Los coles de San Javier descubren el Cabezo Gordo.

Los centros de San Javier planificaron un proyecto completísimo para conocer el Cabezo Gordo.

Aunque ya ha terminado el curso Voz Natura, tenemos varias actividades pendientes de publicar que iremos publicando poquito a poco. La primera de ellas la protagonizan el CAI Pasito a Paso de Santiago de la Ribera y el PAI Mar de Colores de El Mirador de San Javier, que han querido conocer uno de los elementos más representativos de su paisaje: el Cabezo Gordo.

Así es como se ve el Cabezo Gordo.

Se trata de una elevación de 312 metros de altura situada en la depresión litoral del Campo de Cartagena, en la Región de Murcia. Desde arriba se puede ver una panorámica del Mar Menor con sus 5 islas y cadenas montañosas que cierran la llanura.

Está formado con rocas de origen calizo y mármol (Piedra del Cabezo) Desde tiempos inmemoriales se viene explotando el mármol gris veteado del Cabezo Gordo que fue utilizado en la antigüedad en la construcción de una buena parte de los edificios de la ciudad de Cartagena como el Teatro Romano, el puerto, el canal del trasvase Tajo-Segura… En la actualidad una parte del Cabezo Gordo se utiliza como cantera donde se extrae mármol y grava para la construcción

El Cabezo Gordo fue declarado Paisaje Protegido en 1998, de interés biótico, paisajístico, paleontológico y cultural.

En 1991 se descubre el yacimiento paleontológico Sima de las Palomas, donde aparecieron restos de huesos de animales y del hombre Neandertal que vivió en la zona hace aproximadamente 50.000 años. Es una Sima kárstica natural que está a 75 metros por encima del nivel del mar y es el yacimiento del Hombre Neandertal más importante del arco mediterráneo español y el segundo en importancia sobre el Hombre Fósil en la Península Ibérica.

Conociendo la cueva.

En el Cabezo Gordo también podemos encontrar la Cueva del Agua, antigua mina explotada a finales del S.XIX y principios del XX.  Es un lago de agua dulce que está a más de 100 metros de altitud sobre el nivel del mar. En ella habitan 5 especies diferentes de murciélagos, algunas en peligro de extinción.

Como os imaginaréis, aquí hay un montón de trabajo, así que vamos a ir poco a poco mientras repasamos todas las actividades que han realizado los niños y niñas de estos dos coles para conocer la historia de su región, el ecosistema actual del Cabezo Gordo y parte de todo lo que se pudo construir gracias su cantera.

  • Recreando el Cabezo Gordo.

En primer lugar y para despertar el interés de los mayores de los coles, las profes del CAI Pasito a Paso y el PAI Mar de Colores decoraron las entradas de sus centros con un dibujo del Cabezo Gordo en papel continuo.

Posteriormente y con la inestimable ayuda de las educadoras (que se encargaron de los trabajos más complicados) construyeron una representación utilizando materiales como cartones, cajas, papel continuo y papel de seda marrón.

  • ¡Cuidado con el fuego!

Una vez que las profes ya habían explicado que en su momento hubiera población neardental, era necesario hablar de la importancia del fuego en aquella sociedad para calentarse, cocinar, elaborar armas y herramientas más resistentes…

Se pusieron manos a la obra y recrearon una hoguera con trozos y rollos de cartón y pintura de colores cálidos.

  • Collares neardentales.

Como si fueran de hueso.

Hoy sabemos que los neandertales ya llevaban joyas hechas con conchas, huesos, dientes… Así que recrearon estos adornos con macarrones que los peques pintaron con pintura blanca y luego las seños añadieron un hueso hecho con cartulina. Así ya tendrían un collar para la fiesta final del proyecto.

  • Murciélagos.

En la Cueva del Agua, que se encuentra dentro de esta gran montaña, habitan 5 especies diferentes de murciélagos como el murciélago de cueva o el murciélago ratonero patudo. Algunos de ellos están en peligro de extinción.

