Monthly Archives: noviembre 2016

El magosto, como en Vedra, en ningún sitio

Los niños y niñas de Vedra vivieron la semana del Magosto con mucha intensidad

Los niños y niñas de Vedra vivieron la semana del Magosto con mucha intensidad

El mes de noviembre es el mes del Magosto, una fiesta tradicional de origen celta que aún pervive en algunas zonas del norte de España como Galicia, Cantabria, Asturias o León y cuyos elementos comunes son la castaña y el fuego.

Castañera, al rincón

Castañera, al rincón

Por eso en la escuela infantil municipal de Vedra han dedicado una semana a esta celebración pagana, así que vamos a hacernos una idea de todas las actividades desarrolladas hablando de los talleres de manualidades, reciclaje y huerta, además claro está, de la propia celebración.

Empezando por el taller de manualidades, los niños y niñas del cole salieron al jardín de la escuela para recoger erizos, castañas, bellotas, setas… que le sirvieron para montar el rincón del otoño. En otra actividad y con vista a la celebración también elaboraron una castañera y cucuruchos de papel de periódico en los que recoger sus castañas y poder comérselas y llevárselas para casa. Por su puesto no podía faltar el mural y la corona temática que tanto les gusta.

¡Otra reforestación en Vedra!

¡Otra reforestación!

Para el taller de reciclaje recuperaron algunas de las castañas que recogieron en su salida para crear unos caracoles con restos de plastilina a modo de cuerpo. El taller de reciclaje es muy importante para estimular su creatividad, la idea es extraer grandes ideas de aquellos elementos que otros desechan.

Por su parte, para el taller de huerta han decidido plantar castañas, bellotas y nueces en vasos de yogur recuperados de las comidas y meriendas. Después de todo, los terrenos de la escuela son perfectos para estas plantas.

Al final de la semana ya solo faltaba la celebración a la que lógicamente llegaron con unas ganas tremendas. Para que fuese posible, las familias colaboraron una vez más dándoles a los peques un puñado de castañas ya pinchadas para asar en el cole. La verbena se completó con bailes y música típica gallega.

Pasacalles por Santa Cecilia en Los Montesinos

 

Santa Cecilia es una de las primeras celebraciones del curso y de las más divertidas.

La cantera de músicos de Los Montesinos parece que va a dar mucho que hablar.

Esta semana ha sido Santa Cecilia, una fiesta difícil de dejar pasar en nuestros coles por la cantidad de actividades chulísimas que se pueden llevar a cabo. ¡Y si no preguntad a los niños y niñas de Los Montesinos!

Un trabajo meticuloso

Un trabajo meticuloso.

Y es que no contentos con celebrar un día, han decidido dedicar toda la semana a la temática musical con actividades de todo tipo, aunque esta vez vamos a hablar solo de su pasacalles y los instrumentos que han realizado para el mismo.

Para empezar, los más peques (0-1 año) han decorado sus propios sonajeros, cajitas de cerillas, con pintura de dedos.

¡Objetivo cumplido!

¡Objetivo cumplido!

Los de 1-2 años han elaborado guitarras y palos de lluvia. Para las primeras se han valido de cajas de zapatos y pinzas de madera, mientras que para los palos de lluvia han utilizado tubos de patatas fritas y arroz. Cómo no podía ser de otra forma, todo ha sido personalizado por cada uno de los músicos.

Finalmente los mayores han creado rascadores y tambores con sus baquetas. Para los rascadores han reutilizado botellas de agua y palitos de madera. Por su parte, para los tambores han necesitado botes vacíos de leche en polvo y corcho para las baquetas.

Una vez estuvo todo preparado, a nuestros músicos solo les faltaba realizar su primer pasacalles.

Semilleros de roble para la plantación de Oroso

Los mayores de Oroso no han dudado en crear sus semilleros ante la escasez de plantas para la reforestación.

Los mayores de Oroso han creado sus propios semilleros para usar en la plantación anual.

Los mayores del cole de A Ulloa, en Oroso, suelen realizar plantaciones de árboles todos los años en terrenos cedidos por el ayuntamiento. Pero como cada vez les resulta más difícil encontrar las plantas y aprovechando que en el cole tienen una especie tan autóctona como el carballo (roble) ya dando bellotas, han decidido que este año se prepararán sus propios semilleros.

¿Saldrán?

¿Saldrán?

De esta forma, cada uno se ha valido de una caja de toallitas ya vacía para forrarla con papel de periódico encolado y decorarla al gusto.

Con los semilleros ya preparados, solo faltaba equiparse para el frío y la hierba mojada y salir a buscar la mejor bellota posible.

El cole de El Mirador ya tiene su huerto

Los peques esperan pacientemente para poder estrenar sus huertos.

Los peques esperan pacientemente para poder estrenar sus huertos.

A falta del espacio de tierra apropiado para que nuestros las brigadas ecológicas Cativos de El Mirador pudiesen tener su huerto, los servicios municipales de San Javier han diseñado seis jardineras móviles elaboradas con palés reutilizados, en las que los niños y niñas del cole ya han plantado las primeras lechugas baby.

Un poco de ayuda para plantar.

Un poco de ayuda para plantar.

Para crear cada uno de los seis huertos se han utilizado dos palés superpuestos y forrados con tela asfáltica, que se han rellenado con tierra ya lista para plantar. Además, cada jardinera cuenta con cuatro ruedas que permitirán una gran movilidad a la hora de buscar el sol.

