Año de carballos en A Guarda

Los niños y niñas de A Guarda llevan ya unos días trabajando sobre el roble carballo y su ciclo vital.

El equipo de dirección de la EIM A Guarda ha decidido que este curso el proyecto general de la escuela se fusionará con la temática del proyecto Voz Natura sobre los montes y su repoblación con árboles autóctonos.

Pintando un carballo.

De esta forma también han utilizado esta actividad como introducción a la temática del Carnaval, ya que en el tradicional desfile con el resto de centros educativos de A Guarda han decidido representar una carballeira, un bosque típico del norte peninsular en el que el protagonista es el carballo (roble común).

Como no podía ser de otra forma, la actividad comenzó con una introducción al carballo y otro tipo de árboles autóctonas y una pequeña explicación sobre su ciclo vital, desde que es una semilla hasta que se convierte en un árbol.

Poniendo las hojas.

Y para que esta parte teórica quedara clara, la complementaron con la elaboración de un mural en el que quedó perfectamente plasmado este ciclo desde la bellota hasta el gran carballo que puede alcanzar los 40 metros.

Con esta parte ya clara, llega el momento de preparar el desfile, que es la parte en la que se encuentran ahora mismo y que podremos ver en las redes sociales de Cativos en unas semanas.

El gran carballo.

La idea es que todos los niños, niñas y adultos vayan disfrazados de carballos, con hojas realizadas con papeles y cartulina y utilizando hojas y bolsas marrones para los troncos y ramas. Los peques del centro serán plantitas  y los demás árboles.

Además, también llevarán como carroza un carballo grande realizado a principio de curso al que ya le están saliendo las hojas ahora que se acerca la primavera. Este espécimen está elaborado con materiales como cartón, cartulinas o papel continuo.

Flores para el patio de la EIM Mogán

Los niños y niñas de 2-3 años de Mogán han plantado en el patio lo que será un precioso jardín.

La Brigada Ecológica Cativos Mogán cuenta en las instalaciones de su centro educativo con un espacio con tierra perfecto para actividades de manipulación y experimentación.

Momento artístico.

Por lo tanto, en su misión de enseñarle a los peques a amar y proteger el planeta, las educadoras de la escuela propusieron una actividad en la que valerse de este espacio y aprovechar para pedir la colaboración de las familias para que aportaran envases que normalmente terminarían en la basura y así poder reutilizarlos en el centro.

La idea era plantar flores en tetrabrik, pero como es habitual, lo primero es hacer del recipiente un hogar acogedor para seres tan bonitos como las flores, así que cada uno de los mayores del cole personalizó su maceta con gomets de colores.

Ya en el jardín…

El segundo paso, para que ese hogar sea completamente habitable, es hacer unos agujeros en la base que permitan la eliminación del agua sobrante. De esta forma evitarán que se pudra la planta después de regarla.

Con el envase perfectamente acondicionado, ya solo faltaba la parte más divertida de la actividad: rellenar con sustrato y tierra, plantar la semilla y regar.

Ahora el jardín de la EIM Mogán está creciendo, pero seguro que antes de que termine el curso tendremos noticias de cómo evolucionan sus claveles, teresitas y dalias.

Cómo aprender a reciclar en Molina de Segura

Los niños y niñas del CAI La Asunción han demostrado tener perfectamente asimilado el tema reciclaje.

La Brigada Ecológica Cativos Molina de Segura siempre nos sorprende con divertidas ocurrencias, así que en esta primera publicación no podía ser menos.

¡No fallaron una!

La cuestión es que los mayores del CAI ya llevaban unas semanas trabajando los colores azul y amarillo y, más importante aún, acostumbrándose a recoger el material del aula después de utilizarlo.

Viendo que esta costumbre estaba siendo asombrosamente bien aceptada, las educadoras se decidieron a preparar unos contenedores de reciclaje en los que poder “ordenar” también los residuos y ampliar fácilmente las dinámicas que ya se estaban adoptando en la escuela.

Obviamente antes de entrar de lleno en las tareas de reciclaje, las educadoras explicaron en qué consistía reciclar, por qué había que hacerlo, cómo y por supuesto, predicaron con el ejemplo, que ya sabemos que es lo más efectivo para estos casos.

¡Tachán!

