Entradas etiquetadas como ‘dunas’

Dunas y agua

miércoles, junio 1st, 2011

DunasLas zonas dunares son uno de los hábitats de mayor biodiversidad que se puede encontrar en el ambiente marino. También es una de las zonas más hostiles para la vegetación, ya que presentan una serie de condiciones ambientales que dificultan la colonización por las plantas.el viento y sus múltiples efectos,Raices

  • la deficiencia de nutrientes,
  • la elevada salinidad,
  • la estructura del suelo arenoso,
  • la escasez de agua,
  • la alta insolación, etc.

Existe una flora y una fauna muy diversas, abundante, todas ellas con adaptaciones fisiológicas especiales para soportar la erosión del viento y adaptadas a una economía particular del agua.
Debido a esto, muchas plantas de ambientes marinos, especialmente en zonas dunares,

  • son suculentas,
  • han reducido de la superficie de sus hojas hasta formar espinas,
  • se recubren de pelos que evitan la evaporación y captar el rocío
  • presentan gruesas cutículas que repelen el agua y la sal
  • sus raíces se extienden adaptándose al viento o
  • se ramifican y profundizan en el suelo para encontrar agua dulce.

Las dunas se forman debido a los vientos que arrastran arenas formadas por restos de conchas marinas y las llevan muy lejos del agua. Las sucesivas cadenas de dunas que se han ido formando a lo largo del tiempo, se van asentando y son recubiertas por vegetación que llega a fijarlas.

Dunas secundarias y terciarias
La estabilidad de estos hábitats es muy frágil y pequeños daños en la vegetación pueden dar lugar a la desaparición de las dunas con consecuencias imprevisibles. Por ello se establecen sendas de madera para que el acceso de los bañistas no dañe la vegetación dunar,

Pasarelas
aunque no siempre acertamos por donde quieren desarrollarse las nuevas dunas.

BIODIVERSIDAD: DUNAS Y LAGUNAS LITORALES

jueves, mayo 6th, 2010

Las dunas costeras son ecosistemas muy dinámicos caracterizados por su dependencia directa del mar. Están ampliamente representadas en la costa de Galicia.

Para que se inicie la formación de una duna tienen que concurrir tres factores:

  • acumulación de arenas traídas por el mar
  • transportadas por un viento de dirección constante permanente
  • y depositadas sobre obstáculos naturales

La formación de dunas está sometida a un equilibrio dinámico, de manera que tiene una zona activa con periodos de erosión (normalmente asociados a temporales invernales) y periodos de formación (asociados al arrastre de mares suaves en verano.

Lo que más define su desarrollo es el spray salino, las inundaciones esporádicas del mar, un sustrato muy permeable y móvil, altas temperaturas y vientos fuertes. Sobre las dunas se desarrolla una gran biodiversidad de flora (cerca de 300 especies distintas). El diferente gradiente de intensidad con el que actúan estos factores determina la existencia de una sucesión de horizontes donde se reconocen distintas unidades ecológicas.

En la duna móvil, más cercana al mar se han de soportar suelos muy móviles y condiciones de salinidad muy elevadas, por lo que se encuentran plantas con unas raíces muy desarrolladas que las fijan al suelo y aseguran la absorción de agua. Entre ellas destaca la gramínea Ammophila arenaria, que está considerada como especie clave, con una protección especial, por su capacidad única de fijar las dunas móviles en las condiciones más difíciles.

A continuación aparecen dunas más estabilizadas y lavadas con plantas anuales que desarrollan su máxima actividad en la primavera.

Donde el viento pierde velocidad y no arrastra arena en grandes cantidades, el suelo se mantiene y se recubre de musgos y líquenes (algunos de ellos de una belleza impresionante), son los verdaderos estabilizadores de las dunas. A partir de este suelo, las dunas tienen cada vez más vegetación, incluso bosques y matorrales, por lo que a veces son más difíciles de distinguir.

Entre ellas se encuentran endemismos como la camariña.

La flora de todos los sistemas dunares costeros del mundo comparte características comunes debido a las duras condiciones del hábitat (parecidas a un pequeño desierto) en el que viven. Aunque cada una de ellas presenta mecanismos de adaptación distintos para soportar la sequedad, el calor y la salinidad.

Lagunas y zonas húmedas

Las playas y los sistemas dunares cierran una parte de las aguas costeras dando lugar a lagunas litorales. La mayoría de las playas barrera de Galicia han evolucionado y se han convertido en marismas como en Corrubedo, aunque también existen lagunas litorales como Carnota y Baldaio.

Estas lagunas litorales pueden ser abiertas,(comunicando con el mar durante la pleamar) o bien cerradas (ha desaparecido toda renovación marina de sus aguas y esta puede ser dulce).

En estos humedales se forma una transición desde la zona dunar con una alta biodiversidad, que en muchos casos funciona como zona puesta y cría para muchas especies de peces y crustáceos.

La actividad humana ha influido, en buena medida, en el estado de conservación de estas formaciones litorales que forman un frágil mundo de arena.

Elije una de las playas con dunas que haya más cerca de tu centro y realiza sobre la misma algunas de las propuestas de este Caderno de actividades didácticas, la Guía da flora dunar y Normas básicas a ter en conta na visita.

Puedes visitar entre otras:

ojd