CARNAVAL SIN PLÁSTICO PERO…

Llegaron los carnavales y con ellos el esfuerzo que todos los años hace el profesorado por confeccionar los disfraces con el alumnado. Nuestra premisa como colegio sensible con la educación medioambiental es que no se usen plásticos.

Realmente lo hemos conseguido, los disfraces no se confeccionan partiendo de la bolsa de plástico de colores; sin embargo el paso que tenemos que dar va más allá de suprimir una bolsa de plástico por alumno, es decir 1050 bolsas de plástico. De las 3R hemos conseguido una , la de Reducir, vamos a hacer autocrítica de las 2R que nos quedan.

El reciclaje en el centro es eficaz en cuanto al papel de las aulas; recogemos el papel en cada clase, se vacía en los contenedores de planta que compramos con la aportación de Voznatura y, el alumnado de 1ºBach se encarga de sacar el papel al reciclaje todos los lunes.

 

El reciclaje de plástico se lleva a cabo en los patios de recreo, que es donde los envases de la merienda llenan los contenedores amarillos , también financiados por Voznatura. Nos hemos unidos a la iniciativa Recreos Residuos Cero, pero los botes de yogur bebible, los bricks de zumo y el celofán de la bollería y galletas, no acaba de disminuir; solamente en la semana de la fruta que financia la Xunta.

Sí hay muchas fiambreras reutilizables que han sustituido al papel de aluminio; sin embargo, también tenemos una buena colección de ellas en objetos perdidos, sin nombre y que nadie reclama, con lo que a final de curso acabarán en la basura en el contenedor de restos, ya que no son reciclables.

El gran problema está en conseguir minimizar el consumo, en REDUCIR lo que compramos a lo que necesitamos, en pensar en guardar para volver a usar, en tener CONCIENCIA MEDIO AMBIENTAL.

De ahí nuestra autocrítica con los disfraces de carnaval. Muchos de los complementos de los disfraces: varitas de mago, gorros, corbatas, etc. se usaron exclusivamente durante el desfile de carnaval, unas tres horas. El patio de recreo quedó «sembrado» de estos complementos al acabar la fiesta.

Cuando recogimos los profes, todo fue a los contenedores de basura general, no deshicimos los gorros de cartulina ni les quitamos las grapas y los celos para poder reciclarlos, no pudimos buscar al propietario del gorro de plástico ni al de la corbata porque ya no estaban y no fueron responsables de recoger sus pertenencias para volver a usar otro día.

Llegará la próxima fiesta y volveremos a ir «al chino que es barato» y volver a usar montones de objetos con una vida útil de una hora. ¿No sería mejor concienciarnos y educar a nuestro hijos/alumnos en cuidar sus pertenencias y en un consumo responsable?

Esta entrada fue publicada en #confianza, Antroido, Contaminantes, Medio ambiente, noticias, Para alumnado, Para profesores, plástico, Reciclaxe, RecreosResiduoCero, sensibilización, Sin categoría, Sostenibilidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.