Monthly Archives: marzo 2017

Estudiando Molina y su historia de labranza

 

La expedición de los coles de Molina y El Llano llegó al museo dispuesta a empaparse de conocimientos.

La expedición de los coles de Molina y El Llano llegó al museo dispuesta a aprenderlo todo.

Los niños y niñas de Molina de Segura y El Llano llevan todo el curso familiarizándose con la historia de su región, y es que como todos sabemos, la denominación de la huerta de España no es cosa de ayer. Pero si hay algo que destacar sobre la cultura y modos de vida de la zona, es que a pesar de la revolución tecnológica, aún se siguen utilizando herramientas y sistemas de regadío de otras épocas (aljibes, norias, pozos…).

La noria fue de lo que más les impresionó.

La noria fue de lo que más les impresionó.

El río Segura, a su paso por Molina, deja una extensa zona de cultivos, destacando El Llano, La Ribera y La Torrealta. Por eso las educadoras han podido programar diversas sesiones en las que su alumnado llevaba al cole diferentes utensilios que continúan utilizando sus familias, además de trabajar con fichas que han asentado la percepción de estos nuevos conceptos.

Sin embargo, la actividad estrella en relación a esta temática ha sido la salida al Museo Etnográfico Carlos Soriano, ubicado en El Llano de Molina. En este enclave han podido ver una noria de corriente de 1799 que eleva el agua de la acequia a los bancales situados a un nivel superior al del cauce. De esta forma, han podido ver cómo gracias a los canales, se regaban (y riegan) los campos de cultivo cuándo no están a la misma altura que el curso del agua.

Una explicación perfecta.

Una explicación perfecta.

Por otra parte, han podido visitar la típica casa huertana que da sentido al museo, y es que allí aún se mantiene el mobiliario de la época, las tinajas para el agua, trajes tradicionales y de labranza, aperos de la huerta, etc.

Y por supuesto tratándose de un museo, también han podido ver maquetas. Gracias a ellas han podido entender fácilmente cómo se elaboraba la harina, cómo se trataba el esparto para fabricar cestos o zapatillas, cómo se forjaba el hierro para fabricar herramientas…

Al fin y al cabo, el incontrolable avance del progreso y la urbanización condenan al olvido ciertas costumbres y utensilios con los que hasta no hace mucho estábamos completamente familiarizados, pero que cada vez caen en el olvido a una mayor velocidad, eso sí, a costa de dificultarnos a nosotros y las próximas generaciones el entender cuál es nuestra procedencia y la de nuestra región.

San Rosendo celebra «La noche de las Pepitas»

La celebración de San Rosendo fue el mejor prolegómeno posible para "La noche de las Pepitas" .

La celebración de San Rosendo fue el mejor prolegómeno posible para «La noche de las Pepitas» .

La víspera de San José es una fecha muy señalada en Ferrol, ya que durante esta noche sus calles se llenan de laúdes, mandolinas y bandurrias para celebrar «La noche de las Pepitas». Esta fiesta del siglo XIX, declarada Interés Turístico en Galicia, es protagonizada actualmente por treinta rondallas vestidas con capas en las que no faltan cintas y escarapelas y sacan a la calle música de habaneras, valses, danzones, etc.

El kit completo.

El kit completo.

Las mujeres ferrolanas asomadas al balcón reciben los sones de las rondallas desde lo alto, y es que cada rondalla elige una madrina que la acompaña, además de en el pasacalles, en la actuación de la plaza del Marqués de Amboage, una de las más emblemáticas de Ferrol.

Como no podía ser de otra forma, la Brigada Ecológica Cativos San Rosendo no ha querido dejar pasar la oportunidad de sumarse a tan emblemática fiesta y se ha puesto manos a la obra.

Primeramente han comenzado con las capas. Para ello, han utilizado bolsas de basura de color negro en las que han realizado una abertura a cada lado de la misma, de este modo la bolsa es más amplia y se puede utilizar de capa.

Los peques no perdieron detalle de la increíble actuación.

