Terri llega a San Rosendo para quedarse

La Escuela Infantil San Rosendo ha sumado este mes un nuevo miembro a su equipo.

Como ya sabéis, Terri es la mascota del programa ambiental de Voz Natura y ya lleva unos años acompañándonos y colaborando con nosotros a la hora de cuidar el planeta. Así que no es de extrañar que en San Rosendo (Ferrol) hayan decidido que debe tener presencia diaria en la Escuela, de ese modo les acompañará en sus actividades y sobre todo les ayudará a cuidar su huerto urbano.

¡Hay mucha agua en Terri!

Si os acordáis, sus compis de A Guarda ya habían llegado a una conclusión similar a principios del curso pasado.

Para poder hacer su Terri, primeramente utilizaron una pelota vieja y la forraron con papel higiénico y cola. A continuación le hicieron dos agujeros en ambos lados para poder colocarle los brazos, para lo que utilizaron un tubo de plástico atravesándolo por la pelota de extremo a extremo y forrándolo también de papel higiénico con cola.

Seguidamente pintaron a Terri con sus colores originales y rellenaron dos guantes de látex con algodón para atarlos a los extremos del tubo y así terminar sus manos.

Para la visera utilizaron un trozo de cartulina verde y terminaron a Terri poniéndole un pantalón viejo y unos zapatos reutilizados.

Si os animáis a realizar un Terri, solamente necesitáis estos materiales:

¡Y Terri encantado con el plan de San Rosendo!

  • Pelota.
  • Guantes de látex.
  • Cartulina de color verde.
  • Algodón.
  • Tubo de plástico.
  • Pantalón.
  • Zapatos.
  • Tijeras.
  • Cuerda.
  • Cinta de doble cara.
  • Pintura.
  • Pinceles.
  • Papel higiénico.
  • Cola.

Ya veréis que es muy fácil, divertido y, sobre todo si lo hacéis ¡no os olvidéis de enviarnos alguna foto!

El CAI La Asunción descubre la historia de Molina

Los mayores del CAI La Asunción pudieron ver los restos de la muralla de Molina.

Esta vez han visitado el Mudem (Museo del Enclave de la Muralla), en el que se cuenta la historia medieval de Molina de Segura entre los siglos XI y XV.

La chimenea…

En aquel momento las ciudades necesitaban murallas para su protección, y es que en 500 años no hubo muchos momentos tranquilos: amenazas del norte de África, de Granada, disputas entre Aragón y Castilla o las guerras entre Fajardos y Manueles muestran las tierras de Murcia como un lugar complicado, como un cruce de caminos en el que era fundamental fortificar y defender los puntos estratégicos.

También pudieron apreciar los restos aparecidos en 2004 de la muralla medieval de la villa, junto con una experiencia interactiva con tecnologías de última generación que permiten que los visitantes nos sumerjamos en el ambiente cotidiano de Molina de Segura del medievo.

… y la salida.

En el lugar donde se encuentra el museo hubo una importante fábrica de conservas, ya que Molina de Segura fue una de las zonas más importantes en producción de conservas de fruta y verdura desde el siglo XIX hasta la década de los 90. A partir de ahí, las fábricas se abandonan y prácticamente se destruyeron. Esto se agrava por su situación en el centro urbano, lo que acelera la desaparición condicionada por los nuevos ordenamientos urbanos. En cualquier caso, quedan las chimeneas diseminadas por todo el casco urbano, como testigo de aquella actividad conservera y auxiliar.

Al desaparecer la fábrica aparecieron las ruinas donde se ha levantado el museo. Son 125m de muralla medieval donde destacan varias torres de argamasa  y cuyos elementos más importantes son la puerta en doble codo y la torre nonagonal, única en el mundo.

Por supuesto, tanto los mayores del cole como sus profesoras pudieron descubrir un poco más acerca de la memoria de su pueblo y disfrutarla para ahora poder contárnosla al resto. Así que, ¡muchas gracias!

Al rico caldero de Santiago de la Ribera

Los niños y niñas del CAI Pasito a Paso vivieron el proceso con máxima expectación.

