Monthly Archives: noviembre 2015

Semilleros con vistas al mar de A Guarda

Los semilleros de A Guarda crecen en un privilegiado rincón con vistas al mar.

Los semilleros de la escuela infantil municipal de A Guarda crecen ahora en el privilegiado rincón Voz Natura con vistas al mar.

La escuela infantil municipal de A Guarda goza de una ubicación envidiable frente al mar, en primera línea de costa y con unas vistas espectaculares. El único inconveniente es que precisamente su proximidad con el océano Atlántico hace prácticamente imposible que su huerto funcione a pleno rendimiento.

Rellenamos con tierra...

Rellenamos con tierra…

Pero las brigadas ecológicas Cativos vuelven a la carga un año más e intentarán que esta vez sí, toda su cosecha llegue a buen puerto. Para ello, los mayores del cole han llevado a clase plantas de todo tipo que sus mamás y papás les han dado en casa. Este año, el huerto de A Guarda tendrá perejil, ajos, guisantes, judías, tirabeques, berzas y alguna planta más cortesía de las familias.

¿Sabes qué planta es?

¿Sabes qué planta es?

Para realizar esta actividad, nuestra brigada ha cortado varios cartones de leche a lo largo y así disponer de unos semilleros bastante amplios, ya que las plantas tendrán que permanecer ahí más de lo normal para hacerse realmente fuertes antes de tener que resistir la salitre del mar. Como es lógico, todos se lo han pasado en grande con el proceso: llenar los semilleros de tierra, enterrar las raíces, un poco más de tierra y darles de beber con sus regaderas.

¡Y regamos!

¡Y regamos!

Finalmente, han movido sus semilleros al rincón Voz Natura, con vistas al mar y bastante luz para que crezcan fuertes y así puedan sobrevivir ante todo un coloso como es el Atlántico. Mientras tanto, los mayores del cole serán los encargados de cuidarlas, para lo que han reciclado los contenedores de agua que elaboraron el año pasado. Además, tendrán la oportunidad de observar su evolución diaria y conocer el proceso de las plantas desde la semilla hasta su florecimiento, que si todo va bien y se convierten en verdaderas supervivientes, se producirá en el huerto que hay en el patio de la escuela.

El curso Voz Natura empieza fuerte en Beniel

Los mayores del cole han conocido a Terri y sus consejos.

Los mayores del cole han conocido a Terri y han decidido echarle una mano para cuidar el medio ambiente.

Las brigadas ecológicas de Beniel son de las más activas de la red Cativos, por eso no es de extrañar que hayan comenzado el curso con una motivación y desempeño extraordinarios. La primera toma de contacto de los mayores con Voz Natura fue en una de las asambleas que se realizan todos los días en los centros Cativos. En ella, la profe les ha presentado a los ya conocidos Cati y Tivo, a algunos compis de su pandilla como Catón o Friol, y por supuesto a Terri, su amigo de Voz Natura.

Terri les ha enseñado este gesto...

Uno gesto de Terri.

Los niños y niñas de Beniel han descubierto que Terri les va a ayudar a cuidar su entorno, a saber como respetar el medio ambiente, reciclar y ahorrar luz y agua. En definitiva, sus educadoras y Terri les han mostrado como ahorrar con pequeños gestos como cerrar el grifo cuando no están usando el agua o apagar la luz cuando no la están usando o aún hay suficiente luz solar.

Finalmente, para asentar todos estos nuevos conceptos y asimilar la importancia de seguir los consejos de su nuevo amigo, la brigada ha elaborado un gran mural para decorar el cole con una clara su intención: “Yo echo una mano a Terri”.

Explicación

Una breve explicación…

Por otra parte, completando las actividades Voz Natura propias del comienzo de curso, nuestra brigada ecológica de Cativos Beniel ha preparado su huerto escolar.

... ¡y a trabajar!

… ¡y a trabajar!

En primer lugar, los peques han recibido una explicación de lo que iban a hacer para después proceder a preparar la tierra con el rastrillo. A continuación han plantado las semillas de las plantas que cuidarán y observarán durante las próximas semanas: zanahorias y rábanos. Para terminar, han regado la tierra y han vuelto a clase con la promesa de que saldrán a regar cada día y de paso supervisar la evolución de su huerto.

Como veis, este comienzo de curso en Beniel ha sido muy completo, así que esperamos grandes avances de nuestra brigada junto a su nuevo amigo Terri.

El curioso caso de la macetarra de Cativos Restollal

Aunque no podrán volver a jugar con ella como antes, su guitarra seguirá en el cole con los "Mirós".

Aunque no podrán volver a jugar con ella como antes, los “Mirós” seguirán con su guitarra.

