Entradas etiquetadas como ‘2011’

VOLVER AL BOSQUE ANIMADO

jueves, abril 28th, 2011

PanorámicaMediaba el siglo pasado en la parroquia de San Salvador de Cecebre (Cambre, A Coruña) y Wenceslao Fernández Flórez, escribía  su novela El bosque animado: “Esto ocurrió en aquellos años en que una gallina costaba dos pesetas y la fraga de Cecebre era más extensa y frondosa”. Nos presenta su personaje, la fraga, como un ser hecho de muchos seres:

“En el idioma de Castilla, fraga quiere decir breñal, lugar escabroso poblado de maleza y de peñas. Pero tal interpretación os desorientaría, porque fraga, en la lengua gallega, significa bosque inculto, entregado a sí mismo, en el que se mezclan variadas especies de árboles. Si fuese sólo de pinos o sólo de castaños o sólo de robles, sería un bosque, pero ya no sería una fraga.”

Hasta el cieloDesde que inspiró esta obra, la fraga no ha dejado de perder terreno, convirtiéndose en un grupo de retales de vegetación cada vez más aislados. El valor de las fragas no es sólo un tesoro cultural para los que buscan el paisaje de la novela, sino porque conservan la biodiversidad que les es propia.

“La Desgracia —que conoce todos los caminos del mundo— pone también, a veces, sus lentos pies en los senderos del bosque. Es cuando acuden los leñadores con sus hachas de largo mango.”

La tala que ha dado lugar estos días a la noticia se amontona con otras más antiguas, sin que se defina el tipo de protección que se quiere aplicar en la zona, entre excusas de unas administraciones y otras, la historia se va cumpliendo a la letra:

“Si esos hombres se asoman a la fraga, piensan que el aire es bueno de respirar, o en cuánto dinero producirá la madera, o en la dulzura de pasear entre la sombra verde con su amada, o en devorar una comida sobre el musgo, cerca del manantial donde pondrían a refrescar las botellas. Nada más pensarían, y en nada de ello estaría la fraga, sino ellos.”

Al fin son los vecinos quienes deben dar la voz de alarma

“Cuando un hombre consigue llevar a la fraga un alma atenta, vertida hacia fuera, en estado —aunque transitorio— de novedad, se entera de muchas historias. No hay que hacer otra cosa que mirar y escuchar, con aquella ternura y aquella emoción y aquel afán y aquel miedo de saber que hay en el espíritu de los niños.”

Día del libro. En nuestras manos tenemos, que esa capacidad de asombro no se agoste en nuestros alumnos, que puedan mirar y escuchar las andanzas de Hermelinda, Geraldo y Fendetestas, las leyendas de las aldeas, sus alegrías y tristezas, los trabajos de Pilara y Marica da Fame y la sabiduría fabulada en los animales, Furacroyos, Abrenoite y el clan de los gatos, o…

…o también acabaremos formando parte del pueblo pardo…

  • Desde la biblioteca INABIMA.org, (en PDF)
  • Excelentes recursos didácticos de ANAYA Infantil y Juvenil (en PDF)
  • Web de la Fundación WFF desde Villa Florentina en Cecebre
  • Crítica y adaptación de Estancia I para 1º de ESO desde el blog de Hortensia Lago

ojd