Search Results for: beniel

Casitas para pájaros y maceteros con legumbres en el CAI Beniel

En el CAI Beniel (Murcia) ha elaborado una casas para pájaros con ayuda de los niños y niñas del aula de 2 a 3 años.

Para hacerlas, utilizaron material de reciclaje: envases de leche, que forraron y los alumnos los decoraron con pintura y con pegatinas y trocitos de papel.

Realizaron también unas aberturas para que los pájaros puedan entrar en ellos. Y colocaron un tejado con cartones y con palitos de madera para que puedan posarse en ellas.

Por último, con unos cordones se colocaron en los arboles de la entrada de esta escuela infantil Cativos.

Además, emplearon los envases de plástico de los almuerzos para decorarlos y que sirvieran de pequeños maceteros para plantar legumbres con algodón dentro de los mismos.

Así que los peques con el paso de los días verán florecer las plantas tras regarlas y colocarlas al sol.

El cuidado de las plantas y de los animales del entorno es el objetivo de esta actividad.

Sonidos de animales, un cuento y fruta, en una actividad muy enriquecedora del CAI Beniel

Tocando el piano de plátanos.

En el mes de marzo, antes del confinamiento por la pandemia del Covid-19, la Escuela Infantil Cativos CAI Beniel acogió la visita de los alumnos de quinto de primaria del C.P Antonio Monzón de la localidad murciana.

Varios de los alumnos/as de este colegio representaron el cuento del Gallo Quirico a los alumnos del centro, con caretas de los personajes de animales.

Además, tras la representación, mediante un panel adaptado, conseguían que los alumnos del centro escucharan los sonidos de los animales, los protagonistas del cuento: el gallo, la oveja, la vaca y el lobo. Se trata de un panel donde se trabajan aspectos de tecnología y robótica. Con ayuda de un ordenador y altavoces, los alumnos pulsan los botones y reciben una respuesta sonora de cada animal y comprueban si es correcta o no.

También realizaron un piano con unos plátanos, que hacían de teclas de este instrumento y con unos adaptadores y un ordenador, los alumnos tocaban varias notas musicales al pulsarlas.

Fue una actividad en la que los niños y niñas de este centro de la Red de EEII Cativos se lo pasaron muy bien. A los alumnos y alumnas del CP Antonio Monzón les encanto la experiencia con los pequeños. Fue muy enriquecedora para todos. Gracias por la visita! 🙂

El panel de sonidos de animales.

Aprendiendo a contar con material reciclado en la escuela de Beniel

Los alumnos y alumnas de 2 y 3 años del C.A.I. Beniel, en Murcia, trabajaron en febrero con materiales para reciclar que después pudieron usar para realizar distintos juegos.

Por un lado, utilizaron envases de sus almuerzos para decorarlos en el aula con gomets y rellenarlos con legumbres para realizar instrumentos sonoros.

Además, en este centro nos explican que con rollos de papel higiénico se pueden realizar distintos juegos de aprendizaje. Así, cuando los peques los pintan de distintos colores y les colocan dentro la pasta del color de los rollos, se les puede iniciar en las cantidades, comentando conceptos, mucho-pocos, e incluso trabajando los números y los propios colores.

Mediante el juego se van explicando dichas nociones, colores, conceptos e ideas que le permitirán al pequeño/a conseguir poco a poco entender su significado de forma lúdica. Y también aprenden la importancia del reciclaje.

El CAI Beniel estrena circuito de juegos

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.

La Brigada Ecológica Cativos Beniel ha demostrado que con imaginación y cuatro cosas se puede llegar muy lejos.Los niños y niñas del CAI Beniel continúan el curso Voz Natura con la misma intensidad con la que comenzaron. Si os acordáis, allá por noviembre nos contaban en su primera entrada de este curso en el blog que se lo estaban pasando genial realizando experimentos en el aula, pero es que esta vez han ido un poco más lejos y se han montado un mini parque de atracciones con material reciclado.

Pintando los aros.

