Los coles de San Javier descubren el Cabezo Gordo.

Los centros de San Javier planificaron un proyecto completísimo para conocer el Cabezo Gordo.

Aunque ya ha terminado el curso Voz Natura, tenemos varias actividades pendientes de publicar que iremos publicando poquito a poco. La primera de ellas la protagonizan el CAI Pasito a Paso de Santiago de la Ribera y el PAI Mar de Colores de El Mirador de San Javier, que han querido conocer uno de los elementos más representativos de su paisaje: el Cabezo Gordo.

Así es como se ve el Cabezo Gordo.

Se trata de una elevación de 312 metros de altura situada en la depresión litoral del Campo de Cartagena, en la Región de Murcia. Desde arriba se puede ver una panorámica del Mar Menor con sus 5 islas y cadenas montañosas que cierran la llanura.

Está formado con rocas de origen calizo y mármol (Piedra del Cabezo) Desde tiempos inmemoriales se viene explotando el mármol gris veteado del Cabezo Gordo que fue utilizado en la antigüedad en la construcción de una buena parte de los edificios de la ciudad de Cartagena como el Teatro Romano, el puerto, el canal del trasvase Tajo-Segura… En la actualidad una parte del Cabezo Gordo se utiliza como cantera donde se extrae mármol y grava para la construcción

El Cabezo Gordo fue declarado Paisaje Protegido en 1998, de interés biótico, paisajístico, paleontológico y cultural.

En 1991 se descubre el yacimiento paleontológico Sima de las Palomas, donde aparecieron restos de huesos de animales y del hombre Neandertal que vivió en la zona hace aproximadamente 50.000 años. Es una Sima kárstica natural que está a 75 metros por encima del nivel del mar y es el yacimiento del Hombre Neandertal más importante del arco mediterráneo español y el segundo en importancia sobre el Hombre Fósil en la Península Ibérica.

Conociendo la cueva.

En el Cabezo Gordo también podemos encontrar la Cueva del Agua, antigua mina explotada a finales del S.XIX y principios del XX.  Es un lago de agua dulce que está a más de 100 metros de altitud sobre el nivel del mar. En ella habitan 5 especies diferentes de murciélagos, algunas en peligro de extinción.

Como os imaginaréis, aquí hay un montón de trabajo, así que vamos a ir poco a poco mientras repasamos todas las actividades que han realizado los niños y niñas de estos dos coles para conocer la historia de su región, el ecosistema actual del Cabezo Gordo y parte de todo lo que se pudo construir gracias su cantera.

  • Recreando el Cabezo Gordo.

En primer lugar y para despertar el interés de los mayores de los coles, las profes del CAI Pasito a Paso y el PAI Mar de Colores decoraron las entradas de sus centros con un dibujo del Cabezo Gordo en papel continuo.

Posteriormente y con la inestimable ayuda de las educadoras (que se encargaron de los trabajos más complicados) construyeron una representación utilizando materiales como cartones, cajas, papel continuo y papel de seda marrón.

  • ¡Cuidado con el fuego!

Una vez que las profes ya habían explicado que en su momento hubiera población neardental, era necesario hablar de la importancia del fuego en aquella sociedad para calentarse, cocinar, elaborar armas y herramientas más resistentes…

Se pusieron manos a la obra y recrearon una hoguera con trozos y rollos de cartón y pintura de colores cálidos.

  • Collares neardentales.

Como si fueran de hueso.

Hoy sabemos que los neandertales ya llevaban joyas hechas con conchas, huesos, dientes… Así que recrearon estos adornos con macarrones que los peques pintaron con pintura blanca y luego las seños añadieron un hueso hecho con cartulina. Así ya tendrían un collar para la fiesta final del proyecto.

  • Murciélagos.

En la Cueva del Agua, que se encuentra dentro de esta gran montaña, habitan 5 especies diferentes de murciélagos como el murciélago de cueva o el murciélago ratonero patudo. Algunos de ellos están en peligro de extinción.