Llevaron a cabo la representación de estos mamíferos con ayuda de material reciclado como hueveras de cartón. Las seños las recortaron dándoles la forma de murciélagos y los peques les dieron color con ayuda de pintura negra y pincel.

  • Pinturas rupestres.

El arte primigenio.

El propósito de estas pinturas Rupestres no se sabe exactamente, pero se sospecha que eran actividades ceremoniales de los chamanes. No existen patrones claros utilizados para realizar las pinturas, por ello no se puede crear un seguimiento. Lo que se busca estudiando estas pinturas es conocer la cultura de estas sociedades prehistóricas. Sus costumbres y sus ceremonias son estudiadas todavía hoy en día buscando patrones que se repitan en la sociedad actual.

Con el fin de que los alumnos y alumnas conozcan cómo se comportaban las sociedades antiguas, su pusieron manos a la obra y realizaron sus propias pinturas rupestres para decorar las cuevas que habían creado en los centros.

Las seños mezclaron agua con unas gotas de pintura marrón y naranja en pulverizadores. Los niños pusieron las manos sobre papel continuo y las educadoras pulverizaron sobre ellas, simulando las pinturas que se hacían en aquella época.

  • Peque-arqueología.

El descubrimiento de fósiles ha sido de vital importancia para conocer mejor la historia de la humanidad. Por ello, recrearon unos pequeños fósiles con masa de sal y pequeños animales de juguete, como  dinosaurios, mamut, ciervos, caballos…

En primer lugar mezclaron la harina con la sal y el agua y, entre todos los peques y las profes removieron bien todo hasta conseguir una masa.

A continuación las seños repartieron un trocito de masa a cada niño o niña para que terminaran de amasarlo y darle la forma redondeada para finalmente estampar la huella del animal en la masa.

  • Excursión ficticia al Cabezo Gordo.

La no-excursión a la cueva.

Tras varios días trabajando la historia del Cabezo Gordo y de haber realizado diversas actividades para representar lo que hay en esta montaña, realizaron una salida del aula para visitar las distintas cuevas que habían construido en los coles, así como para ver con detenimiento sus propias creaciones (pinturas rupestres, hogueras, murciélagos…).

Para esta ocasión necesitaban ir con la vestimenta adecuada, así como con algunos complementos como gorra, linterna,… para conseguir que todo fuese lo más real posible. Durante el recorrido, antes de llegar a la Cueva del Agua, se encontraron varios obstáculos como rampas, algún que otro salto, señales que los niños no sabían muy bien para qué eran, pero que con las explicaciones adecuadas entendieron rápidamente. Sin duda alguna, lo que más gustó fue cuando llegaron a la cueva, pues estaba todo muy oscuro y tuvieron que utilizar las linternas para ver  el interior.

  • Conociendo la piedra del Cabezo Gordo.

La clase magistral.

Y ¿quién mejor para explicar la importancia de esta montaña, que personas que trabajaron allí durante muchos años?

Pues en los coles recibieron las visitas de Carmelo Martínez, un ex trabajador del Cabezo cuyo padre también dedicó gran parte de su vida a picar piedra en dicha montaña; y de Miguel Pérez, también ex trabajador, que durante varios años se dedicó a la explotación del Cabezo Gordo, ya que es ingeniero de minas.

Contaron muchas cosas interesantes, sobre todo lo importante que ha sido el mármol del Cabezo Gordo para la construcción de numerosos elementos en la Región, como el Teatro Romano de Cartagena, el trasvase Tajo-Segura, numerosas calles como la Calle Mayor de Cartagena, el puerto…

Para conocer un poquito mejor las características de la piedra que se saca de allí, llevaron varias muestras de ésta, unos trozos más grandes, otros medianos y otros más pequeños, los cuales se muelen hasta obtener la llamada arenilla que se usa para hacer cemento en la construcción.

