La EIM Mogán estrena jardín vertical

Poco a poco veremos el cambio que la Brigada Ecológica Cativos Mogán pretende darle a su patio.

 

Si de algo puede presumir la EIM de Mogán es de la estrecha relación que mantienen el personal de la escuela y las familias, que cristaliza cuando se llevan a cabos proyectos como el que contaremos en esta entrada del blog.

Aquí hay más curro del que parece.

Recordaréis que hace unas semanas la Brigada Ecológica Cativos Mogán estuvo plantando flores en el patio y que prometimos seguir informando de los avances de esta plantas. Pues aquí están: han crecido y serán preciosas, pero aún no estaban para mudarse, así que hubo que volver a pedir ayuda a Viveros Mogán para llevara a cabo el taller que las educadoras organizaron con las familias para dar al jardín toda la vida y el colorido que merece.

Como es habitual, las familias respondieron y acudieron al centro para colaborar en el siguiente paso de la decoración del patio: el jardín vertical. La actividad se dividió mayormente en dos grupos.

¡A regar!

En el primero, las mamás y papás utilizaron garrafas de plástico y palés para hacer la estructura. Sobre todo en el caso de las garrafas, que como serían las nuevas macetas pudieron exprimir todo su arte recortando figuras de animales y pintándolas con colores muy vivos. Obviamente, luego se encargaron de dejar todo bien atornillado y guardar todo lo que ya habían dejado preparado para próximas intervenciones.

Por el otro lado la Brigada Ecológica, que conoce mejor que nadie las dalias, teresitas y aclepias que debían cambiar de ubicación, estuvo dedicada íntegramente a realizar los trasplantes con una ilusión y buen hacer que dejó a todo el mundo sorprendido y muy confiado para los próximos eventos de decoración en el patio.

Finalmente y tras ya haberos emplazado a la próxima actividad de la EIM Mogán, solo nos queda dar las gracias a las familias y educadoras que hacen posibles estas iniciativas y, por supuesto, a Viveros Mogán que una vez más ha colaborado con el centro de forma desinteresada. Así que, ¡muchas gracias y hasta la próxima!

Aparición en el blog maestro y puesta al día

La idea para el desfile de A Guarda se ganó una publicación en el blog Maestro de Voz Natura.

Aprovechando esta mínima pausa que los carnavales le dan al proyecto Voz Natura, íbamos a aprovechar para recuperar algunos temas que habíamos dejado pendientes, pero la semana pasada nos encontramos algo con lo que no contábamos.

¡Qué buena pinta tenían las lechugas de El Mirador!

Como ya os anunciamos hace unas semanas, los niños y niñas de A Guarda se iban a disfrazar de carballos para el desfile que se hace todos los años por el centro de la localidad. Y la idea que ciertamente está muy relacionada con la temática del actual proyecto Voz Natura, debió gustar mucho a sus responsables, ya que consideraron que era meritoria de una pequeña entrada en el blog Maestro, cosa que agradecemos y nos motiva para seguir a tope con este proyecto que tan buenos momentos e ideas nos está dando.

¡Cómo crecen las flores de Mogán!

Volviendo a la idea inicial de recuperar aquellos temas que nos habían quedado pendientes, vamos a empezar por el PAI Mar de Colores de El Mirador, donde a principio de curso os contamos que volverían a replantar su huerto. Pues bien, según comenzó el año la Brigada Ecológica Cativos El Mirador, en su repaso diario al huerto pudo ver que próximamente habría que cosechar, y finalmente a finales de enero pudieron recoger todo lo que habían plantado para disfrutar de una deliciosa ensalada en el comedor.

El huerto de San Rosendo ya está preparado.

Otro cole que también quiso aprovechar la oportunidad de explotar el huerto escolar fue el de Mogán. Solo que en este caso optaron por centrarse en el cultivo de flores, para lo que se valieron de la aportación de tetrabriks de las familias. Pero claro, teniendo en cuenta el clima de Canarias y la dedicación de la Brigada Ecológica Cativos Mogán, es de suponer que esos tetrabriks pronto se quedarán pequeños. En todo caso, tranquilidad, porque de una forma u otra sabemos que van a encontrar la solución adecuada.

Y terminamos esta actualización con otro huerto escolar, en este caso el de la EI San Rosendo en Ferrol. Quién más tiempo lleve siguiendo el blog quizás se acuerde de la primera publicación de este centro en el blog, en la que nos sorprendieron inventándose un huerto escolar en la fachada del centro. Pues bien, ese huerto sigue operativo y, vista la pinta que tiene, a nadie debería sorprender que próximamente nos traigan alguna genialidad de las suyas…

Flores para el patio de la EIM Mogán

Los niños y niñas de 2-3 años de Mogán han plantado en el patio lo que será un precioso jardín.