Los peques no perdieron detalle de la actuación.

En las capas reales, los componentes de las rondallas llevan unas escarapelas de las cuales les cuelgan unas cintas. Nuestra brigada ha cortado papel de seda, en forma circular hasta formar varias capas, y a continuación los han grapado en el centro. Para tapar las grapas han colocado un gomet en el centro de la escarapela. Unido a esta escarapela han trozos alargados de papel de charol de varios colores de forma que queden colgados.

Mientras que las rondallas llevan en la parte superior unos “cuellos”, los niños y niñas de San Rosendo han utilizado papel charol de color amarillo, dándole forma de pico. Posteriormente, han cortado dos trozos de igual tamaño y después los han unido con cinta de doble cara, formando un pico. A los extremos han colocado lana para que así puedan ser más fáciles de poner y quitar.

También se pueden encontrar escudos en las capas de los componentes de las rondallas. En este caso, las capas de San Rosendo han lucido cuatro: el de Ferrol, Galicia, España y Cativos. Estos escudos los han coloreado con ceras de colores para finalmente pegarlos en la sus respectivas indumentarias.

Finalmente, cuando todo este proceso había terminado, ya solo faltaba celebrar «La noche de las Pepitas» en el cole, impensable sin la participación de don Manuel Galán Ucha (también conocido como el abuelo de Paula), miembro de la Rondalla Trovadores de Ares. Como estaba previsto, la música de las rondallas, sus vestimentas, bailes y sonrisas inundaron la Escuela Infantil San Rosendo en una jornada diferente para los peques y que será la primera de muchas celebraciones en su ciudad.

Los coles de San Javier visitan el Ecoparque

Los coles de San Javier se reunieron en el Ecoparque para trabajar conjuntamente.

Los niños de Santiago de la Ribera y El Mirador pudieron trabajar conjuntamente.

Los niños y niñas de los coles de Santiago de la Ribera y El Mirador han visitado hace unos días el Ecoparque de San Javier invitados por el propio ayuntamiento. El objetivo de la visita era reforzar, de un modo lúdico, todos aquellos conceptos sobre el reciclaje ya aprendidos en la escuela.

¡A reciclar!

¡A reciclar!

El concejal de Medio Ambiente, Antonio Luengo y la concejala de Servicios Sociales, Estíbaliz Masegosa recibieron a algunos de los ciudadanos más jóvenes de su municipio en lo que prometía ser una jornada tremendamente productiva. Y es que por si los nuestros llegaban poco estimulados ante un día de clase en unas instalaciones diferentes a las de sus coles y junto a sus compis de otro cole, sus anfitriones les animaron a prestar atención a todo lo que allí iban a hacer y, sobre todo, pasárselo bien.

Además de visitar las instalaciones del Ecoparque, los niños y niñas del CAI Pasito a Paso y el PAI Mar de Colores pudieron realizar juntos tareas de reciclaje, disfrutar de un cuento didáctico, cantar, colorear e incluso vieron un capítulo de la archiconocida serie Peppa Pig. Como es normal, todas estas actividades estaban directamente relacionadas con el tema que les ocupaba esa mañana. Al final, cada uno de los asistentes volvió a su respectivo centro con la satisfacción del trabajo bien hecho.

O Restollal señaliza el Camino de Santiago

Gracias a la actuación de la Brigada Ecológica Cativos O Restollal, el Camino gozará de nueva señalización.

Gracias a la Brigada Ecológica Cativos O Restollal, el Camino goza de nueva señalización.

Los mayores de O Restollal han cogido el relevo de sus compis de Conxo y han estado preparando la etapa definitiva del camino que los llevará a la Catedral.

Elaborando piedras.

Elaborando piedras.

Cómo toda España y más de media Europa sabe, hacer el Camino de Santiago sería impensable sin una correcta señalización, y ahí es precisamente dónde los niños y niñas de O Restollal han decidido que debían enfocar sus esfuerzos.