Los peques se mostraron muy atentos y curiosos ante sus explicaciones.

  • Fiesta neandertal.

¡Y la fiesta!

Después de tantos días de trabajo y conocimiento sobre la historia del Cabezo Gordo, llegó el gran día de la fiesta de clausura del proyecto, una fiesta ambientada en la época neandertal.

El día comenzó con todo el mundo disfrazándose de neandertales con unos trajes que las seños realizaron con bolsas de basura de color amarillo, a las cuales añadieron manchas de color naranja para hacerlo más parecido a la vestimenta de aquella época.

A los disfraces añadieron los collares y ya estaba todo preparado para disfrutar de la fiesta metiéndose dentro de la cueva, haciendo bailes alrededor del fuego…

Riveira y El Llano empiezan la primavera a tope

Las Brigadas Ecológicas Cativos de Riveira y El Llano sí que saben celebrar la primavera.

La llegada de la primavera supone una inyección de energía y vitalidad, por el crecimiento de los días, la llegada paulatina del buen tiempo y por el espectáculo que nos ofrece cada año la naturaleza: el canto intenso de los pájaros, las flores por doquier… Así que es un momento perfecto para identificarnos con nuestro medio y ayudarle a pasar estos tiempos difíciles, justo como han hecho los coles de Riveira y El Llano.

Final perfecto para la reforestación.

La EIM de Riveira celebra todos los años una pequeña reforestación en el Parque Periurbano de San Roque, al que se desplazan un montón de familias del municipio a echar una mano en una causa tan noble.

La actividad celebrada en fin de semana comienza con una quedada en la que se reparten las identificaciones y un pinito para cada familia, teniendo así un momento íntimo en el que compartir una experiencia tan bonita como plantar un árbol.

 

Así apareció el patio de la EIM El Llano.

Cuando todo el mundo ha terminado su plantación, vuelve para hacerse con su bollo y su botellín de agua para reponer fuerzas mientras disfruta del espectáculo del cuenta cuentos contratado por el ayuntamiento.

Aprovechamos para dar las gracias a toda la corporación municipal por la organización de la actividad y en especial a Elvira Pereira, concejala de parques y jardines que acompañó y presidió la reforestación.

Por su parte, los niños y niñas de El Llano optaron por hacer una limpieza en el patio de su escuela, que apareció súper sucio después a la vuelta del fin de semana.

Demasiada Brigada para el Duende Golosina.

Por lo que nos comentan, el Duende Golosina del cole parece haber tenido algo que ver, pero ha tenido que ser la Brigada Ecológica Cativos El Llano la que ha tenido que ponerse manos a la obra y recogerlo todo.

Aunque como no hay mal que por bien no venga, tener que limpiarlo todo les ha servido para poner en práctica todo lo que han aprendido este año sobre separación de residuos. Así que hoy podemos decir que los mayores de la EIM El Llano se han licenciado en esta cuestión y en adelante serán un ejemplo en el que fijarse.

Vedra sigue dando ejemplo cuidando su entorno

La Brigada Ecológica Cativos Vedra sigue un paso por delante en responsabilidad medioambiental.

Como ya pudisteis ver en la primera actividad del curso, la EIM de Vedra está ubicada en una zona con especial abundancia de árboles autóctonos. Recordarás que en aquel momento se sentaron las bases de lo que se trabajaría durante el resto del curso en el proyecto Voz Natura, así que la llegada de la primavera supuso un momento perfecto para continuar la experiencia y comprobar la evolución de la Brigada Ecológica Cativos Vedra.

¿Qué será esto?

Como es habitual, la idea de las educadoras es que las actividades realizadas sean lo más motivadoras posible y a la vez tengan una repercusión directa en el medio, así que la idea de pasar toda una jornada por el entorno de la escuela supuso un acontecimiento para los mayores del centro.

