Monthly Archives: junio 2017

Mogán culmina el curso con un poblado aborigen

Es alucinante el gran trabajo de nuestros aborígenes y su capacidad de meterse en el papel.

Es alucinante el gran trabajo de nuestros aborígenes y su capacidad de meterse en el papel.

La Escuela Infantil Municipal de Mogán nos ha sorprendido a todos con la actividad programada para este final del curso Voz Natura: un poblado aborigen.

¿Estará de caza?

¿Estará de caza?

Evidentemente, un proyecto de estas características necesita mucho trabajo previo, por eso se hizo necesario comenzar a trabajar con una antelación aproximada de un mes antes de la fecha prevista para la recreación.

En primer lugar fue necesario convocar a los padres y madres de los alumnos de 2-3 años para informarles de la actividad prevista, y ya puestos en faena, pedir su implicación en los preparativos y talleres a realizar para la recreación del poblado.

En este punto, los talleres preparatorios que se organizaron fueron:

  1. Vestimenta aborigen.
  2. Preparación de viviendas y otros elementos.
  3. Preparación y decoración del espacio dónde se desarrolló el poblado.
La princesa Masequera con dos pequeñas aborígenes.

La princesa Masequera con dos pequeñas aborígenes.

En cuanto a las actividades realizadas con el alumnado cabe destacar “Así vivía Masequera”. Esta es una inciativa enmarcada dentro del proyecto “Culturaula” del Aytountamiento de Mogán, que tiene como objetivo llevar a aquellos centros que lo soliciten, la enseñanza de su patrimonio cultural y etnográfico. Es necesario señalar que esta actividad era la primera vez que se realizaba con niños y niñas del primer ciclo de educación infantil, resultando una experiencia muy satisfactoria.

La actividad consistió en la visita de Masequera, una princesa aborigen que estuvo en el cole toda una mañana contándoles a los mayores del cole cómo vivían los aborígenes, cómo eran sus casas, sus vestidos, qué comían, también les enseñó útiles como su tegüete (bolso de piel de cabra), su molino de piedra (con el que molían maíz para hacer el gofio), útiles hechos con hueso de cabra, cómo se maquillaban y un sinfín de cosas más.

A partir de la visita de Masequera, las educadoras utilizaron el personaje para motivar a los peques en los distintos talleres que se realizaron con ellos, se formaron pequeños grupos de 2 a 4 niños y niñas que representarían las tareas propias de los aborígenes en el poblado: pastoreo, pesca, peleteros, alfareros, pintaderas, cazadores, pescadores y recolectores, etc.

Jóvenes pescadores buscando comida para el poblado.

Jóvenes pescadores buscando comida.

Uno de las actividades que más se disfrutaron fue la de trabajar el barro (arcilla),que ofrecía la posibilidad de experimentar con un material de textura diferente para la elaboración de pintaderas y collares, que serían complemento a sus vestidos el día del poblado.

El objetivo era iniciar a a los más pequeños en el conocimiento y respeto por el patrimonio cultural y etnográfico canario, y todo parece indicar que se han dado unos sólidos primeros pasos para conseguirlo.

En palabras de la directora del cole, tremendamente orgullosa de sus peques y su equipo, “si hay que definir el resultado de esta actividad utilizaría una sóla palabra ¡¡EMOCIONES!!”

Por supuesto, es de agradecer a la Concejalía de Cultura y de Educación del Ayuntamiento de Mogán la visita de Masequera a la escuela, que resultó muy significativa e ilusionante para los niños y niñas del cole.

Y por supuesto, por último pero no menos importante, por parte del equipo de Mogán y también por la de toda la familia Cativos, por esta maravillosa actividad y por todas las que se han desarrollado durante este curso, queremos agradecer enormemente la implicación y colaboración de las madres y padres de nuestras Brigadas Ecológicas Cativos, que hicieron posible que todas estas actividades, un año más, fueran un auténtico éxito. Y sobre todo debemos dar las gracias a los protagonistas, cuya ilusión es siempre fuente de inspiración como en este poblado aborigen en el que se metieron tanto en su papel de pequeños indígenas.