Llevaron a cabo la representación de estos mamíferos con ayuda de material reciclado como hueveras de cartón. Las seños las recortaron dándoles la forma de murciélagos y los peques les dieron color con ayuda de pintura negra y pincel.

  • Pinturas rupestres.

El arte primigenio.

El propósito de estas pinturas Rupestres no se sabe exactamente, pero se sospecha que eran actividades ceremoniales de los chamanes. No existen patrones claros utilizados para realizar las pinturas, por ello no se puede crear un seguimiento. Lo que se busca estudiando estas pinturas es conocer la cultura de estas sociedades prehistóricas. Sus costumbres y sus ceremonias son estudiadas todavía hoy en día buscando patrones que se repitan en la sociedad actual.

Con el fin de que los alumnos y alumnas conozcan cómo se comportaban las sociedades antiguas, su pusieron manos a la obra y realizaron sus propias pinturas rupestres para decorar las cuevas que habían creado en los centros.

Las seños mezclaron agua con unas gotas de pintura marrón y naranja en pulverizadores. Los niños pusieron las manos sobre papel continuo y las educadoras pulverizaron sobre ellas, simulando las pinturas que se hacían en aquella época.

  • Peque-arqueología.

El descubrimiento de fósiles ha sido de vital importancia para conocer mejor la historia de la humanidad. Por ello, recrearon unos pequeños fósiles con masa de sal y pequeños animales de juguete, como  dinosaurios, mamut, ciervos, caballos…

En primer lugar mezclaron la harina con la sal y el agua y, entre todos los peques y las profes removieron bien todo hasta conseguir una masa.

A continuación las seños repartieron un trocito de masa a cada niño o niña para que terminaran de amasarlo y darle la forma redondeada para finalmente estampar la huella del animal en la masa.

  • Excursión ficticia al Cabezo Gordo.

La no-excursión a la cueva.

Tras varios días trabajando la historia del Cabezo Gordo y de haber realizado diversas actividades para representar lo que hay en esta montaña, realizaron una salida del aula para visitar las distintas cuevas que habían construido en los coles, así como para ver con detenimiento sus propias creaciones (pinturas rupestres, hogueras, murciélagos…).

Para esta ocasión necesitaban ir con la vestimenta adecuada, así como con algunos complementos como gorra, linterna,… para conseguir que todo fuese lo más real posible. Durante el recorrido, antes de llegar a la Cueva del Agua, se encontraron varios obstáculos como rampas, algún que otro salto, señales que los niños no sabían muy bien para qué eran, pero que con las explicaciones adecuadas entendieron rápidamente. Sin duda alguna, lo que más gustó fue cuando llegaron a la cueva, pues estaba todo muy oscuro y tuvieron que utilizar las linternas para ver  el interior.

  • Conociendo la piedra del Cabezo Gordo.

La clase magistral.

Y ¿quién mejor para explicar la importancia de esta montaña, que personas que trabajaron allí durante muchos años?

Pues en los coles recibieron las visitas de Carmelo Martínez, un ex trabajador del Cabezo cuyo padre también dedicó gran parte de su vida a picar piedra en dicha montaña; y de Miguel Pérez, también ex trabajador, que durante varios años se dedicó a la explotación del Cabezo Gordo, ya que es ingeniero de minas.

Contaron muchas cosas interesantes, sobre todo lo importante que ha sido el mármol del Cabezo Gordo para la construcción de numerosos elementos en la Región, como el Teatro Romano de Cartagena, el trasvase Tajo-Segura, numerosas calles como la Calle Mayor de Cartagena, el puerto…

Para conocer un poquito mejor las características de la piedra que se saca de allí, llevaron varias muestras de ésta, unos trozos más grandes, otros medianos y otros más pequeños, los cuales se muelen hasta obtener la llamada arenilla que se usa para hacer cemento en la construcción.

Los peques se mostraron muy atentos y curiosos ante sus explicaciones.

  • Fiesta neandertal.

¡Y la fiesta!

Después de tantos días de trabajo y conocimiento sobre la historia del Cabezo Gordo, llegó el gran día de la fiesta de clausura del proyecto, una fiesta ambientada en la época neandertal.