La Brigada Ecológica Cativos Mogán cuenta en las instalaciones de su centro educativo con un espacio con tierra perfecto para actividades de manipulación y experimentación.

Momento artístico.

Por lo tanto, en su misión de enseñarle a los peques a amar y proteger el planeta, las educadoras de la escuela propusieron una actividad en la que valerse de este espacio y aprovechar para pedir la colaboración de las familias para que aportaran envases que normalmente terminarían en la basura y así poder reutilizarlos en el centro.

La idea era plantar flores en tetrabrik, pero como es habitual, lo primero es hacer del recipiente un hogar acogedor para seres tan bonitos como las flores, así que cada uno de los mayores del cole personalizó su maceta con gomets de colores.

Ya en el jardín…

El segundo paso, para que ese hogar sea completamente habitable, es hacer unos agujeros en la base que permitan la eliminación del agua sobrante. De esta forma evitarán que se pudra la planta después de regarla.

Con el envase perfectamente acondicionado, ya solo faltaba la parte más divertida de la actividad: rellenar con sustrato y tierra, plantar la semilla y regar.

Ahora el jardín de la EIM Mogán está creciendo, pero seguro que antes de que termine el curso tendremos noticias de cómo evolucionan sus claveles, teresitas y dalias.

Tizas pone en marcha su proyecto de huerto

La Escuela Infantil Tiza va a poner en marcha este curso su propio huerto escolar.

La Escuela Infantil Tizas, de San Javier, se encuentra en una zona privilegiada para la agricultura, como ya pudisteis leer en anteriores entradas. Por eso es lógico que los mayores del cole se hayan decidido a plantar su propio huerto.

¡Gomets por todas partes!

Obviamente el proyecto Voz Natura es el mejor contexto para lanzar la iniciativa, así que en diferentes sesiones de su taller han ido dando poco a poco, sin prisa pero sin pausa, todos los pasos necesarios para acabar teniendo su propio huerto escolar.

En la primera sesión fabricaron sus semilleros. Para eso se valieron de los vasitos de yogur que ya se habían comido, de forma que pudieron reutilizar el envase y darle una nueva vida. Aunque también hay que reconocer que eran un poco sosos, por eso se centraron en decorarlos y personalizarlos, que fue una excusa perfecta para poder darle un poco de vida a todo el talento artístico que atesoran estos niños y niñas.

Con las preciosas macetas ya preparadas llegó la hora de darles el uso para el que se prepararon, por eso la Brigada Ecológica Cativos Tizas se armó con tierra y semillas y se puso manos a la obra. En ese tremendo huerto que están preparando habrá: rabanito redondo rojo, perejil de hoja lisa, hinojo de Florencia, escarola doble de verano, mostaza blanca, tomillo, cilantro, rúcula, espinaca Viroflay, perifollo común, lechuga romana larga, cebollino, eneldo y manzanilla. Es decir, una variedad espectacular que probablemente acabarán degustando en el comedor.

¿Qué plantaré aquí…?

Después de regar y comprobar que estaba todo bien, las macetas viajaron a su primer destino: la ventana del cole. Ahí pasarán el principio de su vida para que los niños y niñas del centro puedan ver todos los días cómo evolucionan y aprender de su crecimiento, regarlas y ¡contarnos que ya ha salido algún brote! A lo largo del curso intentaremos contaros cómo progresa esta preciosa iniciativa.

 

El PAI de El Mirador replanta su huerto

La Brigada Ecológica Cativos El Mirador ha estado trabajando en un huerto que promete sorpresas.

El curso pasado dedicamos una entrada a explicar por qué El Mirador es conocido como la huerta de Europa, por eso a quién la haya leído no le extrañará el entusiasmo que pone su Brigada Ecológica Cativos, año tras año, en trabajar su huerto escolar.

¡Aquí voy a plantar!

Todo comenzó con una visita al huerto que las educadoras aprovecharon para explicar todo lo que iban a plantar y cómo lo iban a hacer. Obviamente, la brigada estaba muy nerviosa e ilusionada ya que, recordemos, la mayoría de familias del centro trabajan en el sector agrícola y esta sería una nueva generación de grandísimos agricultores.

