La almendra también es protagonista en La Xara

Los mayores de La Xara elaboraron unas deliciosas bolitas de almendra.

El naranjo suele ser la especie autóctona de la que hablamos cuando nos referimos a la EIM Mestra Vicenta Estela, pero no debemos olvidar que el almendro es otro de los árboles más característicos de la zona, por lo tanto no es de extrañar que las educadoras del cole también insistan todos los años en trabajar esta especie y su delicioso fruto.

Primer paso.

Y como ya sabe todo aquel que siga el blog, la forma más divertida y eficiente de trabajar con un alimento es siempre en el taller de cocina. De esta forma podrán manipularlo y experimentar directamente con él. Además, como es una actividad en la que los niños y niñas son los protagonistas de su aprendizaje, este es significativo, por lo que se multiplica el interés que muestran durante todo el proceso.

Como es lógico, para trabajar en el taller de cocina es necesaria una receta y esta vez se decantaron por hacer unas bolitas de almendra.

El toque final…

Lógicamente, el primer paso fue conocer el producto estrella, así que las educadoras les dieron las almendras aún con cáscara para que las pudieran manipular y experimentar con ellas.

A continuación hicieron lo mismo pero con el resto de ingredientes de la receta: leche, galletas, cacao, azúcar, mantequilla, almendra molida…

Y finalmente, como no podía ser de otra forma, han seguido paso a paso la receta hasta conseguir una masa homogénea con la que hacer las bolitas que luego rebozarían en la almendra molida y con las que se lo pasaron en grande.

Por supuesto, alguna se comieron, pero todo el mundo se pudo llevar a casa una cajita de estas deliciosas bolitas de almendra.

Empieza el proyecto de soto de Cativos Santiago

La Brigada Ecológica Cativos Santiago se ha embarcado este curso en un ambiciosísimo proyecto.

La Brigada Ecológica Cativos Santiago es una habitual en lo que a plantaciones se refiere, pero este curso, aprovechando la temática Voz Natura y la proximidad del Día del árbol autóctono en Galicia (23 de noviembre) han ido un paso más allá y van a crear su propio bosque de castaños.

Toque de artista.

No hay duda de que de esta forma pondrán su granito de arena en esa labor tan poco reconocida que es reforestar los montes gallegos, masacrados año tras año con incendios, talas abusivas y el exterminio de las especies autóctonas.

Pero nuestra brigada compostelana tiene un plan que han seguido al pie de la letra:

  1. Sin olvidar su vena artística, cada participante ha decorado ya su maceta con vistosos colores.
  2. Han dejado sus castañas 24 horas a remojo para que se fueran hidratando.
  3. Han hecho un pequeño corte en la punta de la castaña para que las raíces puedan salir antes.

    Repartiendo la tierra.

  4. Han llenado la macetas de tierra y han introducido la castaña en la tierra con la parte plana hacia abajo de manera que quede semienterrada.
  5. Han regado con abundante agua y han colocado un trozo de papel de cocina humedecido encima de la tierra simulando las hojas húmedas del bosque.
  6. Ahora tendrán que esperar un mes o mes y medio para ver el brote. Es muy importe mantener una buena humedad y si hace falta cambiar el papel de vez en cuando.

El soto en ciernes.

Si todo transcurre según lo previsto, en primavera tendrán minicastaños y podrán llevarlos al monte para crear un bonito soto. ¡Y nosotros seguiremos atentamente su evolución!

El PAI de El Mirador replanta su huerto

La Brigada Ecológica Cativos El Mirador ha estado trabajando en un huerto que promete sorpresas.

El curso pasado dedicamos una entrada a explicar por qué El Mirador es conocido como la huerta de Europa, por eso a quién la haya leído no le extrañará el entusiasmo que pone su Brigada Ecológica Cativos, año tras año, en trabajar su huerto escolar.

¡Aquí voy a plantar!

Todo comenzó con una visita al huerto que las educadoras aprovecharon para explicar todo lo que iban a plantar y cómo lo iban a hacer. Obviamente, la brigada estaba muy nerviosa e ilusionada ya que, recordemos, la mayoría de familias del centro trabajan en el sector agrícola y esta sería una nueva generación de grandísimos agricultores.