A partir de ahora, los niños y niñas de El Mirador podrán trabajar su huerta y ocuparse de sus plantas, así que seguro que realizarán muchas actividades como las que otros coles comparten aquí.

Pero lo mejor de todo es que todo el mundo está muy motivado con la iniciativa. Por supuesto los peques están deseosos de trabajar con la tierra y experimentar muchas sensaciones nuevas y aprender cosas diferentes todos los días; las profes ya están pensando en todo lo que pueden hacer a partir de ahora y hasta las familias ya han llevado plantas y semillas al cole para ayudar a que las cosechas sean siempre de primera.

Así que ahora solo nos queda esperar y ver todo lo que brotará este curso de estos nuevos huertos ecológicos.

La fiesta del rey “Jaume primer” en La Xara

La visita real bien merecía una foto de familia (caballo incluído).

La visita real bien merecía una foto de familia (caballo incluido).

Hace exactamente un mes se celebraba el Día de la Comunidad Valenciana y en el cole de La Xara, dónde disfrutan mucho sus tradiciones, no dejaron pasar la ocasión de organizar un encuentro muy especial: el rey Jaume I visitaría el cole y era necesario estar preparados para la ocasión.

Capa de pintura al escudo.

Capa de pintura.

Por ese motivo los niños y niñas de la escuela se pusieron manos a la obra y elaboraron una bandera de la Comunidad Valenciana con la que recibir al monarca, pues al fin y al cabo, su entrada en Valencia es la gesta que se conmemora en el día de la comunidad autónoma.

Ornamentación.

Ornamentación.

Pero este detalle no les pareció suficiente, y a modo de homenaje tuvieron en cuenta que Jaume I era un conquistador y cabalgaba con un escudo que lo protegía de sus enemigos. Por eso mismo, aprovecharon unos recortes de cartón para realizar el suyo propio. Lo pintaron de marrón con esponjas y después añadieron un dragón que decorase su escudo y transmitiese fuerza y valor en el fragor de la batalla.

Con todo preparado, solo faltaba esperar la visita del rey y su corcel. Una vez en el centro, Jaume I aprovechó la mañana para contar su historia, jugar y cantar canciones como Sóc cavaller…

Momento de la recepción al rey Jaume I y su caballo.

Momento de la recepción al rey Jaume I y su caballo.

Halloween sostenible en el CAI de la UM

Pies fantasma

Las familias de la Universidad de Murcia disfrutaron de un fantástico taller de Halloween.

El proyecto Voz Natura que desarrollará la Red de Escuelas Infantiles Cativos durante este curso se centrará en las festividades, eminentemente locales, que se trabajarán en nuestros centros. Al fin y al cabo, uno de los mejores caminos para perpetuar las celebraciones que más nos gustan y esperamos con más anhelo pasa por lograr que estas sean sostenibles.

En esta primera entrada del curso vamos a hablar del taller de Halloween realizado en el CAI la Universidad de Murcia, y es que a pesar de ser una de las celebraciones más recientes, hay que reconocer que ha entrado con fuerza y cada vez goza de un seguimiento mayor.

Fijos de Halloween.

Con ustedes, unos fijos de Halloween.

Por una parte, los mayores de dos años crearon un murciélago, un fantasma y una momia; todos ellos con un resultado tan simpático como sencillo de lograr. Vayamos de uno en uno:

¡Otro fijo!

¡Otro fijo!

  • Para realizar el murciélago se necesitó: un tubo de papel higiénico, pintura negra, goma eva negra,blanca y roja, ojos y pegamento. La “dificultad” de esta manualidad reside en el pliegue en los extremos del tubo de cartón que recordarán la característica forma del murciélago. A partir de ahí solo hay que pintar, recortar y pegar las alas, boca, ojos y colmillos.
  • El fantasma es aún más fácil si cabe. Solo hace falta una bola de porexpán, gasas, cola blanca, hilo y un rotulador negro. Una vez cubierta la bola con la gasa, la fijamos con cola y solo falta pintar los ojos y colgarlo del hilo. Evidentemente, tanta sencillez se presta a jugar con diferentes tamaños.
  • Finalmente, para realizar la momia volveremos a utilizar algunos de los
    Aún no, pero casi...

    Aún no, pero casi…

    elementos que ya hemos necesitado hasta ahora: tubo de papel higiénico, gasas, pegamento, ojos y pintura negra. En este caso la única duda surge a la hora de saber qué hacer con la pintura negra, pero si os dais cuenta, ¡queda muy bien alrededor de los ojos!

Por su parte, los más peques del centro realizaron un fantasma y un calabaza en imprimación:

  • El fantasma puede hacerse indiferentemente con las manos o los pies, ya que solo hay que pintarlos con pintura de dedos blanca y plasmarlos en una cartulina negra. Luego podemos añadir los ojos o pintarlos con un rotulador negro.

    Parece una mano...

    Parece una mano…

  • La calabaza, sin embargo exige un pelín más, ya que la imprimación se realiza con media manzana pintada de naranja sobre una cartulina blanca. Finalmente solo queda añadir los detalles en verde y negro.

Ya os podéis imaginar cómo se lo pasaron todos en el CAI de la Universidad de Murcia, así que ahora somos nosotros los que os invitamos a que hagáis lo propio en vuestras casas y nos contéis qué tal la experiencia.

¡Una pandilla de manzanas disfrazadas!

¡Una pandilla de manzanas disfrazadas!