Conxo y O Restollal llegan al final del camino

Los mayores de Conxo y O Restollal cerraron el curso Voz Natura con una visita por el casco histórico compostelano.

Los mayores de Conxo y O Restollal pasearon por el casco histórico compostelano.

Junio es tradicionalmente el mes más esperado por los escolares, ya que con él trae el final del curso y el principio del verano. Pero este año en Conxo y O Restollal este significado se ampliaba, y es que después de un sinfín de actividades, muchas incluidas en el proyecto Voz Natura, terminando el invierno se lanzaban a por un reto todavía mayor: trazar su propia ruta del Camino de Santiago.

No podía faltar el Obradoiro...

No podía faltar el Obradoiro…

Pero esta no fue una labor sencilla, pues como cualquier ruta de tránsito con destino Santiago de Compostela, la nueva ruta de Cativos debería contar con una señalización adecuada, obra cómo no, de unas Brigadas Ecológicas Cativos dispuestas a ofrecer una nueva perspectiva de las archiconocidas conchas de vieira.

Como era de esperar, los mayores de Conxo y O Restollal esperaban impacientes esa visita al casco histórico de su ciudad, que si bien seguramente lo conocerán de sobra por sus paseos familiares o actividades de sus centros como los cuenta cuentos de la Editorial Kalandraka en la Galería Sargadelos, nunca se habían prodigado de esta forma con sus compis de aventuras, de los que en unos días se despedirán para afrontar una nueva etapa llena de nuevos retos y para la que les deseamos mucha suerte.

Xeraco repasa su primer curso Voz Natura

La nueva Brigada Ecológica Cativos Xeraco también ha aprendido que juntos pueden llegar más lejos.

La nueva Brigada Ecológica Cativos Xeraco también ha aprendido que juntos pueden llegar más lejos.

El proyecto Voz Natura de la Red de Escuelas Infantiles Cativos ha dado la bienvenida este curso una nueva y espectacular Brigada Ecológica como es la de Xeraco, que se ha adaptado a sus dinámicas fácilmente y se erige como uno de los centros más activos colaborando y concienciando en la conservación del medioambiente, contribuyendo de múltiples formas como la reutilización de recursos y el reciclaje, ahorrando energía y reforestando sus espacios naturales.

El reciclaje como hábito.

El reciclaje como hábito.

Pero viendo este bagaje, en la Escuela Infantil La Papallona han considerado interesante realizar una recapitulación del grueso de actividades realizadas durante este curso:

  • En primer lugar han equipado su cole con contenedores de reciclaje, para lo que han predicado con el ejemplo reutilizando cajas de cartón que luego les han permitido clasificar los residuos.
  • Continuando con la aplicación de las tres R, también han reutilizado recursos para elaborar “juegos reciclados” exprimiendo, de paso, su vena más creativa.
  • Han aprovechado el espacio de su jardín para plantar pinos, y se han concienciado de su importancia para la vida por su desinteresada producción de oxígeno. Evidentemente los han cuidado diariamente y han desarrollado un vínculo con ellos que a todos nos encanta y enorgullece.
  • Pero cómo no solo de pinos vive nuestra flora, también han aprendido a plantar todo tipo de semillas, convirtiéndose casi en profesionales capaces de ayudar a muchas plantas a evolucionar cómo de ellas se espera.
  • Además, han sido capaces de mostrar su compromiso y solidaridad participando en las campañas de recogida propuestas, como por ejemplo, en la de tapones con la que verdaderamente se han salido.
  • Completando el círculo de las R, también han trabajado reduciendo el consumo de agua y energía, promulgando un consumo responsable y dando ejemplo con ello.

Desde luego, es evidente que el trabajo desempeñado en la Escuela Infantil La Papallona es ejemplar e ilusionante teniendo en cuenta que solo ha sido una toma de contacto.