EL SIGNIFICADO RELIGIOSO DEL ÁRBOL DE NAVIDAD

Sobre la Navidad hay gran cantidad de tradiciones que, a lo largo del tiempo, han evolucionado, muerto o nacido en distintos lugares y diversas culturas: son como la envoltura de la celebración. A veces, esta envoltura hace imposible captar el sentido cristiano de la Navidad. Lo que celebramos es que Jesús, que parecía ser un hombre cualquiera, resultó ser una persona de importancia total por ser presencia real de Dios entre los hombres, el Hijo de Dios hecho hombre.

Una de estas tradiciones es la de decorar el árbol de Navidad a la que vamos a dedicar este trabajo los alumnos y alumnas de 1ºA y 1ºB de la ESO.

El árbol de Navidad es un árbol decorativo, típico de la fiesta de Navidad. Tradicionalmente suele emplearse una conífera de hoja perenne, destacando entre ellas las especies abies nordmanniana también conocido como “Abeto del Cáucaso” y picea excelsa también llamada picea común.

HISTORIA

Se dice del uso del árbol, adornado y venerado por los Druidas de Europa central, cuyas creencias giraban en torno a la sacralización de todos los elementos de la naturaleza. Estos pueblos celebraban el cumpleaños de uno de sus dioses adornando un árbol perenne, coincidiendo en cercanía con la fecha de la Navidad cristiana.

El árbol tenía el nombre de Divino Idrasil (Árbol del Universo), en cuya copa se hallaba el cielo, Asgard y el Valhalla; mientras que en las raíces profundas se encontraba el infierno. Cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y de la fertilidad, adornando un árbol perenne, en la fecha próxima a la Navidad cristiana. Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín), y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos). Posteriormente con la evangelización de esos pueblos, los cristianos tomaron la idea del árbol, para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole totalmente el significado.

Una interesante tradición popular en Alemania, afirma que el árbol de Navidad tal y como lo conocemos hoy en día se remonta al siglo VIII. San Bonifacio, obispo inglés se marchó a la Germania para predicar la fe cristiana. Después de un duro período de predicación del Evangelio, aparentemente con cierto éxito, Bonifacio fue a Roma para entrevistarse con el papa Gregorio II.

A su regreso a Alemania, en Navidad del año 723, se sintió profundamente dolido al comprobar que los alemanes habían vuelto a su antigua idolatría y se preparaban para celebrar el solsticio de invierno sacrificando a un hombre joven en el sagrado roble de Odín.

Encendido por una ira santa, como Moisés ante el becerro de oro, el obispo Bonifacio tomó un hacha y se atrevió a cortar el roble para negar su carácter sagrado. Al caer, derribó todos los arbustos que lo rodeaban, excepto un pequeño abeto. El pueblo sorprendido, reconoció con temor la mano de Dios en este evento y preguntó humildemente a Bonifacio cómo debían celebrar la Navidad.

El obispo, se fijó en este pequeño abeto que milagrosamente había permanecido intacto junto a los restos y ramas rotas del roble caído. Lo vio como símbolo perenne del amor de Dios, y lo adornó con manzanas y velas. Las manzanas simbolizan el pecado original y las tentaciones, mientras que las velas representaban la luz de Jesucristo como luz del mundo. Conforme pasó el tiempo, las manzanas y las luces, se transformaron en esferas y otros adornos.

Como estaba familiarizado con la costumbre popular de meter en las casas una planta de hoja perenne en invierno, pidió a todos que llevaran a casa un abeto. Este árbol representa la paz, y por permanecer verde simboliza también la inmortalidad; con su cima apuntando hacia arriba, se indica, además, el cielo, la morada de Dios.

Después se agregó la tradición de poner regalos para los niños bajo el árbol, enviados por los Reyes Magos, o Papá Noel dependiendo de la leyenda de la región donde se encuentre.

DECORACIÓN SIGNIFICATIVA

Para la decoración del árbol de Navidad se emplea en la actualidad una gran diversidad de objetos y elementos, siendo los más tradicionales:

Estrella: colocada generalmente en la punta del árbol, representa la fe que debe guiar la vida del cristiano, recordando a la estrella de Belén.

Esfera: al parecer en un principio San Bonifacio adornó el árbol con manzanas, representando con ellas las tentaciones. Hoy en día se acostumbra a colocar bolas o esferas (en algunas regiones también llamadas bambalinas), que simbolizan los dones de Dios a los hombres.

Lazos: Siempre se ha pensado que los lazos representan la unión de las familias y personas queridas alrededor de dones que se desean dar y recibir.

Luces: en un principio velas, representan la luz de Cristo.

Piñas: son símbolo de inmortalidad.

Campanas: Muestran la alegría navideña.

Herraduras: son símbolo de buena suerte.

Figuras: representan las buenas acciones y sacrificios, los “regalos” que le daremos a Jesús en Navidad.

SENTIDO CRISTIANO

El árbol de Navidad recuerda al árbol del Paraíso de cuyos frutos comieron Adán y Eva, y de donde vino el pecado original; y por lo tanto recuerda que Jesucristo ha venido a ser el Mesías prometido para la reconciliación. Pero también representa el árbol de la Vida o la vida eterna, por ser de tipo perenne.

La forma triangular del árbol (por ser generalmente una conífera), representa a la Santísima Trinidad. Las esferas y sus  colores, actualmente simbolizan las oraciones que se realizan durante el Adviento, y cada uno simboliza un tipo de oración.

Azul: oraciones de reconciliación.

Plata: oraciones de agradecimiento.

Oro: oraciones de alabanza.

Rojo: oraciones de petición.

ORIGEN ALTERNATIVO SEGÚN ALGUNAS IGLESIAS CRISTIANAS

Según la Iglesia Católica y otras iglesias cristianas, el 25 de diciembre es la fecha observada por los paganos de la antigüedad como día del nacimiento del hijo de la Madre de los Cielos, asociado con Nimrod y el dios del sol. Semiramis y sus seguidores sostenían que en el 25 de diciembre, un árbol siempre verde brotó durante la noche de un tocón seco en Babilonia, y que Nimrod volvería secretamente todos los años a la misma hora para dejar presentes en el árbol. Estas iglesias consideran que ese fue el comienzo de lo que ahora se celebra como Navidad.

FELIZ  NAVIDAD

ACTIVIDAD

¿Qué detalle te sorprendió más de este texto?

You can leave a response,or trackback from your own site.

3 Responses to “EL SIGNIFICADO RELIGIOSO DEL ÁRBOL DE NAVIDAD”

  1. avatar Alba Agrafojo dice:

    Hola!
    Lo que más me sorprendió de este texto fueron todos lo significados de los adornos, no lo sabía.
    Un beso!

  2. avatar carmenmolinos dice:

    Gracias por tu comentario, me alegra que te sorprendiera el significado de los adornos navideños.

  3. avatar Sofia dice:

    Me ha encantado este articulo, toda la historia d ela navidad me parece muy interesante

Leave a Reply