Al llevar todo el curso trabajando los conceptos que iban a desarrollar durante la mañana, no fue necesario realizar ningún tipo de explicación especial más allá de definir lo que iban a hacer:

  1. Limpieza del entorno.
  2. Separación de residuos.
  3. Reforestación.
  4. Reutilización de residuos.
  5. Planteamiento de nuevas actividades relacionadas.

¡A plantar!

¿Y cómo iban a hacer todo esto en una mañana? Te preguntarás con razón, pero la respuesta es muy sencilla: teniendo un gran plan.

La brigada salió decidida a ver cómo se encontraba el entorno de la escuela después de llevar una temporada sin visitarlo, aprovechando además la gran cantidad de plantas y fauna autóctona para hacer de exploradores e intentar saberlo todo a cerca de todo lo que se iban encontrando.

Recuperando fuerzas.

De vez en cuando se encontraban algún tipo de residuo, así que lo recogían y lo depositaban en su bolsa correspondiente. Después, se hacían con alguno de los semilleros de especies autóctonas que habían hecho en el cole (castaños o carballos) y lo plantaban en el sitio donde hasta entonces había basura.

Como es lógico, a mitad de la jornada hubo que hacer un descanso para almorzar y recuperar energía, asegurándose al terminar de que quedaba todo perfectamente recogido. Cuando finalmente terminaron de dejar perfecto el entorno de la escuela, volvieron al cole con todo lo que habían encontrado, porque de ahí iban a surgir más actividades.

¿Esto sirve?

En primer lugar habría que examinar los residuos para saber si podían separar algo aprovechable para el taller de reciclaje de la próxima semana. Y por último tenían que analizar todo lo que habían hecho, pues al fin y al cabo tenían un montón de información nueva con la que podrían trabajar en adelante, para hacer un herbolario o ampliar su álbum de fotos de animales con los nuevos que se habían encontrado en la salida.

Y así es como una vez más la Brigada Ecológica Cativos Vedra nos ha dado un ejemplo de cómo podemos cuidar nuestro entorno y pasárnoslo en grande sin realizar prácticamente ningún esfuerzo.

La EIM Mogán estrena jardín vertical

Poco a poco veremos el cambio que la Brigada Ecológica Cativos Mogán pretende darle a su patio.

 

Si de algo puede presumir la EIM de Mogán es de la estrecha relación que mantienen el personal de la escuela y las familias, que cristaliza cuando se llevan a cabos proyectos como el que contaremos en esta entrada del blog.

Aquí hay más curro del que parece.

Recordaréis que hace unas semanas la Brigada Ecológica Cativos Mogán estuvo plantando flores en el patio y que prometimos seguir informando de los avances de esta plantas. Pues aquí están: han crecido y serán preciosas, pero aún no estaban para mudarse, así que hubo que volver a pedir ayuda a Viveros Mogán para llevara a cabo el taller que las educadoras organizaron con las familias para dar al jardín toda la vida y el colorido que merece.

Como es habitual, las familias respondieron y acudieron al centro para colaborar en el siguiente paso de la decoración del patio: el jardín vertical. La actividad se dividió mayormente en dos grupos.

¡A regar!

En el primero, las mamás y papás utilizaron garrafas de plástico y palés para hacer la estructura. Sobre todo en el caso de las garrafas, que como serían las nuevas macetas pudieron exprimir todo su arte recortando figuras de animales y pintándolas con colores muy vivos. Obviamente, luego se encargaron de dejar todo bien atornillado y guardar todo lo que ya habían dejado preparado para próximas intervenciones.

Por el otro lado la Brigada Ecológica, que conoce mejor que nadie las dalias, teresitas y aclepias que debían cambiar de ubicación, estuvo dedicada íntegramente a realizar los trasplantes con una ilusión y buen hacer que dejó a todo el mundo sorprendido y muy confiado para los próximos eventos de decoración en el patio.