Después de unas semanas con óptimos resultados, las profes del CAI La Asunción elevaron un poco más el listón y pidieron que cada niño y niña del centro llevase de casa algún residuo que tuvieran que reciclar. Todo el mundo hizo su separación de residuos correctamente dejando claro que esta actitud tan responsable estaba completamente asimilada.

Y finalmente el colofón de la actividad fue un taller de manualidades en el que reciclando botellas de plástico se fabricaron juguetes y adornos para el cole. Como veis no se puede ser más sostenible.

Los monstruos del reciclaje de Cabañas de la Sagra

La Brigada Ecológica de Cativos Cabañas de la Sagra empieza ya a reciclar a pleno rendimiento.

La EIM Gloria Fuertes de Cabañas de la Sagra ha comenzado fuerte su andadura este año en el proyecto Voz Natura con una actividad de reciclaje muy inspiradora.

El monstruo verde…

Como ya sabéis los lectores habituales del blog, todos los centros de la Red Cativos dan muchísima importancia a las actividades en las que se trabajan conceptos relacionados con el reciclaje, y por supuesto, no iba a ser menos cuando se adoptan ideas tan simples e ingeniosas como esta.

Y es que las educadoras de Cabañas de la Sagra se han dado cuenta de que puede ser una grandísima motivación jugar a alimentar a los contenedores de reciclaje con la comida que más les gusta, pero hagámoslo bien y empecemos por el principio.

… ¡y a darles de comer!

Obviamente, el primer paso ha sido construir los diferentes contenedores y pintarlos con el patrón de colores que todos reconocemos, pero es que además, los han decorado utilizando tapones y otros materiales para darles “un poco de vida”. Los convirtieron en monstruos del reciclaje.

Una vez los colectores ya estaban preparados, tocaba familiarizarse con la propia actividad de reciclar, así que como avanzábamos hace un momento, las profes les explicaron a los niños y niñas del cole que esos monstruos comían basura, pero que no les valía cualquiera. Así que para facilitar que se fueran familiarizando con el menú preferido de cada uno, han identificado los residuos aportados por las familias con gomets del color representativo de cada colector.

Evidentemente, ahora que ya todo el mundo está completamente convencido de la importancia de separar residuos, los monstruos del reciclaje están ubicados en el pasillo para que los niños y niñas del cole los puedan ver y darles de comer cada vez que tengan la posibilidad.

El proyecto de reciclaje de la EIM de Meis

Los niños y niñas de la EIM de Meis comenzaron el curso preparando su particular zona de reciclaje.

La Escuela Infantil Municipal de Meis ha sido una de las últimas en unirse a la Red de Escuelas Infantiles Cativos, pero como ya habréis visto en el blog, se han integrado de una forma súper rápida y efectiva.

Making off de la casa…

De hecho, este curso han desarrollado una iniciativa de reciclaje que seguramente servirá de guía para otros cursos e incluso otros centros.

Esta idea comienza en septiembre con la realización de varios contenedores para el reciclaje, con los que los niños y niñas del centro trabajarán durante todo el curso para concienciarse e iniciarse activamente en la senda del reciclaje.

Pero a mayores, las educadoras de la escuela tuvieron la genial idea de pedir a las familias que trajeran al centro sus cartones de leche usados, ya que iban a tener un destino muchísimo más atractivo que el contenedor correspondiente: se iba a construir una casita para jugar en el patio exterior.

… y detalle de la decoración.

La llegada de la Navidad y las posibilidades a la hora de decorar el cole supusieron la oportunidad de volver a poner en práctica la iniciativa del reciclaje y, sobre todo, dar rienda suelta a la imaginación para convencer a todo el mundo de que gastando poco se puede conseguir mucho.

De esta forma, el árbol de Navidad fue construido con ramas secas pintadas y adornos elaborados a partir de materiales reciclados como pinceles, cápsulas de café, piñas y hasta se usó una maceta vieja.

Pero el proyecto no termina aquí, y es que hasta final de curso el cole de Meis continuará con una iniciativa que hasta ahora solo se lleva a cabo en el aula de 1-2 años aunque está orientada a repetirse en el resto de clases.

Se trata de la creación de una caja sensorial con material de reciclaje que sobra en el día a día del cole. En ella podemos encontrar tubos con diferentes texturas como tela, cartón o goma EVA; vasitos con diferentes colores y sonidos, con confeti, pasta o arroz; palos de lluvia, depresores… En definitiva, un cajón de recursos que irá creciendo conforme avance el curso.

