
    El baño está más colorido con los recordatorios.

    El baño está más colorido.

    mientras no es necesario usar agua, es decir, mientras nos cepillamos o enjabonamos. Para ayudares a recordarlo también han hecho unos dibujos relacionados con el ahorro y que han colgado en el baño.

  • La no contaminación del agua, con una actividad tan simple como representativa: llenar una botella de agua y ensuciarla con papel pinocho de colores. De esta forma los peques ven claramente que el agua se pone de colores y ya no está limpia, así que ya no vale para beber, lavarse ni regar las plantas.
  • Las educadoras también han insistido en la importancia de cerrar bien el grifo
    Este agua está sucia y ya no sirve.

    Este agua está sucia y ya no sirve.

    ya que cada gotita es un poco de agua que se pierde. Para remarcar la importancia de cada gotita, cada uno ha pintado la suya para completar un mural con todas las gotas, Cati y Tivo.

  • También han trabajado los estados del agua con una historia que tenía a Friol y Catón de protagonistas. Finalmente, mediante la experimentación y manipulación del hielo han observado perfectamente el proceso.
  • Todas estas actividades han estado acompañadas de una canción que todos se han terminado aprendiendo gracias a la explicación detallada y el trabajo independiente de cada parte, con dibujos que detallan lo que sucede en cada acción.
  • Finalmente, una adaptación del cuento «Había una vez una semilla» que se narraba al inicio de cada sesión servía también para hacer que los peques fueran conscientes de la importancia del agua para la vida y sus diferentes etapas.

    Cada gota es importante.

    Cada gota es importante.

Brigadas ecológicas Cativos por los rios y mares

Cativos Campollano

Cativos Campollano

El cuidado de nuestros mares y ríos es otra de las actividades en las que nuestras brigadas ecológicas Cativos no dejan de esforzarse y especializarse. En esta ocasión han sido los niños, niñas y educadoras de la escuela infantil Cativos de Campollano los encargados de trabajar, más en profundidad, aspectos clave en la concienciación de los más pequeños.

Disfraz de pez en Cativos Campollano.

Disfraz de pez en Cativos Campollano.

A través de sutiles actividades, juegos y talleres, los más pequeños han podido compender la importancia de cuidar el entorno acuático, desde los riachuelos más pequeños, pasando por los rios de mayor calado, lagunas o mares, así como el importante papel que tenemos todos y cada uno de nosotros a la hora de preservar un recurso vital para el ser humano como es el agua.

Porque con pequeñas acciones en cada uno de nuestros hogares, lograremos construir un mundo mejor.

Sin duda, una semana llena de actividades que ha culminado con una gran fiesta, en la que nuestros niños y niñas han podido dibujar gotas de agua, peces y otros elementos del medio marino, e incluso, disfrazarse de peces. Vamos, lo que más les gusta a los peques.

Nos leemos en el próximo post.

Brigadas ecológicas Cativos.

Brigadas ecológicas Cativos.

 

 

 

Un pozo para nuestro huerto

Pozo de Mogán

El huerto de Mogán ya tiene su pozo.

Ya han pasado unos meses desde que empezáramos a contar todo lo que hacen los peques de Cativos en cada uno de sus coles para cuidar el huerto, pero todavía no os habíamos hablado del pozo que han construido en la escuela infantil de Mogán.

La idea de crear el pozo nació de la necesidad de tener una fuente de agua próxima a su plantación, y poco a poco, han podido elaborarlo utilizando diversos materiales reciclados, naturales y fungibles:

  1. Proceso de decoración del pozo.

    Proceso de decoración del pozo.

    Un depósito o bidón de plástico.

  2. Madera.
  3. Cuerdas.
  4. Una rondana y balde de lata reutilizadas.
  5. Arena.
  6. Piedras.
  7. Pintura.
  8. Cola.
  9. Barniz.
  10. Brocha.
  11. Pinceles.
  12. Tornillos.

