EL BLACK FRIDAY ES EL BLACK FRAUDE DEL MEDIOAMBIENTE

El capitalismo es sexy. Es muy bueno generando deseo. Prometiéndonos vidas, o trocitos de vida, atractivos y seductores. ¿No sientes placer cuando estrenas un Iphone?

El consumismo se caracteriza por la acumulación compulsiva de objetos y experiencias: satisfacción inmediata e insatisfacción crónica que hace que nada parezca suficiente. Nos crea falsas esperanzas que a medio y largo plazo no nos aportan bienestar. La satisfacción se genera en el efímero momento de la compra y mantiene una constante espiral de insatisfacción.

El Black Friday es un invento americano que genera un día de ofertas para incentivar compras y disparar el gran consumo del periodo navideño. Contra este día , Canadá promovió una huelga simbólica de compradores que se celebra desde hace  veinticinco años coincidiendo con este viernes: el Día Mundial sin Compras.

Además, el Día sin Compras critica un modelo de producción y consumo a la medida de las grandes empresas y de sus objetivos de maximización de beneficios. Un modelo en el que la mayor parte de los productos se fabrican en lugares cuyas personas no podrán disfrutar de ellos, y que trabajan en condiciones de semiesclavitud. Miles de kilómetros de injusticia social con grandes impactos medioambientales llegan en forma de oferta en el Viernes Negro y en el recién inventado Cyber Monday.

Más allá de que este modelo de consumo nos lleva a tener que trabajar más para poder consumir más, esta el desastre medioambiental que conlleva: Sobre-explotación de los bosques y los océanos junto a toneladas de residuos no degradables y contaminantes, etc. En este vídeo que os propongo podéis tener una idea más clara de todo este proceso destructivo.

No tenemos soluciones mágicas para los desastres ecológicos derivados del consumismo, pero queremos proponeros dos acciones para disminuir la huella del consumo.

1.- La primera es la de echar mano de los productos de COMERCIO JUSTO, como alternativa a los productos tradicionales. Sí son más caros que los de comercio no justo, pero conlleva:

  • justicia social, se les paga a los productores el coste de la producción y se les asegura un beneficio justo, que permita seguir la producción y sobrevivir dignamente
  • justicia ecológica que gestiona las consecuencias del producto desde su producción hasta los residuos que genera. 

2.- La segunda es participar en una campaña de recogida de móviles usados, para donarlos a la iniciativa de ALBOAN. Todos los elementos informáticos continen desde oro y wolframio a otros metales que se extraen en el Congo, incumpliendo muchas veces los derechos mínimos de los trabajadores, además de volver a este país ilegalmente en forma de basura contaminante (vídeo Lo que mi móvil esconde, )

Para reflexionar sobre consumo y consecuencias medioambientales, os dejamos una canción Bebe, Ska de la tierra y un corto, Binta y la gran idea; además de la información de esta otra entrada en nuestro blog

“La estabilidad económica debería consistir en mejor el nivel de vida de los que no tienennada y reducir el nivel de vida egoísta de tanta gente que tiene mucho más de lo que necesita. ¿Qué sentido tiene tener tantas cosas?”Jane Goodall

Bibliografía: Ecologistas en Acción, Alboan

 

Esta entrada fue publicada en actividades, Biodiversidade, Contaminantes, Ecología social, Medio ambiente, Para alumnado, Para profesores, Recursos na rede, sensibilización, Sin categoría, Sostenibilidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.