Cativos Restollal es un cole especialmente concienciado con el medio ambiente, por eso de una forma u otra acaba realizando “talleres imposibles” para no tener que tirar nada. El caso que os contamos hoy es especialmente curioso, ya que esta vez han sido los propios niños y niñas los motores del taller de manualidades.

La famosa macetarra.

La famosa macetarra.

Todo empezó cuando una de las guitarras de la clase de los “Mirós”, amantes de la música como su apasionada profe, se rompió de forma que ya no era seguro contar con ella en el aula. Los peques entendían que ya no podrían seguir jugando con ella como hasta ahora, pero el final que le esperaba a su instrumento tampoco era ni mucho menos de su agrado. Por eso sus profes, entendiendo la sensibilidad del asunto, propusieron un desenlace alternativo para su amado instrumento: ¡desde ahora sería una macetarra!

¡Oh la tierra!

¡Oh la tierra!

Lógicamente a todos les pareció fantástico, así que con la ayuda de una sierra especial se cortó una mitad de la caja de la guitarra para que esta clase de 2 años pudiese ponerse manos a la obra. Por supuesto rellenaron la macetarra de tierra (y de paso se embadurnaron un poco que al fin y al cabo es divertidísimo) y aprovecharon unas semillas de calabaza que habían germinado previamente en otra maceta para traspasarlas al que será su nuevo hogar.

Finalmente y tras le feliz desenlace, la clase de los “Mirós” está convencida de que a lo largo del curso podrán reciclar unos cuantos juguetes más, aprendiendo de paso una valiosísima lección: antes de tirar, reciclar.

Estas lechugas tienen los días contados.

Esto va a ser una ensalada.

Precisamente por eso y aprovechando unos restos de madera que había dejado el carpintero han construido también un cajón para plantar sus lechugas. Solo con un martillo y clavos, y recordando hacer unos agujeros en la base, nuestros peques ya se podían poner otra vez manos a la obra: rellenaron su nuevo cajón de tierra, plantaron sus lechugas y obviamente las regaron. Ahora solo queda esperar para poder comerse una deliciosa ensalada. Mientras tanto, seguirán discurriendo ingeniosas soluciones para preservar el medio ambiente y de paso no tener que deshacerse de sus juguetes favoritos.

¡Santiago de la Ribera ya tiene su huerto escolar!

La inauguración del huerto escolar era un momento muy esperado por todos.

La inauguración del huerto escolar era un momento muy esperado por todos.

¡Nadie se lo quiso perder!

¡Nadie se lo quiso perder!

Los niños y niñas del CAI de Santiago de La Ribera tuvieron el privilegio de estrenar su huerto escolar el pasado día 13 de noviembre. Este momento, muy esperado sobre todo por los mayores del cole, contó con la asistencia del alcalde de San Javier entre otras personalidades como el concejal de Agricultura y Medio Ambiente, sin el que sería imposible esta preciosa iniciativa que tanta ilusión ha creado entre alumnado y personal docente.

A este importante momento en la aún corta vida de la escuela asistieron también las familias, que tuvieron la oportunidad de visitar el aula de sus retoños y ver el resultado de algunos de los talleres en los que han estado trabajando, especialmente aquellos que se desarrollaron con el objetivo de aprovechar todo el potencial de su huerto.

Un huerto con talento.

Un huerto con talento.

Algunos de los utensilios para la atención y cuidado del huerto elaborados por los niños y niñas de dos años son los espantapájaros Pepa y Berto, dos contenedores de agua para aprovechar la escasa lluvia de la zona, un anemómetro para identificar los días de viento, un comedero para los pájaros y por supuesto regaderas. Como no podía ser de otra forma, todo este material ha sido elaborado con productos reciclados, concienciando a los peques de la importancia de preservar el medio ambiente y a la vez estimulando su ya de por sí increíble creatividad.

¡Esto promete!

¡Esto promete!

A continuación se procedió al riego y plantación de los semilleros donde cada alumno, ayudado por su progenitor y bajo la supervisión de su tutora, plantó verduras típicas de la zona: lechugas baby, rizada y morada, acelgas, brócoli y apio. Además, en unos maceteros contiguos al huerto, también plantaron flores y plantas aromáticas como zinnias, tagetes y guisantes aromáticos, que además de decorar el huerto cuando crezcan y florezcan, permitirán que las educadoras trabajen conceptos relacionados con la naturaleza como la diferencia entre plantas comestibles y ornamentales.

Ha sido un trabajo coordinado.

Ha sido un trabajo coordinado.

Aunque el huerto cuenta con un sistema de riego por goteo, los niños y niñas del CAI saldrán al menos un día a la semana con sus regaderas para cuidar su plantación, mantenerla limpia de hierbas que dificulten su crecimiento y familiarizarse con los cuidados que necesitan y su evolución, observando y experimentando el proceso de desarrollo de su plantación.