Llegado el momento de plantar todo el mundo escuchaba atentamente las instrucciones de las seños y esperaban con impaciencia su turno, para plantar pero también para coger la regadera. Era algo nuevo y había mucha emoción.

¿Esta qué lechuga es?

Cuando llegaba su turno se les dejaba jugar con la tierra, pero su misión era cavar un hoyo en el que enterrar la planta, taparla y luego regarla. En este punto tenemos que dar las gracias a una familia del cole que se ha encargado de aportar un montón de lechugas diferentes y brócoli para realizar la plantación.

Como siempre una vez realizada la plantación el impulso inicial es ver cómo crecen las plantas, pero las seños les han explicado que es un proceso lento que requiere de mucho mimo y cuidado para que estas crezcan sanas y fuertes para poder ofrecernos magníficos alimentos.

¡Y a regar!

Los mayores del cole han desarrollado sus primeras habilidades como agricultores y poco a poco, a lo largo del curso irán desarrollando más, pero sobre todo, concienciándose de que lo que tienen en casa es un tesoro que deben cuidar pues les ofrecerá toda su vida una alimentación sana y sostenible para el medio.

Ahora ya solo nos falta esperar a la siguiente actividad, que si todo marcha según lo previsto será crear un espantapájaros que proteja su plantación durante el resto del curso, pero eso ya es materia de otra publicación.

A Guarda recicla con Los tres cerditos

Los niños y niñas de A Guarda consiguieron resumir la historia de Los 3 cerditos en un cartón de leche.

A los niños y niñas de la EIM de A Guarda les encanta recrear sus cuentos favoritos en otras actividades que en principio no tienen mucho que ver. Así que como hace un tiempo utilizaron A que sabe a Lúa? para una actividad Voz Natura y les salió genial, esta vez han probado con el cuento de Los tres cerditos.

Sección de carpintería.

Esta historia que todas y todos conocemos forma parte de su material educativo para este curso, y como ya están empezando con conceptos del reciclaje, han pensado que podía ser una buena idea resumir el cuento reutilizando cartones de leche a modo de las casitas de los cerditos. Aunque como al final serían un montón de casitas en clase se las ha ocurrido la genial idea de mezclar todas en un solo contenedor.

Para ello han necesitado:

  • Un cartón de leche con su tapón.
  • Hueveras.
  • Cartulinas.
  • Pinceles.
  • Paja y palitos de helado.
  • Cinta de carrocero.
  • Pinturas témperas.

Y este es el cuento de Los 3 cerditos de A Guarda.

Como muchas otras veces, la actividad comenzó con la inestimable colaboración de las familias, que aportaron los cartones de leche que serían la estructura de la casa y el tejado. ¡Muchas gracias una vez más!

El primer paso fue forrar los cartones con cinta de carrocero, así después serían mucho más fáciles de pintar. Una vez las casitas tuvieron ya la base de color, pintaron las hueveras de rosa o marrón según correspondiera una cabeza de cerdito o de lobo.

Como podéis apreciar en las fotos, el paso final fue caracterizar las casas según tocaba:

  • A la primera le pegaron la paja.
  • A la segunda le pegaron los palitos de helado.
  • A la tercera le dibujaron sus ladrillos.
  • Y al lobo le pintaron el bosque del que nunca debió salir.

Sobra decir que los todo el mundo se marchó encantado con su cuento tan original, práctico y sobre todo resumido.

El CAI Beniel se especializa en experimentos

Los muñecos de Don Pasto van a ser protagonistas durante una temporada en el CAI de Beniel.

La Brigada Ecológica Cativos Beniel es una de las más prolíficas de la Red Cativos, ya que como podréis ver en el blog, han hecho prácticamente de todo y siempre bien.

¡Primer experimento!

Sin embargo por lo que podemos ver en este principio de curso están yendo un paso más allá y nos han sorprendido con dos sencillos pero efectivos experimentos.

El primero de ellos tuvo lugar hace unas semanas y necesitaron algodón, piedras, colorante alimentario y botellas de plástico vacías.