Evidentemente, el resultado dista mucho de ser un parque, pero de lo que no hay duda es de su poder de atracción con la variedad de juegos que han diseñado y construido con materiales que todo el mundo tiene por casa.

Esta actividad permite a las educadoras hacer una explicación sencilla y lúdica sobre el reciclaje además de permitir realizar ciertas actividades que suponen una diversión añadida y fomentan actitudes como el trabajo en equipo, respetar turnos y, por supuesto, trabajar diferentes habilidades psicomotrices.

Afinando la puntería.

Los juegos que componen el circuito son: un panel de peces para introducir las bolas, un elefante cuya trompa sirve para meter aros de cartón, porterías de animales y bolos con envases de yogur líquido.

Al final, la Brigada Ecológica Cativos Beniel nos ha demostrado una vez más que con imaginación y voluntad, podemos darle una nueva vida a los materiales que todos tenemos por casa (como cartones, pinturas, tubos, envases de plástico…)  disfrutando enormemente en el proceso y compartiendo un rato que aún será más intenso al terminar.

El CAI Beniel se especializa en experimentos

Los muñecos de Don Pasto van a ser protagonistas durante una temporada en el CAI de Beniel.

La Brigada Ecológica Cativos Beniel es una de las más prolíficas de la Red Cativos, ya que como podréis ver en el blog, han hecho prácticamente de todo y siempre bien.

¡Primer experimento!

Sin embargo por lo que podemos ver en este principio de curso están yendo un paso más allá y nos han sorprendido con dos sencillos pero efectivos experimentos.

El primero de ellos tuvo lugar hace unas semanas y necesitaron algodón, piedras, colorante alimentario y botellas de plástico vacías.

La idea era que los mayores del cole pudieran trabajar los colores disolviendo el colorante en agua y, por otra parte, comprobar cómo con las botellas vacías y según se llenaran con algodón o piedras, siendo materiales diferentes lógicamente tendrían propiedades diferentes, claro está, haciendo hincapié en el sonido que producían.

Fabricando a Don Pasto.

Pero es que una vez terminada esta parte del experimento se encontraron con una circunstancia muy ilustrativa de lo que es la contaminación del agua: una vez se había disuelto el colorante ese agua nunca volvería a ser la misma. Este simple detalle valió una perfecta explicación de por qué es muy importante cuidar nuestro entorno y procurar no mancharlo, ya que nunca lo podremos recuperar completamente.

El otro experimento tuvo lugar durante los últimos días y hay que reconocer que es muy muy divertido. Para llevarlo a cabo necesitaron medias, cuellos de botella, alpiste y serrín.

La idea era crear, cada uno, a su propio Don Pasto. Un muñeco al que le creciera el pelo.

Para ello utilizaron el cuello de botella de embudo, llenando la media en un principio con el alpiste y a continuación con el serrín. A continuación, las educadoras dieron forma a la cabeza de Don Pasto y cada brigada se encargó de dar el toque definitivo pegando los ojos y la boca.

Con los muñecos ya creados llegaba la parte más importante: lograr que le creciera el pelo. Para conseguirlo han estado regando su cabeza diariamente y poniéndola al sol, ya que sin olvidarnos de que son plantas, sabemos que son factores imprescindibles para que crezcan fuertes y sanas.

De esta original manera, las profes del CAI Beniel han explicado el ciclo de las plantas y al mismo tiempo han inculcado la importancia de cuidar el entorno de la forma más lúdica posible.

 

El CAI de Beniel limpia Soto del Río

Los niños y niñas del CAI Beniel y sus familias realizaron un trabajo espléndido en Soto del Rey.

Las Brigadas Ecológicas Cativos Beniel realizan todos los años una limpieza de entornos naturales que este año las ha llevado al pinar de Soto del Rey. Ha sido la primera vez que han ido a limpiar este entorno natural desde el que se pueden disfrutar las vistas al río Segura y la huerta murciana.

El merecido almuerzo.

Como es habitual, nada más llegar se ha organizado a la brigada con pegatinas y un número para el sorteo que se realizaría al terminar la actividad.