El día comenzó con todo el mundo disfrazándose de neandertales con unos trajes que las seños realizaron con bolsas de basura de color amarillo, a las cuales añadieron manchas de color naranja para hacerlo más parecido a la vestimenta de aquella época.

A los disfraces añadieron los collares y ya estaba todo preparado para disfrutar de la fiesta metiéndose dentro de la cueva, haciendo bailes alrededor del fuego…

Riveira y El Llano empiezan la primavera a tope

Las Brigadas Ecológicas Cativos de Riveira y El Llano sí que saben celebrar la primavera.

La llegada de la primavera supone una inyección de energía y vitalidad, por el crecimiento de los días, la llegada paulatina del buen tiempo y por el espectáculo que nos ofrece cada año la naturaleza: el canto intenso de los pájaros, las flores por doquier… Así que es un momento perfecto para identificarnos con nuestro medio y ayudarle a pasar estos tiempos difíciles, justo como han hecho los coles de Riveira y El Llano.

Final perfecto para la reforestación.

La EIM de Riveira celebra todos los años una pequeña reforestación en el Parque Periurbano de San Roque, al que se desplazan un montón de familias del municipio a echar una mano en una causa tan noble.

La actividad celebrada en fin de semana comienza con una quedada en la que se reparten las identificaciones y un pinito para cada familia, teniendo así un momento íntimo en el que compartir una experiencia tan bonita como plantar un árbol.

 

Así apareció el patio de la EIM El Llano.

Cuando todo el mundo ha terminado su plantación, vuelve para hacerse con su bollo y su botellín de agua para reponer fuerzas mientras disfruta del espectáculo del cuenta cuentos contratado por el ayuntamiento.

Aprovechamos para dar las gracias a toda la corporación municipal por la organización de la actividad y en especial a Elvira Pereira, concejala de parques y jardines que acompañó y presidió la reforestación.

Por su parte, los niños y niñas de El Llano optaron por hacer una limpieza en el patio de su escuela, que apareció súper sucio después a la vuelta del fin de semana.

Demasiada Brigada para el Duende Golosina.

Por lo que nos comentan, el Duende Golosina del cole parece haber tenido algo que ver, pero ha tenido que ser la Brigada Ecológica Cativos El Llano la que ha tenido que ponerse manos a la obra y recogerlo todo.

Aunque como no hay mal que por bien no venga, tener que limpiarlo todo les ha servido para poner en práctica todo lo que han aprendido este año sobre separación de residuos. Así que hoy podemos decir que los mayores de la EIM El Llano se han licenciado en esta cuestión y en adelante serán un ejemplo en el que fijarse.

Vedra aúna las fiestas de Carnaval y la Camelia

Llega febrero y en Vedra ya se trabajan las composiciones para la Jornada de Exaltación de la Camelia.

La Brigada Ecológica Cativos Vedra fue la encargada de iniciar este curso Voz Natura en el que nos estamos centrando en el cuidado de nuestros montes y demás espacios naturales.

Pegando pétalos.

Desde inicio de curso está llevando a cabo actividades de protección, recuperación y puesta en valor de la riqueza de sus montes, aunque en esta ocasión han querido hacer más hincapié en la conservación de su identidad y de las tradiciones aunando dos de las celebraciones más importantes de la zona: las Jornadas de Exaltación de la Camelia y el Carnaval con los Xenerais do Ulla.

Quién haya seguido el blog estos últimos años se acordará de la importancia de la camelia en Vedra y el espectacular trabajo realizado hace dos cursos. En todo caso, bastará con aclarar que es la fiesta más importante acerca de esta flor, conocida como “flor de invierno” o “flor de Galicia”. Y es que sin ser una planta autóctona, encuentra en Galicia las condiciones óptimas para su crecimiento, sorprendiendo a expertos de todo el mundo.

En estas jornadas participan asociaciones y particulares de todo el ayuntamiento de Vedra exponiendo una composición hecha con flores de camelia, además de programar contenidos culturales y ayudando a conservar tradiciones.