Llegado el momento de plantar todo el mundo escuchaba atentamente las instrucciones de las seños y esperaban con impaciencia su turno, para plantar pero también para coger la regadera. Era algo nuevo y había mucha emoción.

¿Esta qué lechuga es?

Cuando llegaba su turno se les dejaba jugar con la tierra, pero su misión era cavar un hoyo en el que enterrar la planta, taparla y luego regarla. En este punto tenemos que dar las gracias a una familia del cole que se ha encargado de aportar un montón de lechugas diferentes y brócoli para realizar la plantación.

Como siempre una vez realizada la plantación el impulso inicial es ver cómo crecen las plantas, pero las seños les han explicado que es un proceso lento que requiere de mucho mimo y cuidado para que estas crezcan sanas y fuertes para poder ofrecernos magníficos alimentos.

¡Y a regar!

Los mayores del cole han desarrollado sus primeras habilidades como agricultores y poco a poco, a lo largo del curso irán desarrollando más, pero sobre todo, concienciándose de que lo que tienen en casa es un tesoro que deben cuidar pues les ofrecerá toda su vida una alimentación sana y sostenible para el medio.

Ahora ya solo nos falta esperar a la siguiente actividad, que si todo marcha según lo previsto será crear un espantapájaros que proteja su plantación durante el resto del curso, pero eso ya es materia de otra publicación.

El nuevo huerto aromático de La Xara

La Brigada Ecológica Cativos La Xara supervisando su huerto aromático.

La Brigada Ecológica Cativos de la Escoleta Mestra Vicenta Estela de La Xara llevaban una buena temporada con ganas de poner en marcha su huerto escolar, ¿y qué mejor manera de comenzar que aventurándose con las plantas aromáticas?

Presentado el tema.

En primer lugar y teniendo en cuenta que podía haber miembros del grupo que no estuvieran completamente familiarizados con ellas, se aprovechó una de las asambleas de primera hora de la mañana para hablar sobre ellas y sobre algunos de los elementos necesarios para poner en marcha el huerto.

Una vez que ya se habían puesto en común los conocimientos de cada una de las dos aulas del cole, llegó el momento de preparar los semilleros. Como siempre, aquí todo el mundo pudo dar rienda suelta a su vena artística decorando sus semilleros elaborados con material reciclado.

Acabando los semilleros.

Una vez preparados, los llenaron con tierra, enterraron algunas semillas de orégano, romero y albahaca y regaron. Desde ese momento ya conocían el proceso de plantación, las diferentes semillas que había en los semilleros y cuáles eran aquellos de los que se tenían que hacer responsables.

Mientras los semilleros iban creciendo poco a poco, la Brigada Ecológica Cativos La Xara y sus educadoras aprovecharon para preparar el huerto del que disponen en la escuela. Cogieron sus herramientas y el sustrato para dejar la tierra en unas condiciones perfectas para las plantas.

¡Fresquísimo!

Antes de comenzar la propia plantación, los niños y niñas del cole tuvieron la oportunidad de oler y manipular las plantas una última vez antes de dejarlas en la tierra.

Como veis, en esta actividad han completado el ciclo de las plantas, pero también han conocido varios tipos y han trabajado con ellos, utilizando además las herramientas adecuadas y, en definitiva, convirtiéndose en unos expertos agricultores que seguramente nos sorprenderán en un futuro con sus dotes.

Santiago de la Ribera ya planta en su huerto

Los mayores del CAI Pasito a Paso ya han preparado su huerto escolar.

La Brigada Ecológica Cativos de Santiago de la Ribera no ha faltado este año a su cita con el huerto escolar. Y es que como cada año, los mayores del cole ya se han puesto a trabajar para recoger una deliciosa cosecha de verduras típicas de su tierra para luego llevárselas al comedor.

¡Semilleros listos!

Esta vez han plantado tomates, cebollas tiernas, lechuga rizada, lechuga de hoja de roble y brócoli entre otras.

Como siempre, el primer paso de la siembra es preparar los maceteros con arena fértil y utilizando los utensilios adecuados: palas, semilleros y regaderas; además de los contenedores de agua que ya realizaron en talleres anteriores.

Pero antes de empezar, la brigada escuchó atentamente las explicaciones y demostraciones de las educadoras para luego poder poner en práctica lo que les habían dicho.

¡Manos a la tierra!

La tarea era sencilla, pero había bastantes plantas. Había que hacer un agujerito en la tierra en el que introducir los semilleros y después tapar con tierra y regar.