La idea era que los mayores del cole pudieran trabajar los colores disolviendo el colorante en agua y, por otra parte, comprobar cómo con las botellas vacías y según se llenaran con algodón o piedras, siendo materiales diferentes lógicamente tendrían propiedades diferentes, claro está, haciendo hincapié en el sonido que producían.

Fabricando a Don Pasto.

Pero es que una vez terminada esta parte del experimento se encontraron con una circunstancia muy ilustrativa de lo que es la contaminación del agua: una vez se había disuelto el colorante ese agua nunca volvería a ser la misma. Este simple detalle valió una perfecta explicación de por qué es muy importante cuidar nuestro entorno y procurar no mancharlo, ya que nunca lo podremos recuperar completamente.

El otro experimento tuvo lugar durante los últimos días y hay que reconocer que es muy muy divertido. Para llevarlo a cabo necesitaron medias, cuellos de botella, alpiste y serrín.

La idea era crear, cada uno, a su propio Don Pasto. Un muñeco al que le creciera el pelo.

Para ello utilizaron el cuello de botella de embudo, llenando la media en un principio con el alpiste y a continuación con el serrín. A continuación, las educadoras dieron forma a la cabeza de Don Pasto y cada brigada se encargó de dar el toque definitivo pegando los ojos y la boca.

Con los muñecos ya creados llegaba la parte más importante: lograr que le creciera el pelo. Para conseguirlo han estado regando su cabeza diariamente y poniéndola al sol, ya que sin olvidarnos de que son plantas, sabemos que son factores imprescindibles para que crezcan fuertes y sanas.

De esta original manera, las profes del CAI Beniel han explicado el ciclo de las plantas y al mismo tiempo han inculcado la importancia de cuidar el entorno de la forma más lúdica posible.

 

Las improvisadas mazorcas de San Rosendo

Los mayores de San Rosendo (Ferrol) han demostrado su inagotable talento una vez más.

Quien lleva un tiempo siguiendo este blog sabe perfectamente que la Brigada Ecológica Cativos San Rosendo es una de las más activas y ocurrentes de nuestra red de escuelas infantiles, por eso no se extrañará cuando lea el caso de la mazorcas que elaboraron para adornar el Magosto.

Pintando las habas.

Todo comenzó cuando un día descubrieron un paquete de habas caducadas, ya que se negaban a deshacerse de ellas sin reciclarlas y darles una nueva vida. Y esa nueva vida fue ni más ni menos que participar como parte ornamental en la celebración del Magosto, ¡casi nada!

Para ello decidieron elaborar unas mazorcas para las que necesitaron:

  1. Bolsa pequeña de plástico.
  2. Habas.
  3. Pintura acrílica y de dedos de color amarillo.
  4. Tubos de papel higiénico.
  5. Pinceles.
  6. Cola.
  7. Cartulina de color verde.
  8. Tijeras.
  9. Lápiz.

Trabajo en equipo para la peor parte.

En primer lugar cogieron la bolsa pequeña y la rellenaron con la pintura acrílica de color amarillo. A continuación fueron echando las habas y, después de cerrar la bolsa, agitaron todo para que las habas se tiñesen todas de amarillo. Al terminar tuvieron que sacarlas una a una y ponerlas a secar.

Seguidamente cada brigada ha pintado un tubo de papel higiénico con pintura de dedos de color amarillo.

Una vez toda la pintura estaba seca, en las habas y los tubos, han comenzado a pegar las legumbres una a una y con mucho cuidado en el tubo. Para ello han utilizado la clásica mezcla de cola y agua.

Ya solo faltaban las hojas de las mazorcas, que las han hecho dibujando su silueta en la cartulina verde y recortando. Así que cuando las habas estaban ya secas, han finalizado la manualidad pegando las hojas en la parte de atrás y directamente sobre las habas.

Los mayores de Dénia visitan Mi Pequeño Rancho

Los mayores de L’Escoleta de Dénia visitaron una granja escuela bastante especial.

L’Escoleta de Dénia se encuentra en un paraje natural increíble que cuenta con un sinfín de posibilidades como Mi Pequeño Rancho, una granja escuela especializada en la equinoterapia y que el alumnado y profes de la escuela ya han visitado en otras ocasiones.

