El Entierro de la Sardina en Torre Pacheco

En cole de San Antonio, en Torre Pacheco, ya saben porqué es tan importante el Entierro de la Sardina.

En Torre Pacheco ya valoran como deben el Entierro de la Sardina.

Los niños y niñas del Barrio de San Antonio, en Torre Pacheco, han querido celebrar su propio Entierro de la Sardina. Pero antes de ver cómo se lo montaron, vamos a conocer su historia.

¡Creatividad!

Liberando creatividad.

Esta fiesta empezó como una mofa, pero con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los actos más multitudinarios en Murcia durante sus fiestas de primavera.

En 1851 un grupo de estudiantes ideó este original evento para parodiar la prohibición de comer carne durante la Cuaresma. Años después, un grupo de murcianos denominados como «Sardineros» retomaron el festejo y designan cada año a personalidades relevantes que deberán encarnar al «Gran Pez» y a «Doña Sardina». Previamente al entierro, se organizan desfiles y pasacalles con gigantes, carrozas y comparsas.

El día del entierro, las carrozas se engalanan y se ambientan en los dioses del Olimpo y otros seres mitológicos como los dragones. El desfile consiste en una especie de carnaval mitológico en el que el principal interés para nuestros peques son los juguetes que reparten desde las carrozas.

Todos a una con la gran sardina.

Todos a una con la gran sardina.

Una vez finaliza el desfile, se quema una escultura que representa una gran sardina y el fin de las fiestas de primavera.

En San Antonio, la actividad fue realizada en dos sesiones:

Antes de comenzar la primera de ellas, las educadoras explicaron a los niños y niñas en la asamblea un poquito la historia y la tradición de la Fiesta de Primavera y el Entierro de la Sardina, apoyándose en imágenes que les ayudasen a entender lo que iba a pasar.

La actividad comenzó con el engalanamiento de sardinas, y es que cada participante pudo decorar la suya con gomets de colores. A continuación prepararon su corona para el desfile previo al entierro de la sardina.

En la segunda sesión, dibujaron la silueta de una sardina (de tamaño grande) en papel continuo, los niños y niñas pegarán trocitos de papel de diferentes colores y confeti para decorarla, para posteriormente recrear el entierro de la sardina y su tradicional quemada.

Durante el desfile sonó la música y todos se lo pasaron en grande con la caída de confeti de colores, entendiendo (más o menos) porqué es una fiesta tan importante para sus mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.