Por otra parte, los Xenerais da Ulla que ya se han podido ver otros años en nuestras redes sociales por sus visitas a la EIM Vedra. La primera documentación que se tiene sobre ellos corresponde a los años 70 del siglo XIX y son el eje del Carnaval tradicional del entorno de Santiago de Compostela y el resto de ayuntamientos de su comarca, además esta tradición se convirtió en Fiesta de Interés Turístico Gallego.

Solo falla que no se pueda vestir.

Los Xenerais van montados a caballo, disfrazados con vistosas vestimentas militares similares a las de aquella época, pero además incluyen adornos puramente carnavalescos que lucen también las monturas. Los atavíos, tanto de los Xenerais como de sus caballos, llaman la atención por su tradición, originalidad, colorido y grado de elaboración, lo que hace que tengan un gran valor.

Una vez explicados los dos elementos que dan título a esta entrada, ya solo falta saber qué se han inventado en la EIM Vedra para aunar ambas celebraciones. Y el resultado ha sido un tricorne, el sombrero característico de los Xerais, realizado con camelias.

Siguiendo la misma técnica empleada ya otros años, mientras los niños y niñas del centro desmenuzan las flores separando una a una sus hojas y pétalos, las educadoras recortan los patrones de la composición, esta vez en cartón. Cuando ya está todo preparado, es turno de pegar los pétalos siguiendo los patrones para completar la composición y brindarnos, una vez, un trabajo excelso.

El proyecto de reciclaje de la EIM de Meis

Los niños y niñas de la EIM de Meis comenzaron el curso preparando su particular zona de reciclaje.

La Escuela Infantil Municipal de Meis ha sido una de las últimas en unirse a la Red de Escuelas Infantiles Cativos, pero como ya habréis visto en el blog, se han integrado de una forma súper rápida y efectiva.

Making off de la casa…

De hecho, este curso han desarrollado una iniciativa de reciclaje que seguramente servirá de guía para otros cursos e incluso otros centros.

Esta idea comienza en septiembre con la realización de varios contenedores para el reciclaje, con los que los niños y niñas del centro trabajarán durante todo el curso para concienciarse e iniciarse activamente en la senda del reciclaje.

Pero a mayores, las educadoras de la escuela tuvieron la genial idea de pedir a las familias que trajeran al centro sus cartones de leche usados, ya que iban a tener un destino muchísimo más atractivo que el contenedor correspondiente: se iba a construir una casita para jugar en el patio exterior.

… y detalle de la decoración.

La llegada de la Navidad y las posibilidades a la hora de decorar el cole supusieron la oportunidad de volver a poner en práctica la iniciativa del reciclaje y, sobre todo, dar rienda suelta a la imaginación para convencer a todo el mundo de que gastando poco se puede conseguir mucho.

De esta forma, el árbol de Navidad fue construido con ramas secas pintadas y adornos elaborados a partir de materiales reciclados como pinceles, cápsulas de café, piñas y hasta se usó una maceta vieja.

Pero el proyecto no termina aquí, y es que hasta final de curso el cole de Meis continuará con una iniciativa que hasta ahora solo se lleva a cabo en el aula de 1-2 años aunque está orientada a repetirse en el resto de clases.

Se trata de la creación de una caja sensorial con material de reciclaje que sobra en el día a día del cole. En ella podemos encontrar tubos con diferentes texturas como tela, cartón o goma EVA; vasitos con diferentes colores y sonidos, con confeti, pasta o arroz; palos de lluvia, depresores… En definitiva, un cajón de recursos que irá creciendo conforme avance el curso.

Y por ahora, hasta aquí llega el proyecto de la EIM de Meis, pero seguramente en lo que queda de curso desarrollen otras actividades por el estilo que continuaremos publicando en este blog.

La espectacular Navidad de la EIM Riveira

Las familias de Riveira siempre se vuelcan con las actividades propuestas, así que con las fiestas…

La Navidad es una época que les encanta a nuestros compis de Riveira, ya que son fechas en las que aprovechan para abrir, aún más si cabe, las puertas del centro a las familias. Así que vamos a aprovechar esta entrada para resumir algunas de las actividades que se llevaron a cabo en la escuela durante esas fechas.