Tenemos que hablar de una edición muy concurrida en la que han participado incluso antiguos alumnos del cole, además del personal del cole, alumnado y sus familias. De asistencia, un éxito.

La limpieza comenzó a eso de las 11 horas de la mañana, y en solo una hora ya habían dejado todo como debería permanecer todo el año. Así que era momento de centrarse en el más que merecido almuerzo.

Finalmente, se realizó la entrega de diplomas a todos los participantes y el sorteo, en el que se rifaban un libro y ceras duras.

Desde Cativos queremos agradecer la participación de las familias de los niños y niñas del CAI y por supuesto, las de los antiguos alumnos y alumnas. Y por supuesto, agradecer y felicitar al mismo tiempo a nuestras compañeras del CAI Beniel, que una vez más han organizado una actividad en la que además del objetivo obvio de limpiar un entorno y concienciar al respecto, ha conseguido una vez más reunir a una comunidad muy entregada con la educación de los suyos y que ha podido disfrutar de una agradabilísima mañana en un sitio, desde entonces, aún mejor de lo que era.

Beniel se presenta con un cuento de Cati y Tivo

Los niños y niñas del CAI Beniel disfrutaron con el cuento de Cati y Tivo.

Cati y Tivo llegaron a Beniel en el 2010 y desde entonces han tenido tiempo de conocer varias generaciones de Cativos y familiarizarse con un pueblo que los ha acogido maravillosamente.

Esto lo podemos ver en el centro de Beniel.

Ahora, junto a las educadoras del cole, quieren presentar este municipio de la huerta murciana al resto de centros de la Red Cativos, y han pensado que sería una gran idea hacerlo recordando su paso por los sitios más entrañables de Beniel.

Para que lo podáis ir ubicando, Beniel es un municipio murciano de más de 10 000 habitantes y que limita con Orihuela (Alicante) aunque solo está a 30 minutos de Murcia capital.

Beniel ha tenido cierta importancia desde la edad media por la construcción de los famosos Pinochos, que servían para separar los reinos de Castilla y Aragón y, ahora, la Comunidad Valenciana de la Región de Murcia.

Y esto es el río Segura a su paso por Beniel.

Pero además, en el centro del pueblo también se pueden encontrar el ayuntamiento y su iglesia, que datan del siglo XVIII; la estatua-homenaje a la mujer huertana o el Centro de Artes Escénicas, donde cada final de curso los niños y niñas del Centro de Atención a la Infancia celebran su festival de fin de curso.

Por otra parte, o mejor dicho, por todas partes ya que para algo rodea el pueblo, encontraremos el río Segura, que baña toda la comarca y permite que la tierra sea tan fértil, habiendo huertas y árboles frutales por todas partes. Además, visitando el puente de Beniel podremos tener una vista privilegiada del río y además podremos alimentar a los patitos que allí viven y son muy agradecidos.

Photo finish.

Si con esto ya os estáis pensando visitar Beniel, os interesará saber que la fiesta típica es la Candelaria a principios de febrero. En ese momento en el que tradicionalmente se despiden las tinieblas del invierno, todo el que visite Beniel podrá disfrutar de su feria y la pólvora con su famosa traca.

Básicamente, estos son los escenarios por los que transcurre el cuento de Cati y Tivo en Beniel, y como los niños y niñas del cole querían imitar su aventura, decidieron fabricar sus propios Pinochos y organizar una carrera por todo el centro hasta ellos. Sin duda una buena forma de terminar el día.

Echa a andar el huerto escolar del CAI Beniel

Las educadoras del CAI de Beniel han improvisado sus huertos escolares en cajas de fruta.

Beniel forma parte de una comarca conocida como la Huerta Murciana, por lo que es lógico que su Brigada Ecológica trabaje diariamente en su huerto escolar.

El huerto de zanahorias.

Como en el recinto de la escuela no disponen de terreno adaptado para tener su huerto, han improvisado unos en cajas preparadas especialmente con tierra, abono y piedras en el fondo para que los sostengan.

Los cultivos más habituales en la zona son verduras y cítricos, especialmente el limón, con los que los niños y niñas del cole están completamente familiarizados.

Así que esta vez se ha decidido que lo que van a plantar serán semillas de  zanahorias y rábanos que cuidarán y regarán diariamente durante las próximas semanas al mismo tiempo que podrán ver cómo evolucionan.

Durante esta primera jornada de trabajo en el huerto han aprendido cómo hay que preparar la tierra, cómo plantar las semillas y qué es necesario para que estas crezcan fuertes y sanas. Y además, han podido experimentar con la tierra y el agua, una actividad que sin duda es de las favoritas de todas las Brigadas Ecológicas Cativos.

Beniel planta lentejas en lindos semilleros

Los autores y autoras de la plantación de lentejas posan para la foto frente a su obra.

Los autores y autoras de la plantación de lentejas posan para la foto frente a su obra.

Beniel es un municipio perteneciente a la comarca de la Huerta Murciana, y cómo tal, la agricultura tiene un peso incontestable en la tradición de la zona.

Decoración con gomets.

Decorando con gomets.

Por eso las educadoras del Centro de Atención a la Infancia de Beniel han querido repasar una vez más el ciclo de vida de las plantas con los mayores una vez más antes de que abandonen definitivamente el cole.

Así que han decidido que esta vez iban a sembrar lentejas que los niños y niñas de la clase de 2-3 años tendrían que cuidar y supervisar durante su crecimiento.

Pero como un buen trabajo no exime en ningún momento los detalles artísticos y el recurso creativo, la actividad ha empezando con la decoración de los semilleros. Al fin y al cabo, se dice que una planta feliz será una plana más fuerte y sana, y seguro que lo bonita que sea su primera maceta juega un papel fundamental.

Una vez finalizado esta primera toma de contacto, llegó la hora de poner la semilla en el que de ahí en adelante sería su hogar, y que continuarán cuidando y analizando en clase durante las próximas semanas hasta que sean los suficientemente mayores y fuertes para llevárselas a casa.

El cole de Beniel festeja su propia Candelaria

Cati y Tivo tuvieron su propio puesto en la celebración organizada en el cole de Beniel.

Cati y Tivo tuvieron su propio puesto en la celebración organizada en el cole de Beniel.

El día de La Candelaria era una típica celebración pagana que, como tantas otras, fue adoptada por el catolicismo y ha perdurado hasta nuestros días con cierta relevancia, tal y como ocurre en Beniel.

Actualmente esta celebración es una de las más importantes en esta zona de Murcia, en la que todo el mundo se vuelca con la tradicional procesión y, muy especialmente, en la traca final que da comienzo a la feria que se realiza en la plaza del pueblo.

Estudio de campo para montar una feria.

Estudio de campo para montar una feria.

Las educadoras de Beniel han aprovechado las especiales circunstancias de fiesta para explicar a los niños y niñas del cole la importancia de mantener el entorno limpio para que todo transcurra con normalidad, por eso después de la traca es necesario recoger todos los residuos que se generan y utilizar correctamente todos los recolectores dispuestos para la ocasión.

Por otra parte, y para terminar de ayudarles a comprender lo que iba a pasar esos días en el pueblo, las profes les han explicado a los suyos en qué consistía exactamente la fiesta y han dado paso a la celebración particular de La Candelaria en el cole.

Cómo no podía ser de otra forma, han comenzado realizando murales que inundasen el centro de ese ambiente festivo tan particular, para lo que han requerido la colaboración de las familias y un aporte de imágenes relacionadas con la celebración, con la que los niños y niñas del cole han elaborado diversos murales explicativos de los festejos.

Pero lo que más ha entusiasmado a todos, algo también previsible, ha sido la creación de un puesto de chucherías, regentado por sus amigos Cati y Tivo, del mismo estilo que los que se habían encontrado previamente en la feria cuando fueron a hacer el estudio de campo.