Y por ahora, hasta aquí llega el proyecto de la EIM de Meis, pero seguramente en lo que queda de curso desarrollen otras actividades por el estilo que continuaremos publicando en este blog.

La espectacular Navidad de la EIM Riveira

Las familias de Riveira siempre se vuelcan con las actividades propuestas, así que con las fiestas…

La Navidad es una época que les encanta a nuestros compis de Riveira, ya que son fechas en las que aprovechan para abrir, aún más si cabe, las puertas del centro a las familias. Así que vamos a aprovechar esta entrada para resumir algunas de las actividades que se llevaron a cabo en la escuela durante esas fechas.

Los renos para casa.

Y vamos a empezar la decoración del cole, porque en realidad es una decoración que corresponde a toda la comunidad del centro educativo, ya que todos los niños y niñas del cole se encargaron de aportar una bola decorada a su gusto reciclando materiales como cartón, arena, plástico, habas… Estas fueron las bolas que se utilizaron para decorar los árboles de Navidad de cada clase.

Como era de esperar teniendo en cuenta que todo el mundo había trabajado para decorar el cole, también se decidió elaborar decoración para casa. Por eso elaboraron unos renos con tubos de cartón con los que decorar los árboles de casa. Cada clase utilizó materiales diferentes para hacer los ojos, los cuernos o la nariz como goma EVA, gomets, pompones, pegatinas… Pero todas las aulas se pusieron de acuerdo para pintar el cartón con témpera y pincel o rodillo.

¡Y las cajas!

Otra de las actividades fue elaborar la caja del Apalpador. En este caso fueron los más peques del cole los que adornaron una caja de zapatos con sus manos para el Apalpador, que para quién no lo sepa, es un personaje mítico de Galicia. Cuenta la leyenda que en Nochebuena y Nochevieja, este viejo y barbudo carbonero que vive en las montañas baja a las aldeas para palpar las barrigas de los niños y niñas del pueblo para ver si las tienen llenas. Si es así, les deja una cajita con un juguete elaborado con material de reciclaje, pero si están vacías les deja un puñadito de castañas para que la llenen.

Y finalmente y como no podía ser de otra forma, el día 20 de diciembre se celebró la fiesta con las familias, en la que cada una debía aportar un dulce típico navideño. Pero como las familias de Riveira son muy generosas y espléndidas sobró bastante comida, así que aprovecharon para compartir esos dulces con Cáritas.

 

Menú de invierno para los pajarillos de Oroso

La Brigada Ecológica de Oroso no se ha olvidado de la fauna del cole en los días más duros del año.

La Escuela Infantil Municipal A Ulloa de Oroso está situada muy próxima a Santiago de Compostela, en una zona que podríamos denominar como el corazón de la provincia de A Coruña. Es una zona en la que hace muchísimo frío. De hecho, empezaron enero con 7 grados bajo cero.

Terminando de preparar el menú.

En los terrenos del centro educativo hay mucha zona verde y, por lo tanto, un montón de animalitos y bichitos que viven en el campo que rodea la escuela.

Por eso, pensando que en invierno no hay mucho alimento a la vista para las aves, han decidido facilitarles comida a los pajaritos atrevidos que pasean por la zona. Por eso han fabricado unos “comederos” reciclados.

Para ello, han pedido a las familias que llevasen al cole rollos vacíos de papel para reutilizarlos una vez más antes de tirarlos a la basura.

Poniendo la mesa.

La idea era preparar unos banquetes improvisados para las aves de la zona, así que han embadurnado los rollos de papel con crema de cacahuete y a esta le han pegado alpiste. Han pasado un cordel por el interior del rollo y los han ido colgando por la finca de la escuela.

Seguro que esta iniciativa de los niños y niñas de A Ulloa saca de algún apuro a los valientes pajarillos que se han quedado por la zona.

Otra Navidad con menú y juguetes para todos

La hermana Matilde quiso dar las gracias a todas las familias de San Javier por su generosidad.

La Red de Escuelas Infantiles Cativos, como cada diciembre desde hace más de 10 años, llegó a las navidades dando por concluidas sus primeras campañas solidarias del curso.

La participación en Conxo también fue notable.

Estas campañas han sido Así jugamos todos (11ª edición) y Un menú para todos (10ª edición), que como viene siendo habitual últimamente, en algunos casos se han complementado o incluso fusionado con otras campañas similares impulsadas tanto por iniciativas municipales como por otras organizaciones solidarias.