Reponiendo energías.

Esta actividad trataba de visitar este rancho terapéutico donde habitualmente van personas de todas las edades con problemas físicos y emocionales para realizar terapia con los caballos.

Pero antes de conocer a los protagonistas del actividad, los niños y niñas de la EIM de Dénia tuvieron la oportunidad de correr y jugar por unos campos de almendros, aprovechando para recoger algunas almendras, pelarlas y comérselas, completando un buen almuerzo antes de ponerse manos a la obra.

 

¡Máxima curiosidad!

Una vez ya estaba todo el mundo más tranquilo y con el estómago saciado, fue momento de comenzar con la ronda por las casas de los animales. De esta forma pudieron conocer un montón de especies e incluso darles de comer a las gallinas y las tortugas.

Ya con la labores de manutención hechas llegó el momento de ir con los caballos, donde les hablaron acerca de su mundo y costumbres y, además, tuvieron la oportunidad de subirse a ellos y dar un pequeño paseo.

Para terminar pudieron ir a ver a los ponis y caballos enanos, que les encantaron y despertaron su curiosidad a partes iguales, algo lógico cuando llegan de conocer y montar caballos “de verdad”.

El Mega Rincón del Reciclado de Santiago de la Ribera

Los mayores del CAI Pasito a Paso han comenzado a trabajar conceptos de reciclaje.

El CAI Pasito a Paso de Santiago de la Ribera ha sido el primer centro Cativos que se ha puesto a tope con el reciclaje este curso. Evidentemente, el resto de coles de nuestra red de escuelas infantiles harán lo propio, pero debemos salientar cómo se lo han tomado este año en este cole de San Javier.

“Esto va así, mira”

Para empezar, las educadoras han explicado la importancia de recoger la basura y mantener nuestro entorno limpio, pues de lo contrario, los sitios que frecuentamos nos parecerán más descuidados, la naturaleza se enfermará perdiendo su color y su brillo y todo esto nos acabará afectando también a los humanos.

Una vez estos conceptos estaban completamente asentados, las profes han comenzado a explicarles que la basura no se recoge toda junta, si no que existen diferentes tipos de contenedores para los diferentes tipos de basura, así que iban a trabajar en eso.

¡Plásticos al amarillo!

Para empezar, han tomado una buena superficie de papel continuo y han dibujado los diferentes contenedores que los mayores del cole iban a pintar de sus respectivos colores para familiarizarse con ellos.

A continuación han dibujado diferentes tipos de basura, que también han coloreado los niños y niñas del cole, con los que simularían una recogida de residuos en su cole, familiarizándose de esta forma con el procedimiento y asimilando una conducta que seguro, seguro, habrán interiorizado perfectamente a final de curso.

Xeraco crea la cesta-murciélago para Halloween

Los mayores de La Papallona de Xeraco llegaron preparados a la noche de Halloween.

Año tras año vemos como la fiesta de Halloween se va asentando más entre nuestras celebraciones, así que no es de extrañar que vayamos adquiriendo también algunas de sus costumbres más pintorescas. Por eso, los niños y niñas de Xeraco han tomado la iniciativa y este año la fiesta los ha pillado perfectamente preparados para recoger todos los dulces que tuvieran a su alcance.

Resultado final.

La actividad planteada en el cole necesitaba que las familias aportasen algunos cartones de leche o zumo ya vacíos y en condiciones de ser reutilizados. Como siempre, los papis y mamis del centro respondieron a la perfección y cada peque de La Papallona tuvo su material para trabajar.

Básicamente la actividad consistió en que una vez los cartones estuvieron todos cortados por la mitad, los niños y niñas de Xeraco se enfundaron el disfraz de súper artistas y decoraron las que serían sus cestas como más les gustaba, eso sí, respetando el matiz oscuro/negro de los murciélagos.

Cuando ya todo el mundo tenía la canasta decorada a su gusto solo faltaba darle la apariencia del animal con sus ojos, boca, colmillos y alas.

