ENTROIDO DOS VECIÑOS DAS CÍES

Este curso, nuestro Carnaval tenía un propósito muy claro: ser coherente con nuestra propuesta medio ambiental. Esta coherencia la buscamos por dos vías, tanto materiales usados en los disfraces como el tema que íbamos a tratar.

Los disfraces tuvieron expresamente prohibido el uso del plástico en su confección; debíamos utilizar materiales que fueran reutilizables y respetuosos con el medio ambiente en su proceso de producción y degradación, por ello optamos por reutilizar cartones de embalajes que pedimos en los comercios de la zona, cartulinas con preferencia reutilizadas y complementos que tuviéramos en casa para evitar las compras de un solo uso. Nuestro alumnado echó mano de botellas de plástico del agua del comedor que descubrimos que  tanto pueden hacer de bombona de oxígeno de un buzo, como de pluma de gaviota.

Con estos datos de buzos y gaviotas, ya os habréis dado cuenta de que nuestro tema va sobre el mar. Decidimos unirnos a la campaña “Veciños das Illas Cíes”, que el concello de Vigo puso en marcha para promover la candidatura de las Islas Cíes como patrimonio de la UNESCO. La campaña diseñada por las viguesas afincadas en Londres, Yarza Twins, presenta a unas mascotas inspiradas en la fauna de las Cíes.  

“O polbo Martiño”, “o cabaliño Hipo”, “a Gaivota Marela”, “a Estrela Cíes”, “o mexilón Rapeiro” y “o Percebe”, con las misma estética de estas mascotas, se diseñaron nuestros disfraces para apoyar, desfilando por nuestro barrio del Calvario, que nuestras maravillosas islas sean patrimonio de la humanidad.
El alumnado de 5 años reflexionó sobre cómo reutilizar el papel de aluminio de sus meriendas, empleándolo finalmente en su disfraz de gaviota como alas brillantes.

Aunque en el colegio, la AMPA dio premios en diversas categorías, queremos mencionar expresamente dos disfraces de profesores que fueron totalmente reutilizados: Jesús Pereiro y Daniel Costas; los dos iban disfrazados de buceadores y no compraron nada para su vestimenta. De Dani no tenemos foto, pero aquí veis a Jesús, que hasta usó el palo de la fregona vieja de casa para hacer de arpón.

En nuestro carnaval también tuvimos Meco, que se empeñó en mandar tareas durante toda la semana. Esta vez hasta contaba con dos secretarios: Kevin y Mari Pili, que supervisaban en la entrada quién cumplía sus mandatos.

De poco le valió porque, a pesar del intento de nuestro servicio médico por reanimarlo y de todas las mujeres que le lloraron, el meco acabó desmembrado por los de Primaria y en los contenedores de reciclaje correspondientes a ropa y papel.

Esta entrada fue publicada en Antroido, Medio ambiente, Para alumnado, Para profesores, Reciclaxe, Recursos na rede, sensibilización, Sostenibilidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.