Ahora, toca esperar tres meses hasta que llegue el momento de recoger la primera cosecha y de la cual tendréis noticias frescas.

Unos espectaculares búhos llegan a O Salnés

Los niños y niñas de O Salnés han demostrado su talento una vez más con este precioso búho.

Los niños y niñas de O Salnés han demostrado su talento una vez más con este precioso búho.

Así es como debe quedar la botella.

Así es como debe quedar la botella.

El alumnado de las escuelas infantiles Cativos es sobradamente conocido por su compromiso con el medio ambiente y su creatividad a la hora de reutilizar materiales. Esta vez os traemos una manualidad que han elaborado en la escuela infantil Mafalda de O Salnés con una botella vacía de refresco de cola de 2 litros, proporcionada por las mamás y papás de la escuela.

Perfecto agarre...

Perfecto agarre…

Para empezar nuestro búho hay que limpiar la botella y cortarla desechando la boquilla y la parte central. Nos quedamos con la base, que será la cabeza, y la parte de superior de la botella, que será el cuerpo, y las pegamos.

A continuación cada uno pinta su búho y en una cartulina dibuja los ojos y el pico. Después de pegarlo todo a la botella, pintamos de blanco debajo del pico para simular la barriguita y una vez está seco ya solo falta dar el toque final, con unas pequeñas pintas que simulan los detalles de su precioso plumaje.

¡Y aquí está el búho!

¡Y aquí está el búho!

Como veis, reciclando una botella podemos hacer una obra tan simple como resultona y con la que todos se han quedado encantados.

El señor naranjo de La Xara

El naranjo y su fruta fue el protagonista de la semana en La Xara

El naranjo y la naranja fueron los protagonistas de la semana en La Xara.

La naranja es un sin duda uno de los alimentos más representativos del Levante español y de la dieta mediterránea. Por eso, los niños y niñas de La Xara han estado investigando y trabajando sobre el naranjo.

Para ello han realizado actividades experimentales y manipulativas, observando directamente esta planta y descubriendo conceptos e historias que facilitarán su reconocimiento e interés por el naranjo, las naranjas y todo lo relacionado con ellos. Algunas de la actividades/talleres realizados para conseguir estos objetivos han sido:

Parada del tren en el mercado.

Parada en el mercado.

  • Excursión al mercado: una actividad tremendamente enriquecedora y completa, en la que por una parte han podido conocer las naranjas y muchas de sus variedades (mandarina, clementina, pomelo…) y compararlas con otras frutas que han podido ver durante el recorrido. Por otra parte, esta actividad también permite trabajar diversos conceptos como las relaciones sociales en su interacción con el frutero, actitudes procedimentales como el salir de excursión con sus compis o realizar una compra y por supuesto poner en práctica todo lo aprendido en clase: los nombres de las frutas, los colores, los números.
  • Hacer zumo: sin duda unos de los talleres más impresionante para nuestros
    ¡Zumo!

    ¡Zumo!

    peques, que han disfrutado tanto como se han sorprendido al ver que salía líquido de la naranja ¡y se lo podían beber! Trabajando con exprimidores eléctricos y manuales han aprendido como hacer zumo, como un elemento sólido puede pasar a estado líquido y por supuesto, han trabajado hábitos saludables que les ayudarán a crecer fuertes y sanos.

  • La familia: obviamente, para conocer bien la naranja es imprescindible conocer también a su familia (mandarina, clementina, pomelo…) además de diversos conceptos como la forma, el color, textura… que favorezcan su reconocimiento.
  • El naranjo: los niños y niñas de La Xara también realizaron un mural representativo
    Pegando el tronco del naranjo.

    Pegando el tronco.

    del árbol mediante diferentes técnicas que les ayudasen a conocer las partes, funciones y características de la planta. Para ello utilizaron diferentes técnicas como la pintura, estampaciones con su propia fruta e incluso un collage con partes de tronco para dar realismo a su obra.

  • ¡Qué buenas!: el taller de cocina, uno de los favoritos por su nivel de interés y participación, permite aprender muchos conceptos mientras se lo pasan en grande. Es un momento perfecto para enseñarles actitudes y hábitos saludables y aprovechando la coincidencia con la fiesta de Halloween, han credo unas calabazas con mandarinas y perejil del huerto escolar.
Otra por aquí...

Otra por aquí…

  • Un salvamantel: realizado en el taller de manualidades estampando naranjas y ya en sus casas para las horas de la comida.

En definitiva, han conocido y explorado su entorno centrándose en un especie vegetal tan importante como es el naranjo, reforzando así hábitos saludables y actitudes de respeto y cuidado del medioambiente con actividades cotidianas.