Finalmente y tras ya haberos emplazado a la próxima actividad de la EIM Mogán, solo nos queda dar las gracias a las familias y educadoras que hacen posibles estas iniciativas y, por supuesto, a Viveros Mogán que una vez más ha colaborado con el centro de forma desinteresada. Así que, ¡muchas gracias y hasta la próxima!

L’Escoleta descubre la flora y fauna del Montgó

Los cativos de L’Escoleta pudieron conocer de primera mano la flora y la fauna del Montgó.

El Parque Natural del Montgó es una reserva natural que preside desde las alturas la zona de Dénia y Jávea. Como es lógico, en Dénia han montado un centro de interpretación en el Jardín Municipal del Bosc de Diana en el que también contemplan la reserva marina del cabo San Antonio, y los niños y niñas de L´Escoleta han ido a visitarlo.

Buscando la flor azul…

La excursión se antojaba movidita porque con la llegada de la primavera ya sabemos lo que pasa, pero con calma y orden todo se soluciona.

Empezaron viendo los árboles que allí había, separados por zonas y escuchando las explicaciones que el guía les daba sobre ellos. También pudieron ver un montón de flores y jugar a buscar alguna en concreto según su color.

Los peces del cabo San Antonio.

A continuación entraron a la antigua alquería de la finca agrícola donde pudieron descubrir la fauna autóctona y desarrollar diferentes juegos y puzzles didácticos cuya intención no es otra que familiarizarse con el entorno natural (cosa que hoy se echa bastante en falta), ademas de estimular sus habilidades psicomotrices o el trabajo en grupo.

Al terminar en esta estancia volvieron a salir para ir a ver la zona de las plantas aromáticas, que supone un gran estímulo para los sentidos por la gran variedad de olores y sabores que allí se pueden encontrar. Además, también pudieron seguir disfrutando y jugando con las flores porque al fin y al cabo, la primavera es lo que tiene.

Aparición en el blog maestro y puesta al día

La idea para el desfile de A Guarda se ganó una publicación en el blog Maestro de Voz Natura.

Aprovechando esta mínima pausa que los carnavales le dan al proyecto Voz Natura, íbamos a aprovechar para recuperar algunos temas que habíamos dejado pendientes, pero la semana pasada nos encontramos algo con lo que no contábamos.

¡Qué buena pinta tenían las lechugas de El Mirador!

Como ya os anunciamos hace unas semanas, los niños y niñas de A Guarda se iban a disfrazar de carballos para el desfile que se hace todos los años por el centro de la localidad. Y la idea que ciertamente está muy relacionada con la temática del actual proyecto Voz Natura, debió gustar mucho a sus responsables, ya que consideraron que era meritoria de una pequeña entrada en el blog Maestro, cosa que agradecemos y nos motiva para seguir a tope con este proyecto que tan buenos momentos e ideas nos está dando.

¡Cómo crecen las flores de Mogán!

Volviendo a la idea inicial de recuperar aquellos temas que nos habían quedado pendientes, vamos a empezar por el PAI Mar de Colores de El Mirador, donde a principio de curso os contamos que volverían a replantar su huerto. Pues bien, según comenzó el año la Brigada Ecológica Cativos El Mirador, en su repaso diario al huerto pudo ver que próximamente habría que cosechar, y finalmente a finales de enero pudieron recoger todo lo que habían plantado para disfrutar de una deliciosa ensalada en el comedor.

El huerto de San Rosendo ya está preparado.

Otro cole que también quiso aprovechar la oportunidad de explotar el huerto escolar fue el de Mogán. Solo que en este caso optaron por centrarse en el cultivo de flores, para lo que se valieron de la aportación de tetrabriks de las familias. Pero claro, teniendo en cuenta el clima de Canarias y la dedicación de la Brigada Ecológica Cativos Mogán, es de suponer que esos tetrabriks pronto se quedarán pequeños. En todo caso, tranquilidad, porque de una forma u otra sabemos que van a encontrar la solución adecuada.