La intención es colaborar con entidades de cierto impacto en el área de influencia de las escuelas y que sabrán mejor que nadie cuáles serán las familias que más necesitan nuestra ayuda, así que desde Cativos consideramos que tampoco tendría mucho sentido negar nuestra ayuda a otras instituciones con más capacidad en estos aspectos.

Finalmente y sin más propósito que agradecer la colaboración de todas familias que componen la comunidad Cativos, os deseamos un feliz año 2019 y os animamos a participar en nuestra próxima campaña de recogida, en la que nos centraremos en recoger productos para la infancia en todas y cada una de nuestras escuelas.

El PAI de El Mirador crea su árbol del otoño

A los niños y niñas del PAI Mar de Colores les encantó poder pintar un montón de tubos de cartón.

Ahora que damos por terminado este primer trimestre del curso, vamos a recuperar una de las actividades del PAI Mar de Colores que se nos quedó en el tintero.

Una hojita por aquí…

El caso es que una dio comienzo el otoño era hora de ambientar la clase de acuerdo a la estación, así que a las educadoras del centro se les ocurrió que podían crear un árbol con los rollos de cartón que tenían para reciclar.

Así que el primer punto de la obra fue repartir los tubos a todo el mundo para que los pintaran de marrón y… ¡sorpresa! Se lo pasaron genial pintando los tubos, entre ellos y ellas, las mesas… Menos mal que las profes ya se lo veían venir y por eso siempre se trabaja con baby.

Una vez los rollos estuvieron secos los pegaron en papel continuo formando el tronco y las ramas del árbol, y la seño recortó el papel recreando la silueta del árbol.

¡Y así luce el árbol!

Una vez pegado el árbol en la puerta de clase, los niños y niñas del cole fueron plasmando de uno en uno sus manos con pintura, creando de esta manera las hojas del árbol.

Finalmente para darle un poco más de creatividad, pegaron las hojas secas que los artistas habían traído de sus casas.

Sobra decir que esta actividad fue un exitazo para los peques, ya que les encanta todo lo que tenga que ver con la pintura indiferentemente de si es con las manos o con pinceles, así que seguramente nos encontremos iniciativas similares en lo que queda de curso.

Tizas pone en marcha su proyecto de huerto

La Escuela Infantil Tiza va a poner en marcha este curso su propio huerto escolar.

La Escuela Infantil Tizas, de San Javier, se encuentra en una zona privilegiada para la agricultura, como ya pudisteis leer en anteriores entradas. Por eso es lógico que los mayores del cole se hayan decidido a plantar su propio huerto.

¡Gomets por todas partes!

Obviamente el proyecto Voz Natura es el mejor contexto para lanzar la iniciativa, así que en diferentes sesiones de su taller han ido dando poco a poco, sin prisa pero sin pausa, todos los pasos necesarios para acabar teniendo su propio huerto escolar.

En la primera sesión fabricaron sus semilleros. Para eso se valieron de los vasitos de yogur que ya se habían comido, de forma que pudieron reutilizar el envase y darle una nueva vida. Aunque también hay que reconocer que eran un poco sosos, por eso se centraron en decorarlos y personalizarlos, que fue una excusa perfecta para poder darle un poco de vida a todo el talento artístico que atesoran estos niños y niñas.

Con las preciosas macetas ya preparadas llegó la hora de darles el uso para el que se prepararon, por eso la Brigada Ecológica Cativos Tizas se armó con tierra y semillas y se puso manos a la obra. En ese tremendo huerto que están preparando habrá: rabanito redondo rojo, perejil de hoja lisa, hinojo de Florencia, escarola doble de verano, mostaza blanca, tomillo, cilantro, rúcula, espinaca Viroflay, perifollo común, lechuga romana larga, cebollino, eneldo y manzanilla. Es decir, una variedad espectacular que probablemente acabarán degustando en el comedor.

¿Qué plantaré aquí…?

Después de regar y comprobar que estaba todo bien, las macetas viajaron a su primer destino: la ventana del cole. Ahí pasarán el principio de su vida para que los niños y niñas del centro puedan ver todos los días cómo evolucionan y aprender de su crecimiento, regarlas y ¡contarnos que ya ha salido algún brote! A lo largo del curso intentaremos contaros cómo progresa esta preciosa iniciativa.