Las brigadas ecológicas de Vedra conocen su ecosistema

Las brigadas ecológicas conocieron el ecosistema que rodea su escuela de la mejor manera posible.

Los mayores de Vedra conocieron el ecosistema que rodea su escuela de la mejor manera posible.

La escuela infantil municipal de Vedra se encuentra en un contexto envidiable para conocer el medio, ya que además de la zona de prado que hay en el propio recinto, éste está rodeado de monte, por lo que la variedad de animales y plantas que se puede encontrar es bastante amplia.

Las brigadas saliendo de expedición.

Saliendo de expedición.

Nuestras brigadas ecológicas Cativos realizaron hace unas semanas una expedición para conocer la flora y fauna propias de la estación: el otoño. La misión era clara, podían jugar y observar el monte libremente y cuando encontrasen un animal o planta que despertase su interés, avisaban a la maestra para que les diera una breve explicación.

La zona por la que se movieron las brigadas ecológicas está poblada por robles y castaños, de ahí que lo que más se encontraran nuestros peques fueran bellotas, erizos y castañas, y por supuesto setas, que en otoño abundan en este tipo de bosque tan típico en Galicia.

Los mayores ya tienen mascotas.

Los mayores ya tienen mascotas.

Además también descubrieron pequeños animalitos, especialmente caracoles, que llamaron increíblemente su atención y precisamente por eso los adoptaron para su clase. Ahora, estos caracoles se encuentran en un terrario en el aula de los mayores, donde los alimentan y cuidan a diario.

Por último, para completar esta exploración otoñal, las educadoras han dispuesto el Rincón del otoño, visible para todas las familias y que poco a poco va cambiando sus elementos y ubicación.

El Rincón del otoño.

El Rincón del otoño.

En definitiva, nuestras brigadas ecológicas de Vedra han descubierto y aprendido sobre el otoño de la mejor manera posible: experimentándolo ellos mismos en compañía de sus amigos.

Taller de Halloween en la Universidad de Murcia

Los papás y mamás de la Universidad de Murcia han disfrutado de una tarde divertida y diferente.

Los papás y mamás de la Universidad de Murcia han disfrutado de una tarde divertida y diferente.

Poco a poco Halloween se va convirtiendo en una fecha cada vez más señalada en el calendario. Particularmente, es una oportunidad única para realizar infinidad de actividades en nuestras escuelas, y un gran ejemplo es el taller que han realizado en el centro de atención a la infancia de la Universidad de Murcia con la inestimable colaboración de las mamás y papás, que ha realizado estas divertidas manualidades: una calabaza, una araña y un esqueleto.

¡Manos a la obra!

¡Manos a la obra!

Para hacer la calabaza necesitaremos:

– Goma eva o cartulina naranja, negra y verde

– Pegamento

– Tijeras

– Folios

– Lápiz

Empezamos dibujando una calabaza en un folio, copiamos la silueta a la goma eva naranja y recortamos la forma. En la goma eva negra dibujamos los ojos y la boca y los recortamos, mientras que en la verde hacemos lo mismo con el rabo. Después lo pegamos todo en la calabaza de goma eva.

Los materiales que nos harán falta para nuestra araña son:

¡Ups!

¡Ups!

– Cartulina naranja

– Pintura de dedos blanca y negra

– Pincel

– Pegamento

– Ojos móviles

En primer lugar pintamos una telaraña blanca con el pincel en una esquina de la cartulina. A continuación echamos la pintura negra en un plato y apoyamos la mano para después plasmarla horizontalmente en la cartulina. Luego volvemos a meter la mano en el plato y marcamos la cartulina en sentido contrario. Ya solo falta pegar los ojos y pintar la boca.

Finalmente, para hacer el esqueleto necesitamos:

Pegar los huesos exige concentración...

Pegar los huesos exige concentración…

– Cartulina negra

– Goma eva blanca y por ejemplo roja

– Folios

– Rotulador negro

– Ojos móviles

– Bastoncillos

– Tijeras

– Pegamento

– Lápiz

Comenzamos dibujando la cabeza de nuestro esqueleto en un folio, la recortamos y marcamos su silueta en la goma eva. Volvemos a recortar y la pegamos en la cartulina (¡Atención al tamaño de la cabeza! Recordad que debe entrar todo el cuerpo en la cartulina). A continuación pegamos los bastoncillos en la columna, extremidades… y los recortamos para hacer las manos y los pies. Recortamos dos triángulos en la goma eva de color y los pegamos para hacer la pajarita. Para acabar el esqueleto solo falta pegar los ojos y dibujar la boca y los agujeros de la nariz con el rotulador.

Aunque la fiesta ya ha pasado, seguro que estas manualidades que han recopilado las familias del CAI de la Universidad de Murcia os dan ideas para otras actividades o incluso para la acondicionar la celebración del año que viene.