Y terminamos esta actualización con otro huerto escolar, en este caso el de la EI San Rosendo en Ferrol. Quién más tiempo lleve siguiendo el blog quizás se acuerde de la primera publicación de este centro en el blog, en la que nos sorprendieron inventándose un huerto escolar en la fachada del centro. Pues bien, ese huerto sigue operativo y, vista la pinta que tiene, a nadie debería sorprender que próximamente nos traigan alguna genialidad de las suyas…

Dulce hogar para los pajaritos de La Xara

Cada una de las aulas de La Xara decoró y acondicionó su casita para los pajarillos de la zona.

Los niños y niñas de la EIM Mestra Vicenta Estela tienen una querencia especial por los pájaros, lógico teniendo en cuenta la cantidad de ellos que habitan por su zona y la tradición de “colombaires” de su pueblo.

¡Va a ser preciosa!

Estos colombaires son personas que se dedican a entrenar a sus palomas y luego hacen concursos en los que identifican a cada una de ellas por los diferentes colores en su plumaje. Es una actividad de ocio muy típica y que algunos conservan con cariño y respeto.

Pero es que además, este interés de los peques en las aves se debe a que precisamente por ese buen trato, es normal que estos animalitos, especialmente las propias palomas, se acerquen más de lo habitual para recoger la comida del suelo o incluso de las mesas de las terrazas. Ni que decir tiene lo que les alucinan sus despegues, vuelos y aterrizajes…

Así que teniendo esto en cuenta y que en el cole tenían dos casitas paradas, una para cada clase, han decidido que podría ser una buena forma de cuidar a esas aves que tanto les gustan y admiran.

Comida y agua…

Como es habitual, antes de ponerse a trabajar, las educadoras han llevado este tema a la asamblea para comentar cómo son, qué necesitan para vivir… Pero la motivación de los peques no permitió muchas más vueltas y se pusieron a trabajar.

Por lo tanto, una vez ya decididos, se pusieron inmediatamente a decorar las casitas de los que esperaban que fueran sus nuevos amigos. Una vez estas estuvieron terminadas, las llevaron al patio de atrás y las colgaron en un árbol dejándoles también agua y comida.

Ahora llegan todos los días al centro con la necesidad de ir a ver si ha pasado alguien por sus casitas y si es necesario reponer algo o si ya habían encontrado todo lo que necesitaban por ahí adelante.

Año de carballos en A Guarda

Los niños y niñas de A Guarda llevan ya unos días trabajando sobre el roble carballo y su ciclo vital.

El equipo de dirección de la EIM A Guarda ha decidido que este curso el proyecto general de la escuela se fusionará con la temática del proyecto Voz Natura sobre los montes y su repoblación con árboles autóctonos.

Pintando un carballo.

De esta forma también han utilizado esta actividad como introducción a la temática del Carnaval, ya que en el tradicional desfile con el resto de centros educativos de A Guarda han decidido representar una carballeira, un bosque típico del norte peninsular en el que el protagonista es el carballo (roble común).

Como no podía ser de otra forma, la actividad comenzó con una introducción al carballo y otro tipo de árboles autóctonas y una pequeña explicación sobre su ciclo vital, desde que es una semilla hasta que se convierte en un árbol.

Poniendo las hojas.

Y para que esta parte teórica quedara clara, la complementaron con la elaboración de un mural en el que quedó perfectamente plasmado este ciclo desde la bellota hasta el gran carballo que puede alcanzar los 40 metros.

Con esta parte ya clara, llega el momento de preparar el desfile, que es la parte en la que se encuentran ahora mismo y que podremos ver en las redes sociales de Cativos en unas semanas.

El gran carballo.

La idea es que todos los niños, niñas y adultos vayan disfrazados de carballos, con hojas realizadas con papeles y cartulina y utilizando hojas y bolsas marrones para los troncos y ramas. Los peques del centro serán plantitas  y los demás árboles.