Fue un trabajo rápido y más o menos limpio, y ahora ya solo faltan las labores de seguimiento y cuidado del huerto para asegurarse de que todo transcurre adecuadamente y sin sobresaltos, observando su evolución y contando los días hasta la recogida.

Jardinería cativa en O Restollal

Así de vivo quedó el cierre de O Restollal… ¡Y eso que aún faltan las flores!

 

La primavera está a la vuelta de la esquina y en nuestros coles ya se están ultimando los preparativos para recibirla. Prueba de ello es la clase de los Cerditos de O Restollal, que han creado unas macetas chulísimas con material reciclado.

¡A regar!

La idea era plantar petunias y claveles en las botellas de agua mineral que se habían terminado últimamente, así que las profes las recortaron y las pusieron a disposición de los mayores del cole.

A partir de este momento ya fue todo cosa de los artistas del cole, que las pintaron de colores divertidos y primaverales. Una vez la pintura se había secado llegaba una de las tareas que más se disfrutan en nuestros coles: ¡llenarla de tierra!

Con las macetas preparadas ya solo faltaba plantar las semillas y darles de beber, otro momento especial, y es que llenar las regaderas para dar vida a unas plantitas es una sensación que les encanta.

Finalmente, y aprovechando que ya estaban en faena, los mayores del cole también aprovecharon para plantar unas lechuguitas que pronto podrán degustar en el comedor.

Iniciación a las legumbres de La Sagra

Un abuelo del cole se presentó voluntario para instruir a la joven Brigada Ecológica Cativos Cabañas.

La Brigada Ecológica de Cabañas de la Sagra ha empezado fuerte este año y se ha atrevido con uno de los cultivos más representativos de su comarca: las legumbres.

¡El arte que no falte!

Pero claro, quien no tiene costumbre de plantarlas necesita el consejo de una voz experta. Y justo por eso un simpático abuelo de la EIM Gloria Fuertes organizó un taller en el que compartió sus experiencias, explicó cómo se plantan las legumbres y cómo se riegan y hasta dijo ¡que tenía un tractor!

Con él, los niños y niñas de Cabañas vieron unas láminas en las que aprendieron en unos sencillos pasos cuál es el procedimiento y por si fuera poco y a modo de mecenas, dejó unas bolsas de lentejas y garbanzos de su propia cosecha para que trabajaran con ellas en la escuela.

Después de semejante iniciación al mundo de las legumbres faltaba preparar los recipientes donde se germinarían, así que reciclando unos vasos de yogur prepararon sus semilleros y los decoraron cada uno a su gusto.

¿Lenteja o garbanzo?

Finalmente llegó el día de poner en práctica todo lo aprendido. Con ayuda de las profes Marta y Berta colocaron algodón húmedo dentro del envase de yogur y pusieron lentejas o garbanzos en su interior.

Como colofón, prepararon un rincón en el pasillo de la escuela donde han colocado una mesa con unas regaderas, los envases de yogur con las legumbres y las láminas para recordar los sencillos pasos que debían seguir para que las plantas crezcan fuertes.

El Mirador comienza el curso Voz Natura a tope

Es de esperar que el huerto del PAI Mar de Colores luzca espectacular en unas semanas.

La Brigada Ecológica Cativos El Mirador siempre ha sido muy dispuesta, pero en este comienzo de curso se han lucido dejándolo todo ya encarrilado. Veamos:

Repasando conceptos.

Una de sus primeras preocupaciones ha sido idear un sistema de reciclaje que les permitiese ser efectivos y eficientes durante todo el curso. Así que para empezar, la seño les ha leído el cuento ¿Por qué debo reciclar? Descubriendo de esta forma cómo entre todos podemos cuidar y mejorar el medio ambiente.

Una vez ya estaba todo el mundo motivado, han tenido la genial idea de elaborar sus propios cubos de reciclaje, decorándolos en función de los materiales que deberían depositar en cada uno y poniéndolos ya en funcionamiento según terminaron la actividad.

De motivación, sobrados.

Pero no contentos con esto, tan solo unos días después ya estaban trabajando en su huerto, para lo que contaron con la ayuda de su amiga María, de Semilleros Mirajauca, que además de las semillas que iban a plantar, les proporcionó conocimientos e instrucciones para su huerto.

Finalmente, después de la clase magistral de María, la Brigada Ecológica Cativos El Mirador se puso manos a la obra para acondicionar su huerto y, posteriormente, procedieron a plantar las semillas que les habían regalado: lechuga,brócoli, cebolla, perejil, apio, eneldo y menta.

Seguramente volvamos a tener noticias de este huerto y su maravillosa brigada.