Los renos para casa.

Y vamos a empezar la decoración del cole, porque en realidad es una decoración que corresponde a toda la comunidad del centro educativo, ya que todos los niños y niñas del cole se encargaron de aportar una bola decorada a su gusto reciclando materiales como cartón, arena, plástico, habas… Estas fueron las bolas que se utilizaron para decorar los árboles de Navidad de cada clase.

Como era de esperar teniendo en cuenta que todo el mundo había trabajado para decorar el cole, también se decidió elaborar decoración para casa. Por eso elaboraron unos renos con tubos de cartón con los que decorar los árboles de casa. Cada clase utilizó materiales diferentes para hacer los ojos, los cuernos o la nariz como goma EVA, gomets, pompones, pegatinas… Pero todas las aulas se pusieron de acuerdo para pintar el cartón con témpera y pincel o rodillo.

¡Y las cajas!

Otra de las actividades fue elaborar la caja del Apalpador. En este caso fueron los más peques del cole los que adornaron una caja de zapatos con sus manos para el Apalpador, que para quién no lo sepa, es un personaje mítico de Galicia. Cuenta la leyenda que en Nochebuena y Nochevieja, este viejo y barbudo carbonero que vive en las montañas baja a las aldeas para palpar las barrigas de los niños y niñas del pueblo para ver si las tienen llenas. Si es así, les deja una cajita con un juguete elaborado con material de reciclaje, pero si están vacías les deja un puñadito de castañas para que la llenen.

Y finalmente y como no podía ser de otra forma, el día 20 de diciembre se celebró la fiesta con las familias, en la que cada una debía aportar un dulce típico navideño. Pero como las familias de Riveira son muy generosas y espléndidas sobró bastante comida, así que aprovecharon para compartir esos dulces con Cáritas.

 

Xeraco crea la cesta-murciélago para Halloween

Los mayores de La Papallona de Xeraco llegaron preparados a la noche de Halloween.

Año tras año vemos como la fiesta de Halloween se va asentando más entre nuestras celebraciones, así que no es de extrañar que vayamos adquiriendo también algunas de sus costumbres más pintorescas. Por eso, los niños y niñas de Xeraco han tomado la iniciativa y este año la fiesta los ha pillado perfectamente preparados para recoger todos los dulces que tuvieran a su alcance.

Resultado final.

La actividad planteada en el cole necesitaba que las familias aportasen algunos cartones de leche o zumo ya vacíos y en condiciones de ser reutilizados. Como siempre, los papis y mamis del centro respondieron a la perfección y cada peque de La Papallona tuvo su material para trabajar.

Básicamente la actividad consistió en que una vez los cartones estuvieron todos cortados por la mitad, los niños y niñas de Xeraco se enfundaron el disfraz de súper artistas y decoraron las que serían sus cestas como más les gustaba, eso sí, respetando el matiz oscuro/negro de los murciélagos.

Cuando ya todo el mundo tenía la canasta decorada a su gusto solo faltaba darle la apariencia del animal con sus ojos, boca, colmillos y alas.

Los propios creadores y creadoras estaban encantados con su obra y solo pensaban en conseguir chuches que llevarse a su cesta, cosa que resolvió rápidamente la intriga de las familias sobre el futuro de los cartones que estaban aportando.

 

La Voz de Galicia se hace eco de nuestro Samaín

La exposición de calabazas de Riveira encabezó el artículo de La Voz de Galicia sobre Samaín.

Esta mañana nos hemos enterado de que La Voz de Galicia en su sección Voz Natura ha publicado un artículo en el que se nos cuenta cómo se vivirá la fiesta de Samaín en algunos centros educativos destacados de Galicia, entre ellos, algunos de la Red Cativos.

Sabíamos desde hacía unos días que se iba a llevar a cabo esa publicación porque se nos pidió que adelantáramos acontecimientos y contáramos brevemente qué se iba a hacer en nuestros centros, pero aún así, siempre es una satisfacción y un motivo de orgullo saber cómo se valora nuestro trabajo en uno de los principales medios de comunicación de Galicia.

Así que desde aquí, agradecemos el interés del comité científico de Voz Natura, de La Voz de Galicia y, por supuesto, de todas nuestras compañeras que trabajan día a día en los centros de la Red Cativos y que son las que verdaderamente hacen que todo esto funcione.

Aquí podéis ver la noticia ilustrada con una foto de la muestra de calabazas de la EIM de Riveira el curso pasado.

La cultura castreña de A Guarda

El proyecto de este año en A Guarda giró entorno a la cultura castreña de Santa Trega.

La EIM de A Guarda, como ya sabéis las más avispadas seguidoras de este blog, se encuentra en una idílica ubicación frente al mar, con un patio que si bien tiene unas vistas espectaculares, se utiliza menos de lo que gustaría por culpa de la lluvia, el viento o la niebla. Consecuencias de vivir en Galicia.

Vivienda castreña: paso 1

Lo que nunca hemos llegado a tratar es el origen del pueblo, y es que muy pocos pueden presumir de la cantidad de historia de A Guarda y que se puede apreciar en el Museo Arqueológico de Santa Trega.

En este espacio podemos encontrarnos restos que datan desde el paleolítico hasta la época romana, pasando por el neolítico, la edad de bronce y la cultura castreña.

Es precisamente esta última la que ha dejado una influencia más importante en A Guarda, ya que en lo alto del monte de Santa Trega perduran los restos de un castro celta que gozaba de unas vistas y dominio del terreno incomparables, pudiendo ver y controlar la desembocadura del río Miño (que marca la frontera con Portugal), sus costas y las del Atlántico y, por supuestos, los montes y valles situados a ambos lados.

Vivienda castreña: paso 2.

Lógicamente, y como habréis visto en muchas de las publicaciones de las redes sociales de Cativos, este año en la EIM A Guarda han centrado su programación en la cultura castreña, con actividades destinadas tanto al descubrimiento de esta cultura, sus peculiaridades y expresiones artísticas, como al respeto por nuestro patrimonio cultural.

Dese principio de curso se fueron realizando pequeñas actividades con las que explicar algunos de los elementos que hacían del castro uno de los sitios más emblemáticos en Galicia, pero el plato fuerte llegó en Carnaval.

Vivienda castreña: paso 3.

Para esa celebración, que en A Guarda se vive intensamente con un desfile de todos los centros educativos por el pueblo, se decidió que la temática castreña iba a ser la escogida para esta edición. Y la sorpresa para todo el mundo fue ver que la carroza era, ni más ni menos, que una de las típicas viviendas circulares, hechas con barro y tejado de paja, muy similares a las conocidas pallozas.

Y visto el éxito de la iniciativa y la tremenda aprobación de las familias, las educadoras de la escuela decidieron que no había mejor continuación para la actividad que ayudar a cada uno a construir su propia vivienda castreña, y es que al fin y al cabo era una actividad perfecta tanto para reforzar lo que se había aprendido durante el curso como para trabajar los colores y especialmente la psicomotricidad, con diferentes materiales como la arena o la paja que al principio pusieron en algún compromiso a nuestros jóvenes constructores.

Desfilando con la vivienda castreña.

Una vez terminadas todas las viviendas era obligatoria la composición de su propio poblado presidido por la carroza de carnaval y el resto de edificaciones acompañándola.

Finalmente, tal y como estaba contemplado desde un principio en cuanto el tiempo acompañara, todo el trabajo del curso cobró todo el sentido del mundo para los niños y niñas del cole con la excursión organizada a las ruinas del castro, donde pudieron ver y terminar de entender todo lo que habían aprendido en el cole.

Cofradía Cativos en la Semana Santa ferrolana

La cofradía Cativos de San Rosendo también vivió la Semana Santa ferrolana, pero dentro del centro.

A los niños y niñas de la Escuela Infantil San Rosendo les encanta participar en todas las actividades que se les proponen, y obviamente, la Semana Santa ferrolana no iba a ser menos.

Trabajo en equipo.