Una vez tuvieron cerca todo lo necesario, los niños y niñas y sus educadores cortaron el bidón de plástico a una altura a la que pudieran llegar todos y lo recubrieron de arena para, una vez pintado, dotarlo de un efecto de piedra, tal y como se aprecia en la imagen de la derecha.

Encima de su proyecto de pozo tuvieron que colgar la rondana, de la cual se sostendría el balde de lata que permitiría a los párvulos sacar el agua del pozo.

Alumnos de la escuela infantil rellenan de piedras y agua el pozo.

Alumnos de la escuela infantil rellenan de piedras y agua el pozo.

Una vez el pozo estuvo listo, nuestros «cativos» de Mogán lo llenaron de piedras para que la altura del agua fuera de unos 20 cm. aproximadamente, y a partir de ahí, el cuidado de este huerto canario fue mucho más sencillo, ya que los niños sólo tienen que sacar el agua del pozo con el balde y trasvasarlo a las regaderas para alimentar sus plantas.

Después de unos meses de trabajo y cuidados, en su huerto han brotado diversos tipos de hortalizas, cebollas, zanahorias, tomates, berenjenas, coles y calabacines. Todos ellos cultivados en recipientes de plástico reciclados.

A través de este tipo de actividades, el equipo educativo del centro pretende que los más pequeños adquieran, de forma lúdica, una actitud de cuidado y respeto por su entorno, mientras observan el proceso de transformación de las plantas que ellos mismos han cultivado.

La importancia de cuidar un recursos de vital importancia como el agua es otro de los aspectos positivos de esta actividad, así como la cooperación y el trabajo en equipo que han llevado a cabo los niños durante todo el proceso.

Huerto de la escuela infantil de Mogán.

Huerto de la escuela infantil de Mogán.

 

Magia en forma de manualidad

 

Bola de Navidad elaborada por los alumnos del CAI Universidad de Murcia

Bola de Navidad elaborada por los alumnos del CAI Universidad de Murcia

¿Habéis escuchado hablar de la magia de la Navidad?

Pues en Cativos tenemos la teoría de que esa magia puede prolongarse durante todo el año si, entre todos, contribuimos a crear el clima apropiado.

Momento durante la celebración del taller de adornos navideños en el CAI Universidad de Murcia

Momento durante la celebración del taller de adornos navideños en el CAI Universidad de Murcia

En ésto, el Centro de Atención a la Infancia (CAI) de la Universidad de Murcia son todos unos expertos, ya que realizan continuamente talleres, charlas o cursos que ayudan a mejorar la experiencia paterno-filial, al tiempo que se estrecha y mejora la relación entre las familias y la escuela.

De todas las actividades que realizan en la escuela de padres del centro, hoy hemos querido quedarnos con uno de los últimos talleres que han realizado y en el que han participado madres, padres, niñ@s y educadoras.

Un sencillo taller de manualidades navideñas utilizando todo tipo de materiales reciclados y con el que han sido capaces de hacer … ¡Magia!

Esta sesión fue capaz de crear el entorno perfecto para que esa magia se hiciera visible en forma de sonrisas y felicidad, experiencia que todos vosotros podréis poner en práctica en vuestras casas durante estos días.

Cativos Universidad de MurciaEl resultado de esa explosión de buenos momentos, alegría y mejores deseos fue la satisfacción de crear con los más pequeños el mejor ambiente para su educación mientras ellos se sentían útiles elaborando adornos con los que decorar sus hogares para las fiestas familiares de estos días.

Un colgador para la puerta como el que vemos en la imagen, un velero de plastilina, o una maravillosa bola de Navidad elaborada con un bote de conservas, purpurina y agua.

Ser capaces de crear tantas sonrisas con algo tan simple como ésto…. ¿Será magia?

¿Vosotr@s qué creéis? 😉

Nos leemos en el próximo post.

¡¡FELICES FIESTAS!! 🙂