Además, también llevarán como carroza un carballo grande realizado a principio de curso al que ya le están saliendo las hojas ahora que se acerca la primavera. Este espécimen está elaborado con materiales como cartón, cartulinas o papel continuo.

Los abetos poblarán Los Alcázares

Los niños y niñas de Los Alcázares expusieron sus creaciones en la cristalera del Concilia.

El Centro de Conciliación de Los Alcázares se encuentra en un paraje costero y sin montes, pero eso no es impedimento para que se sumen al proyecto Voz Natura de este año, que como sabéis está enfocado en la recuperación del monte.

Algo más de musgo…

Para comenzar esta actividad Voz Natura en un paisaje tan diferente del gallego, que es en el que se diseña la programación, las educadoras del Concilia han dedicado varias jornadas a explicar la importancia de cuidar el monte para prevenir los incendios y la contaminación, así como de la reforestación para reponer los ejemplares quemados, muertos o enfermos, o simplemente lograr que un “organismo” como el bosque pueda seguir creciendo con algo de ayuda.

La primera actividad fue ilustrar un árbol de otoño con las huellas de sus manos. Así que una vez las educadoras diseñaron el árbol desnudo y sus hojas, los niños y niñas de Los Alcázares procedieron a estampar sus manos en las hojas para lograr una composición típica del otoño.

Después de plantar, hay que regar.

Otra de las actividades fue colorear el tronco de un abeto y simular todo su follaje pegando musgo.

Una vez terminadas estas dos actividades, pegaron todo el trabajo en las cristaleras del centro para que todas las familias pudiesen disfrutar de cómo se trabaja en el cole.

Pero sin duda la actividad principal fue otra muchísimo más comprometida:

Aprovechando un cercado que hay al lado de la puerta del Concilia, las Brigadas Ecológicas Cativos Los Alcázares se han puesto manos a la obra y han plantado abetos para donárselos al ayuntamiento una vez estos sean ya grandecitos.

Las profes del cole nos cuentan que les habría encantado hacer una reforestación, pero en su zona no es posible así que han optado por criar unos arbolitos que en un futuro adornaran las plazas y jardines del municipio, por lo que podrán visitarlos siempre que quieran.

Empieza el proyecto de soto de Cativos Santiago

La Brigada Ecológica Cativos Santiago se ha embarcado este curso en un ambiciosísimo proyecto.

La Brigada Ecológica Cativos Santiago es una habitual en lo que a plantaciones se refiere, pero este curso, aprovechando la temática Voz Natura y la proximidad del Día del árbol autóctono en Galicia (23 de noviembre) han ido un paso más allá y van a crear su propio bosque de castaños.

Toque de artista.

No hay duda de que de esta forma pondrán su granito de arena en esa labor tan poco reconocida que es reforestar los montes gallegos, masacrados año tras año con incendios, talas abusivas y el exterminio de las especies autóctonas.

Pero nuestra brigada compostelana tiene un plan que han seguido al pie de la letra:

  1. Sin olvidar su vena artística, cada participante ha decorado ya su maceta con vistosos colores.
  2. Han dejado sus castañas 24 horas a remojo para que se fueran hidratando.
  3. Han hecho un pequeño corte en la punta de la castaña para que las raíces puedan salir antes.

    Repartiendo la tierra.

  4. Han llenado la macetas de tierra y han introducido la castaña en la tierra con la parte plana hacia abajo de manera que quede semienterrada.
  5. Han regado con abundante agua y han colocado un trozo de papel de cocina humedecido encima de la tierra simulando las hojas húmedas del bosque.
  6. Ahora tendrán que esperar un mes o mes y medio para ver el brote. Es muy importe mantener una buena humedad y si hace falta cambiar el papel de vez en cuando.

El soto en ciernes.

Si todo transcurre según lo previsto, en primavera tendrán minicastaños y podrán llevarlos al monte para crear un bonito soto. ¡Y nosotros seguiremos atentamente su evolución!