Playas de Fisterra

Bartolo Vicente

Si por algo se caracteriza Costa da Morte es por sus playas, algunas salvajes y otras sosegadas. En Fisterra encontramos unas para hacer surf, con bravío oleaje como las playas de Mar de Fóra y la del Rostro y otras más tranquilas.
Mar de Fóra es ventosa y con fuerte oleaje, de medio kilómetro. Está aislada y compuesta de arena blanca y fina. Se contemplan desde ella unas maravillosas puestas de sol y disfrutar de la tranquilidad del paisaje.
La playa de Arnela es totalmente virgen, rodeada de acantilados de unos 130 metros de altura y de un exquisito medio natural que invita a la paz. Al igual que la de Mar de Fóra es muy ventosa y, como consecuencia, de fuerte oleaje.
La playa del Rostro está rodeada de magníficas vistas y parajes naturales. Tiene más de 2 kilómetros, que cuenta con un sistema dunar. Existe una leyenda asociada a esta playa que afirma que debajo de sus arenas se encuentra la mítica ciudad de Dugium, fundada por los nerios y que sucumbió bajo una enorme ola en un apocalíptico temporal. Las puestas de sol desde aquí también son indescriptibles.
Langosteira, con sus dos kilómetros de longitud y de blanca arena, está en un entorno urbanizado y con paseo marítimo. Al contrario de las anteriores, Langosteira tiene unas aguas tranquilas y cristalinas.

enero 29, 2014 | Leave a comment  

COMMENTS

 

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario