Monthly Archives: mayo 2020

Los niños y niñas de Cativos Muros salieron de excursión a limpiar la playa

 

Aprendiendo a clasificar residuos en clase.

Aprendiendo a clasificar residuos en clase.

En la Escuela Cativos Muros aprendieron durante este curso a clasificar residuos.

Primero hicieron tres cubos reutilizando botes de pintura. Trabajaron dentro de clase la separación de cada residuo y la importancia de separar en los distintos colectores para poder reciclar.

Después trasladaron esa experiencia al exterior.

Salieron de excursión a «limpiar» una de las playas de esta localidad gallega y los niños y niñas colaboraron recogiendo basura y depositando cada una en el colector que le correspondía.

Así son las cajitas de regalo recicladas de la escuela Cativos en Cabañas de la Sagra

En la Escuela Infantil Municipal Gloria Fuertes de Cabañas de la Sagra, en Toledo, aprendieron a crear cajitas de regalo a partir de material reciclado.

Para esta actividad utilizaron rollos de papel higiénico. Pero primero decidieron experimentar con ellos para saber que pueden tener otro uso si los echamos al “monstruo de color azul”.

A partir de “Los monstruos de colores” los niños y niñas de este centro pudieron aprender en qué monstruo tenemos que meter cada material que puede tener más usos. Así, tenemos un monstruo de color amarillo que se come los envases, las latas, los plásticos… y los transforma en otros objetos. Por otro lado tenemos el monstruo de color azul que se come los cartones, los papeles… y se elaboran otras cosas a partir de ahí. Y por último y no menos importante, tenemos al monstruo de color verde, que se come los cristales, el vidrio… para transformar botes o botellas nuevas, entre otras cosas… Aquí os dejamos una foto para que podáis ver cómo fue esta actividad:

A partir de esto, rescatando los rollos de papel higiénico ya gastados les dieron otro uso. ¿Por qué no utilizarlo para hacer una cajita de regalo? Así podremos regalar algo hecho por nosotros y además reciclando los rollos de papel higiénico que es algo que usamos todos y gastamos bastante.

Así fue la decoración de las cajitas de regalo: primero las pintaron y después les pusieron pegatinas.

 

 

Las brigadas ecológicas Cativos decimos ¡No! al plástico

En la Escuela Infantil Municipal de Vedra se sienten muy identificados con el problema real que padece nuestra sociedad por culpa de la gran cantidad de plásticos que usamos y que posteriormente desechamos a modo de basura. Por eso este año han decidido llevar a cabo una actividad mediante la cual, aprovechando materiales reciclados (en su gran mayoría plásticos), han fabricado su propio invernadero casero.

En esta escuela de la red CATIVOS resaltan siempre la importancia de las tres R (Reducir, Reciclar y Reutilizar) tratando de inculcar desde la familia y desde el centro lo importante que es el cuidado de nuestro medio ambiente, dándole una segunda vida a los residuos que producimos.

ENCOINVERNADERO CATIVOS

Materiales:
– restos de listones sobrantes de carpintería
– cordel
– tornillos
– 186 botellas de agua vacías

Para poder fabricar nuestro invernadero han necesitado como siempre la colaboración de las familias siempre dispuestas  a ayudar y a contribuir en la lucha por un mundo mejor.
El padre de una alumna fabricó con restos de carpintería una estructura de madera en la que después los niños y niñas, con ayuda de los profesores, han ido montando su propio invernadero.
El resto de las familias también han colaborado trayendo al cole botellas de plástico.
Lo primero es comprobar el material, no vaya a ser que alguna botella venga equivocada! 🙂

Una vez que conocemos los materiales, toca trabajar.

Primero la profe ha agujereado los tapones y las botellas para poder meter el cordel por dentro y así conseguir unir las botellas y colocarlas en la estructura de madera. La complicada labor de meter el cordel se la dejaron a los brigadistas que, no con poco esfuerzo y paciencia, han conseguido completar su ardua labor.

Una vez tenemos enfiladas todas nuestras botellas llega el momento del montaje. Eso sí, no podemos desaprovechar la oportunidad y no jugar un rato con nuestro súper invernadero. ¿Entramos? 😉

Y por fin después de tanto trabajo da gusto inmortalizar la obra realizada, se les nota esa cara de felicidad de el trabajo bien hecho!

Pollitos, mariquitas y gusanos en la escuela Cativos de Oroso

Disfrutando del Carnaval.

En la última semana de febrero, la E.I.M. A Ulloa, en Sigüeiro-Oroso (A Coruña), preparó una serie de actividades relacionadas con los animales de granja.

Un día que comieron tortilla, le pidieron a la cocinera que guardase las hueveras para que los niños y niñas pudiesen pintarlas en amarillo, verde y rojo. Luego, con ayuda de la profe elaboraron diferentes animalitos: pollitos, mariquitas y gusanos, aprovechando que estaban en la semana de Carnaval y este año la temática fue ‘La granja’.

Viendo las gallinas.

Además, como esa semana disfrutaron de buen tiempo, aprovecharon para poder salir al jardín y visitar los animales de sus vecinos, entre los que pudieron ver gallinas, perros, gatos….

A través de estas actividades buscaban trabajar la estimulación sensorial, la cooperación, la  motricidad fina y familiarizar a los alumnos con los sonidos de animales.

Por otro lado, debido a que usaron para la actividad material de uso cotidiano – en este caso las hueveras-, también aprovecharon para destacar la importancia de su reutilización, fomentando hábitos de reciclaje.

El resultado fue una actividad muy gratificante y divertida con la que las niñas y niños disfrutaron a lo grande! 🙂

Reciclando las hueveras.

Jugando con material reciclado en Cativos San Rosendo

En la escuela infantil Cativos de San Rosendo, en Ferrol (A Coruña), realizaron en febrero una actividad muy divertida en la que 20 alumnos pudieron jugar con material reciclado decorado por ellos mismos. 

Para empezar, los pequeños y pequeñas se reunieron en la asamblea donde hablaron de la importancia del reciclaje. La profesora fue haciendo preguntas a los niños y niñas para hacerles partícipes y para motivarlos. Tras explicar la actividad, se dividieron en grupos de cinco y comenzaron a trabajar.

La actividad consistía en pintar platos de plástico de diferentes colores: azul, rojo, amarillo y verde. Al día siguiente, cuando los platos estaban secos, los peques ayudaron a su profesora Eva a preparar los soportes, que consistían en unos tubos de cartón pegados a unos platos.

A continuación… ¡empezaron a jugar! 🙂 El juego consistía en lanzar los platos e introducirlos dentro del tubo de cartón. Los niños y niñas se tenían que concentrar para tener mucha puntería y meterlos dentro. ¡Se lo pasaron genial!

Si os animáis a hacer este juego, solamente necesitáis estos materiales:

  • Platos de plástico
  • Tubo de cartón
  • Pintura de dedos de diferentes colores