Debemos recordar que esta fiesta fue declarada de Interés Turístico Internacional en 2014, y en entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección se celebran 24 procesiones organizadas por las 5 cofradías de la ciudad. Los días más importantes son el Miércoles, Jueves y Viernes Santo, cuando miles de personas se posicionan en los barrios de Esteiro y A Magdalena para no perder detalle.

Las educadoras del cole han querido acercar esta fiesta a los más peques y, para que más o menos puedan entender su funcionamiento, han fundado la cofradía Cativos, compuesta por los alumnos y alumnas del cole y fabricando todos los elementos necesarios con materiales reciclados: el capuz y el trono.

Preparando a Cati.

El primer paso elaborar el trono fue conseguir la base, así que consiguieron 4 cajas y las pintaron de color marrón simulando la madera de los originales. Una vez estuvieron secos los fijaron con bridas.

Seguidamente reciclaron unos tubos metálicos de un invernadero para usarlos como el soporte sobre el que cargarían el trono. Estos tubos están fijados a la base con cinta americana.

Con papel continuo de color amarillo forraron los laterales del soporte del trono, y lo adornaron con unas flores de papel que habían hecho los jóvenes artistas de San Rosendo.

Los protagonistas del trono tenían que se Cati y Tivo, así que hicieron una representación en cartón que los mayores de la escuela pintaron con mucho talento y las educadoras pegaron con cola caliente y cinta de doble cara.

Durante la Fiesta de la Primavera recién celebrada en el cole, se pidió a las familias que llevasen al cole una flor. Pues bien, estas flores se han reciclado desmenuzándolas y se han echado pétalos y hojas a la parte superior del trono.

Finalmente, para poder salir en procesión por el cole al ritmo de tambores y trompetas, ya solo faltaba el capuz, que elaboraran con bolsas de plásticos y en el que cada uno lucía una imagen de Cati y Tivo coloreada por él mismo.

¿Adivináis de qué se han disfrazado en Riveira?

La semana de carnaval terminó en la EIM de Riveira con una gran fiesta y dulces típicos.

El carnaval es una fiesta de gran calado en Riveira, de hecho, los niños y niñas del cole se pasan más de una semana celebrándolo. Y evidentemente, ¡este año no iba a ser menos!

 

¿A quién os recuerdan?

Las educadoras organizaron distintas actividades para que cada día tuviera algo que ver con la celebración que tanto gusta en Riveira. Imaginaos cuánto que desde hace ya bastantes años el martes de carnaval es festivo para poder celebrarlo como se merece.

Resumidamente, las actividades carnavalescas consistieron:

  1. El lunes y martes hubo taller de pintacaras donde los niños y niñas del cole pudieron lucir los motivos que les apetecían: piratas, gatos, ratones, indios…).
  2. El miércoles cada clase pintó sus caretas de pollitos y patitos, según correspondiera, y todo el mundo se la llevó a casa.
  3. El jueves fue el día de lucir un complemento carnavalesco (pelucas, gafas, gorros…), cada quién el que prefería.
  4. El viernes fue el día propio de la fiesta en el cole, en el que cada familia asistió con un dulce típico de las celebraciones (orejas, roscas, filloas) y se encontró con la sorpresa de todo el personal del centro (alumnado incluido) alternando vestimenta.

Aquí es más fácil.

Los niños y niñas de 1 a 3 años se disfrazaron de profes, con el mandil típico de las educadoras, con sus colores representativos hechos con bolsas de plástico, lazos y aironfix. Evidentemente, también llevaban sus etiquetas identificativas con nombre y puesto de trabajo.

Como vestir a los bebés con bolsas de plástico no era lo más apropiado, les tocó interpretar el papel del personal de servicios (cocina y limpieza) con su color blanco representativo, gorro para cocinar e identificación.

Por supuesto, a las profes les tocó vestirse como sus cativos aunque no pudieron abandonar sus funciones durante la fiesta.

Finalmente, el martes con el entierro de la sardina se puso punto y final a una fiesta que no volverá hasta el año que viene, ¡y menos mal!