Los propios creadores y creadoras estaban encantados con su obra y solo pensaban en conseguir chuches que llevarse a su cesta, cosa que resolvió rápidamente la intriga de las familias sobre el futuro de los cartones que estaban aportando.

 

Comenzamos otro curso Voz Natura en Vedra

Parece que el entorno de la EIM de Vedra va a lucir impecable durante este curso Voz Natura.

La temática Voz Natura para esta edición no nos dejaba mucha alternativa, en Galicia Somos únicos por algo único: nuestro monte. Así es cómo se llamará el proyecto de este año que, una vez más, exportaremos al resto de comunidades autónomas con presencia Cativos.

¿Qué habrán recogido?

Y otra vez comenzaremos por la EIM de Vedra, pero es que en esta ocasión la temática lo exige: el cole está rodeado de un ejemplo perfecto de bosque autóctono y por su ayuntamiento pasa uno de los ríos más importantes de Galicia.

En esta privilegiada ubicación podemos encontrar bosques o fragas en los que abundan los carballos y castaños, además de otras especies propias de zonas húmedas y sombrías como musgo, líquenes y helechos, algunos de estos de gran tamaño y que representan joyas de este tipo de bosque caducifolio.

Descubriendo los incendios.

Teniendo todos estos factores en cuenta y llegados a este punto del blog, seguramente nadie dudará de que esta es una misión perfecta para las Brigadas Ecológicas Cativos, cuya división en Vedra está precisamente especializada en este tipo de labores: protección, recuperación y puesta en valor de la riqueza de sus bosques, hacia la conservación de su biodiversidad y la, cada vez más importante, sensibilización sobre la problemática de los incendios forestales.

Por eso mismo non han querido perder el tiempo y ya desde principios de octubre se han puesto manos a la obra realizando actividades que les llevarán a cumplir su objetivo:

¡El papel al azul!

  1. Han realizado varias salidas por el entorno de la escuela para observar y conversar sobre qué es un monte y qué tiene de especial el suyo. En estas salidas, han recogido hojas y frutos, han observado los animales (aves, insectos, invertebrados…), donde viven, qué comen…
  2. Han realizado fotografías para comenzar a hacer su propio libro de animales y de vegetación típicas del bosque.
  3. Han contado con la colaboración de las familias, que durante un fin de semana han realizado una excursión con sus peques por el bosque e hicieron una recogida de frutos (bellotas, castañas, setas…) y de hojas .
  4. Con todo el material recogido han creado un Rincón del otoño, al que han llamado A nosa Fraga. En él, pretenden representar todo lo que observen en sus salidas por el monte.

Master class forestal.

Como seguramente ya sabréis, uno de los grandes problemas que afronta Galicia todos los veranos es el desastre de los incendios forestales. Por eso, trabajar esta temática de forma realmente eficaz necesita una programación de actividades distinta:

  1. El primer punto y más importante es la prevención, por eso las educadoras comenzaron mostrando imágenes sobre incendios y qué es lo que los causa (un simple papel, cartón…) y sus consecuencias (suciedad en los ríos, mortalidad de los animales y plantas…).
  2. Seguidamente contactaron con el agente forestal de la zona que les diseñó una programación para trabajar el tema de los incendios forestales con los niños y niñas de la escuela durante todo el curso.
  3. En una de las salidas hicieron una recogida de basura y materiales, causantes en muchas ocasiones de los incendios forestales.

    Detalle del experimento.

  4. Realizaron una inspección por el entorno de la escuela para recoger todo el papel que se pudiera reciclar y lo metieron dentro del contenedor azul.
  5. Y para finalizar el primer mes de labores realizaron un experimento para saber cual basura es biodegradable y cual no. Así, en las salidas que realicen por el entorno, podrán averiguar qué basura es creada por los humanos y cual es natural, creada por la naturaleza, es decir, productos que se descomponen y desaparecen y luego van a servir como nutrientes a las plantas, como por ejemplo restos de pieles de frutas, hojas de plantas, etc. Para averiguarlo pusieron 2 vasos vacíos de yogur y los rellenaron de tierra húmeda. En uno de ellos enterraron un trozo de plástico y en el otro una hoja. Lo dejarán durante dos semanas o más y después observarán qué ha ocurrido.