Para ello se han valido de unos tetrabriks que han encolado y forrado con papel de periódico. A continuación los han pintado de gris (simulando piedras) y por supuesto la flecha amarilla o la concha de vieira, aunque esta última también vale pegarla. ¡Y así es como se improvisa un monolito señalizador del camino!

Pero no contentos con eso, también han seguido el mismo proceso con una caja grande de cartón, de esta forma, el que se despiste no podrá decir que el camino de las Brigadas Ecológicas Cativos Conxo y O Restollal no estaba bien señalizado.

La falla de Los Picapiedra triunfa en Denia

Las familias de Denia trabajaron durante meses en la elaboración de la falla de Los Picapiedra.

Las familias de Denia trabajaron durante meses en la elaboración de la falla de Los Picapiedra.

La Brigada Ecológica de Denia ha comenzado este curso con una fecha imprescindible en su calendario, las Fallas. Y ese día llegó ayer.

Denia es una localidad fallera con 70 años de celebraciones a pesar de pertenecer a la provincia de Alicante. Actualmente cuenta con once comisiones falleras y es reconocida en la Comunidad Valenciana no por su cantidad, si no por la calidad de sus monumentos.

Falla quemada.

La fiesta se celebra cada mes de marzo, especialmente los días 17, 18 y 19 en los que las ciudades se inundan de música, pólvora, color y tradición. A estos días les precede la plantá, cuatro días en los que las comisiones trabajan a contrarreloj para poner a punto el trabajo realizado durante todo un año, la falla.

Las fallas son obras de arte efímero en las que se plasman críticas satíricas a la sociedad actual y que serán pasto de las llamas en la noche de San José, como símbolo de purificación y finalización de un ejercicio para seguir en el siguiente año con fuerzas e ilusiones renovadas.

La comisión de nuestra brigada comenzó a trabajar hace meses, y es que las familias llevan meses elaborando muñecos falleros con materiales reciclados de acuerdo al tema escogido este año: «Los Picapiedra».

Una vez estuvieron todos los elementos de la falla en el cole (ayer), se plantó para quemarla esa misma tarde con la colaboración de Protección Civil, que controló el fuego perfectamente y nos dio paso a una fantástica merienda de chocolate con buñuelos.

Los Montesinos presume de sus nuevos cipreses

Momento de la plantación.

La urbanización de La Herrada entrará en la primavera con una nueva población de cipreses.

Las Brigadas Ecológicas de Cativos Los Montesinos han aprovechado la actividad de reforestación de este curso para colaborar con la urbanización de La Herrada, próxima al cole y de relativamente nueva creación.

Breve resumen gráfico de la jornada.

Breve resumen gráfico de la jornada.

El plan comenzó a primera hora de la mañana cuándo, en parejas y correctamente equipadas, nuestras brigadas se dirigieron a La Herrada por un camino rural acompañados por la policía local, que veló por su seguridad e incluso cortó el tráfico durante los trayectos de ida y vuelta.

Una vez en la ubicación dónde se realizaría la plantación, los mayores del cole se encontraron con sus compañeros del taller de empleo de jardinería del Servef, que les ayudarían en su labor. Sus nuevos compañeros ya habían preparado los hoyos y distribuido los ejemplares de ciprés de Cartagena cedidos por el ayuntamiento y que crecerán desde ahora en dicho terreno.

Pero antes de ponerse manos a la obra y teniendo en cuenta el paseo hasta La Herrada, era necesario acumular energía, y por eso nuestra brigada dispuso de un pequeño almuerzo de pulguitas de pan. Una vez terminado, y nuevamente repletos de energía, nuestros jardineros y jardineras se dividieron en grupos de tres o cuatro por cada trabajador para finalizar la plantación y regar los árboles que desde ya, aportan un toque más de color a la urbanización.

Finalmente, con la satisfacción del deber cumplido y ya exhaustos, los mayores de Los Montesinos emprendieron el camino al cole acompañados por dónde les esperaba un más que merecido almuerzo.

