Monthly Archives: enero 2017

Pasito a Paso, ya podemos presumir de huerto

Como siempre, las familias de Santiago de la Ribera no dudaron en colaborar con el cole.

Como siempre, las familias de Santiago de la Ribera no dudaron en colaborar con el cole.

Pero según se acercaba febrero la situación se ha ido normalizando y la semana pasada por fin han podido realizar la primera plantación del año aplicando además las mejoras elaboradas en el taller de reciclaje: han reconstruido los espantapájaros Pepa y Berto y han creado cati-regaderas y contenedores para el agua.

Pepa y Berto en la revisión.

Revisión de Pepa y Berto.

En definitiva, para un momento tan significativo como la primera plantación de la temporada, las educadoras quisieron contar con la colaboración de las familias, y tras explicarles las actividades que se habían realizado previamente para acondicionar el huerto, procedieron a repartir los vegetales que se iban a plantar, todos ellos típicos en las huertas de la zona: brócoli, perejil y lechugas de los tipos iceberg, baby, roja y rizada.

Una vez finalizada la plantación y con la satisfacción del trabajo bien hecho tras una jornada tan diferente como divertida, solo queda realizar el seguimiento y mantenimiento del huerto para que los niños y niñas del cole se puedan llevar a casa los vegetales que han plantado y cuidado con tanta ilusión.

Aquí se puede apreciar claramente el trabajo de los nuestros y sus familias.

Aquí se puede apreciar claramente el trabajo de los nuestros y sus familias.

Agradecimiento a los 20 años de Voz Natura

Nuestras compañeras en un momento de la visita a las instalaciones de La Voz de Galicia.

Nuestras compañeras en un momento de la visita a las instalaciones de La Voz de Galicia.

El programa Voz Natura está de aniversario, cumple 20 años y para celebrarlo ha organizado unas jornadas en las que varios docentes compartieron sus proyectos medioambientales.

Algunas representantes de la Red de Escuelas Infantiles Cativos asistieron a dicho evento y tuvieron la oportunidad de disfrutar, además, de una visita guiada por las instalaciones dónde todos los días se imprimen buena parte de los diarios y publicaciones del noroeste peninsular.

Desde Cativos queremos aprovechar la ocasión para dar las gracias por la invitación a dicho acto y por la oportunidad que se nos ha brindado, durante los últimos 12 años, de participar en un proyecto medioambiental que enriquece nuestra labor con los más pequeños y, por tanto, la educación y sociedad allí dónde se trabaja.

¡POR OTROS 20 AÑOS DE VOZ NATURA!

Xeraco celebra Sant Antoni del Porquet

Los tradicionales panecillos de Sant Antoni fueron substituídos por el bizcocho relleno del porquet.

Los panecillos de Sant Antoni fueron substituídos por el bizcocho relleno del porquet.

En el centro La Papallona de Xeraco han celebrado el 17 de enero un día tan importante en Valencia como el de Sant Antoni del Porquet, patrón de los animales.

La tradición dice que en esa jornada hay que llevar a bendecir los animales y después almorzar con panecillos de Sant Antoni. Además, por la noche también es típico hacer una hoguera.

Juli se ganó el cariño de todos y todas.

Juli se ganó el cariño de todas y todos.

En el cole planearon la celebración dentro de la unidad de los animales, por eso recibieron la visita del pony Juli, un nuevo compañero con el que pasaron una mañana fantástica en la que le dieron de comer, montaron y se dieron un paseo como si de auténticos jinetes se tratara.

Pero además, era necesario cocinar el almuerzo y en vez de los típicos panecillos decidieron rellenar un bizcocho y darle forma de cerdito. Desde luego una actividad culinaria de lo más divertida para todos los niños y niñas.

¿A qué sabe la luna de A Guarda?

La lectura de un cuento inspiró una preciosa actividad para los niños y niñas de A Guarda.

La lectura de un cuento inspiró una preciosa actividad para los niños y niñas de A Guarda.

«¿A qué sabe la luna?» es un cuento de Michael Grejniec que les encanta a los niños y niñas de A Guarda, y mucho más después de la actividad realizada durante la semana pasada. Y es que tras leer el cuento decidieron hacer una representación para la que era necesario trabajar en equipo y colaborar. Un duro trabajo para el que tendrían que invertir toda la semana.

¿A qué sabe la luna?

¡Y el resultado luce así!

Para lograrlo necesitaron los siguientes materiales:

  • Cajas de cartón.
  • Pinturas de colores.
  • Pinceles.
  • Esponjas.
  • Cola.
  • Tijeras,
  • Recortes de cartulinas.
  • Tortitas de maíz.

Para poder representar bien el cuento era imprescindible tenerlo bien presente, por eso el primer paso fue repasarlo detenidamente y prestando mucha atención, familiarizarse con los personajes y los distintos elementos que iban apareciendo.