El CAI Pasito a Paso está ubicado en Santiago de la Ribera, que es una pedanía pequeñita pero la más poblada del municipio de San Javier, en la Región de Murcia. Santiago de la Ribera se encuentra en el litoral del Mar Menor y cuenta con aguas cristalinas, tranquilas y poco profundas, por eso su turismo es bastante familiar aunque también es muy típico la práctica y aprendizaje de todo tipo de deportes acuáticos.

Cocinaremos un plato típico de…

Las fiestas patronales más destacadas son la Romería de San Blas (que ya vimos el año pasado), la festividad del Patrón de Santiago y la festividad de San Francisco Javier.

Por el enclave geográfico de la pedanía, su gastronomía refleja la tradición marinera, así que ¿qué mejor forma que acercar a los niños y niñas del cole el plato tradicional del municipio? Conociendo el arroz “caldero” podrán trabajar con los cinco sentidos los alimentos típicos de su tierra y al mismo tiempo entender la importancia de una dieta sana y equilibrada.

Como actividad introductoria se presentó un cuento motivador acompañado de imágenes donde conocieron qué es el caldero, lo que representa en su pueblo y todos y cada uno de sus ingredientes, los utensilios necesarios para su elaboración y la importancia de “comer de todo” para estar sanos y fuertes. Seguidamente  dieron color a su propio caldero y pegaron en él granitos de arroz con el característico color cobre de este exquisito plato.

Vamos a ver qué es un caldero.

Al día siguiente continuaron con la actividad y recibieron la visita una abuelita experta en la elaboración de calderos y su pinche de cocina. Primeramente enseñaron y mostraron todos los ingredientes y utensilios necesarios para realizar el caldero. Los niños los vieron, olieron y tocaron, y acto seguido, cocinera y pinche  se pusieron manos a la obra explicando al mismo tiempo los pasos a seguir:

  1. Los ingredientes principales son de esta receta son: morralla (pescado de roca), mújol y dorada en rodajas, ñoras, ajos, tomate triturado natural y arroz.
  2. En primer lugar hay que poner todo el pescado a hervir para realizar el fondo, el caldo. Mientras tanto, en una sartén se sofríen ñoras (con mucho cuidado que no se quemen), se sacan y se trituran junto a unos ajos.
  3. A continuación se sofríe el tomate natural. Una vez sofrito se añade el picado de la ñora y los ajos y se vierte todo el caldo de la morralla. Se deja cocer alrededor de un cuarto de hora y se le añade las rodajas de dorada y mújol.
  4. Tras unos 10 minutos se saca el pescado y se coloca en una fuente, se cuela el caldo bien asegurándonos que no quede ninguna espina ni restos de ñoras y finalmente se añde el arroz. Y a partir de ahí hay que esperar 20 minutos aproximadamente para que el arroz se cueza y se espese un poco.
  5. En la mesa con un buen caldero no puede faltar el alioli, realizado también de forma casera a partir de ajos y aceite de oliva.

Máxima concentración a los fogones.

De manera simultánea a la realización del caldero, los niños y niñas del cole, ayudados por sus seños, se “convierten en cocineros” y simulan (con material  adaptado para ellos), la elaboración del arroz. ¡Fue un momento apasionante para ellos! Sólo había que verles las caras.

Durante la cocción todos asomaron sus cabecitas a la olla con mucha curiosidad y veían  la transformación de los alimentos, ya que sus profes les mostraron los ingredientes en crudo y después se los dieron a probar cocinados, como por ejemplo el pescado, que les gustó mucho.

Todo el cole se inundó con el olor peculiar de este plato único en la comarca del Mar Menor, propiciando muchas sensaciones y emociones ese día. De hecho, a la salida del cole las familias comentaban que el olor a caldero de notaba desde la puerta y los peques les contaban literalmente “he hecho caldero con arroz y pescado”.

Y aquí el resultado de ambas cocinas.

Queremos dar las gracias enormemente a nuestras dos colaboradoras, Maria y Rebeca, por ayudarnos y hacer posible una jornada tan entrañable.

Y a vosotros, lectores y lectoras, también os agradeceremos que nos dejéis vuestras impresiones o nos comentéis, por ejemplo, qué os parece este plato si os habéis animado a cocinarlo.