Los Alcázares anticipa su Día de la Huerta

El Día de la Huerta se celebró unos meses antes en el Centro de Conciliación de Los Alcázares.

El Día de la Huerta se celebró unos meses antes en el Centro de Conciliación de Los Alcázares.

Los mayores de Los Alcázares, aprovechando la inminente llegada de la primavera y sus espectaculares temperaturas en la Región de Murcia, han decidido adelantarse al calendario y celebrar su particular Día Huertano, que tradicionalmente tiene lugar en la Semana de la Huerta en agosto.

Trabajo en equipo.

Trabajo en equipo.

El primer paso fue elaborar la indumentaria típica, para lo que se organizó un taller dividido en dos tardes en las que las familias adornaron los chalecos, cinturones y delantales huertanos con materiales de reciclaje como telas, tapones, revistas, periódicos y bolsas de basura.

El propio día huertano, la actividad comenzó con un desfile por el centro y que finalizó en el exterior acabando, como no podía ser de otra forma, frente al propio huerto escolar.

Finalmente, era fundamental comer una ensalada típica murciana, con ingredientes provenientes de la huerta de la región, uno de los tesoros del levante peninsular. Para elaborar la deliciosa ensalada que suponía la guinda a semejante celebración, colaboraron todos sin excepción, concluyendo un día diferente en el cole y con el que los mayores han tenido oportunidad de acercarse un poco más a las tradiciones y elementos diferenciadores de su zona.

Espectaculares Jornadas de la Camelia en Vedra

El cole de Vedra participó en la Jornada de la Camelia con una obra espectacular.

El cole de Vedra participó en las Jornadas de la Camelia con una obra espectacular.

Los seguidores habituales de este blog ya sabéis que Vedra es uno de los paraísos de la camelia, pues en este municipio gallego se dan las características óptimas para su cultivo,a pesar de ser una flor procedente del lejano oriente, que entró en Europa de la mano de los navegantes portugueses en el siglo XVIII.

¡A deshojar!

¡A deshojar!

Galicia fue uno de los primeros territorios en recibir esta planta tan bella y desde entonces sirve de ornamentación en los jardines más exquisitos, como por ejemplo el del Pazo de Santa Cruz de Rivadulla (uno de los más antiguos de Europa), que sirve de pretexto para la organización de las Jornadas de la Camelia.

Esta celebración se realiza desde hace veintiún años (veintidos con el actual) a finales de febrero en el momento de máximo esplendor de la flor, y como es habitual, la escuela infantil municipal de Vedra ha sido partícipe de la conmemoración, acercando una tradición tan arraigada e importante en la zona a los niños y niñas del cole.

El típico cruceiro.

El típico cruceiro.

La programación cultural de esta cita ineludible que se celebra en el mencionado Pazo de Santa Cruz de Rivadulla, incluía una exposición ornamental en la que se iban a representar los elementos propios más significativos del ayuntamiento. En su caso, el cole de Vedra escogió por proximidad la capilla de Santa Isabel.

Para la recreación necesitaron de la inestimable colaboración de las familias, que comenzaron la semana aportando hojas de la planta y flores a partir del miércoles, puesto que debían llegar frescas al  fin de semana, que se iban secando al sol ya que la humedad las estropea mucho. Una vez preparadas, los niños y niñas pudieron empezar a deshojarlas.

El equipo de aparejadores.

Parte del equipo de aparejadores.

Previamente las educadoras habían construido, con algo de ayuda de su alumnado, la base de la composición con cartón y porexpán, facilitando así cubrirla con hojas y flores pinchadas con alfileres una vez estuvieran preparadas.

Con la composición ya terminada, solo faltaba acercarla el sábado por la mañana al recinto de la celebración para ubicarla en el mapa 3D que se expondría el domingo.

Finalmente, las XXII Jornadas de la Camelia fue un un exitazo en el que por primera vez participaron las doce parroquias de Vedra, y en la que cientos de visitantes disfrutaron de un evento que crece cada año y sigue impresionando por su belleza y espectacularidad.