A continuación comenzaron con el proceso, con cajas de cartón de diferentes tamaños, las pintaron de colores oscuros representando la montaña y la noche, por dónde subirían los animales para hacerse con un pedazo de luna.

Con los restos de cartulinas realizaron los distintos protagonistas del cuento: tortuga, elefante, jirafa, cebra, león, mono, zorro y ratón en diferentes tamaños, lógicamente, y los colorearon con pintura de dedos. Al terminarlos, pegaron cada animal en su caja.

La Luna la hicieron de cartón y la colorearon para luego atarla de un cordelito y colgarla del techo.

El último día ya solo faltaba la representación del cuento. Con la Luna colgada, las profes lo fueron narrando y se fueron colocando poco a poco las cajas del animal correspondiente mientras que la Luna subía más y más alto.

Finalmente, cuando se acabó el cuento, cada niño pudo probar un pedacito de Luna representada en la tortita de maíz. Y claro, una vez finalizado un trabajo tan mastodóntico, como quien construye la Torre de Babel, los peques bailaron y jugaron al ritmo de la canción Lúa de María Fumaça, un grupo gallego muy recomendable y que nos encanta.

El macetero-neumático de O Restollal

Neumático-macetero

Algo tan feo como un neumático viejo puede transformarse en algo bello como este macetero.

Los seguidores habituales del blog ya sabéis que los niños y niñas de O Restollal (Santiago de Compostela) son tremendamente creativos, bien, pues su última peripecia ha sido crear un macetero a partir de un neumático usado.

Así quedó el neumático tras los recortes.

Así quedó el neumático tras los recortes.

Para eso, a parte del neumático, han necesitado:

  • Tiza
  • Cúter
  • Pintura plástica
  • Una tabla de madera de 50 cm de diámetro.
  • Puntas
  • Martillo

El primer paso es marcar con tiza el borde del neumático. En este caso han decidido hacerlo con formas de pétalos (ya os podéis imaginar qué han plantado, ¿verdad?). Una vez ya tenemos el diseño hay que cortarlo con un cúter. Estos recortes no se desperdician, de hecho ya nos han avisado de que son muy útiles para, por ejemplo, hacer el marco de un cuadro o un espejo.

Siempre el paso más divertido.

Siempre el paso más divertido.

El siguiente paso es pintarlo, así que en primer lugar se pinta todo de un color para tapar el aburrido color negro del neumático. Una vez se ha secado la primera capa de pintura ya es hora de darle ese toque tan suyo, así que han plasmado sus manos por todo el neumático, más personalizado imposible.

Una vez han tenido la decoración finalizada, los profes han fijado la tabla que servirá de base. Claro, han utilizado las puntas y el martillo.

Finalmente ya solo queda lo más divertido: llenarlo de tierra, plantar unos bulbos de jacintos, regar con mucha agua y ahora ¡a esperar a que crezcan las flores!

Primer Certamen de Rondas del cole de Torija

Los peques de Torija vivieron por primera vez y desde dentro un certamen de Rondas.

Los peques de Torija vivieron por primera vez y desde dentro un certamen de Rondas.

Los niños y niñas de La Abejita de Torija han participado en una celebración de la Alcarria (el certamen de Rondas Tradicionales Navideñas) iniciada hace 27 años y cuyo objetivo era recuperar las tradicionales Rondas y villancicos, olvidados durante años y que corrían el riesgo de desaparecer.

Una fiesta de interés turístico.

Una fiesta de interés turístico.

En esta celebración, cada Ronda procedente de una localidad de la región interpreta sus villancicos en diversos contextos y un ambiente festivo, en el que una gran cantidad de gente acude a Torija para disfrutar de la música y gastronomía. Y es que otro de los alicientes es la posibilidad de degustar, entre otras delicias, de las famosas migas alcarreñas.

El primer paso para llevar a cabo su propio certamen era crear los instrumentos, así que se pusieron manos a la obra para, con materiales reciclados, fabricar aquellos que sonarían en sus respectivas rondas (roja, azul, verde y amarilla).

Los primeros instrumentos y que daban color a cada ronda fueron realizados con botes de yogur y productos como lentejas, arroz, garbanzos… Una vez sellados con parches de colores fueron el distintivo más importante para cada ronda.

Con una caja especial de cartón forrada con papel imitaron la clásica botella de anís. El sonido brotaba al pintarla con ceras hacia arriba y hacia abajo. Mientras que con cajas de zumo también elaboraron sus propias guitarras y bandurrias.

Una vez finalizada la creación de instrumentos y con todos centrados en la actividad a realizar, se crearon los grupos y se identificaron por los colores de sus parches para cantar sus respectivos villancicos.

Finalmente, tal y como marca la tradición, una vez finalizada la interpretación de las rondas, todos pudieron degustar una deliciosa ración de gusanitos al igual que sus mayores hacen con las ya mencionadas migas alcarreñas.